Por Yago & Emilio

 

 

Directamente desde Australia, Burson Audio es una potente marca dedicada a realizar amplificadores y DAC destinados sobre todo a la escucha con auriculares.

Ya desde la salida de este amplificador tenía la esperanza de poder probarlo algún día, gracias  a Paco de AudioHum, distribuidor
oficial de Burson Audio para España, pude cumplir mi objetivo y realizar este 
análisis.

http://www.audiohum.es/epages/audiohum_es.sf/es_ES/?ObjectPath=/Shops/audiohum_es/Products/2431000007

Dicho esto comentar que la review será detallada y extensa para tocar todos los puntos del amplificador además de ver como funciona con muy diverso equipo, para así profundizar mas en su funcionamiento y sinergias.

Tanto Yago como Emilio jugaremos y exprimiremos al Burson como se merece.

 

Construccion

Todos los productos de Burson Audio tienen un distintivo común, diseño minimalista y extremadamente robusto. Con una construcción en un gran chasis de aluminio y dimensiones generosas, destinadas a una reducción de las posibles vibraciones así como una refrigeración del circuito de clase A.

Debido al grosor de los paneles de aluminio empleados, estamos hablando casi 1 cm para el panel frontal y 0,6
cm para el resto, el peso se sitúa en unos  4,5 kg, por lo que una mesa 
mueble que ofrezcan un buen aplome son necesarios.

El HA-160, modelo que hoy nos ocupa, fue el primer amplificador específico para auriculares lanzado por la marca, presentando un producto capaz de lidiar con prácticamente todo el rango de auriculares existente en el mercado, desde modelos con baja impedancia y alta sensibilidad hasta los que demandan una mayor entrega de potencia sobre todo los Planar-Magnéticos como los Audeze LCD-2.

Burson Audio no emplea circuitos integrados en la construcción de sus amplificadores, al contrario de la gran mayoría de ellos. Al empleo de un circuito con diseño discreto (sin integrados) se le suma el potenciómetro de 24 pasos específicamente diseñado por la marca, con estas bazas Burson Audio pretende marcar la diferencia frente a sus rivales.

¿Cómo suena?

Claro, transparente  y dinámico. Es un verdadero todo terreno, gracias a las 2 salidas de Jack 6,3mm, una para auriculares de menor
impedancia (hasta 150 Ohm) y el otro para auriculares hasta 600 Ohm lo hacen 
muy versátil, pudiendo escuchar desde unos Akg K550 o unos Sony MDR-1  hasta unos Sennheiser hd600/hd800.

 

Equipo empleado:

  • Fuente: Netbook Asus 1225 B- Cable Supra USB-Rein Audio X3 DAC/ODAC
  • Cableado DAC-Burson HA-160: WireWorld RCA Solstice
  • Cable de Red: CablePro Reflection
  • Auriculares: Sennheiser HD600, Hifiman HE400, Sony Mdr-1, Sennheiser Momentum

 

Para explotar realmente las capacidades de este amplificador es necesario un DAC de calidad, acompañado del X3-DAC de Rein Audio el nivel de detalle y la capacidad de resolución que ofrece el HA-160 es sorprendente.

He realizado también pruebas con el pequeño ODAC, y si bien el rendimiento era bueno, el perfil ligeramente brillante de este DAC no
contribuía demasiado a la sinergia con el Burson.

No sé hasta qué punto el diseño del esquema circuital discreto realizado por Burson, con la ausencia de integrados influye en esta capacidad de resolución, pero realmente sí que aprecio  diferencia respecto a otros amplificadores en este aspecto.

La reproducción de todos los matices en las voces, susurros, articulación… es realmente destacable en este amplificador, la zona media pues es la gran favorecida bajo mi punto de vista, con una gran cantidad de microinformación.

Es un ampli al que le gusta rockear, guarda un perfil tirando a rápido y es muy enérgico en su presentación.  Resuelve las todas las transiciones por muy complicadas que sean, con absoluta soltura, demostrando a su vez una gran respuesta en
frecuencia


 

Emparejándolo con mis Sennheiser HD600, estos auriculares cobran nueva vida. La sinergia es muy buena entre ellos y saca a relucir los medios, mejorando considerablemente la proyección de las voces con estos auriculares, y aportándoles un extra de energía que agradezco enormemente en la reproducción de instrumentos de cuerda, los cuales notaba un poco dulcificados con otros amplificadores.

La presentación de los medios es algo más adelantada que en otros amplificadores, las voces e instrumentos se sienten muy cercanas, no tiene la escena más amplia que he escuchado, destaca más en profundidad. No obstante tiene una focalización excelente, sobre todo en pistas vocales.

