15 Ago

Beyerdynamic T1, T5p Tesla & A1: toma de contacto

 
 
 
 
 
Por Emilio & Yago

Beyerdynamic T1 Tesla:

 

La presentación es como veis en una caja de aluminio muy bien presentada, rellena de espuma para que los auriculares descansen perfectamente dentro de su estuche. La verdad es que es espectacular la caja, no deja lugar a dudas de que lo que viene dentro no es ninguna tontería. En su construcción más de lo mismo, su estructura es totalmente de metal, algo que deja patente el esfuerzo de Beyer en esta gama Tesla, y más en sus tope de gama.

Una de las pocas quejas, aunque importante que encuentro es que el cable sea fijo y no extraíble; llegados a este nivel se espera que sea asi, solo hay que ver sus rivales. Por el resto todo correcto, incluido el jack de 6.3mm de Neutrik. Comodidad a raudales, y bastante ligereza para los materiales empleados.

 
 

En sonido hemos de partir de la base que solo fue probado con el amplificador de Beyer, el A1, y con este compañero obviamente iban de miedo. Muy correctos, con una separación instrumental asombrosa, lo mejor que he oído hasta ahora, por encima de los
HD800, pero por debajo en escena la cual es bastante pequeña.

Tienden al equilibrio incluso pudiendo notar un desvío hacia el lado agudo, con un grave muy ajustado y definido, un medio primoroso, y un agudo suave y que llega alto, muy alto. Todo ello con un ampli hecho casi a su medida y del que hablaremos luego. Precio como el de sus rivales.

 

Beyerdynamic T5p Tesla

 

Presentación también en caja de aluminio rellena de espuma como los T1. Construcción metálica con muy buen tacto, si bien el cable a parte de ser fino, también parece endeble por desgracia, además de no ser extraíble, error que no me gusta nada sinceramente, después del buen trabajo que se ha hecho en el resto es una pena que se pifie en pequeños pero importantes detalles. Muy cómodos.

 

En el apartado de sonido, es importante recalcar su carácter portátil, a pesar de no ser plegables ni nada, están diseñados para

dispositivos móviles. Esto les confiere un pequeño hándicap, no insalvable pero sí importante: se quedan lejos de sus hermanos mayores los T1, no así en precio, lo cual no quita que sean unos buenos auriculares. Tienen un perfil también bastante equilibrado,
con un medio predominante, un agudo correcto, y un grave mas presente que en sus hermanos,
pero sin ser excesivo. 
La separación es buena, y la escena pequeña. El precio: desmedido para lo que van encaminados para mi gusto.


(Impresiones de Yago sobre los T5p, T1 y A1)

 

Dada la finalidad portátil de los Beyerdynamic T5p utilicé mi equipo apropiado para estas características, consta de un HTC One como fuente digital (archivos en FLAC) conectado a un HRT MicroStreamer.

Con 32 Ohm de impedancia y una alta sensibilidad son bastante fáciles de mover, y se pueden enchufar directamente a una fuente portátil, aunque trabajan mejor si utilizamos un pequeño amplificador de calidad como es el caso del MicroStreamer.

La estética y la construcción son de alto nivel y saltan a la vista, la piel auténtica de las almohadillas es muy cómoda y agradable al tacto. El único pero que les pondría coincidiendo con Emilio es que el cable se nota bastante fino y endeble comparado con su hermano mayor los T1.En cuanto a sonido es un auricular equilibrado con una ligera dosis extra de grave comparados con los T1.

No obstante coincido en que el PVP oficial es desmesurado, ya que cuestan lo mismo prácticamente que sus hermanos mayores pero no logran ofrecer su rendimiento, se quedan varios escalones por debajo. 

 

Beyerdynamic 

A1, amplificador estacionario: 


Desde un primer instante queda patente el carácter cálido de este amplificador. El emparejamiento con los T1 es excelente, parecen estar hechos el uno para el otro. El A1 le aporta esa calidez y cuerpo del que carecen estos auriculares, de hecho la diferencia a escucharlos con otro amplificador es importante, ya que los T1 son extremadamente planos, con un grave muy justo al estilo AKG K701 o Shure SRH1840 con otros amplis, no obstante con el A1 es otra historia y cobran vida.La construcción es muy buena y robusta, el protector de tacto gomoso que lleva el chásis de aluminio lo protege frente a golpes y arañazos, es un producto hecho para durar.

El A1 es un amplificador muy musical y bastante coloreado, con un sonido “dulzón”.Puede que sea el amplificador de transistores con el sonido más valvulero de todos los que he probado hasta ahora.Para ver la versatilidad de este ampli lo probé con otro auricular de referencia y de alta impedancia, los Sennheiser HD800, y aunque en un principio pensaba que estos auriculares podrían compartir un perfil similar, he encontrado más diferencias que similitudes entre ellos.

Los HD800 sacaban un grave bastante prominente conectados al A1, tanto que en con ciertos géneros me resultaba excesivo, este amplificador en cierta manera imprime su propia personalidad en el sonido del auricular, ¿quién ha dicho que los HD800 tienen poco grave ahora?

En el caso de los Beyerdynamic T1 los favorece y mucho pero es algo que hay que tener en cuenta a la hora de qué auriculares utilizar con él.La zona media está muy presente perdiendo en aire pero ganando en cercanía, las voces suenan muy melosas y cálidas.

Beyerdynamic T1 vs. Sennheiser HD800

 

Como sendos tope de gama de estas conocidas firmas alemanas representan la máxima expresión en el sonido de cada marca.
Ambos son unos auriculares extremadamente cómodos, con una respuesta plana y muy fiel a la grabación. En un primer momento los Beyerdynamic T1 me parecieron incluso más planos que los HD800, que tiran más a los agudos, resultando algo más brillantes en una primera escucha.
Los T1 Tesla son extremadamente equilibrados y muy comedidos, nada suena fuera de lugar y es tratado con una precisión exquisita, bien emparejados con un amplificador que les haga justicia como es el caso del A1 de la propia marca se suple de sobra la sensación de escaseza de cuerpo en el grave, que con otros amplificadores encontré bastante justo en cantidad.Los HD800 suenan más aireados y con una escena más que se extiende tanto vertical como horizontalmente, en este aspecto los Beyer  T1 optan por una escena centrada en el plano horizontal y algo más reducida algo que proporciona una escucha más íntima y mayor sensación de cercanía.Hay dos aspectos en los que los T1 me parecen bastante superiores a los HD800, la primera es la representación de los agudos, a mis oídos son bastante más naturales y calmados que en los Sennheiser, aportandome una escucha más relajada, ya que en algunos casos el gran nivel de detalle de los HD800 en esta zona podía llegar a fatigarme.
La segunda es la excelente focalización que poseen los Beyerdynamic T1, es una de las representaciones más naturales que he podido escuchar en un auricular, la ubicación espacial de cada instrumento está realmente lograda.

Son dos grandes opciones como auricular tope de gama, dependiendo de los gustos de cada uno nuestras preferencias se decantarán por uno o por otro, pero ahora puedo entender mejor a aquellos que ponen los T1 frente a los HD800 en primer lugar.

 

Gracias por vuestra lectura,

 






Yago

Yago

Lo reconozco, me encantan los auriculares...

More Posts - Website

Comparte: