Por Emilio

 

 

Últimamente estoy intentando dar con auriculares exóticos que me ilustren con su perfil un poco mas sibarita. En esta búsqueda tope con una marca europea que trabaja desde Dinamarca, su nombre es AIAIAI, y sus productos se incluyen mas en el mundo DJ que en el audiofilo, pero en medio de los dos habita un auricular circumaural que actualmente es el tope de gama de la casa danesa: El TMA-1 Studio.

 

Por contaros una pequeña anécdota que me pareció graciosa sobre esta gama de auriculares… ¿Sabéis de donde vienen sus siglas TMA-1? Puede haber alguien que caiga pero la respuesta no es del todo fácil, puedo daros la pista de que tiene que ver con el cine y que esta relacionado con una pelicula relativamente conocida… ¿Nada? ¿Os viene algo a la cabeza? Como la mayoría no caeréis os lo cuento:

“El nombre TMA-1 se ha tomado de la película de ciencia ficción firmada por Stanley Kubrick ‘2001 Odisea en el espacio’, donde esas siglas se refieren a una Anomalía TicoMagnetica-1”.

Según los astronautas en este caso era un monolito negro de un material ultra resistente que superaba cualquier ley física, y que provocaba la irregularidad magnética en la superficie lunar. Pues bien el nombre viene tomado de ahí, dado que según los creadores de AIAIAI, los TMA-1 comparten características de resistencia y durabilidad con este monolito. Como dije al principio, unos auriculares muy sibaritas.

 

Después de esta breve introducción curiosa, quiero darle las gracias a David, Manager de AIAIAI, que me atendió en todo momento de manera fantástica y que me proporciono todo lo necesario para poder realizar el trabajo que estáis leyendo y disfrutando. Por otra parte y para empezar el análisis de estos auriculares, comentaros que me llegaron de la propia marca danesa, y que el envío fue rápido y sencillo, en tres días los tenía en casa después del pedido, en perfectas condiciones. Todo sin esperas y fluidez gracias a David, al que le agradezco enormemente su servicio y cuidado del cliente, en este caso yo. Sin mas dilación vamos a lo que nos atae. Comenzamos amigos.

 

Desembalaje y Presentación:

 

 

La presentación y embalaje esta a la altura de su precio, vienen en una caja dura de cartón, con una solapa imantada, que al abrirla nos deja a la vista los TMA-1 Studio protegidos por una pantalla de plástico. En el interior de esta tapa se puede ver un explosionado del montaje de los drivers del auricular, además de una curva con el desarrollo de frecuencias sobre los mismos, y sus especificaciones técnicas, un buen detalle por parte de AIAIAI para mi gusto. A continuación retiramos la pantalla de plástico rígido protectora y nos topamos con los Studio, que vienen incrustados en una bandeja con espuma, de buena apariencia y debajo de la cual vienen el resto de accesorios: unas almohadillas de polipiel de las que hablaremos luego, el cable de tipo teléfono enroscado terminado en jack de 3.5mm y con un adaptador roscado de 6.3mm, y una bolsita de tela brillante negra para poder guardarlos. Cargaditos de extras vienen como podéis comprobar, y en particular en el tema de almohadillas, que son intercambiables fácilmente y aportan distintos sonidos como veremos luego; unas son de gomaespuma y otras como dije de polipiel.

 

Calidad de Construcción:

 

Comencemos por el cable comentando que es extraíble, lo cual me parece una fantástica apreciación por parte de los ingenieros de AIAIAI haberlo echo así; tanto el jack de 3.5mm como el de 6.3mm estan bañados en oro y su acabado protector en plástico y en forma de L tiene una gran presencia de calidad de acabado. El cable es bastante tosco y difícilmente manejable en las parte que no están enroscadas a modo de cable de teléfono, teniendo una consistencia dura y un tacto agradable con un grosor correcto y que termina en otro jack de 3.5mm el cual se introduce en la copa izquierda buscando el encaje y luego girándolo para que quede perfectamente acoplado al auricular.

 

 

 

Los TMA-1 Studio están fabricados de poliuretano negro en toda su estructura, que tiene un tacto gomoso y bastante agradable, que también le da un acabado mate diferente a muchos de sus rivales aportando diferenciación y estilo propio. Empezando por los pads, vemos sacando las almohadillas que cuentan con cuatro “clicks” parala colocación de las mismas y que hace que el intercambio sea rápido y sencillo; estas almohadillas como dije anteriormente unas son de gomaespuma y otras de polipiel y varían el sonido de los auriculares. Lo que no me ha gustado excesivamente de este sistema es su aislamiento, ya que debido a el no permite un sellado perfecto y escapa algo de sonido, no obstante ni de lejos se acerca a la perdida de unos auriculares abiertos. De las copas salen sendos cables enroscados con dirección a la diadema, que tiene gomaespuma por todo su interior y que como veis en las fotos, rodean y abrazan a las copas. Una indicación: aunque se os pase por la cabeza la idea de desmontarlos sacándolos de la diadema no lo hagáis, es el consejo que nos transmite AIAIAI. Avisados quedáis al igual que yo, que también tuve la tentación.