El grave está bien delineado y es rápido, ayuda a controlar la zona grave de mis Hifiman HE400 de manera excelente, ya que a veces pueden resultar algo excesivos con otros amplificadores. Es un grave con una buena pegada, pero sin mucha extensión en el tiempo, aportando un buen balance tonal.

La zona aguda es quizás la más “visceral” de este amplificador. Es muy rica en detalle y extensión pero se presenta con mucha energía en su proyección. Es por esto que en ciertas ocasiones y sobre todo escuchando mis Hifiman HE400, no tan dulces en la zona alta como los Sennheiser HD600, puedo apreciar ciertas asperezas y quizás un exceso de agresividad en estas frecuencias. Esto puede resultar incluso apropiado para géneros como rock o metal, pero no tan adecuado para clásica y jazz, donde los platillos a veces suenan con demasiada fuerza. No obstante no hablo de silbancias, sino más bien de asperezas, y reconozco que soy bastante sensible a ellas, por lo que puede que otra persona disfrute enormemente de los agudos del Burson, que por otro lado muestran una gran calidad técnica.

 

Mención al volumen por pasos:

Burson diseñó un potenciómetro para el volumen un poco fuera de lo convencional, consta de un atenuador resistivo de 24 pasos y pretende acabar con los ruidos  y la distorsión a la hora de graduar la señal.
Acostumbrado a los mandos de volumen más tradicionales confieso que me ha 
costado un poco acostumbrarme a este sistema por pasos. Hay que ser conciso al pasar de un punto a otro, y la transición es un poco brusca para mi gusto. No obstante garantiza el balance entre canales a volúmenes realmente bajos así como una gran claridad y limpieza en la señal, algo de lo que carecen la
mayoría de los potenciómetros a bajos volúmenes.

Opinion Personal (Yago):

El Burson Audio HA-160 es un ampli con unas grandes cualidades y capacidades técnicas, es un verdadero todoterreno, y para aquellos con unos Sennheiser HD650/600 os recomendaría encarecidamente probar este amplificador, la sinergia está garantizada y os sorprenderá lo que pueden dar de sí. El precio puede que no sea precisamente económico (unos 700 euros) pero la calidad de
construcción y de sonido está garantizada.

La importancia del cable de red utilizado:

Muchas veces dejamos pasar por alto la calidad de los cables de alimentación, y tras esta experiencia con el cable de red “Reflection” de la marca americana CablePro he descubierto las bondades que puede brindar al conjunto.

 

http://www.thecablepro.com/cablepro-reflection-ac-power-cable-cord.html

 

Para empezar he de decir que este es mi primer cable de red de calidad, quizás por centrarme en otros aspectos de mi equipo tenía un poco descuidado este elemento, utilizando siempre los cables genéricos suministrados por los propios fabricantes.

 
 
 

Hace no mucho con un simple cable de red Belkin pude apreciar pequeñas mejoras, leves pero ahí estaban, por lo que me decidía a contactar con Ted Paisley, dueño de CablePro que muy amablemente se puso manos a la obra para hacer este cable adecuado a mis necesidades, tanto por longitud como por conectores. La atención que Ted me ofreció en todo momento fué perfecta, respondiendo a todas mis dudas y preguntas, gracias Ted 😉

Con casi 50 años de experiencia en el mundo del Audio Ted Pasley realiza la mitad de todos los cables que comercializa en su web, y cuenta con la ayuda de 3 empleados a tiempo parcial, supervisando todos y cada uno de los cables él mismo para garantizar la calidad.

 

Construcción del cable Reflection

Conectores Oyaide de gran calidad con Polos 99.99% OFC de cobre puro, bañados en oro de 24k garantizando una perfecta recepción de la señal. El color rojo intenso y semitransparente, junto con el diseño de la malla exterior crea un conjunto cuanto menos llamativo y muy vistoso, realmente estoy muy satisfecho también con el resultado estético.

 
 

Como bien indica Ted en la descripción del Reflection, un buen cable de red debe ser capaz tanto de bloquear las posibles
interferencias y ruídos exteriores, así como que el propio cable esté libre de 
emisión de ruídos no deseados a los cables más próximos como son los de interconexión, ya que, esto repercutiría directamente en la calidad de la señal y por lo tanto obtendríamos un peor sonido, con más ruído en la señal y menos “puro”.

El cable de red Reflection utiliza tres conductores del calibre 12 de cobre libre de oxígeno y con dieléctrico de PVC

 

Rendimiento del cable

 

Tras darle al cable prácticamente  las 100 h de rodaje previo recomendando, comencé las pruebas conectándolo al Burson. Las diferencias desde un primer momento (intercalando con el cable de red Belkin y de serie) son muy claras, más de las que esperaba

¿En qué lo noto? Pues el fondo se vuelve totalmente negro, no es que antes no lo fuera, pero con el Reflection puedo hablar de negrura absoluta.

