DSC_0632 

 

Por Emilio

 

 

AKG es una marca que últimamente estaba basando sus últimos tope de gama en su antiguo modelo, los K701, con diferentes colores y retoques pero manteniendo la estructura y diseño de este primero: Q701, K702, K712, etc. Esto dejaba a los austriacos un poco “vacíos” en cuanto a un flagship que rivalizara con sus vecinos alemanes, Sennheiser y los HD800, además de acabar de ilusionar a sus seguidores y fans con un auricular a la altura de una gran marca como es AKG, con la historia y legado que tiene detrás. Han conseguido guardar el secreto muy bien durante su desarrollo y creación, sin darse ninguna filtración, sabiendo que la mejor forma de levantar expectación es no dejar ningún cabo suelto y tener una presentación por todo lo alto, y ahora ya los tenemos aquí: los nuevos AKG K812.

 

Tras esta pequeña introducción quiero agradecer a Neotecnica, distribuidor oficial de AKG Professional en España y a Andrés Martínez especialmente, que me ha atendido con sumo detalle y ha puesto a mi disposición los tan codiciados nuevos tope de gama de la marca austriaca. No quiero liarme mucho con la presentación de estos fantásticos auriculares pero tendremos un gran recorrido por ellos, ensalzando sus virtudes pero también sacando a la vista sus defectos, ya que un flagship de cualquier marca siempre levanta mucha expectación y tiene mucha responsabilidad a sus espaldas, y mas si estamos hablando de un auricular que ronda los 1500 euros, por tanto es cuanto menos recomendable saber si están a la altura del desembolso económico para poder tenerlo en nuestra casa.

 

Desembalaje y Presentación:

 

DSC_0643

 

Los nuevos AKG vienen en una caja negra con grabados algo “misteriosos” en esta, acerca de los K812. Trae una primera cubierta de cartón, que se desliza para ser retirada; en la parte inferior podemos observar la solapa, mediante la cual, tirando de ella abriremos la caja y conseguiremos dejar a la vista los magníficos nuevos flagship, acompañados de un soporte Omega para que puedas tenerlos perfectamente colocados mientras no los usas. Este es un gran detalle ya que ninguno de los rivales de los AKG trae incluido un soporte y por lo tanto es de premiar a la marca austriaca el esfuerzo que han realizado en este aspecto. Como veis la presentación es increíblemente buena y me ha gustado mucho, aunque por buscar alguna critica podríamos decir, que habría estado bien que trajera un repuesto de almohadillas, un cable mas corto a mayores o una bolsita de viaje para ellos, no obstante no es del todo objetable ya que ningún rival los incluye y por lo tanto, aunque seria una grata sorpresa, no es algo habitual. Muy bien AKG.

 

Calidad de Construcción:

 

Los K812 tienen un gran acabado estético, con una estructura casi totalmente metálica lo que da una gran presencia y tacto, dando una apariencia totalmente Premium. Comencemos por las copas, que están formadas por una rejilla metálica microperforada en su totalidad y rodeada de unos anillos cromados que le dan un toque de elegancia y color al conjunto; estas además, tienen una construcción que les permite una ligera rotación para la total adaptación a la forma de nuestra cabeza. Las almohadillas son muy cómodas, están rellenas de una espuma con memoria activa, con el sello de “Sound Selling” que versa grabado en ellas y con una forma ergonómica diseñada especialmente para nuestra comodidad; por si esto no fuera suficiente, son fácilmente retirables, bastando con girar con cuidado para poder quitarlas y reemplazarlas por otras nuevas sin dificultad, muy buen detalle este. El driver esta alojado en un compartimiento saliente, como en casi todos los AKG y es de un tamaño realmente importante siendo el primero de 1.5 Teslas y un transductor de 53mm que busca la perfección sonora. Detalle bonito y que será característico de estos K812, es en este caso que el propio driver ha sido pintado de un color azul eléctrico, que cuando la luz incide directamente sobre el lo hace brillar a través de la rejilla y creando un circulo que resalta el grabado de AKG en la propia rejilla negra. Muy muy elegante y llamativo este detalle.

 

AKG_K812_headphones_exploded_view

 

El cable va solo a la copa izquierda algo, que por un lado es bueno, por comodidad pero por otro no me resulta del todo convincente ya que implica que por la diadema “discurren” unos pequeños cables para llevar el sonido al driver derecho, en vez de tener ambos una alimentación propia mediante dos entradas.

Vayamos ahora con la diadema: mantiene la estructura clásica de doble arco con una almohadilla, en este caso regulable por posiciones, que tienen casi la mayoría de los auriculares de la gama Professional de AKG, solo que en estos es de un plástico de gran calidad con un aspecto metálico mate y un tacto muy agradable. La propia diadema esta construida en piel con una zona de tela con rejilla para la transpiración una vez colocados en la cabeza, con los reguladores a ambos lados que se accionan presionando los dos símbolos de la marca AKG en los laterales.

 

DSC_0635

 

Por ultimo el cable, que seguramente ha sido lo que menos me ha gustado de estos auriculares. Es un cable fino, muy maleable y dócil de tres metros de largo, que comienza en un plug LEMO FGG 00 de tres pines y termina en un jack de 6.3mm desmontable con rosca dejando al descubierto un jack de 3.5mm. El porque de que no me gusta el cable, es su apariencia sencilla y que no varía mucho con respecto a otros modelos de la marca austriaca, por lo menos en construcción estética. El cable de su rival más cercano, los HD800 de Sennheiser esta rematado de una forma exquisita al lado de este, viéndose más robusto, mejor acabado y con mejor presencia estética, por tanto este punto es muy mejorable para mi gusto. En general la construcción es de un altísimo nivel sacando pequeños detalles que ya he comentado y que a gusto personal hubiera preferido que hubieran sido resueltos de otro modo.

