Por Yago,

 

¿Amplificadores a válvulas? ¿Dulce “distorsión”?

P7300186

 

El Icon Audio HP8 es perfecto representante del buen sonido a válvulas para nuestros auriculares. Querido por la mayoría pero también con opiniones controvertidas dentro de unos pocos, está considerado como uno de los amplis valvulares con mejor ratio de rendimiento/precio.

La versión que aquí os traigo es la última mkII, con diversas mejoras sobre la anterior, tales como modificaciones en el mando del volumen, mejores conexiones RCA y una gruesa placa de cobre posicionada rodeando las conexiones de las válvulas, que ayuda a una mejor conductividad.
En cuanto a las válvulas utilizadas me he limitado a disfrutarlo tal y como viene de serie, me consta que el margen de mejora en un amplificador de este tipo es muy grande. Pasando por las mismas válvulas (tenía en mente una Genalex para la de previo) como condensadores pueden alterar bastante el resultado sonoro final, afinándolo a los gustos particulares de cada uno según sean los componentes utilizados, algo que para mí es una gran ventaja para los aficionados al DY y al “tube rolling”

La calidad de construcción está fuera de toda duda, lo primero que me sorprendió fue el peso en relación con el volumen del Icon Audio. Señal significativa de los buenos materiales empleados en su chasis para garantizar la mayor durabilidad. En parte este peso también es debido a la incorporación de la gruesa placa de cobre, que a su vez aporta una mejora estética al conjunto, por qué no decirlo

P7300182

En la placa frontal del Icon como podéis ver se distinguen el mando del volumen, preciso, sólido y muy progresivo en su manejo, el interruptor que alterna mono/estéreo y el selector de impedancia que actúa directamente sobre la ganancia (volumen) del amplificador: baja, media y alta.
En cuanto a la parte trasera tenemos el conector para cable de red IEC, el portafusibles y dos entradas RCA ancladas al chasis y de muy buena calidad, no son las típicas que podemos ver en la gran mayoría de aparatos hifi.

Para la válvula de previo se ha elegido la de tipo JJ 12AX7, en cuanto a las válvulas grandes de potencia se opta por unas 6SN7, ambas están muy extendidas por el mercado y existen infinidad de marcas que comercializan estos modelos, incluídas las NOS. Por lo tanto disponemos de un amplio abanico para la experimentación con distintas válvulas, desde las más asequibles hasta las más exclusivas sólo para los presupuestos más holgados.

Como el propio Tomás aconseja (de ATsoluciones distribuidor oficial de Icon Audio) el primer y más sencillo paso para una mejora clara en el Icon es el cambio de la válvula de previo de serie por una de mayor calidad, ya que es la que más influye sobre tonalidad del amplificador.

 

SONIDO: la sinergia perfecta

 

P7300187
A pesar de contar con el selector de impedancias el Icon Audio es un amplificador pensado para auriculares grandes, nada de portables ni iems. Aquellos auriculares con mayor demanda de potencia y autoridad son los que se verán más favorecidos por este amplificador a válvulas, que con 2W a 32 Ohm tiene capacidad para mover incluso auriculares planar-magnéticos como es el caso de los Audeze, por este motivo el Icon suele ser una de las parejas recomendadas como pareja de baile para estos auriculares.

 

Hay veces que uno oye hablar de sinergias de tal amplificador con tal auricular y se pregunta ¿qué es realmente la sinergia? ¿Existe o es una invención de unos pocos pirados (entre los que me incluyo)?

Pues bien cuando un amplificador consigue sacar cosas que nunca antes habían sonado igual en un determinado auricular como es el caso del Icon Audio HP8 con los archiconocidos AKG K701, hablamos de una pareja perfecta, complementadas a la perfección, esa “sinergia

Los Akg k701, auriculares duros de mover, rápidos, secos, detallados y en ocasiones con agudos en el límite de la barrera de la molestia para mí con otros amplificadores se transforman literalmente con el Icon.
No son cambios sutiles, ni matices, en mi caso noto una gran diferencia de escucharlos con este amplificador a hacerlo con otros amplis estacionarios.
Las válvulas hacen aquí un gran trabajo, el perfil y la tonalidad de este amplificador sienta como anillo al dedo a los AKG. Ponen su sello en cada escucha y si no descuidamos el resto del equipo y establecemos un mínimo estándar de calidad en la cadena (archivos, fuente y cableado) podemos estar bajo mi punto de vista ante un equipo “para plantarse”.