 
 

El sonido se vuelve más limpio y preciso, y parece que fluye con más facilidad, mejorando considerablemente el balance tonal del conjunto, con unos medios más “carnosos” y un grave mejor delineado.

El cable de red Reflection consigue calmar  y suavizar en parte los agudos del Burson, cambiando ese timbre a veces algo “metálico” por una presentación más dulce debido en parte al empleo del cobre de alta pureza, tanto en cables como en conectores.

 
 

 

El sonido por tanto se torna más cálido y agradable en todo el rango de frecuencias, provocando una escucha más “fácil” y relajada, limando las posibles asperezas.

Aprecio una mejor dinámica, con unos golpes de batería más creíbles y una mejor reproducción en los instrumentos de vientos, tales como trombones o trompetas, viéndose favorecidos por el toque cálido que aporta este cable al conjunto. Ha sido una mejora que no ha superado mis expectativas, y que me hace ser consciente de la importancia de la calidad de la señal eléctrica, ya que, es la “gasolina” que hace que todo funcione correctamente.

Recomiendo encarecidamente este cable, que siendo relativamente económico, ofrece unas prestaciones muy altas, con una gran construcción adaptándose en parte a los gustos estéticos de cada uno.

Sennheiser HD650, AKG K550
& Grado SRT99is

Para hacer esta review mas completa, también trataremos los auriculares Grado SR99is Custom, los AKG K550 por último los Sennheiser HD650 con cable Hamlet Secreto, de la mano de un servidor, Emilio, exprimiendo así todo el potencial que desarrolla este
amplificador, jugando con distintos perfiles y matices de las diferentes marcas 
y modelos que manejamos en el blog. Vamos con ello.

DETALLE: El detalle del Burson con cualquiera de los tres es el mejor que he oído hasta ahora en mi vida, si bien destaca mucho en los AKG y sobre todo en los Sennheiser. En los Grado el detalle es aceptable y bueno pero sobre todo hace a estos auriculares mucho más sentimentales y vivos. Destacan las voces mas realistas que he escuchado hasta el momento haciendo conjunto con los HD650, aunque la instrumentación no llega al nivel de realismo de las voces. La escena parece de una sala no demasiado grande aunque la separación y colocación de cada fuente sonora es increíble, casi pudiendo calcular la distancia a “ojo”. El perfil del HA160 le viene muy bien a cualquiera de los tres auriculares si bien las sinergias me han gustado mas con los Sennheiser y los Grado, que son mas agresivos ya de por si, y que el HA-160 es capaz de acompañar mejor. Quizás en los AKG le falta un poco de suavidad para cuidar más esos agudos analíticos tan propios de la marca austriaca.

 
 

 

GRAVES: Las frecuencias bajas están perfectamente resueltas en el Burson, siendo calidas, pero tampoco muy lentas, sin mucha transición entre el grave y el medio grave, sin embargo el paso de una a otra no resulta brusco en ningún caso. Sigue presente la mayor sinergia con los HD650 en este apartado, seguida de los Grado y algo mas retrasados los AKG que en este punto se encuentran más cómodos de lo que cabía esperar. Son dulzón, pero no empalagoso, aun así he notado que siendo rápido y meloso, cansa mas que en otros amplificadores, estando en continuo trabajo acompañando a los medios de manera incondicional; debido a esta intensidad y sin descanso al que son sometidos los graves puede deberse el mayor cansancio en mi escucha, no sacando que son uno de los tres mejores graves que he probado en mi trayectoria en el mundo del audio. El realismo es digno de mención también en este apartado aunque se queda un poco por debajo de las voces en los medios que veremos a continuación.

 

MEDIOS: Mi predilección en el HA160 como he contado anteriormente son sus voces y realismo, que me han dejado atónito sobre todo con los HD650. Si bien puedo decir que la sensación de cercanía y limpieza es increíble, también he de mencionar que el realismo se mantiene menos en instrumentos de cuerda y viento. Las voces llevan una progresión exquisita desde el medio bajo al medio alto y la armonía que guarda con los agudos en su transición es digna de mención. Tildaria los medios de neutros tirando a la calidez, vivos y con mucho sentimiento, gracias a ellos disfrutar la música es un placer sin igual. Va muy muy bien con voces femeninas y música relajada instrumental con pocos instrumentos para apreciar su escena, pero cuando pones medios rockeros por medio como ACDC, la bestia que esconde el Burson sale  a palestra y muestra toda su categoría: agresividad, verticalidad y precisión. Los guitarreos son muy buenos en los Grado y en combinación con ellos disfrutar a grupos como el australiano-escocés, es como tenerlos delante tocando en privado para ti. Tanto estos últimos, los Grado, como los AKG y los Sennheiser presentan unos medios muy buenos acoplados a los HA160, gran sinergia en todos.

