Por Emilio

 

 

Siguiendo en mi búsqueda de un amplificador de válvulas con un tamaño comedido y con un aspecto agradable, pero de un precio no muy elevado me tope con la marca Qinpu y su A1. Este pequeño cubo que os presentare a continuación, tiene una apariencia distinta seguramente a lo que uno esta acostumbrado a ver en amplificadores de válvulas, pero os prometo que después de probarlo durante casi un mes puedo decir que vale la pena acostumbrarse a el estéticamente hablando.

Lo primero comentaros que el trato con Yong Lee, persona que me atendió en todo momento, ha sido magnifico y ayudándome en todo lo posible desde el primer instante. El envío ha tardado cerca de tres semanas desde China, Hong Kong para ser exactos, y ha sido por “airmail”, pero ha llegado en perfecto estado, y la verdad he tenido suerte porque las aduanas no me lo han parado, por tanto no he pagado nada al respecto.

Comentaros también que me ha gustado esta marca desde un principio porque tiene amplificadores de válvulas para todos los bolsillos y sinceramente eso es un punto a favor y de agradecer, ya que desde la gama baja por llamarla de alguna manera, los acabados son muy buenos y correctos como veremos después. Aquí os dejo un enlace para que le podáis echar un vistazo a este pequeñín:

 

http://www.china-hifi-audio.com/qinpu-a1-a1-mini-tube-6n3-integrated-amplifier-quinpu-p-161.html

 

Bueno sin desperdiciar mas el tiempo de nadie, vamos a lidiar con este gracioso y pero eficiente cacharro para que lo conozcáis  y sepáis que se puede extraer de el. ¡Creo que os encantara sinceramente!

 

Desembalaje y Presentación:

 

El Qinpu A1 viene protegido en una caja de cartón con la frase siguiente inscrita en ella: “Natural, warm and clean sound”, para los que menos puestos en ingles la traducción literal seria “Sonido natural, calido y limpio”, luego os contare si cumple este lema. Al abrir la caja nos topamos con el amplificador que viene correctamente empaquetado; al sacarlo te encuentras con un pequeño gran cubito gigante que aun no sabes las alegrías que te va a dar, además de un cable RCA a jack 3.5mm para su interconexión con un DAC con LineOut de jack. Veamos ahora en el siguiente apartado su calidad y estructura.

 

Calidad de Construcción:

 

Cuando tenemos el A1 por primera vez en la mano nos damos cuenta de que no hace falta pagar un dineral por tener un amplificador a válvulas bien acabado. Desde el primer contacto, aprecias su acabado en aluminio de primera calidad, todas las “caras” de este particular cubo están formadas de este material. Pero vayamos por partes para explicaros mejor su estructura:

 

 

 

– PARTE DELANTERAEn la parte delantera nos encontramos con el controlador de volumen a modo de rueda, con un tacto blando pero muy agradable, y encima de ella unas branquias en el frontal para un doble cometido; el primero que veas las válvulas y su respectivo y alegre funcionamiento y el segundo la refrigeración y aireamiento de las mismas. Comentaros también que el Qinpu tiene un detalle muy bonito y para mi distinto, pero llamativo, y es que tiene un par de leds azul eléctrico, uno para cada válvula (si, tiene dos), que mientras estas se calientan parpadearan al encenderlo, hasta que lleguen a su punto optimo y entonces se estabilizan los leds para estar de fondo, con un color azul muy chulo pero sin ser molesto. Un detalle que sinceramente me ha encantado y que para mi gusto es muy útil.

 

 

 

– PARTE SUPERIOR Y LATERAL: En la superior tenemos cuatro agujeros cubiertos por una rejilla negra metálica, para nuevamente airear el amplificador y evitar que se caliente demasiado. Este es uno de los detalles que hace a este amplificador particular y distinto al resto; otra cosa que podéis ver aquí, tiene unos tornillos de estrella de seis puntas para acceder y poder cambiar las válvulas. Si lo observamos lateralmente nos damos cuenta de que también cuenta con unas pequeñas branquias para dejar salir el calor producido por el mismo. Todo bastante cuidado y la verdad es que funciona a las mil maravillas, fácil, sencillo y efectivo, sin mas.

 

 

 

– PARTE TRASERAEsta obviamente es la parte más completa del A1; empezando de izquierda a derecha y de arriba abajo os cuento lo que tiene. En primer lugar podemos ver unas conexiones para altavoces, que servirán para sacar lo mejor del ampli y de tus altavoces; a continuación tenemos el LineIn con entrada RCA únicamente, y a la derecha de esta, un LineOut de jack de 3.5mm; y por ultimo el interruptor de encendido y apagado y la salida del cable de corriente, que como podéis apreciar no es extraíble.

 

Por ultimo comentaros un par de cosas que me han llamado la atención: la primera es que la toma para auriculares este por detrás y no por delante, lo segundo que no tenga una toma de 6.3mm en vez de 3.5mm, ya que estamos hablando de un amplificador potente y para auriculares pesados en cuanto a impedancia. Detalles mejorables. Otros también dirán que porque el cable de corriente no es extraíble, para gustos, pero tampoco le doy mayor importancia realmente ya que esta bien rematado. Lo que si tendréis que comprarle un adaptador de corriente, ya que no viene con el enchufe español, pero sinceramente: precio del adaptador, sobre 1€, satisfacción que te aporta el Qinpu, no tiene precio.

 

Datos Técnicos:

 

* Ratio de Potencia: 2 x 2.5 W ( 8Ω   RMS)

* Respuesta de Frecuencia: 50Hz-40kHz

*Distortion Harmonica Total (THD): < 2% (1kHz)

* Impedancia de Entrada: 20kΩ

* Válvulas: 6N3 x 2

* Peso: 1,4 kg

* Dimensiones: 105mm x105mm x 110mm

 

Calidad de Sonido:

 

Al principio de este análisis os hable de una consigna que versaba en el frontal de la caja donde venia el siguiente texto: “Natural, warm and clean sound”. Pues bien, en este apartado veremos hasta que punto se cumple, pero ya os digo desde un principio que el lema es muy muy acertado. Al equipo habitual se ha unido un nuevo miembro para ampliar mi cometido de análisis y así tocar diferentes estilos de carácter en auriculares: unos Grado customizados; por el resto mi Asus N53S, JDS ODAC, Cable Hamlet de interconexión con el Qinpu A1 y mis otros auriculares ya conocidos, los AKG K550 y los Sennheiser HD650. La música será Rock de todo tipo de Clásico a Indie, pero también BSO, Electrónica y algo de Pop, todo en Flac y utilizando Foobar2000 con codec Wasapi como es habitual ya en mis análisis. Y dicho esto… ¡A disfrutar!

 

 

 

DETALLEEs muy bueno, pocas cosas se le escapan. A pesar de ser calido por las válvulas es un amplificador muy equilibrado lo que le confiere poco perfil pero al mismo tiempo gran calidad de escena protagonista a los auriculares. La amplitud es muy buena, con una separación de instrumentos marcadísima que hace que puedas situar cada uno de ellos perfectamente en la escena sonora. Como dije antes, no es para nada intrusivo y aporta lo que según muchos debe hacer un amplificador, hacer denotar aun mas las virtudes (y también defectos, para que negarlo) de unos auriculares.

 

GRAVESLos graves son los más agradables que he probado en un amplificador de estas características. Tienen un toque de calidez y sensación envolvente, y digo sensación porque realmente los auriculares ponen lo que tienen y el A1 da un poco mas dulzura que los suaviza y relaja para una mejor sinterización y comprensión de los mismos. No son excesivamente divertidos sino más bien analíticos y muy detallados, por eso es un punto importante a tener en cuenta, si buscas una calidez mayor con válvulas o quieres un equilibrio y transición entre los graves y subgraves bueno.

 

MEDIOSPredominan sobre las demás frecuencias, también un poco debido a que mis auriculares son mas “mediistas” con lo cual es mas normal que resalten, como resultado del carácter neutro- calido que tiene el Qinpu. Realmente es la frecuencia que mas me ha gustado de todas y en la cual se nota mas la suavidad y buen hacer de este “válvulas” que estamos conociendo. Son livianos y muy cercanos a la vez que agradables y dulces. Muy placenteros a la escucha y con un toque de realismo verdaderamente conseguido, siendo sinceros.

 

AGUDOSBrillantes, suaves y sedosos, y no, no hablo del pelo de las chicas de Victoria Secret, sino de los fantásticos agudos de este pequeñín. Y ya que sale el tema y aunque las comparaciones en este caso son odiosas, estos agudos también se podrían calificar de sexys, porque no les falta carácter pero tampoco sencillez para hacerlos únicos. No tienen subidas estridentes ni nada por el estilo, sino que llegan hasta donde deben y no molestan en ningún momento, sino que aportan esa alegría que deben a la música.

 

CONCLUSIONEste amplificador de válvulas es super equilibrado, ninguna frecuencia quiere protagonismo excesivo, demostrando vergüenza en solitario, pero cuando aparecen formando equipo, la experiencia es espectacular y su sonido increíble sacando sus mejores galas trabajando juntas con un único cometido, hacerte disfrutar de tus auriculares y no del amplificador en si, aunque de manera indirecta también obviamente. Particularmente me ha encantado y lo recomendaría a cualquiera que busque un toque de calidez y suavidad en el sonido y al mismo tiempo un equilibrio total para su música.

 

Opinión Personal:

 

 

Realmente el Qinpu A1 me ha sorprendido gratamente, tanto, que actualmente es mi amplificador estacionario a válvulas debido a ese equilibrio que demuestra y que me viene tan bien tanto para mi música como para mis análisis aquí en el blog y notar el mínimo cambio. Es verdad que no es tan divertido como otros o tan sentimental, pero lo que si es cierto es que siendo algo mas frío y analítico no tiene falta de personalidad y te hace disfrutar de tu música de una manera distinta pero efectiva.

Si buscáis algo barato y de calidad, con válvulas pero equilibrado, medianamente pequeño pero con potencia y además de todo ello con un sonido increíble, el Qinpu A1 es para vosotros. Te quedara la duda de si no es lo suficientemente coloreado y te gustara para lanzarte a el, pero en este caso si tienes unos auriculares oscuros o con un grave envolvente te gustara también y esa diversión que no tiene te la darán tus auris y a cambio el A1 te aportara algo mas de claridad, suavidad y equilibrio. La verdad es que con todos los auriculares que he probado va como la seda así que si tenéis oportunidad de probarlo no lo dudéis un minuto: ¡Hacedlo!

Por ultimo agradecer vuestras visitas y lecturas y comentaros como siempre, que no habrá ningún problema en resolver todas las dudas que tengáis al respecto así que a vuestro total servicio amigos y seguidores de nuestro blog. Y ya de paso daros las gracias también por esas pedazo de 30.000 visitas que llevamos desde que empezamos, en no mucho mas de 3 meses; esto no seria posible sin todos vosotros, muchísimas gracias y esperamos que nos ayudéis a seguir creciendo y estéis ahí para verlo y disfrutarlo.

 

Un gran saludo a todos,

 

Emilio

 

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...