Hace ya tiempo que seguía las creaciones de Feliks Audio, no solo porque me llamaban la atención en cuanto a sobriedad del diseño, también porque es una marca polaca, y digamos que no abundan mucho los fabricantes que tengan tanto el diseño como la fabricación localizadas dentro de las fronteras europeas.

El Elise fue el modelo exitoso y predecesor al Euforia que hoy analizo, de hecho la apariencia de ambos es casi idéntica en su exterior, no tanto en su interior, donde el Euforia es más y mejor en todo.

Partiendo como una empresa que realizaba proyectos por encargo, con el paso de los años han conseguido desarrollar sus propios diseños para todo tipo de presupuestos, ya que recientemente han lanzado el “echo” que  a solo 369 euros, se antoja como un excelente primer valvular.

El Euforia tiene varias opciones en cuanto a válvulas, el que hoy analizo es el tope de gama directamente, con las PSVane Gold para la parte del previo, y unas  6N13S (NOS) en potencia; ambas pareadas.

El precio para esta versión es de 1999 euros, pero si a alguno le apetece ponerle sus propias válvulas compatibles Feliks Audio también da la opción de adquirirlo sin ellas, por 1799 euros.

Diseño y construcción

Reconozco que aun a día de hoy hay algo en los diseños valvulares que atrapa y llama la atención, más si cabe cuando están encendidos y bajo una luz tenue. El Euforia es un amplificador discreto a la par que bonito, con un acertado acabado en negro mate sin más conexiones que las necesarias, y unas sensaciones de bloque sólido y duradero. Este es un ampli para años y años, de esos que perfectamente podríamos dejarle a nuestros hijos.

El perfeccionismo de los acabados y la clase que desprenden sus formas perfectamente podrían hacernos pensar que viene de una compañía de las grandes, pero no es así, y esto si cabe tiene más mérito. Hasta lo que a priori no se ve está muy cuidado, como la eficiente rejilla de ventilación en la parte inferior incrustada dentro del logo de Feliks Audio.

El frontal está presidido por la gran rueda del volumen, que tiene la resistencia justa y una precisión de cirujano, pudiendo amoldar el nivel casi al milímetro.

Los pies antivibración ya vienen preinstalados así que no tendréis que preocuparos más que de colocarlo sobre una mesa lo suficientemente estable, o en un mueble dedicado si puede ser, mejor que mejor.

El Euforia es un amplificador para una sola fuente, con esto quiero decir que solo se ofrece un par de entradas RCA, pero también puede hacer como previo de gran calidad para nuestro equipo de cajas. Así que lo veo como un conjunto importante en nuestro rack o escritorio, que además de lucir bien se torna bastante funcional.

Un discreto punto LED nos indica cuándo está encendido, y tenemos un jack de 6,3mm como única salida de auriculares. En la parte trasera llama la atención el interruptor del “crossfeed” que es una característica pionera en los diseños a válvulas y que describiré un poco más adelante.

Especificaciones

-Impedancia de entrada: 100 kOhm
-Respuesta en frecuencia: 8 Hz – 75 Khz +/- 3 dB (300 ohm)
-Potencia de salida: 250mW
-THD: 0.4 % (300 ohm, 20 mW)
-Rango de impedancias soportadas: 32 – 600 ohm
(incluyendo auriculares planar-magnéticos)
-Premium PsVane CV-181 Mk2 “Gold” /o “Silver” PsVane
6SN7 válvulas

-Dimensiones: 310x205x175[mm]
-Peso: 6kg
-3 años de garantía

Sonido

A contrario de lo que pueda llevar a pensar a priori por ser un diseño valvular, el Feliks Audio Euforia es un amplificador que va igual de bien o incluso mejor con auriculares de impedancias medias y alta sensibilidad.  Prueba de ello es que en varias ferias fue el amplificador elegido por Focal para emparejarlo con los Utopia, que es a día de hoy uno de los mejores auriculares del mundo, y para muchos el mejor directamente.

Sennheiser siempre ha tenido en sus modelos de altas impedancias unos buenos aliados para los amplificadores a válvulas, y por suerte cuento en mi colección con los HD800S que en parte siguen siendo uno de los referentes en mis pruebas, y también cómo no lo han sido durante mis escuchas del Euforia.

¿Y cómo suena?

Quizás a muchos os podrá sorprender lo siguiente, de igual manera que lo hizo conmigo cuando lo escuché por primera vez, y es que el Feliks Audio Euforia es de los amplificadores más neutros que he escuchado. No sé si por la elección de las válvulas tope de gama, las soldaduras punto a punto con cableado de plata de alta pureza o por la concepción del esquema en general; pero el conjunto suena extremadamente neutro, claro y rápido para ser un amplificador valvular.

Este perfil puede dejar a muchos un tanto descolocados, ya que es algo común el asociar el sonido lento, cálido o “laid-back” como le llaman los anglosajones, a los diseños a válvulas. Pero Feliks Audio intencionadamente ha diseñado un amplificador con un sonido muy plano y con un alto nivel de transparencia.

La cantidad de grave es más bien la justa, comedido en pegada pero precisa en cuanto a su definición, puede quedar algo corto con auriculares que ya de por sí no brillen en sus frecuencias más graves, pero equilibra de manera excelente al grave de los planar, como los Mr.Speakers AEON Flow que recientemente analicé; con los cuales es capaz de mantener su pegada un poco más a raya y aumentar la precisión haciendo que queden más “sujetos” y compactos por así decirlo.

No tiende a enfatizar la zona del medio-grave como sí lo hacen otros diseños OTL, y quizás no sea la mejor elección para alguien que busque endulzar o colorear los agudos de sus auriculares. De hecho el Euforia se extiende de manera formidable en agudos, con una claridad y presencia en la zona media-alta inusual y que no había escuchado hasta ahora en ningún valvular.

Los medios son muy abiertos sin presencia alguna de velo, enfatizando la dinámica del auricular y creando una experiencia perfecta para aquellos que disfruten de un sonido neutro que no aburrido. Empasta muy bien con auriculares que tienen cierta coloración en la zona media, ya que los equilibra en cierta manera, y sin caer en lo clínico aumenta la sensación resolutiva del conjunto.

Su discreta potencia anunciada es suficiente, y en la práctica gracias a su pronunciada ganancia no he tenido problemas en mover todos los auriculares que he probado con el Euforia, pasando incluso por iems dinámicos con los que ha mostrado un silencio de fondo casi sepulcral, otra de las características que juegan más a favor en este amplificador.

Este amplificador en general rinde mejor con auriculares de impedancias medias, o cercanas a los 100 Ohm hablando de auriculares dinámicos, aquí es donde saca un sonido con más autoridad, y manejando los Focal Elear o Clear, que ahora mismo tengo por casa en pruebas, el sonido es realmente fantástico y creíble.

Moviendo los HD800S el resultado sigue siendo bueno, pero echo en falta un poco más de potencia para sacar a relucir el grave de estos auriculares, gama de frecuencias donde ven incrementada su impedancia y por lo tanto de ahí la importancia de tener un extra de voltaje para que den todo su potencial.

La escena no es ni especialmente amplia ni profunda, pero sí coherente, aquí es que tuviera altas expectativas ya que por norma general los amplificadores a válvulas tienden a un sonido más intimista, y el Euforia no iba a ser menos. No nos va a representar un gran palco, pero sí tiene la capacidad de sumergirnos en la sala del concierto y que nos lo creamos.

Una de las peculiaridades es la incorporación del “crossfeed” mediante un interruptor en la parte posterior, al lado de la toma de corriente. El fundamento de ello está en la mezcla de cierta parte de frecuencias hacia el otro canal, intentando imitar tal y como el oído humano escucha en estéreo, ya que tanto el oído izquierdo como el derecho escuchan los sonidos que provienen del exterior, uno con un ligero retardo sobre el otro dependiendo de cuál sea el posicionamiento de la fuente emisora del sonido. Bien pues Feliks Audio en particular, y después de estudiar los distintos efectos, decidió utilizar una parte de las frecuencias graves para que el usuario pueda experimentar esta función, que afecta sobre todo a la manera con la que percibimos la escena sonora de la música que está sonando en ese momento.

Conclusiones: ¿Para quién es este amplificador?

Si eres un amante de los diseños a válvulas, pero no te gusta la calidez y lentitud (provocada por la distorsión asociada) que tienen estos amplificadores por norma general, el Euforia es un serio candidato para ti.

Está extremadamente bien construido, con todo lujo de detalles, y los 3 años de garantía dentro de Europa son un plus de tranquilidad. Su sonido puede que no sea para el público más comercial, pero sí para aquellos que quieran fidelidad y una capacidad de resolución sorprendente para un ampli de válvulas.

Solo se echa en falta quizás más potencia con ciertos modelos de auriculares y algo de más variedad en cuanto a entradas y salidas, pero por lo demás es una opción fantástica y poco común dentro de su rango de precios. Desde luego que ocupará un lugar especial en tu mueble o escritorio.

Puntuaciones

Sonido 92 Ptos
Diseño y construcción 92 Ptos
Precio-calidad 86 Ptos
TOTAL 90 Ptos
Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...