 

AGUDOS: Los altos llegan muy muy arriba en el HA160, a puntos que hasta ahora ninguno de mis auriculares había tenido el lujo de llegar. Esto tiene una ventaja y un inconveniente, con auriculares de escena oscura o neutral como son los HD650/600 los agudos llegan a niveles que antes no daban, con lo cual los auriculares crecen en prestaciones. Ocurre lo contrario en los AKG, que ya
teniendo unos agudos suavizados, muy analíticos y brillantes, se tornan 
excesivos en las frecuencias más altas de instrumentos y voces. Por otro lado Grado se mantienen un poco mejor, pero tienden a sufrir el mismo “problema” que los K550, aunque en menor medida. Comentando un poco de los perfiles y matices, los agudos son rápidos, alegres y directos en su zona media y alta, mientras
que en la zona media baja de frecuencia donde se hace la transición con los 
medios altos, se fusionan algo con estos creando un efecto calido muy agradable a la escucha. Sin embargo, esto también acentúa levemente en los agudos esa agresividad de la que presumen los medios en ciertas fases de la reproducción. No obstante están muy bien conseguidos y se nota que el Burson pide unos buenos
compañeros para actuar, haciendo mas participes nuevamente a los HD650 que a 
sus dos rivales, los SRT99is y los K550.

 

 
 

CONCLUSION:  El Burson HA160 es un amplificador completísimo, polivalente y muy bien equilibrado y estructurado en su parte sonora. Ha sido un lujo poder probarlo, si bien me habría esperado un sonido mas tranquilo y relajado, el Burson es mas rockero y eléctrico de lo que pueda parecer. En todo caso, es lo mejor que he probado hasta la actualidad en sonido, consiguiendo algo que no me canso de repetir, porque ha sido algo que me ha sorprendido de manera espectacular, y es el realismo que tienen las voces, sintiendo casi la vibración de las cuerdas vocales en la reproducción. Es completo y no defrauda. Mas adelante tendré el placer de probar otro Burson con unos Audeze LCD3, con los que dicen, las sinergias son casi perfectas. En este caso ya con los HD650 me parecíaaltamente apreciable el gran pack que hacen no quiero pensar con los LCD3, de todos modos y cuando llegue dicho equipo comentare un poco las diferencias con el pack formado por el HA160 y los HD650.

 

Burson HA-160 & Sennheiser HD800

 

Dos gamas altas en sus respectivos segmentos, siempre son un referente a juntar y probar, por tanto, teniendo la oportunidad de hacer gracias a Manu de HD Systems, no lo pensé y allí me fui con mi equipo. Una vez conectados he de decir que esperaba una sinergia mayor, pero el carácter analítico y suave de los HD800 no encajaba muy bien a primeras con perfil agresivo del HA-160. No obstante, con la ayuda de Manu, conseguimos llegar a hacer que Burson y Sennheiser se entendieran, dotándolo de
compañeros algo mas calidos y suaves a la altura: como DAC, el calido M2Tech Young, acompañado de unos cables RCA Supra, de matices suaves y dulces. Ahí 
fue cuando los dos protagonistas empezaron a rendir, y usarlos era un gustazo, no obstante la sinergia no era igual de buena que en los HD650/600 supongo que debido al carácter mas oscuro de ellos, en particular de los HD650.

Por ultimo agradecer a Manu nuevamente su disponibilidad y servicio, muchas gracias.

 

Opinion Personal (Emilio):

El Burson HA160 no es un amplificador, es el amplificador. Sinceramente me ha sorprendido en todo para bien y solo le sacaría dos defectos en el tema de sonido: el primero que a veces puede resultar algo agresivo de más dependiendo del DAC que se utilice y
también de los cables RCA. La otra no es un tema sonoro exactamente hablado 
técnicamente pero si afecta a la escucha del mismo: la rueda de volumen va por posiciones, en total 24; la transición de volumen es lenta y agradable y no hay grandes escalones pero cada vez que se mueve una posición tanto hacia delante como hacia detrás, se oyen clicks dentro del auricular producido por el cambio
de posición, lo cual no resulta demasiado agradable para un ampli de mas de 
600€. No es algo insalvable y de hecho lo veo hasta perdonable con la capacidad y calidad de sonido que ofrece, sin duda un caballo ganador dentro del mundo de los amplis. Espectacular.

Para terminar agradecer nuevamente el apoyo de nuestros distribuidores, marcas y seguidores, esperamos mas que nunca que hayais disfrutado de tan extensa pero interesante review sobre este pedazo de amplificador apto para casi todo tipo de auriculares pero no para todo tipo de bolsillos. Nos despedimos y esperamos veros pronto de nuevo por aquí, gracias por vuestras visitas, tiempo y lectura.

 

Un saludo,

 

Emilio y Yago

 

Comparte:
Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...