Por Emilio 

 

 

Desde hace tiempo me he parado a buscar buenos amplificadores con válvulas, pero de un tamaño y precio contenidos, tratando de topar con uno que me gustara tanto en diseño ergonómico, como por su calidad de sonido. Existen muchas casas que tienen sus precios entorno a los 100 o 150 euros y en esta búsqueda me tope con el Bravo Ocean, un amplificador pequeño pero peleón que por un presupuesto algo superior a los 100 euros te aporta la calidez de un ampli a válvulas con el tamaño de un estacionario muy portable.

En primer lugar quiero agradecer el trato con Henry, de Bravo, el cual fue muy atento, rápido y eficaz en todo aquello de lo que hablamos o me surgieron dudas en un primer momento. Tras solventármelas de forma fácil, no me quedo más remedio que sucumbir a los dulces encantos de este pequeño diablillo azul.

La marca Bravo, por contaros un poco, es una marca que esta trabajando sus amplis desde la sencillez tanto de acabados como de electrónica, pero no por ello funcionan peor, todo lo contrario, hacen lo que saben pero de una manera muy buena. Como para algunos será conocida pero para otros no tanto aquí os dejo el enlace de esta novedosa marca:

 

http://bravoaudio.com/index.html

 

Comentaros por ultimo antes de ponerme al tema en si que trataremos en este análisis, que en estos momentos el Bravo Ocean es el tope de gama de la marca, tardo poco menos de 10 días en llegar desde China, por lo que todo fue rápido y sencillo. Por ultimo deciros que será un placer como siempre contaros mis impresiones a cerca de dicho amplificador. Acompañadme y conocedlo de primera mano.

 

Desembalaje y Presentación:

 

El Ocean viene debidamente empaquetado en una caja, donde viene incrustado en unas placas de espuma hechas a medida para proteger tanto el amplificador como la válvula. También viene incluido el cable para su uso y disfrute, ya que es pequeñito pero estacionario, no cuenta con batería. Presentación discreta y sencilla pero que cumple mucho mejor que otras mas bonitas con el cometido de preservar la joyita que viene en su interior. Todo viene acabado en aluminio y su tacto es increíblemente bueno, pero bueno, veámoslo más a fondo en el siguiente apartado.

 

Calidad de Construcción:

 

La calidad de acabados es, por el precio simplemente inmejorable. Esta totalmente hecho de aluminio tanto las tapas delantera y trasera, como la caja de la estructura y también la barra de protección de la propia válvula. El aspecto de robustez y durabilidad esta más que conseguido. Ahora vayamos por partes para analizar bien a este “Bravo” amplificador:

 

 

 

– En la parte delantera nos topamos  a la izquierda con el botón de ON/OFF, que se acciona mediante una palanquita. A continuación podemos ver la doble entrada jack según los auriculares que tengamos, ya que cuenta tanto con una de  6.3mm como con una de 3.5mm, lo cual para mi es un gran detalle de parte de la marca china. Seguidamente tenemos un led rojo que nos indica cuando el Ocean esta encendido, es bastante intensa y la verdad si estas a oscuras o con poca luz puede que tenga una intensidad un poquito excesiva, un error menor. Y por ultimo y mas importante a la derecha de todo esta el regulador de volumen, algo durilla al giro pero te acabas acostumbrando fácilmente.

 

 

 

– En la parte central de la estructura tenemos el agujero para la válvula y su correspondiente arco de protección para que sea difícil dañarla (aunque no imposible claro esta). De la válvula os puedo contar que es una Shu Guang 12AU7, la cual veremos luego que va bastante bien, aunque no “brille” con luz propia literalmente hablando, vamos que no se pone incandescente, pero quema igual asíque no toquéis si lleva unas horas encendido.

 

 

 

– Finalmente en la parte trasera, la cual para lo pequeño que es el cacharrito es muy completa tenemos de izquierda a derecha como podréis ver LineOut RCA, LineIn RCA, LineIn jack 3.5mm y por ultimo a la derecha el conector del cable de corriente de 24V.

 

Datos Técnicos:

 

  *Potencia de entrada de DC24V

  *Sensibilidad de entrada de 100mV

  *Impedancia de entrada de 100KOhm

  *Impedancia de salida de 20~600 Ohm

  *Ganancia de 30dB

  *Frecuencia de 10Hz-60KHz +/- 0.25dB

  *Ratio de Ruido               >90dB

  *Dinámica de 84.6dBA(300 ohm) 89.8dBA(33 ohm)

  *THD: 0.016%(300 ohm) 0.45%(33 ohm)I

  *MD + Ruido:  0.045(300 ohm) 0.42(33ohm)

  *Dimensiones: 15mm (D) X 82mm (W) X 78mm (H)

 

Calidad de Sonido:

 

Llegados a este punto todos estamos ansiosos por saber que dará de si este “válvulas” que estamos conociendo. Comentaros el equipo que utilizare para tal cometido: mi Asus N53S, JDS ODAC, Cable Hamlet de interconexión con el Bravo Ocean y como auriculares mis ya conocidos AKG K550 y Sennheiser HD650, para manejar cualquier estilo y situación. La música será Rock de todo tipo de Clásico a Indie, pero también BSO, Electrónica y algo de Pop, todo en Flac y utilizando Foobar2000 con codec Wasapi como es habitual ya en mis análisis. Creo que no me olvido nada mas, simplemente deciros que disfrutéis esta parte como yo mientras la estoy haciendo.

