Por Yago,

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

En un mercado cada vez más poblado de auriculares planar-magnéticos es necesaria la aparición de amplificadores dedicados que saquen el mayor potencial posible de este tipo de drivers. Para ello una de las construcciones más eficaces para obtener las mayores cifras de potencia es el balanceado, con ambos canales (derecho e izquierdo) separados desde un inicio se consigue beneficios como un menor ruido en la señal, el diseño en balanceado es más fuerte ante las posibles interferencias, acompañado casi siempre de unas mayores cifras de potencia (watios) por decirlo de una manera simple y resumida.

Hace tiempo que vengo analizando productos de Yulong, marca china que destaca por una constante evolución ofreciendo una gran relación calidad/precio, y un inconfundible diseño en sus chasis de aluminio.

En este caso el Yulong A28 es el nuevo amplificador completamente balanceado de la marca, que compartiendo chasis con el DAC DA8, se sitúa en una gama de precios realmente atractiva si lo comparamos con muchos de la competencia, tan sólo 600 dólares (unos 441 euros)

¿Qué ofrece Yulong con el A28?  Un amplificador en clase A que puede trabajar en balanceado haciendo uso de las entradas XLR  3 pines y ambas salidas XLR 4 pin/ doble XLR 3 pin pero que a su vez es capaz de trabajar en modo SE alternando el interruptor trasero que indica “balanced/unbalanced” ¿Cómo lo hace? El par de conexiones XLR 3 pin lleva a su vez incorporada sendas tomas para jack 6.3 mm, una de ellas designada para auriculares de baja impedancia y la última para alta impedancia; en cuanto a variedad de conexiones es uno de los amplificadores más completos con los que me he encontrado, contando además con la posibilidad de mover hasta 3 auriculares a la vez (dos por SE y uno por balanceado)

Debemos ser conscientes previamente que sin un equipo balanceado alrededor de este amplificador no estaremos sacandole todo el partido posible, y con esto me refiero a la necesidad de un DAC con salidas balanceadas (XLR) junto con un cable balanceado para nuestros auriculares. Sin ser un fanático de los cables sí creo que llegados a un punto y para conseguir un buen resultado se debe hacer una pequeña inversión en cables de calidad, manteniendo la señal lo más limpia y correcta posible a lo largo de toda la cadena.

En mi caso y para el modo balanceado he realizado mis pruebas de escucha con un DACMagic Plus de Cambridge Audio y un cable con terminación en XLR 4 pin para mis queridos Sennheiser HD600 y unos HE-500.

La calidad general que refleja el Yulong A28 está a la altura de lo que nos viene acostumbrando la marca con sus últimos lanzamientos, muy robusto y pesado. Los conectores Neutrik tanto para las entradas como salidas balanceadas, RCA anclados al chasis (lejos de los más corrientes y frágiles), un potenciómetro de la marca taiwanesa Alpha 4-gang y transformador Plitron son algunos de los puntos a destacar en la excelente construcción de este amplificador, a pesar de contar con un precio contenido.

El circuíto amplificador se lleva a cabo mediante un operacional OPA 2604 en combinación con un buffer de transistor y gracias a un operacional  OPA1632 es capaz de transformar la señal SE en balanceada.

Como mencionaba unas líneas más atrás el modo balanceado ofrece unas mayores cifras de potencia:

Balanceado : 600 ohm: 400mW; 300 ohm: 700 mW; 150 ohm: 1.3W; 32 ohm: 2.5W
Modo SE: 600 ohm:120mW; 300 ohm: 200 mW; 150 ohm: 350 mW; 32 ohm:800 mW

*resto de especificaciones:

  • SNR:>120dB
  • THD+N: 0.0005%
  • Crosstalk >100dB
  • Consumo: <30W.
  • Dimensiones: 10″ x 8″ x 2″
  • Peso: 3Kg

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 SONIDO

Atendiendo a las cifras de potencia, y sobre todo hablando del modo balanceado con 2,5 W bajo una carga de 32 Ohm y hasta 700 mW con 300 Ohm es lo suficientemente potente como para mover con bastante soltura el 90% de los auriculares del mercado, incluidos dentro de ellos planar-magnéticos como los Hifiman HE-500 o los dinámicos HD600 que también requieren una buena dosis de potencia para sonar como es debido.

El modo SE (no balanceado) es más discreto con una evidente y perceptible menor potencia de salida. Quizás un paso atrás en cuanto a definición y recreación espacial pero altamente disfrutable sobre todo con aquellos auriculares que no requieren de muchos watios para rendir bien, sin ir más lejos he encontrado una fantástica pareja con mis Beyerdynamic DT1350 de 80 Ohm conectados a la salida de baja impedancia. El Yulong con ese ligero carácter cálido saliéndose un poco del sonido neutral combina muy bien con el perfil plano y lineal de los pequeños Beyer, auriculares pensados para aplicaciones profesionales, exentos casi de coloración alguna.

A pesar de que no se aporta dato de impedancia de salida diría que ambas salidas SE tienen distinta cifra, al conectar auriculares portátiles y de bajas impedancias en la salida destinada para altas existe un ligero énfasis en la zona del medio grave, con una ligera pérdida de control y definición en el grave, que se vuelve más presente pero más difuso y peor delineado. Cambiando a mis HD600 en la salida de alta impedancia el resultado es mucho más adecuado, y los 300 Ohm agradecen más esta salida moviéndose con mayor soltura y mejor dinámica general.

Yulong se distingue por un perfil musical en casi todas sus creaciones, desde el combo DAC/ampli D100 II hasta el DA8 que también analicé hace algún tiempo, el detalle y la precisión quirúrgica se dejan en un segundo plano, priorizando el disfrute musical con todo tipo de géneros e incluso mostrándose menos críticos con archivos y grabaciones de no tan buena calidad.

El A28 mantiene esta línea pero representa una clara evolución con respecto a la parte de amplificación del combo DA8, ya de por sí excelente y bastante potente. Por las salidas SE, muestra una mejor dinámica, con un grave más seco y preciso así como una zona aguda que sigue siendo suave y sin estridencias pero que ahora goza de una mejor extensión y apreciación de detalle.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

No obstante es en modo balanceado donde el Yulong A28 brilla realmente. Aparte de una mayor capacidad para mover auriculares con requerimientos más específicos muestra un sonido mucho más abierto, con una fantástica recreación instrumental en la escena, destacando una excelente focalización. En pistas vocales acompañadas de poca instrumentación el posicionamiento espacial de esta es perfecto, tomando la parte central de la escena con una buena aireación y cuerpo, gracias al ligero acentuamiento de la zona del medio grave (en menor medida que las salidas no balanceadas) y que ayudan a crear un sonido con más cuerpo y peso.

Usando la configuración balanceada el sonido es más neutro, pierde coloración en el grave y en parte en la zona media, que ahora está más centrada y adelantada pero suena menos congestionada y con una mayor claridad, junto con una proyección excelente como mencionaba en el anterior párrafo.

Por otro lado y dejando a un lado el buen rendimiento con mis HD600, creo que el Yulong A28 está más orientado hacia auriculares planar-magnéticos, como la gama de Audeze o de Hifiman.

He tenido ocasión de probarlos con unos Hifiman HE-500 y el resultado es muy convincente, y si se tiene en cuenta el precio del conjunto diría que el sonido final es excelente, a la altura de equipos más caros.

De todos es sabido que en los modelos HE-500, HE-400 y sobre todo en el caso de los HE-6  Hifiman tiende a “aligerar” los requerimientos recomendados de potencia, y como resultado era necesario dejarse bastantes euros en un ampli con suficiente energía que moviera bien los HE-500, ya ni menciono los HE-6 para los cuales creo que este ampli se quedaría un poco corto (sin haberlo constatado) no obstante esto no supone problema alguno para los HE-500, con los que se consigue una gran dinámica y se encuentran muy a gusto sonando con este amplificador.

Parece como si Yulong empleara el HE-500 durante el desarrollo del A28, intentando complementarse lo mejor posible manteniendo siempre un PVP contenido. Como auricular de perfil rápido, los HE-500 junto con el Yulong no tienen ningún reparo en enfrentarse a géneros exigentes en rapidez y cambios bruscos en dinámica, logrando una excelente velocidad de transición y un gran control sobre todo el rango de frecuencias. No obstante y debido a que el A28 quizás no sea el amplificador más rápido y con mejor ataque del mercado sí que el resultado no está tan afinado con mis Sennheiser HD600 con pistas exigentes en este aspecto.

Los iem más sensibles no serán el compañero perfecto para este amplificador, ya que a pesar de contar con un ruido de fondo bajo, inapreciable con auriculares orejeros portátiles, sí que puede distinguirse al utilizar iem o customs con alta sensibilidad, no obstante creo que este no es el rol intencionado del A28 y es totalmente comprensible.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Equipo utilizado para la valoración:

DACs: Cambridge Audio Dacmagic Plus, HRT MicroStreamer, Henry Audio 128 DAC.

Auriculares: Sennheiser HD600, Hifiman HE-500, Beyerdinamic dt1350, Grado SR325 is.

Cableado: WireWorld Solstice RCA, Supra USB 2.0, CablePro Reflection (cable de red)

 

Conclusiones

Si tienes unos Hifiman HE-500 u otro auricular planar-magnético y buscas un amplificador con un precio contenido, robusto, bien construido y con la potencia suficiente como para hacer “bailar” a gusto a tus auriculares esta es una opción muy a tener en cuenta. Teniendo en cuanta las ventajas de la configuración completa en balanceado y clase A quizás se presente con las bazas suficiente como para poner el listón frente a sus rivales.

 

Agradecimientos como siempre a Yulong Audio por seguir contando con su confianza y profesionalidad.

 

Gracias por vuestra lectura y hasta la próxima review,

Yago.

 

 

Comparte:
Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...