25 Ago

Earstream Headonic 2.0

Por Yago,

Quizás alguno de vosotros haya oído algo acerca de Earstream, o acerca del amplificador Sonic Pearl, o quizás no y en ese caso os ayudaré a conocer un poco mejor esta compañía.

Es una marca no demasiado generalista, pero que se encuentra dentro de las fronteras europeas, en concreto en Polonia, y eso siempre es una bienvenida noticia. ¿A nadie la gusta pagar aduanas, verdad?

Mis contactos con Michal, diseñador y propietario de todo el negocio, comenzaron ya más de un año atrás, si bien esta última época ha sido la más fructífera en cuanto a interesantes conversaciones por email se refiere, que han dado como fruto esta review de uno de sus últimos e interesantes modelos de amplificador para auriculares.

Hoy analizaré el Earstream Headonic 2.0 GSP/Box. Y sí, lo sé, es un nombre bastante largo, pero por fortuna el amplificador tiene un concepto más sencillo y útil.

Link del fabricante Headonic

Amplificador Earstream Headonic 2.0 vista frontal con interruptor de ganancia

Si alguno ha podido ojear un poco la descripción de este amplificador digamos semi-portátil y a baterías, ha visto que no se trata de un modelo económico. Los 850€ para la versión con los RCA en baño de oro, quizás a priori puedan llevar a pensar que es algo alto para un amplificador a baterías, pero en realidad sus prestaciones los sitúan cara a cara con modelos estacionarios, con toda la ventaja de no necesitar alimentación de red. Baterías = estabilidad en el suministro de la corriente para el circuito interno.

Especificaciones

– Máximo voltaje batería: 29.4V DC
– Impedancia de entrada (RCA): 10kΩ
– Impedancia de salida (RCA): 720Ω
– Máximo voltaje salida: 9.8V
– Respuesta en frecuencia con carga de 16 Ohm: 5Hz – 2MHz
– Hammond 1455Q2201 negro, azul o acabado aluminio
– Mando del volumen en plateado o negro.
– Peso: 1kg

Datos técnicos específicos para ganancia de 14dB:
– Hasta 40h de reproducción.
– Impedancia de salida jack de auriculares: 0.09Ω/1kHz
– Potencia de salida: 2,5W/30Ω, 0.32W/300Ω
– Separación entre canales a 1kHz: 47dB con 16Ω , 80dB sin carga.

Datos técnicos específicos para ganancia de 0dB:
– Hasta 68h de reproducción.
– Impedancia de salida jack auriculares: 0,4 Ohm
– Potencia de salida: 0,34W/30Ω, 0,31W/300Ω
– Separación entre canales a 1kHz: 50dB con 16Ω , 100dB sin carga.

Michal, fundador de Earstream tuvo como premisa trasladar la calidad de sonido de su amplificador estacionario Sonic Pearl al mundo de las baterías. Todo bajo una apariencia discreta, y centrada en lo funcional.

Por fuera es de los amplificadores más discretos que he podido observar, prescindiendo incluso de cualquier serigrafía grabada que indique la funcionalidad de cada interruptor o entrada. A priori puede dar lugar a cierta confusión, pero tras la breve explicación por email todo queda claro.

En la parte frontal no hay más que un jack de 6,3mm, el interruptor de baja/alta ganancia y el mando del volumen. Un discreto led naranja es el encargado de indicar el encendido y también mediante un continuo parpadeo, cuando la batería está en horas bajas.

La secuencia de encendido es quizás lo más particular de este amplificador estacionario pero a baterías, esta es la mejor descripción y la que mejor le encaja.

De izquierda a derecha y mirando la parte trasera del amplificador de frente la secuencia sería tal que así: interruptor 1 “on”, interruptor 2 “on”, interruptor 1 “off”. En ese orden. Y para apagar simplemente basta con bajar el segundo interruptor, eso es todo.

El por qué es por la incorporación de un circuito de protección para las baterías internas, intentando alargar la vida útil de las mismas lo máximo posible. Es posiblemente un procedimiento que se hace algo extraño las primeras veces, pero al que luego uno se acaba haciendo.

Por lo tanto el Headonic es un amplificador que refleja una construcción algo “hágalo usted mismo”, si bien no he encontrado nada achacable, ya que los componentes están ensamblados de manera muy sólida, y también tienen una calidad innegable.

El grado de customización que ofrece Michal para este ampli es alto, no tanto por la estética como por el tipo de entradas, bien balanceadas o SE, así como las distintas ganancias que cada usuario necesita. En conversaciones con él, me comenta que incluso puede desarrollar ganancias y especificaciones necesarias para mover los huesos duros como los Hifiman HE-6 o los Akg K1000, dos de los auriculares con mayores exigencias en la amplificación que existen actualmente.

IMG_0693

Sonido

Reconozco que la idea de un equipo en casa todo a baterías es algo que me llama cada vez más.

