Por Emilio

 

 

Bueno chicos, pues nada aquí estoy con una nueva review, esta vez de mis primeros cascos circumaurales, unos AKG K512 MKII que después de estar unos meses conmigo pasaran a manos de un amigo ya que aunque me han muchos momentos buenos y alegrías, necesito seguir mejorando sonoramente, pero quería despedirme de ellos como se merecen.

Comentaros que para mi segunda review el equipo utilizado sera mi iPod Touch 4g, con mi amplificador LDS Labs C421 y un cable Fiio L9 para combinar ambos aparatos y conseguir la mejor de las experiencias. Vamos allá!!!

 

Desembalaje y Presentación:

 

 

 

Tan pronto me llega el paquete, observo que la presentación es austera pero eficaz, simple pero bonita y suficiente para el rango donde se mueven estos cascos en precio. Como podéis observar vienen presentados en una caja negra igual que los auriculares y que la misma trae un precinto de color rosa fucsia (abajo a la derecha). La caja es lo suficientemente sólida para resguardar los K512 MKII. Ahora procedamos a abrir el paquete, a ver que nos encontramos.

Una vez abierto esto es lo que vemos, solo incluye a mayores, lo cual puede resultar muy útil en algú momento, un jack de 6.3mm que se ancla al de 3.5mm mediante una rosca lo cual hace que quede perfectamente fijado.

 

Calidad de Construcción:

 

 

 

Hablemos ahora de la calidad de estos AKG. A primera impresión y a pesar de ser de plástico tienen una apariencia estupenda para su precio. Son robustos y para nada frágiles por lo cual se les puede dar un uso diario sin ningún problema. Eso si son grandes, bastante grandes y una vez puestos no aislan demasiado.

Como podéis observar un poquito en la foto, y empezando por el jack de 3.5mm, la entrada esta bañada y tiene la rosca para la entrada de 6.3mm; el plástico que abraza a la toma es duro, sólido y de buena calidad al tacto. Si seguimos por el cable observamos que es largo, muy largo, pero muy útil (tiene 2.5 metros), el cual también guarda la misma calidad en el plástico que el resto; se observa perfectamente que sin ningún problema aguanta lo que sea, es medianamente dócil y puedes estar tranquilo ya que aun así no se dobla fácilmente poniendo en peligro los filamentos internos del mismo cable. Los pads son de tela muy cómoda y rodeados de plástico de buen tacto que los unen con la diadema de doble arco y una tira de poli piel que los hacen comodísimos. Además son superligeros, lo que hace que sea como no llevarlos.

Todo muy austero y simple, pero eficaz y servicial a la vez que cómodo, una combinación que AKG maneja en esta gama con gran precisión y gusto.

 

Datos Técnicos:

 

* Jack de 3.5mm y 6.3mm respectivamente

* 2.5 metros de cable

* 200 g de peso

* Frecuencia: 16Hz – 20kHz

* Impedancia: 32 Ohnmios

* Sensibilidad: 109 dB/V

* Potencia máxima: 200 mW

 

Calidad de Sonido:

 

 

 

Llegamos a la parte que todos mas deseamos conocer: la sonoridad de estos K512 MKII. Según AKG estos cascos tienen un plus en bajos y con nitidez buena tanto en agudos como medios, y lo mas importante que parecen muy abiertos teniendo en cuenta que son unos auriculares cerrados. También comentaros que al utilizar mi amplificador LDS Labs C421 podré valorar el sonido mas natural en la posición “Flat” y después un poco mas fuertes y marcados (como a mi mas me gustan como ya sabéis) en la posición “Bass”. Comprobemos como se portan estos pequeñines.

 

 

DETALLE:

 

Tengo que admitir que el detalle es muy bueno, todos los instrumentos se distinguen perfectamente, y esto ayuda a ver las diferentes posiciones de los instrumentos en lo que estés escuchando. Marca sin problema todos los planos sonoros, pero sin descuidar ni bajos ni medios ni agudos, aunque como promete AKG, si es verdad que puede que destaquen un poco mas los graves. Aun así sonido muy limpio y refinado para su precio, muy bien por parte de la marca austriaca.

 

GRAVES:

 

Los graves de estos auriculares son de lo mas destacable, marcados pero no abusivos con el amplificador en el modo “Flat”, oyes perfectamente el ritmo, son secos y no se hacen para nada pesados, por lo menos a mi oído, aunque si he de admitir que tienen mucha presencia; son lo que se espera y quizás un poco mas, pero con un equilibrio muy bueno, por ejemplo para música que necesite nitidez. Si ponemos el modo “Bass”, el bajo se vuelve mucho mas cálido y envolvente, no siendo apto para todos los oídos, siendo también mucho mas marcado y pegando con fuerza para que lo sientas dentro de ti. Para gustos cada uno que se quede con la parte que mas le guste.

 

MEDIOS:

 

Los medios están muy bien cuidados y son muy limpios, pero quizás destaquen un poco menos que los agudos y los graves, aun así están bien definidos y la verdad AKG me vuelve a sorprender gratamente en este apartado. Con respecto al amplificador los medios pegan un poco mas fuerte con la amplificación de bajos para intentar seguir el ritmo de los graves aunque es imposible. En el modo “Flat” todo muy natural bastante bien armonizado.

 

AGUDOS:

 

Los agudos son lo segundo que mas destacan de estos auriculares, la verdad. Son brillantes, vivos y muy alegres, hasta quizás algo metálicos. Si eres muy quisquilloso si que les puedes notar algún desafinado porque los K512 MKII no dan llegado a esa nota, pero esto solo ocurre con el sonido bastante alto y repito si eres muy muy subjetivo. Están muy bien compensados y la verdad no defraudan.

 

CONCLUSIÓN:

 

La sonoridad de estos cascos cerrados es increíblemente abierta, están muy compensados y equilibrados, y teniendo un amplificador podrás sacarles aun más partido del que se puede pensar de unos auriculares de este segmento comercial. Si vas a empezar en el mundillo del audio y quieres un poquito más de grave que del resto, son perfectos. Solo les pondría una pega y es que, como comente antes para ser cerrados, debido a su construcción dejan entrar bastante ruido de fuera y al mismo tiempo también se escapa bastante sonido de ellos.

 

Opinión Personal:

 

Bueno concluyo como siempre con mi opinión. Yo los he tenido seis meses y la verdad he estado encantado, y cualquiera de mis amigos ahora que los estoy vendiendo se pelean por ellos después de probarlos. Son unos auriculares muy básicos, perfectos para empezar en el mundo del audio sin gastar mucho pero consiguiendo una calidad de sonido genial para su precio. Yo los recomiendo, si los compras no te arrepentirás, los he visto sobre los 50€ y merecen la pena. No son feos, no están mal acabados y además te ofrecen una buena experiencia, pero claro tampoco son ni los mejores ni los más bonitos no quiero engañar a nadie y también si lo quieres llevar por la calle olvídate de ellos, son voluminosos y aíslan poco. Por el resto perfectos.

Dicho esto me despido, espero haberos aportado algo nuevo de estos auriculares low cost, y que si alguien los tuvo o los tiene me aporte también sus opiniones.

Muchas gracias y un saludo,

 

Emilio

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...