Bowers & Wilkins P7


Por Yago,

 

IMAG0689

 

Cuando hablamos de Bowers & Wilkins quizás lo primero que nos venga a la mente es su conocida gama de altavoces, no obstante también han entrado de lleno en el mercado de los auriculares, primero con los P5, más tarde con los pequeños P3,también supraaurales, y por último los P7, modelo recién salido al mercado, circumaurales y tope de gama de la linea de auriculares de esta marca.

Totalmente cerrados, diseño elegantes y materiales de primera en su construcción, son algunos de los atributos más característicos de estos B&W P7.

 

PRESENTACIÓN Y EMBALAJE

Como a todo producto de esta gama de precios se le exige ciertos detalles distintivos en este apartado y los P7 los superan holgadamente. Presentados en una caja sobria, negra y de calidad.

Los auriculares se muestran plegados, el cable y los demás accesorios se incluyen en el interior de la funda para transporte, que tiene un acabado lujoso, similar a un bolso de mano, y quizás excesivamente gruesa, ya que los auriculares sólo tienen la posibilidad de plegado, no ser permite la rotación de las copas para ponerlos totalmente planos.

Entre los extras encontramos dos cables,uno de los cuales lleva control remoto para dispositivos móviles de Apple y un adaptador a jack de 6,3 mm para conectar los P7 a nuestro amplificador estacionario. Quizás no habría estado de más incluír un segundo juego de almohadillas de piel de repuesto, puesto que son extraíbles, llevan el sistema de sujección mediante imanes al igual que los P5, no obstante se venden por separado a un precio nada desorbitado, algo de agradecer.

IMAG0757

En general el aire de distinción aportado por este tipo de presentación sí que está logrado, dando la sensación al usuario de que ha adquirido un producto exclusivo.

 

CONSTRUCCIÓN Y COMODIDAD

 

Piel auténtica y metal, es difícil distinguir el plástico en la construcción de estos auriculares (apenas existe)
Es un auténtico placer observar la calidad constructiva de los B&W P7, los cromados, la diadema y los pads de piel lucen desde cualquier ángulo.

Destacaría la pequeña pieza de aluminio cepillado con el nombre de la marca grabado en cada copa y la perfecta incorporación del cuero a la curvatura de las copas, libre de cualquier imperfección, lo que denota un exhaustivo control de cada unidad de este auricular, quizás en este apartado ya se vea justificado en parte el PVP de venta al público.

IMAG0767

 

Bowers se ha decantado en este caso por un auricular de construcción supraaural, es decir las almohadillas tienen el espacio suficiente como para acoger toda la oreja en su interior, aumentado la comodidad para el usuario y reduciendo la presión.
El cable cuenta con una conexión de jack propietario (forma curva) de 2,5mm, lo que dificulta mucho la utilización de cables custom a posteriori.

En cuanto a aislamiento está muy bien conseguido, por encima de muchos de sus rivales directos, Sennheiser Momentum o Fidelio L2, algo que unido a el poco volumen de sus copas los convierte en un gran candidato como auricular para utilización en zonas exteriores y concurridas.

 

IMAG0762
IMAG0763

INNOVACIONES

 

Son varios los puntos a destacar en la tecnología que emplean los B&W P7.

Los drivers están montados en una estructura rígida, aislados en parte del resto de estructura de las copas, tecnología similar a los altavoces. Esto permite reducir las vibraciones transmitidas ocasionadas por el movimiento del driver, dando como resultado un sonido más limpio y preciso.

Doble cavidad para la circulación del aire entre las almohadillas y las copas, lo que mejora la representación de la escena sonora así como la amplitud, aspecto que se ve directamente perjudicado por la estructura cerrada del auricular, que con este sistema resulta realmente lograda y paliada.

Existen unas pequeñas perforaciones en la parte trasera de la estructura de las almohadillas que facilitan la circulación de aire, para otorgar un sonido menos cerrado y más aireado.

Así mismo las copas están tratadas acusticamente tanto en el diseño estructural de la cavidad interior como en el empleo de material de amortiguamiento, como si se tratara del recinto de un altavoz pero a pequeña escala.

 

SONIDO

 

IMAG0765

 

Especificaciones técnicas

  • Transductor electrodinámico de 40 mm de diámetro.
  • Impedancia 22 ohmios.
  • Rango de frecuencias 10-20.000 Hz.
  • Distorsión (THD) <0,1% (a 1KHz/10mW)
  • Potencia de entrada máxima 50mW.
  • Sensibilidad 111 dB/V a 1 kHz.
  • Mini-toma estereofónica de 3’5 mm (en el cable).
  • Mini-toma de 2’5 mm (en los auriculares).

 

Toda esta tecnología influye de manera directa en el resultado sonoro, el cual he de confesar que ha superado mis expectativas.