El 99% de nuestros domicilios no tienen una instalación eléctrica amigable con el público audiófilo por así decirlo, algo que en parte se puede mitigar con regletas filtradas, buenos cables, etc. Pero que a no ser que invirtamos una buena cantidad de dinero en un regenerador que estabilice la intensidad y voltaje del suministro eléctrico que alimentará a nuestro equipo de audio, será muy complicado igualar la limpieza que ofrece una alimentación a baterías.

Este es a priori el punto fuerte del Headonic, dando una potencia que además no es nada desdeñable, con 2,5 W a 30 Ohm, en ganancia alta. Con un nivel de hiss muy bajo, incluso en este “setting” más extremo.

Con una duración media de 50 h reales en cuanto a batería, uno casi se olvida de cargarlo, o de hacerlo en mi caso me ha bastado con 1 vez al mes aproximadamente. ¿Quién pide más?

La diferencia entre ambas ganancias, 0dB y 14dB, es alta lo que permite enforcarlas hacia dos tipos de auriculares. Siendo la de 14dB la adecuada para los auriculares con más demanda de corriente.

No obstante no solo se ciñen a las diferencias de potencia, ya que igualando niveles de SPL, y bajo la ganancia de 14dB se puede apreciar un perfil ligeramente más en “V”. Por lo que veo que este perfil combina muy bien con auriculares como los AKG K701, Ether C y planar en general, los 2,5W a 30 Ohm son más que suficientes para mover con mucha soltura a gran parte de los auriculares del mercado.

El circuito en resumidas cuentas y a pesar de ligeras diferencias y detalles como me comentaba Michal, trabaja en clase A. Mostrando una musicalidad impresa ya como seña de identidad en este tipo de amplificadores, que todo sea dicho vienen siendo mis favoritos desde que probé el primero de este estilo en el mundo de los amplificadores de estado sólido.

Si bien y teniendo en cuenta el ligero énfasis en la zona baja y en la zona aguda con la ganancia de 14dB, no tengo la sensación de que es un amplificador que edulcora demasiado la señal, está un paso por delante de lo que llamaría neutro, tirando hacia un sonido rápido y muy dinámico. Con un subgrave no tan marcado como el medio grave, pero igualmente presente.

Después de distintas pruebas y combinaciones me quedé prácticamente todo el tiempo con la combinación de ganancia en 0dB y mis Joseph Grado HP1000, una auténtica joya de la marca americana, con un perfil que se aleja de las estridencias en los agudos de prácticamente todo Grado actual.

La sinergia es tal que el conjunto creo que ofrece todo lo que un audiófilo busca. Separación instrumental magistral, escena aireada y amplia, y precisión quirúrgica con punteos de guitarra y ataques de piano tan realistas que cuestan creer. Mérito por supuesto de ambos, tanto de los auriculares como del Headonic, no obstante y en comparación con otros amplificadores portátiles y estacionarios de similar nivel de precios, el modelo de Earstream se titula como vencedor sin discusión.

Su versatilidad es otro punto fuerte, en ganancia baja no solo mueve muy bien Grado, Denon AH-DX00/Fostex y demás, también realiza un papel destacable con iem y custom de alta sensibilidad, gracias a un fondo muy silencioso y libre de hiss, el único pero es del no contar con un jack de 3,5mm para estos menesteres, pero es un problema menor y de fácil solución con un adaptador a 6,3mm. Entre todos los ciem/iem que poseo para mis pruebas mis Vision Ears VE6-Xcontrol fueron también una de las parejas más exitosas con el Headonic. A pesar de ser un iem bastante “quisquilloso” en cuanto a captar todo pequeño ruido de fondo, el silencio con este ampli es casi sepulcral, comparable a un DAP de altura como el Lotoo Paw Gold en este aspecto. Aunque debo decir que partiendo de una muy buena base y debido a la tecnología multidriver “balanced armature” es algo más difícil captar las diferencias de amplificación con este tipo de ciem.

IMG_0696

Conclusiones

A pesar de su discreta apariencia con un ligero toque a “DY”, el Headonic GSP/Box de Earstream tiene un rendimiento de sobresaliente para tratarse de un amplificador a baterías.

La relación entre potencia y la larga duración de las baterías es tan buena que cuesta un poco de creer hasta que uno lo prueba por sí mismo. Con dos ganancias bien diferenciadas consigue abarcar un amplio abanico de tipos de auriculares, desde iem/ciem hasta planar que agradecen de una buena dósis de potencia.

Si a esto le añadimos su posibilidad de ser transportado con cierta facilidad a distintas estancias o domicilios, y la función de previo, le dan todas las papeletas para convertirse en un caballo ganador. Al que quizás solo se le echa en falta una apariencia algo más diferenciada y elaborada.

Gracias a todos y hasta la próxima review, más pronto que tarde,

Yago.

Sonido 89Ptos
Diseño y construcción 74Ptos
Funciones 88Ptos
Duración batería 97Ptos
TOTAL 87Ptos
Yago

Yago

Lo reconozco, me encantan los auriculares...

More Posts - Website

Comparte: