Por Yago,

Ya desde sus primeras fases de desarrollo el FiiO E12 ha creado una gran expectación. Desde sus comienzos FiiO ha llevado este proyecto con una gran ambición de superación, tratando de servir al público un producto que promete la mejor relación calidad/precio, como viene siendo habitual en sus productos, pero intentando llegar a lo más alto dentro de acabados y rendimiento
sonoro, ¿lo habrán conseguido?

 

Con esta review intentaré acercaros un poco más este amplificador portátil e intentar responder a esa pregunta. A pesar de que
todavía no ha salido en España (su salida parece inminente) gracias a la propia FiiO cuento con una unidad para realizar este test. La atención que me han prestado en la marca ha sido perfecta en todo momento, respondiendo a mis emails en 24 h, se nota que están haciendo las cosas bien y saben que una buena atención al cliente es fundamental en estos días como elemento indispensable para un buen éxito en el mercado.

Probablemente mucha gente vea al E12 como un sustituto del antiguo E11, en parte puede ir bien encaminados, pero la propia FiiO sigue manteniendo el E11 en el mercado, y más que un sustituto creo que el E12 es una clara evolución en todos los aspectos, incluído por supuesto el aumento del precio, por lo que en teoría podrían convivir sin solaparse uno con el otro.

Aspecto y sensaciones
“Premium”

 

El salto cualitativo que ha dado FiiO con el E12 Mont Blanc tanto en calidades como en presentación es realmente evidente. Observándolo con detalle y atención se nota que los ingenieros han puesto muchas horas y esfuerzo para conseguir este resultado.

El cuerpo está enteramente realizado en aluminio con un gran nivel de acabados, consta de 3 piezas (cuerpo y paneles frontal y trasero) tan bien integrados entre sí que parece ser una sola. Tras haber probado otros productos de FiiO como el E7 o el E9 el salto es simplemente brutal en calidades de acabado y precisión.

Es un producto que se siente “Premium” y no desmerece en cuanto a acabados a algunos de sus rivales, es más diría que supera con creces en este apartado al C421 de JDSLabs.

El panel frontal está presidido por un bonito potenciómetro para el volumen de superficie rugosa para garantizar un buen “grip”. Lo que quizás más sorprenda de este potenciómetro es la dureza del giro, esto ha sido un diseño intencionado por la propia FiiO para evitar posibles sustos al variar sin querer el volumen cuando es transportado en un bolsillo. Hay que ser realmente concisos para subir o bajar el volumen, y aunque al principio quizás resulte demasiado duro para algunos con el uso va ganando un poco de suavidad y por otro lado permite un ajuste muy fino. La función de encendido y apagado está integrada en el propio mando del volumen, y tras un “clack” cuando llevamos el volumen al miínimo,el LED azul se apaga.

Potenciador de
graves, ganancia y Crossfeed

Son las 3 funciones más destacables con las que cuenta el FiiO E12, en uno de los lados se sitúa el potenciador de graves, accesible
mediante un interruptor plateado, muy bien ubicado y con una única posición “ON” que aporta una ganancia de unos 4,5 dB hacia los 50Hz, es decir, afecta  más directamente a la cantidad de subgrave sin incidir apenas en el resto de frecuencias. Apuntar que esta es la versión definitva del FiiO E12, por la red podéis ver alguna foto de la anterior versión que se caracterizaba por una respuesta distinta en el Bass Boost (el pico se situaba en torno a os 25 Hz) y la ganancia era de +10db.

Por otro lado las funciones de aumento de ganancia (a +16db) y Crossfeed no pueden ser activadas con los dedos fácilmente, y requieren de algún elemento externo para su puesta en marcha, esta es otra de las intencionalidades en el diseño de FiiO, y aunque no sean funciones tan recurridas en mis escuchas, hubiera preferido un sistema igual al pequeño interruptor metálico del Bass Boost.

Casi siempre he mantenido desactivado el Crossfeed, ya que, acostumbrado a las escuchas con auriculares el efecto de “mix” entre ambos canales no termina de adecuarse a mis gustos y a mis auriculares, pero por otro lado debo decir que el resultado está muy bien conseguido y es interesante probarlo, pudiendo adaptarse perfectamente a las preferencias de otra persona.

En cuanto a portabilidad, las cotas me parecen bastante adecuadas para ello, con unas dimensiones similares a un Galaxy S2 y un peso que si bien no se puede considerar como ligero, es aceptable y por otro lado aporta una sensación y robusted que no encontraba en otros amplificadores portátiles. Otro de los puntos importantes es la batería, promete una duración de unas 12 horas, y no sólo las cumple si no que más de una vez he conseguido a llegar a unas respetables 15 horas de reproducción.

¿Cómo suena?

Es un ampli indudablemente con un perfil cálido con una potencia que sorprende y un balance tonal adictivo y muy musical. Antes de entrar en más detalles y como siempre he de mencionar el equipo que he utilizado:

-Fuentes:
DAC W4S Udac-HD, Galaxy S3+HRT Streamer (line out)

-Auriculares: Shure SE535, Phonak Audeo PFE 022, Hifiman
HE400,Sennheiser HD600 y Sennheiser Momentum.

-Archivos de música en FLAC
(16 y 24bit) de todos los géneros.