 

DETALLE: Es bueno pero no sobresaliente, quizás porque la calidez de la válvula hace que se oculten cosas que en otro caso quedarían a la vista. Por otro lado la amplitud que tiene es asombrosa y me ha gustado mucho en este apartado, ya que me esperaba menos de lo que me ha demostrado finalmente. La escena sonora es muy correcta y a los Sennheiser en este caso, les  aporta algo de aire a esa oscuridad propia de ellos que les viene de perlas. En el caso de los AKG, la sinergia entre ambos es mejor, y entre la calidez de la válvula y su amplitud mezclándolo con la nitidez de los K550 y su brillantez y gran escena sonora conseguimos un dúo muy muy bueno.

 

 

                                               

GRAVES: Los graves son dulces y en un punto medio entre rápidos y envolventes, me han gustado mucho. En este apartado donde ambos auriculares son tan distintos, el Bravo hace un trabajo excelente ya que en los Sennheiser no los hace excesivos debido a su oclusismo, con lo cual su propio subgrave también se vuelve agradable y no predominante pero vivo y algo mas rápido de lo habitual. En los AKG hace el efecto contrario, es decir, los infla levemente consiguiendo quizás solventar el problema que algunos recalcan de estos circumaurales, la falta de grave. Verticales pero con un toque de difuminación que los hace mas dulces de lo conocido y manteniendo por el resto su perfil. Muy bien el Ocean aquí.

 

MEDIOS: Los medios son buenos, mas que porque el Bravo sea sobresaliente, porque mantiene el perfil de los auriculares y como estamos hablando de dos grandes orejeros en este apartado poco más queda que decir. La permisividad del amplificador, unido a su carácter que quizás hace venirlos algo mas hacia un primer plano hace que en este caso luzcan de manera increíble, dotándolos de la dulzura justa gracias nuevamente a esa válvula.

 

AGUDOS: Simplemente los suaviza y relaja para que si eran más incisivos o brillantes, no se claven tanto en tu oído. Me gusta particularmente la atmosfera calida que se crea en esta frecuencia en los K550, ya que parecen mas cercanos pero también mas cuidadosos, como si quisieran silbarte levemente en el oído pero sin molestarte, sino buscando la emoción y el sentimiento. En el caso de los Sennheiser se aprecia mucha menos diferencia notoria debido a la penumbra que se oculta en ellos.

 

 

 

CONCLUSION: He de decir sin que esto sea algo bueno o malo sino dependiendo de cada persona, que el Bravo Ocean es un amplificador con carácter propio y suficiente potencia y personalidad como para no dejarse dominar fácilmente: me refiero al hecho de que es capaz de mover cualquier orejero, pero a costa de inmiscuirse en su carácter y crear una influencia en el, por pequeña que sea. Es un amplificador muy muy divertido y que me ha hecho disfrutar muchísimo del Rock de AC/DC, Queen o incluso del Pop de Michael Jackson. Coloreado pero sin ser excesivo, divertido sin perder talante y con un carácter dominante pero para nada “dictador”. Me ha gustado más de lo que imaginaba en un principio.

Opinión Personal:

 

Finalmente mi opinión… Poco queda que opinar, ¿quieres un amplificador pequeño de válvulas, con carácter calido y divertido que te haga vivir tu música como ya pensabas que no podías? Este es tu amplificador: precio contenido, llamativo pero bonito y con potencia para mover lo que le eches.

¿Qué quieres algo que suavice las frecuencias de tus auriculares con un perfil muy incisivo? También es tu amplificador, ya que no se amilana ante nada, ni siquiera unos HD650.

¿Qué no quieres nada más que equilibrio y carácter analítico? Entonces no es lo tuyo, tendrás que seguir buscando, pero ojo igual lo pruebas y esa diversión que reparte te engancha como me ha pasado a mi…

 

Por mi parte nada más espero que os haya gustado esta review y daros las gracias por anticipado de vuestras visitas, lecturas y comentarios. Un placer escribir de nuevo para vosotros amigos, y un saludo en este dia de San Valentin para quienes lo celebren,

 

Emilio

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...