Por Yago,

IMAG0838

 

Hay ocasiones en las que un amplificador saca lo mejor de un auricular, lo potencia y explota sus virtudes, aportándonos unos niveles de rendimiento y satisfacción difíciles de igualar con otros amplificadores. Sinergia,compatibilidad o afinidad de componentes electrónicos o eléctricos, y con el Burson Soloist SL versatilidad también.
Quizás este principio pueda parecer una conclusión, pero nada más lejos. Creo que esta era una buena manera de empezar este análisis acerca de este magnífico dúo, el Burson Soloist SL y los Hifiman HE-500.

 

BURSON SOLOIST SL

 

 

Especificaciones técnicas

 

  • Impedancia de entrada: 36.5 KOhms
  • Respuesta de frecuencia: ± 1 dB 0 – 50Khz
  • Relación señal ruido:> 96 dB
  • THD: <0.03% a 30ohm con 1W ouput
  • Separación de canales:> 73dB
  • Potencia de salida: 2 W en 8 ohmios
  • Impedancia de entrada:> 8K Ohm a 30 Ohm, 1W
  • Impedancia de salida: <1 Ohm a 30 Ohm, 1W
  • Disipación de energía:> 20W,, fuente de alimentación regulada interna

*El distribuidor oficial de Burson audio para España es Audiohum, en donde podéis encontrar el Soloist SL a un gran precio:  http://www.audiohum.es/epages/audiohum_es.sf/es_ES/?ObjectPath=/Shops/audiohum_es/Products/2431000026

Debo agradecer a Paco su confianza en mi y buen hacer en su trabajo.

 

Construcción

 

El Soloist SL es la versión en pequeño del Soloist, y las diferencias principales radican en 6 puntos básicamente:

-2W de potencia a 8 Ohm en lugar de 4W

-2 posiciones de ganancia (3 en el Soloist)

-Carece de función de previo

-2 pares de entradas RCA en lugar de 3.

-Potenciómetro ALPS en lugar del atenuador por pasos de Burson

-Frontal de aluminio de 2mm (6mm en el Soloist)

 

No son grandes desventajas respecto a su hermano mayor, pero esto ya es algo que tiene que valorarse, ¿tienes un Hifiman HE-6 u otro auricular con grandes requerimientos de potencia? Quizás debas ir a por el Soloist directamente.

En mi caso particular y con los auriculares que escucho habitualmente la suficiente potencia del SL , unido a su menor precio y dimensiones lo convertían en un mejor candidato.

La sustitución del atenuador por pasos de Burson por un potenciómetro ALPS más convencional no ha supuesto para mí ninguna desventaja, de hecho y tras mi anterior experiencia con el HA-160 he de confesar que encuentro más agradable y fácil el manejo del potenciómetro ALPS, que por otro lado está fantásticamente implementado en el Soloist SL, con mucha suavidad y precisión de manejo.

El chasis y los paneles de aluminio siguen aportando una apariencia de producto de alta gama, se siente sólido, muy compacto y con un buen aplomo encima de nuestro escritorio o nuestros muebles dedicados.

IMAG0827

El frontal al igual que en su hermano mayor sigue presidido por el gran mando del volumen, sobredimensionado para un mejor control en el giro. Mediante dos pequeños botones podemos cambiar las distintas entradas y ganancias, indicadas a su vez con un pequeño led naranja.

IMAG0832

 

 

Sonido

 

Si eres de los que piensa que piensa que un de estado sólido no puede llegar a igualar la naturalidad y musicalidad de un ampli a válvulas es que probablemente no has probado un Burson. Quizás esta afirmación pueda parecer algo rotunda por mi parte, pero el Soloist SL mantiene las cotas de suavidad, realismo y naturalidad en la zona media que pude apreciar ya en el modelo HA-160, reducidas a un selecto grupo de amplificadores a transistores. Si bien en el SL encontramos un sonido más maduro en todos los sentidos.

Con una mejor transición entre la zona media y aguda (el punto con más potencial de mejora en el HA-160) el Soloist SL posee un sonido lleno, muy musical y con cuerpo.

La precisión detalle y claridad de este amplificador siguen en un primer plano en todo momento, las voces son proyectadas de una manera muy directa y son manejadas con extrema delicadeza, potenciando las virtudes de los auriculares con una zona media rica y ligeramente adelantada, como puede ser la gama HD6X0 de Sennheiser o los Hifiman HE-500.