 

Se atreve con todo, desde unos Sennheiser Momentum, hasta unos Hifiman HE400 o unos Sennheiser HD600, pasando por unos  IEM delicados y sensibles como son los Shure SE535, con todos y cada uno de ellos y dejando a un lado las sinergias, el resultado fue muy bueno.

Escuchando los Shure SE535 con la ganancia de 0db no se aprecia ni un ruido de fondo llevando el volumen al máximo con la música en pausa, gran trabajo de los ingenieros de FiiO, ya que, no sólo han sido diseñado un amplificador capaz de mover auriculares exigentes, sino que tampoco han descuidado el rendimiento con aquellos más sensibles y de baja impedancia, que probablemente sean los que más vayan a ser utilizados por los usuarios de este amplificador.
El FiiO E12 lleva impreso el sonido de la marca, en cuanto a perfil cálido, algo oscuro y unos agudos extremadamente suaves. Pero no nos engañemos, es un paso de gigante con respecto al FiiO E7 y el FiiO E11 que pude probar no hace mucho.

Aquellos que quizás notaban falta de resolución y detalle en estos modelos encontrarán una gran mejora en el E12 en todos lo aspectos, tanto en tímbrica como en detalle y también en escena. Esta última si bien no destaca demasiado por su amplitud, y peca quizás de menos aire con respecto al c421 de JDSlabs, tiene una gran profundidad y coherencia. Las voces masculinas suenan con garra y autoridad, muy bien proyectadas y con gran presencia.

Los medios si sitúan así en un plano más adelantado al resto de frecuencias. La reproducción y el timbre de los instrumentos de viento me ha parecido destacable y he disfrutado enormemente escuchando el último disco de WoodKid o algo más tradicioanal como el mítico Miles Davis, la trompeta suena íntima y cercana.

En rasgos generales es un sonido fácil de escuchar y muy disfrutable, si alguien busca la expresión máxima del detalle y neutralidad,
puede que este no sea su ampli portátil, pero por otro lado el FiiO E12 ofrece un gran equilibrio entre diversión y fidelidad,algo que realmente valoro en un amplificador portátil, con unos agudos nada hirientes y dulcificados.

Hablemos del grave, y qué grave, está presente en todo momento y ayuda a aportar ese cuerp característico al sonido, me ha parecido de una calidad excelente, llega realmente abajo, está bien delineado y parece centrarse más en la reproducción del subgrave comparándolo por ejemplo, con el Headstage Arrow 4G. Sigo apreciando una ligera coloración en el medio-grave,algo que se acentúa
levemente con el Bass Boost activo, que por otro lado me ha parecido muy bien implementado y prácticamente no tiene incidencia en los medio ni agudos. En mis escuchas encuentro la cantidad perfecta de graves con el Bass Boost desactivado, ya que los auriculares con los que más lo he escuchado, los Hifiman HE400, no van precisamente cojos en ese aspecto.

 

 

Hablemos de sinergias y potencia

 

Al final de este período de convivencia con el nuevo FiiO E12, me he dado cuenta que a pesar de ser un amplificador portátiles la mayor parte del tiempo lo he estado empleando con auriculares que quizás no sean tan portátiles. Debido a su potencia y autoridad para mover auriculares como los Hifiman HE400, más de una ocasión he pensado que quizás ha nacido un gran competidor para el Headstage Arrow 4g, hasta ahora uno de los reyes de la potencia.

El hecho es que manteniendo la ganancia el 0db, el FiiO E12 es capaz de mover a mis Hifman HE400 hasta volúmenes insanos y con una sinergia admirable para tratarse de un ampli portátil. Con el potenciómetro a las 12 lo encuentro más que suficiente, y en el caso de auriculares más fáciles de mover y menos exigentes, como es el caso de los Sennheiser Momentum, el juego está entre las 8 y las 11 del potenciómetro.

 

En el diseño de este amplificador indudablemente se haya tenido en cuenta la creciente demanda de auriculares planar-magnéticos, y FiiO ha respondido al público con un ampli capaz de moverlos decentemente en busca de una escucha más informal, para cuando no tengamos nuestros equipos estacionarios tan a mano.

A la hora de mover IEM es capaz de ser delicado también, no obstante debido a la gran potencia disponible la banda de margen para jugar con el potenciómetro se reduce considerablemente y tendremos que ser cuidadosos a la hora de ajustar el volumen, en este caso la dureza del mando es de gran ayuda. Por otro lado el fondo negro y la bajísima impedancia de salida, menor a 0,5 Ohm, nos garantiza un buen rendimiento con Balanced Armature sensibles a las fuentes, caso de los Shure SE535, con los que finalmente si bien el resultado era bueno, los medios dulcificados y cálidos de estos IEM agradecen un ampli más frío.

Utilizando los Phonak Audeo PFE O22 sin embargo, he disfrutado de una gran sinergia también entre ellos, el FiiO E12 consigue sacar a relucir las voces y ayuda a que ganen en cuerpo llevando su rendimiento a unas cotas muy altas.

 

 

Conclusiones

Con una gran calidad de construcción, una estética realmente acertada y una gran polivalencia para mover desde unos IEM hasta unos planar-magnéticos como los Hifiman HE400 con aparente facilidad, veo al FiiO E12 como un producto realmente recomendable, para aquel que busque un producto con una relación calidad-precio imbatible. Sin duda el amplificador portátil de las tres B: bueno, bonito y barato. Bravo por FiiO!

 

Gracias a todos por vuestra lectura,

 

Yago.

 

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...