Harmony Design es de esas pequeñas compañías que se podrían denominar casi como “boutique”. Probablemente a la mayor parte de vosotros ni os suene, así que os pongo un poco en situación.

Afincada en Suecia y con una larga experiencia diseñando y adaptándose a las peticiones incluso de sus clientes, Harmony Design comenzó ya su periplo en los amplificadores de auriculares hace unos años.

El Ear 903 no es más que una nueva creación de esta marca sueca, ayudada por toda la experiencia anterior recogida, y mejorando todo lo que era susceptible de ello, para dar como resultado un amplificador versátil y distinto a lo más convencional.

Podría decirse que es el sustituto del Ear 90, el cual tenía un diseño más arcaico y simplista si cabe que este, pero que se caracterizaba por un rendimiento excelente para el precio.

Este Ear 903 se sitúa sobre los 1350 euros al cambio, y se puede adquirir directamente en la web y ofrecen envíos internacionales (en el caso de que en tu país no exista un distribuidor, como es el caso de España):

http://www.harmonydesign.se/eng/index.php?sid=6&usid=10

Diseño y construcción

El diseño sueco siempre se ha caracterizado por su minimalismo y discreción, y el Ear 903 no iba a ser menos. Aun con el empleo de madera rematada con acabado natural (a base de aceite) su apariencia es muy sobria, pero elegante a la vez.

El chasis es de aluminio y se siente muy sólido en la mano, ofreciendo un peso considerable y unas conexiones dignas de aguantar muy bien el paso de los años. Para los que les guste personalizar sus compras Harmony Design ofrece distintos tipos de madera sólida para los laterales y dado el caso al tratarse de una empresa pequeña también están abiertos a escuchar las necesidades del cliente para adaptar el amplificador a algún tipo específico conector u otra sugerencia.

La experiencia en el mundo de la amplificación de altavoces aporta buenos conocimientos aplicables también a la amplificación específica para auriculares, son varias ya las marcas que son en un principio famosas por sus productos para cajas, y que luego sucumben a la tentación del creciente mercado del auricular, una de ellas por mencionar es Pass Labs.

Así pues en el Ear 903 se refleja parte del aprendizaje y conceptos del diseño de otros modelos de etapa de la marca sueca. La parte de amplificación trabaja en clase A/B y consta de entradas balanceadas, aunque podremos hacer uso tanto del conector de 6,3mm situado en la parte posterior como el XLR 4pin del frontal, que acorde a la marca aportará el mejor rendimiento.

En su interior la parte de alimentación y amplificación están muy bien diferenciadas para evitar interferencias y sobrecalentamiento, el regulador de voltaje es heredado directamente de los modelos de más precio y garantiza una buena estabilidad en la alimentación del circuito para que rinda de la mejor manera posible. También se utilizan filtros activos y pasivos para la regulación.

La parte de amplificación y alimentación están conectadas sin cables, directamente a través de la placa PCB de 4 capas con plancha de cobre sólido, para así minimizar las pérdidas.

Especificaciones
  • Ancho: 245 mm; alto: 55 mm; fondo: 206 mm.
  • Peso: 2,5 kg.
  • Entrada: Balanceada.
  • Salidas de auriculares:
  • 4 pin XLR en el frontal (balanceada).
  • 6,3 mm parte trasera (no balanceada).
  • Amplificación: 14 db

Sonido

Siendo muy escasa la información sobre la potencia ofrecida así como la impedancia de salida del amplificador las pruebas antojan si cabe a la experiencia del oído más importancia.

Si bien la salida balanceada ya hace pensar desde un primer momento que nos encontramos ante un amplificador con intenciones de abordar auriculares grandes orejeros. Así que durante mi test he utilizado sobre todo dos: los nuevos Erzetich Mania, con los que por cierto hace un “match” estético casi de libro” y también mis contrastados HD800S de Sennheiser; que como muchos sabréis son unos de mis fijos en el banco de pruebas para casi cualquier producto.