El grave aumenta en peso, pegada y adquiere una mayor riqueza. Esto es algo que aprecio muy bien en el curioso disco de “The Whitest Boy Alive- Rules” mezcla de Pop-electrónica e incluso algo de Indie, con mucho protagonismo de bajo, guitarra y batería. La base rítmica impuesta ahora está bastante más acentuada con el Icon, y los solos de bajo suena claros, marcados, llegan realmente abajo. Ganando en calidez el grave suena más natural y hace más atractivo el conjunto del sonido, invitándote a mover el pie de manera mucho más frecuente a como lo hacen con otros amplificadores más recatados.

¿Quien dijo que los K701 no tenían grave ahora?

P7300181

 

Este aumento de calidez, el peso y dulzura en el grave se traslada también a la zona media, que manteniéndose prácticamente igual de adelantada logra dar un mayor sentimiento y realismo a las voces, sacando en parte esa sensación de sonido “seco” por unos medios más al estilo Sennheiser. El medio-grave logra un perfecto empaste con la zona media y las voces se ven muy favorecidas. La voz de Tom Jones en su último disco “Spirit in the room” adquiere un mayor protagonismo y si antes daba la sensación de dejarse algo por abajo ahora inunda la escena con su presencia, su vibrato y su potencia.

No puedo afirmar que se trata de un cambio tan apreciable como en el apartado del grave pero sí es bastante notable, en general se mejora la proyección de las voces y ese punto cálido ayuda a disfrutarlas más.
Quizás el perfil de las válvulas calmen el sonido un poco, y lo hagan un punto más lento; no es que las transiciones ahora se vean afectadas o se noten más perezosas, más bien se pierde un poco de brillo y rapidez para dar paso a una mejor representación vocal y de instrumentos de viento sobre todo. En cuanto a los solos de guitarra eléctrica puede que se perdiera un poco de chispa con respecto a otros amplificadores, pero en mi caso que suelo tirar a por música más tranquila no me supone en absoluto ningún inconveniente.

A pesar de ser un amplificador a válvulas el Icon HP8 no peca de sonido sucio o poco definido, ya con las válvulas de serie muestra un buen balance y precisión, esa famosa distorsión de las válvulas es inapreciable para mí y muestra unos agudos limpios y con buena extensión. En este aspecto el Icon colorea es algo que no se puede negar, pero no lo hace de una manera excesiva. El sonido es más expresivo y mejora el timbre del auricular.
La unidad de los Akg que pude disfrutar con el Icon estaba ampliamente rodada (afortunadamente para mí) por lo que pude comprobar el rendimiento de estos auriculares en su total plenitud.

Aún así y partiendo de la base de mi tendencia a no aguantar muy bien los agudos algo pasados, sí que noto cierta dureza en los K701 en algunos temas (sobre todo con grabaciones no tan cuidadas) con otros amplificadores.
El Icon matiza las frecuencias altas de los K701, las dulcifica y se vuelven más suaves en la escucha. Este es un punto para mí muy importante, y que me ha terminado de convencer de que este conjunto es muy bueno y tremendamente disfrutable.

¿Qué decir de la escena y la focalización?

Los Akg K701 se caracterizan por una escena muy amplia, tras los HD800 es quizás el auricular con mayor amplitud de escena que he escuchado (sobre todo en cuanto a plano horizontal)
Esta amplitud tiene sus plus y sus contras, uno de los contras es que puede dar la sensación de aparecer un poco dispersa y difusa, incluso a veces he pensado que puede que sea algo artificiosa.
El Icon reduce algo la escena, y aporta una mayor profundidad en los pasajes, pero lo que es más destacable, aporta una mayor coherencia en la escucha alcanzando un mejor equilibrio entre los distintos planos sonoros, amplitud, altura y profundidad.

Acerca y proyecta mejor las voces e instrumentos en los K701, el sonido es más íntimo y directo, como consecuencia hay una mejor focalización en todo momento.

 

Conclusiones

Puedo decir que esta es una de las mejores combinaciones que he probado hasta el momento, es una de esas parejas “must have”, si tienes un Icon HP8 debes probarlo con los 701, aunque no te gustaran previamente, dales una oportunidad. Caso idéntico al que tiene unos Akg K701, si los tienes pruébalos con el Icon, verás lo que pueden dar de sí.

 

Gracias a todos por vuestra lectura,

Yago.

Compartir:
Yago
Autor Yago

Lo reconozco, me encantan los auriculares…