 

Datos Técnicos:

 

· Transductor dinámico cerrado

· Tamaño del driver: 40mm

· Impedancia: 32 Ohms

· Tasa de carga: 0.07W

· Respuesta de frecuencia: 20 a 20000Hz

· Distorsión armónica total: > 0.3%

· Sensibilidad: 102dB

· Potencia máxima de entrada: 70mW

· Peso: 220g

 

Calidad de Sonido:

 

Estos TMA-1 Studio prometen un sonido ligeramente aplanado y neutro, especialmente indicado para estudio o mezclas en ordenadores, habrá que comprobar hasta que punto lo consiguen o se mantienen dentro de este margen. Comentaros también el equipo que utilizare como hago en cada review: Asus N53S con salida a un JDS ODAC e interconectado mediante cables RCA Hamlet (en una próxima review sabréis exactamente cuales) a un amplificador de válvulas Qinpu A1. La música, pues lo de siempre, variada desde Rock de todo tipo, pasando por BSO y Pop y llegando por ultimo a un poco de Electrónica; todas las canciones están en formato FLAC y han sido reproducidas mediante Foobar2000 con el codec Wasapi push para una máxima optimización del sonido. Lo dicho vamos a lo importante.

 

 

 

DETALLE: Esta dentro de lo que me esperaba, ya que al ser cerrados, la analítica de ellos mismos se pierde un poco. Por otro lado a pesar de que la marca los marca como neutros y aplanados, yo los noto algo oscuros y un pelin coloreados, quizás algo menos con los pads de polipiel, donde se aprecia mas ese equilibrio que denotan en AIAIAI, eso si, no se van para nada a zonas excesivas pero si que tienen un toque leve a Sennheiser HD650 agradable. La escena sonora es amplia, y no hay problema a la hora de conseguir una buena separación instrumental si es que el equipo la permite. Con los pads de gomaespuma quizás la escena me resulte un poco mas intima y agradable, mientras que con los de polipiel esta se airea mas y da una sensación menos agobio, según el tipo de música se adaptan bien sinceramente.

 

GRAVES: Aquí entramos en el juego de los pads distintos que tenemos, en este caso los de polipiel dan un sonido bajista, muy dulce, contenido y agradable, siendo el medio grave el más destacado, más que el subgrave. El equilibrio con el resto de frecuencias es muy bueno y se notan presentes pero sin ser excesivos, ideales para música vocal y sin necesidad de mucho grave, ya que le confiere un toque distinto.  En cambio una vez puestos los de gomaespuma, todo cambia y aquí los Studio se convierten en unos auriculares más próximo al mundo DJ; el grave es mas presente, envolvente y duradero, con un efecto nube que te rodea y da profundidad a la escena de manera impetuosa. Mezcla de estilos en un mismo auricular.

 

MEDIOS: Los medios tienen un leve velo entre ellos y el oyente, están algo retraídos y son calidos y suaves. Con las polipiel la escena de medios aun así es más cercana, consiguiendo un poco más de alegría en el sonido, pero el velo sigue presente. Por otro lado y con las gomaespuma, los medios en este caso son mas “aburridos” y fríos, no dan tanta calidez, aunque si algo mas analítico, pero quedan algo solapados por el grave contundente que aportan estas almohadillas, no mucho pero esta presente. Para música con unos buenos medios realmente los pads con los que me quedaría son los de polipiel, no obstante también teniendo en cuenta que tiro más a la calidez en esta frecuencia, y aquí cada uno sacara su propia conclusión.

 

AGUDOS: Las altas frecuencias no llegan muy arriba y quizás son las que menos sufren el cambio de pads. No obstante puedo decir que realmente, hay una pequeña diferencia entre ambas y es que los tonos agudos utilizando las de polipiel son dos nivel mas alto y mejor, debido al aire que le proporcionan estas, mientras que en las de goma espuma les cuesta mas despertar y destacar entre el grave y en algunas fases dan la sensación de cortarse. En general el perfil alto de estos auriculares es brillante y alegre, y calido tirando a la neutralidad, pero para nada frío, estos agudos son muy dinámicos realmente.

 

CONCLUSION: Partiendo de la base de que estos auriculares deberían ir dedicados a un Studio, o trabajos similares en su defecto, para conseguir el toque mas neutro, plano y equilibrado los pads mas adecuados son los de polipiel sin duda alguna. Sin embargo, no he de ocultar que si estamos hablando de música electrónica aquí se llevan el gato al agua las de gomaespuma donde sinceramente los graves dan el do de pecho y demuestran su carácter más macarra. La verdad que cuenten con dos almohadillas para adaptarlo al estilo de cada uno o incluso de cada tipo de música es un gran lujo, por decirlo de alguna manera un dos en uno que en auriculares orejeros no se suele dar muy habitualmente, ya que es mas propio del mundo IEM, y sus distintos filtros, por tanto es algo a tener en cuenta para su posible adquisición.

 

 

 

 

Opinión Personal:

 

El pack ofrecido por AIAIAI dentro de los Studio es amplio, y muy bueno, con bastantes extras, por tanto para mi es una gran opción a tener en cuenta si se adaptan al estilo de música o sonido que buscas. Son novedosos, y nadie los tendrá allí donde vayas aportando exclusividad, además de a pesar de ser circumaurales, no abultar mucho si los llevas por ahí, dato importante sinceramente para mi gusto. Otro tema importante es el cable, que es intercambiable por si tuvieras algún problema con el, y la verdad es un detalle que para mi es imprescindible y suma puntos a favor de los TMA-1 Studio. En conjunto los he visto muy bien y correctos, eso si, para nada neutros y si tirando un poco mas a perfil bajista y algo oscuro. Por si queréis echarle un vistazo mas a fondo os dejo el enlace de la marca:

 

http://www.aiaiai.dk/store/headphones/tma-1-studio-no-mic

 

Por mi parte nada mas, deciros como siempre que responderé cualquier duda que tengáis y me sea posible resolver. Ha sido un placer volver a escribir para vosotros y me alegro de volver a veros por aquí para una nueva lectura. Muchas gracias por vuestras visitas y un saludo amigos de Old & New Sound.

 

Emilio

 

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...