El modelo alemán siempre fue un auricular que agradece el balanceado, no es que se haga imprescindible pero sí que parece sonar más “desahogado” si se conectan a este tipo de circuitos, con el Ear 903 no iba a ser menos. Utilizando las salidas del Mytek Liberty como fuente el sonido es bastante sofisticado, con un sorprendente silencio de fondo y una dinámica controlada pero autoritaria cuando el tema lo requiere.

Por suerte he podido probar a los HD800S con multitud de amplificadores de todo tipo, desde valvulares neutros como el Feliks Audio Euforia hasta modelos no valvulares de alto nivel como el Pass Labs. Y debo confesar que teniendo en cuenta el precio del EAR 903 el desempeño se antoja aun más destacable. Esa llamada “sinergia” existe con esta pareja, con un sonido nada seco, con facilidad para separarlo en capas, y una tonalidad general del conjunto que cae más hacia el lado dulce y cálido, sin llegar al punto de un valvular como el Feliks Audio Elise.

Así pues creo que tiene un buen compromiso entre capacidad técnica (detalle y resolución) y calidez, que tan necesaria es para escuchas largas sobre todo con auriculares como los H800S, a pesar de lo que puedan pensar muchos fanáticos del sonido técnico y casi de estudio.

En particular soy partidario de todas aquellas marcas que dan igual importancia al diseño sobre el papel con medidas experimentales y el posterior afine “a oído”. Ya que parte de la magia o del timbre realista se puede perder si no se tiene en cuenta suficientemente esta última parte.

En cuanto a potencia soy incapaz de pasar de las 12 con el pote del volumen, manteniendo siempre un volumen de escucha moderado pero a su vez con cuerpo. Muchas veces la ganancia es confundida con la potencia, y hay amplificadores que aparentemente dan mucho volumen pero carente totalmente de cuerpo y profundidad. Por suerte con el Ear 903 no tenemos ese problema y mueve a los HD800S con autoridad.

Turno de los Erzetich Mania, un modelo de auricular bastante más fácil de mover que los Sennheiser HD800S, es por ello que aquí no noto mucho las diferencias entre la salida balanceada del frontal a la de 6,3mm.

La naturaleza de estos auriculares es de un sonido muy dinámico y de contrastes, con un grave prominente y con pegada. Conectados al Ear 903 de alguna manera consigue calmar un poco el perfil, para dar unos medios más relajados junto con una sensación de mayor amplitud. En resumidas cuentas los hace sonar “más grandes” algo que favorece de cara a la versatilidad de este modelo, sobre todo en música clásica, donde no existan grandes masas orquestrales. Ahí donde los HD800s se lucen.

En general las salidas balanceadas suelen tener de por sí una impedancia de salida más alta. Los 80 Ohm de los Erzetich se tornan algo altos para captar de mejor manera las diferencias vs. la salida de 6,3mm, ya que en auriculares de 32 Ohm es fácil notar un grave más inflado con impedancia de salida alta. Pero en resumidas cuentas mi recomendación para el potencial usuario de este amplificador es que limite la salida balanceada para los modelos de mayor impedancia, siendo la no balanceada más que suficiente para un gran rango de auriculares, incluyendo los de alta sensibilidad y baja impedancia.

Conclusiones

El Harmony Design Ear 903 es un amplificador para aquel que priorice el sonido sobre la estética, el minimalismo sobre la complejidad. Con una excelente capacidad para mover los HD800S consigue lograr un puesto destacado dentro de los amplificadores sub-1500 euros que he probado.

Con un diseño tradicional y unas prestaciones más que suficientes para casi todos los auriculares es una opción muy recomendable, te encantará su estética si tienes cierta nostalgia de la electrónica de finales de los 80.

Sobre todo un modelo diferente a lo habitual, con un toque de exclusividad y capacidad de personalización que las marcas grandes no son capaces de dar.

Puntuaciones

Sonido 90Ptos
Diseño y construcción 84Ptos
Precio-Calidad 89Ptos
TOTAL 88Ptos
Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...