Temía que la fama que procedía a los P5 como auricular con perfil en V afectara también a los P7 que hoy me ocupan, pero afortunadamente no fue así. Recién salidos de la caja sin rodaje suenan un poco sucios, puede que a más de uno le defrauden un poco, pero es algo que se mitiga totalmente al pasar las 35-40 horas de rodaje del driver. Por lo tanto recomiendo encarecidamente dejar pasar unas cuantas horas antes de judgar su sonido para poder apreciar sus cualidades.

En términos generales sí tienen un perfil ligeramente en U más que en V (ligero énfasis en las frecuencias graves y agudas) pero resultó ser mucho menos del que me esperaba.

Los graves se muestran precisos y rápidos en respuesta, bajan bien, no son capaces de reproducir tan brillantemente la zona del subgrave como los Fidelio L2 (para mí reyes entre los auriculares portables en este aspecto) pero desempeñan un gran papel y rinden a un nivel alto.

Quizás aprecie un ligera acentuación del medio-grave que ayuda a aportar cuerpo a la zona media y por otro lado veo bastante adecuada en este tipo de auricular.

Los medios me ha sorprendido gratamente en cuanto a claridad textura y precisión, para mí el retraimiento de las voces es leve, y siguen presentándose en un plano bastante distintivo, si bien no tanto como en los Sennheiser Momentum, permitiendo al usuario disfrutar de pistas vocales sin ningún problema.

Tiene un sonido divertido, fácil de escuchar y muy versátil, el tiempo que he podido pasar con los P7 se convirtieron en los auriculares a los que más uso le daba, tanto en casa como fuera de ella, ya que rinden muy bien directamente conectados a un móvil con archivos de una mínima calidad.

Hablando de los agudos, se representan de manera muy natural y extendida, sorprendentemente aireados y con buena tímbrica para tratarse de un auricular completamente cerrado. Suenan muy vivos y no se ven recortados, puede que en algún momento recalquen de manera excesiva los platillos o los punteos de guitarra eléctrica, pero con buenas grabaciones nunca ocurre y son muy disfrutables, aunque reconozco que tengo preferencias por una mayor suavidad en esta gama de frecuencias.

En términos de amplitud de escena superan de manera holgada a los Sennheiser Momentum y se sitúan prácticamente al nivel de los Fidelio L2, punto muy positivo a favor de los B&W P7 ya que hay que tener en cuenta que los L2 poseen una estructura semicerrada, y parten con cierta ventaja por esta característica.

Otro importante aspecto a tener en cuenta es la mejora que obtenemos en el sonido cuanto mayor sea la calidad del equipo que rodea a estos auriculares, al igual que me ocurría con los Fidelio L2 la capacidad de escala de los P7 es muy destacable. Conectados a mi Soloist SL crecen en todos los aspectos y se convierten en un perfecto auricular para uso en casa, ya que no se ve mermado en calidad y da la talla.

 

Equipo empleado:

Fuentes:  HTC One, HRT Microstreamer
Amplificadores:  Burson Soloist SL, NecoSoundlab V4 portable.

 

CONCLUSIÓN FINAL

 

Puede que los 399 euros de PVP oficial parezcan excesivos para un auricular portátil, pero si tenemos en cuenta la calidad y el lujo en los acabados, junto con el buen sonido y fantástica capacidad de mejora con el equipo de los B&W P7, nos encontramos ante una opción seria y muy a tener en cuenta. gran trabajo Bowers.

Agradecimientos especiales a Andrés del departamento de márketing de Bowers & Wilkins por su estupenda atención que ha hecho posible este análisis.

 

Un saludo a todos y gracias como siempre por vuestra lectura,

Yago.

 

 

2 Comentarios

  1. Hola Yago,

    Muy buen análisis como siempre! Estos P7 cómo se comparan con el Spirit Classic? Y que tal se comportan en exteriores, no son demasiado voluminosos para ser portátiles??

    Saludos!

    Postea una Respuesta
    • Yago

      Hola Juan Luis,

      Los B&W P7 son unos auriculares más enfocados al sector portátil que los Focal Spirit Classic. En cuanto a sonido estos últimos son superiores, con un perfil más equilibrado y mayor nivel de detalle, son más fieles a lo grabado por así decirlo, no obstante debido a su volumen y peso no me parece el auricular más adecuado para llevarlo como portátil, más bien está pensado para un entorno de oficina o como auricular transportable (no lo que yo llevaría por la calle caminando ni en el bus) a pesar de que aíslan muy bien. En este sentido y como auricular más fácil de llevar a todas partes los B&W P7 son más correctos.

      Un saludo y gracias por leernos,
      Yago.

      Postea una Respuesta

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bowers & Wilkins P7 – the verdict from the press | Acoustic Environments - […] Spanish site Old & New Sound praises P7’s sound insulation that makes them “a great candidate… for use outdoors …

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>