2013-12-31 12.40.43

Por Emilio

 

 

Queríamos empezar el año nuevo con fuerza y que mejor manera que uno de los últimos modelos presentandos por una gran marca como AKG. Hasta no hace mucho, el tope de gama de los austriacos eran los K701, unos auriculares que han brillado por su detalle y escena pero que requerían un amplificador específicamente a su medida para dar su 100% y esto los hacia bastante dependientes a pesar de su extrema calidad teniendo en cuenta su precio.

 

Pero AKG quería disponer en su gama de algo mas polivalente en su gama, y mejorando lo pasado también, con lo cual sacaron un modelo que queda a medio camino en calidad entre los K701 y sus nuevos tope de gama, los K812. Este nuevo modelo, el K712 Pro, es el que analizaremos, el cual mas que una revolución es una evolución de como hablamos, los K701, aunque sin lugar a dudas su calidad es superior y sus componentes electrónicos como los drivers son distintos y mejorados.

 

Tras esta pequeña introducción acerca de los K712 Pro, y antes de empezar con el grueso del análisis, quisiera agradecer a los compañeros de Neotecnica, en particular a Andrés, que hayan hecho posible este trabajo, siempre con su buena atención y saber hacer a la hora de ayudarme y aconsejarme sobre AKG. Después de esto vayamos a lo interesante. Comenzamos.

 

Desembalaje y Presentación:

 

Vienen perfectamente guardados en una gran caja de color negro, tapada por una cubierta de color blanco, que una vez retirada deja a la vista la palabra en ingles “Expect” (espera, imagina) sobre la primera tapa que esconde los auriculares y que viene cerrada mediante un velcro. Al abrir esta, nos encontramos otra tapa con una pestaña para su apertura y un mensaje que versa “and discover” (y descubre), incitando a destapar los K712 Pro por primera vez.

 

2013-12-31 12.32.33

 

Una presentación llamativa y emocionante para la primera y única vez que se hace esto, lo cual me ha parecido muy buen detalle de parte de AKG darle un pequeño plus. Una vez llegados al contenido de la caja nos encontramos con los AKG K712 Pro, negros con toques en un naranja cobrizo que les da un aire distinto y algo macarra pero que le sienta genial; además de esto se incluye dos cables, uno largo y liso de color naranja también y otro roscado tipo teléfono de color negro y con esto una bolsa de terciopelo forrada debidamente para guardar a estos increíbles auriculares.

 

Calidad de Construcción:

 

En cuanto a calidad de construcción poco queda que decir, la estructura y materiales es más o menos la misma de los modelos tope de gama de los últimos años en AKG: K701, Q701; eso si, sin descuidar que estos K712 Pro actualmente son “Made in Austria”, algo que es de valorar y le da un poco mas de distinción al modelo. Comencemos por ejemplo por las copas: estos auriculares abiertos tienen unos enormes pabellones sonoros en donde se aloja el driver, construidos en plástico ligero y que con los cuales se consigue una gran comodidad y amplitud en el sonido como veremos mas tarde; el cable entra únicamente por el lado izquierdo mediante una clavija mini XLR, al estilo de la gama Quincy Jones. Las almohadillas de los pads son de una espuma durilla con efecto memoria forrados de velour que los hacen extremadamente cómodos aunque calidos. Por ultimo en el caso de la diadema, encontramos el clásico diseño de AKG: arco de doble guía para el ajuste automático que tiene la diadema de cuero. Todo muy cuidado.

 

2013-12-31 12.38.16

 

Analizando un poco también los dos cables que vienen, me gustaría comentar que aparte de tener un largo suficiente, tienen un tacto que los hace muy agradables, sobre todo el liso de color naranja que es el que mas he utilizado. En un principio pueden parecer poco dóciles pero con el uso irán tomando soltura y veras que son perfectamente maleables y adaptables a la posición que les quieras dar, lo cual es algo de agradecer y que AKG suele hacer bastante bien en todos sus cables (como excepción solo me viene a la mente el fino y tosco cable de los K551). Por ultimo la calidad de la bolsita de terciopelo forrada es un placer tanto a la vista como al tacto con ese acabado, con unas costuras perfectamente rematadas y un cierre con apriete por cordón a ambos lados. Muy muy bonita la verdad, a la vez que discreta.

 

 2013-12-31 12.36.37

 

 

Datos Técnicos:

 

CARACTERISTICAS:

 

  • 3 dB de mejora en la respuesta de graves, para una imagen sonora más poderosa.
  • Fabricados en Austria: hechos a mano en Viena con la mayor atención en los detalles.
  • Transductores preseleccionados, para un rendimiento uniforme y eficiente.

 

 

ESPECIFICACIONES:

 

  • Tipo: auriculares dinámicos abiertos
  • Sensibilidad: 105 dB/V
  • Respuesta de frecuencia: 10 Hz – 39,800 Hz
  • Impedancia nominal: 62 ohms
  • Potencia máxima de entrada: 200 mW
  • Cable: 3 m, recto, colocado a un solo lado (99.99% libre de oxígeno)
  • Conector:  conector jack 3.5 mm (1/4”) estéreo bañado en oro
  • Adaptador: adaptador de jack 3.5 a6.3 mm (1/8” a 1/4”) bañado en oro
  • Peso neto: (sin cable) 235 gramos.

 

Calidad de Sonido:

 

Para esta parte del análisis utilizare un equipo bastante completo, ya que se por experiencia que AKG puede ofrecernos mucho si casamos bien sus auriculares. La marca austriaca defiende sobre el resto de bondades en sus auriculares la amplitud de sonido, el equilibrio de frecuencias y el detalle de cada nota de nuestra música por lo que de estos K712 Pro espero un poco de lo mismo. Si bien es verdad que tras leer bastante sobre ellos tienen un toque mas dulce y calido que sus hermanos los K701, además de estar un peldaño por encima de ellos en conjunto, pero habrá que comprobar hasta que punto. Para ello he podido contar para acompañarlos con el siguiente equipo: el Pro Ject HeadBox DS y el Burson Conductor SL 9018 interconectado mediante un cable WireWorld Ultraviolet USB Serie7 a un Asus N53S. Música en FLAC, Foobar2000 y codec Wasapi, tocando todos los estilos posibles.

 

2013-12-31 12.37.10

 

DETALLE: auriculares equilibrados con un toque dulce y calido, con las voces levemente retrasadas, intentando dar algo mas de amplitud a la escena, la cual es buena, pero ha perdido con respecto a otros modelos de la marca. La colocación instrumental además de la separación es muy buena y te envuelve completamente dotando de mucha musicalidad al oyente. Tiene mejor tímbrica que dinámica pero ninguna de ellas obviamente es mala, si bien es verdad que noto un paso superior con respecto a otros modelos de AKG; en este aspecto han mejorado. La naturalidad en general también ha mejorado, aun así se le nota el toque de distinción hacia un aire mas frío que suelen tener los austriacos frente a otras marcas mas calidas como Sennheiser o Hifiman.

 

GRAVES: Los graves están mas presentes que en otros modelos pero siguen siendo rápidos, sin mucha difusión y con una presencia de simple acompañamiento, nunca toman protagonismo, el cual esta acaparado totalmente por los medios. Transición en el medio grave bastante buena y subgrave suave pero presente que dota a la música de ligereza, resultando agradable para escuchas largas.

 

MEDIOS: Voces como dijimos levemente retrasadas para ganar amplitud de escena, creo que habrían quedado mejor si la voz fuera más directa aunque se perdiera escena, al estilo de los HD600 los cuales me parecen los auriculares mas parecidos a estos en cuanto a esta frecuencia, sino fuera por ese detalle. Son calidos y dulces, no llegando a ser melosos pero si agradables para voces que necesiten este toque para potenciar su fuerza. La definición es muy buena pero les falta un poco de fuerza para dar un poco más de viveza en la música, lo cual va a favor del equilibrio pero en contra de la naturalidad final.

 

AGUDOS: Muchos AKGs tenían el problema de unos agudos ariscos y un poco peleones, que hacían que algunas escuchas fueran algo molestas debido a lo alto que llegaban y lo difícil que era encontrar un amplificador que pudiera controlar el potencial que tenían en esas zonas frecuenciales. Con el endulzamiento que han sufrido estos K712 Pro, este problema ha quedado solucionado y son mucho mas agradables en cualquier situación, siendo los agudos igual de rápidos y alegres, aparte de brillantes, pero sin esa frialdad que tenían otros modelos de antaño y que se hacia complicada de resolver.

 

2013-11-19 11.07.10

 

CONCLUSION: Son unos auriculares que por nivel sonoro y parecido se encuentran luchando con los Sennheiser HD650 y HD600, ya que los tres se parecen mucho pero tienen matices distintos, pudiendo decir sin equivocarme que los HD600 y los K712 Pro guardan un parecido tremendo, teniendo su mayor diferencia en la zona de graves, donde los Sennheiser cuentan con mas presencia y también en las voces donde los Sennheiser tienen mas naturalidad en favor de los AKG que ganan en detalle. Me han gustado mucho estos AKG y por tanto creo que son una opción diferente para aquellas que no quieran seguir a los modelos mas vendidos de esta zona media alta de mercado.

 

Opinión Personal:

 

Los AKG K712 Pro no son unos auriculares baratos, pero estamos hablando de uno de los segmentos mas disputados del mercado con competidores de marcas dispuestas a llevarse parte de la suculenta tarta: Sennheiser, Hifiman, Audio Technica, Beyerdynamics, Grado, … y muchas mas. Quien marca las diferencias en su producto mostrando un perfil equilibrado y limpio suele llevarse el gato al agua y en eso AKG lo ha hecho bien con estos auriculares, por tanto son una buena compra, además de segura.

 

Por ultimo y como siempre agradecer vuestras visitas y lecturas y recordaros que resolveremos encantados todas las dudas que os surjan sobre esta review, tanto desde correo como comentario justo debajo de estas palabras. Muchas gracias a Neotecnica por contar conmigo para este trabajo y con esto me despido de todos vosotros hasta mi próximo trabajo. Estaros atentos a nuestro Facebook porque pronto habrá una pequeña sorpresa!

 

Saludos a todos y que empecéis el 2014 con las mismas ganas que Old & New Sound!

 

 

Emilio

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...