La escena es relativamente amplia, si bien no destaca por amplitud, sí lo hace en profundidad, intimidad con el oyente y coherencia en todas las escuchas, con un decay en voces e instrumentos extremadamente realista. La manera en la que el Soloist SL presenta la música se vuelve tremendamente adictiva, ya que a pesar de tener un gran nivel de resolución y detalle nunca deja de lado la musicalidad y suavidad, sin duda se decanta ligeramente por el lado cálido manteniendo la neutralidad.

IMAG0829

 

Con un grave poderoso, que llega muy abajo y no suena nunca monocorde, sigue sorprendiendo en el apartado técnico, mostrándose capaz de manejar una gran cantidad de distintos acordes, sinfonías y voces al mismo tiempo y con una separación asombrosa.

La extensión, precisión y suavidad de los agudos son también remarcables, y eso otro de los puntos fuertes de este amplificador. Bien sea en baja o en alta ganancia siempre se muestran muy delicados y nada incisivos, lo que permiten largas escuchas sin repercutir en la fatiga auditiva del oyente.

Grado, Sennheiser, Hifiman, Audeze, IEMS… El Burson Soloist SL es uno de los amplificadores más versátiles que he podido probar, a pesar de contar con una gran dosis de potencia para mover con autoridad los auriculares más complicados del mercado (exceptuando casos como el Hifiman HE-6) es ponerlo en ganancia baja y convertirse en un perfecto aliado para los auriculares de baja impedancia, como los Grado, e incluso es capaz de mover con delicadeza y precisión unos Balanced armature tan complicados como los UE Triple Fi. 10

Los Sennheiser HD600 y los Hifiman HE500 son los auriculares con los que más he centrado mis escuchas y con los que más horas de satisfación llevo hasta el momento, me centraré en la sinergia con los últimos unos párrafos más adelante, aunque en ambos casos los resultados son excelentes, por timbre, control y naturalidad, se complementan a la perfección.

 

 

Hifiman HE-500

 

Especificaciones:

  • Respuesta de frecuencia: 15 a 50 KHz
  • Impedancia: 38 Ohm
  • Eficiencia: 89 db
  • Peso: 502 g

IMAG0844

 

Justo entre el HE-400 y los HE-6 se sitúan los HE-500. Quizás el modelo más popular de la gama de auriculares planarmagnéticos de Hifiman.

Tras mi buena experiencia con los HE-400, auriculares con un perfil muy divertido y con una gran relación calidad/precio siempre tuve en mente al modelo HE-500, que prometía una respuesta más neutral, así como una zona medio-aguda más coherente y natural, en definitiva una mayor fidelidad.

Hablando de términos constructivos comparte la mayor parte de las características de la gama, estructura base con arcos de metal, diadema de piel (en este caso de mejor calidad que en los HE-400) y copas circulares que recogen toda la oreja en su interior.

Las dimensiones de las copas son muy generosas, tanto que no creo que exista alguien al que le llegan a tocar la parte superior o inferior de las orejas con las almohadillas. En el caso de los HE-500 aparte de las almohadillas de polipiel que vienen puestas el fabricante nos adjunta un par de almohadillas de velour. Al igual que con los HE-400 tras los primeros minutos de escucha coloqué las de velour, ya que otorga un sonido con más aire, y una zona aguda bastante más lineal y suave que con las de símil piel, de hecho creo son con las que deberían venir ya de serie ambos modelos.

No son unos auriculares que tengan su punto fuerte en la comodidad, sobre todo debido al peso (502 g) que quizás causen alguna molestia tras un cierto período de escucha en los cuellos más delicados, no obstante este no es mi caso, y puedo llevarlos sin mayor problema durante varias horas.

Gracias a un mayor número de imanes en los driver junto con la mejora en el cableado interno y al tuning de la respuesta de este auricular los Hifiman HE-500 son un importante salto cualitativo respecto a los HE-400.

La pareja casi perfecta:   Hifiman HE-500 + Burson Soloist SL

 

IMAG0836

 

En un primer momento puede que el grave no resulte tan impactante como en su hermano pequeño, pero al poco tiempo uno consigue dejar a un lado la pegada y centrarse más en la calidad del grave en los HE-500, que es abrumadora. El Soloist hace sacar un gran subgrave, muy controlado y con una calidad que no había llegado a probar hasta el momento con ninguna combinación de auricular y amplificador.

Para disfrutar de todo el potencial del conjunto es necesaria la posición de alta ganancia en el Soloist SL, hacia las 11 horas se disfruta ya de un volumen alto y un sonido lleno con mucho cuerpo. A partir de la posición de las 12 el volumen ya es muy alto, eso sí sin ninguna distorsión, los HE-500 aguantan muy bien.

Cuando no movemos los Hifiman con un ampli que le aporte la cantidad de corriente necesaria para suplir esos 89 db de sensibilidad, el grave aparece más emborronado, la zona media no tiene tanta presencia, y los agudos tienden ligeramente a la silbancia. Este es el caso de auriculares portátil o estacionarios que no llegan a dar los vatios necesarios, con los que a pesar de tener un buien sonido no llegan a sonar todo lo bien que pudieran. Afortunadamente el Soloist con sus 2W a 8 ohm, aunque a falta de comprobarlo tengo la sensación de que esta cifra es superior, cumple de manera magistral.

Por lo tanto se hace imprescindible un amplificador con suficiente entrega de potencia para así sacar el mayor rendimiento posible de estos drivers planarmagnéticos.

Hasta las 60 primeras horas de rodaje no pude obtener un nivel 100 % satisfactorio en la transición del medio alto hacia la zona aguda, ya que todavía encontraba parte de la artificialidad que tenían los HE-400. Quizás acostumbrado a la excelente transición de mis Sennheiser HD600, ampliamente rodados, me hacía pensar que este pequeña característica era más grave de lo normal, no obstante este aspecto se subsanó completamente tras someterlos a unas cuantas horas de rodaje, y todo ha quedado en una impresión inicial. Esto delata la importancia de un cierto rodaje según qué auricular, en el caso de los HE-500 es un aspecto importante y que hay que tener muy en cuenta a la hora de escuchar los auriculares por primera vez, nada más sacados de la caja para no llevarnos a impresiones erróneas.

Los HE-500 son unos auriculares centrados en la zona media, y el Soloist SL tiene también su punto fuerte en esta gama de frecuencias, ayudando a potenciarla con todo los auriculares que utilizamos con él. El HE-500 no iba a ser menos y ofrece una experiencia muy gratificante, que se asemeja a la que obtengo con los HD600.

Claridad, naturalidad y excelente proyección de las voces e instrumentos en todo instante, me hacen disfrutar enormemente de las voces femeninas (punto fuerte en la reproducción de los HE-500) pero también con las voces masculinas, gracias al extra de cuerpo que aporta el Soloist SL en el medio-grave que nunca llega a emborronar la zona media ni a tapar al subgrave, que es prominente y muy fácil de distinguir en cualquier canción.

La rapidez es otra de las características más peculiares de este auricular, al lado de los HD650 se muestran mucho más ágiles y con una mayor facilidad de reproducir las transiciones. Los punteos de guitarra o los redobles de tambor tienen un decay de notas más realista y menos extendidos en el tiempo. Es aquí donde entra en juego el Soloist SL consiguiendo que esta rapidez no repercuta en un sonido brillante, aportando control y en muchos casos un punto de calma y calidez a estas rápidas vibraciones del driver.

Si en los Sennheiser HD600/650 destacaría la imagen central y la profundidad de escena, en los Hifiman HE-500 sería la amplitud y separación instrumental. Son unos auriculares que suenan extremadamente abiertos, si bien carecen de la escena tridimensional de los HD800 hacen un desempeño fabuloso en cuanto a escena.

En aspectos generales situaría a los Hifiman HE-500 un poco por debajo de los Sennheiser HD800, reyes de la técnica detalle y precisión, pero por encima de la gama HD6X0. Cualquiera de estos auriculares emparejados con el Soloist SL y una fuente y archivos cuidados nos hará entrar directamente en el mundo de la alta fidelidad, la pareja HE500 + Soloist SL es simplemente espectacular.

 

Podéis adquirir los Hifiman HE-500 a través del distribuidor oficial Head Direct, donde aprovechando el cambio dólar-euro se pueden adquirir a un gran precio (unos 520 euros al cambio)

http://head-direct.com/Products/?act=detail&id=102

Agradecimientos también a Zhang Lu del departamento de atención al cliente por su excelente trato y profesionalidad.

 

Muchas gracias por vuestra lectura,

Yago.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...