 

 

Datos Técnicos:

 

  • Tipo Auriculares dinámicos circumaurales abiertos
  • Sensibilidad 110 dB SPL/V
  • Rango de frecuencias 5 Hz – 54,000 Hz
  • Impedancia nominal 36 Ohms
  • Potencia máxima de entrada 300 mW
  • Cable 3 metros, libre de oxigeno 99,99% con conector LEMO
  • Conector 3.5 mm (1/8”)
  • Adaptador 3.5 a6.3 mm (1/8” a 1/4″)
  • Peso neto 390 g (sin cable)

 

 

Calidad de Sonido:

 

Todo el mundo conoce la seña de identidad de los auriculares de AKG, donde priman los medios con unos agudos vivos y unos graves suaves y rápidos. El modelo predecesor de estos auriculares podría ser considerado por la gran mayoría el K701, ya que los otros K702 o K712 son variaciones del primero si bien es verdad que también había diferencias a nivel sonoro y el mas completo y versátil en este caso fue el K712 Pro, con el cual después compararemos algo con el que es su sucesor en lo alto de la familia. Para este apartado el equipo utilizado será como fuentes un Asus N53SM (Foobar2000), un MacBook Pro 13” (Audirvana), iPod Classic 7G, iPad 3 y por ultimo un Sony Xperia Z; como DAC usaremos el increíble M2Tech Young DSD, que analizare pronto en Old&NewSound, y como amplificadores el Tisbury Audio Challenge CA-1 y el Burson Soloist SL y también un equipo conjunto de menor rango como el Pro Ject Heab Box USB S, que nos ayudara a ver si son tan fáciles de mover como su impedancia y criticas dicen. Además como rival en una pequeña comparativa tendremos a los HD800 también.

 

DSC_0428

 

DETALLE:

La primera vez que escuche estos auriculares lo primero que me vino a la cabeza fue la intensa claridad y cristalinidad que tienen además de la gran separación instrumental. El detalle es muy bueno, y el salto de calidad respecto de los K712 Pro es importante y notorio en este aspecto. La escena es más amplia que otros modelos de la marca aproximándose al de los HD800 pero sin llegar a tal amplitud. Tiene un equilibrio muy bueno y realmente llama la atención la naturalidad en el conjunto ya que si bien los medios son la frecuencia protagonista, la sincronía y armonía con los agudos y graves es total. El timbre es brillante, y dinámica mejor controlada en el caso del medio alto que del medio bajo, pero ambos guardan una calidad muy muy buena. La verdad es que en este apartado no defraudan para nada.

 

GRAVES:

Propiamente AKGista en todos los aspectos, son rápidos y secos, sin difusión aportando mas amplitud que profundidad pero consiguiendo una musicalidad y ritmo increíblemente buenos. Al contrario que en los K712 Pro donde los austriacos tomaron un camino mas calido con unos graves mas dulces, en este caso los K812 se sitúan en un punto intermedio entre los K701, que tenían un grave contenido, y los K712 Pro que se acercaban mas como decimos al perfil calido. Creo que es una propuesta acertada por parte de AKG, aunque esta claro que no tiene porque gustar a todo el mundo. Mi opinión subjetiva es que realmente esto aporta mas naturalidad y con ello se consigue una mayor fidelidad que con un grave mas marcado, aun así en esta frecuencia se encontraran multitud de opiniones distintas con respecto a los K812.

 

MEDIOS:

Me parecen unos de los mejores medios que tenido el placer de escuchar sin duda alguna. Se colocan entre un perfil hiperdetallado y minimalista que comparten con los HD800, y la suavidad y naturalidad que tienen unos LCD3, todo bien mezclado pero no revuelto con una buena dosis de protagonismo, que aporta una gran presencia de voces e instrumentos, unido a la gran separación que citamos anteriormente se consigue un conjunto muy bueno en este apartado. Son algo más fríos que los de los K712 Pro, si es verdad, pero también los hace mas definidos y ganan en precisión. Este tipo de perfil puede ser un inconveniente obviamente para toda aquella gente que escuche grabaciones con falta de calidad debido a los años que tengan o porque no fueron grabadas de un buen modo, hándicap que también tienen los HD800.

 

DSC_0638

 

AGUDOS:

AKG siempre ha sido una de esas marcas donde los agudos están mas presentes, siendo así en modelos como los ya citados anteriormente K701 en particular. En este caso, la zona alta de los K812 es de una gran calidad, pero al tener la calidad suficiente para conseguir unos de los mejores agudos que he probado, también es verdad que son mas fáciles de descontrolarse, porque juegan en esa línea limite entre lo increíble y lo peligroso. Son brillantes, alegres y muy muy cristalinos, lo cual no ira bien a todos los oídos pero a los que les guste este tipo de perfil les sentara como anillo al dedo. Volviendo a la comparación con los K712 Pro, en este caso son mas vivos estos agudos, ya que en el modelo de la gama setecientos los agudos eran mas suaves y dulces, tornando algo calidos para no ser tan delicados en cuanto a amplificación y grabación musical.

 

RENDIMIENTO:

Se ha hablado mucho en gran parte de los foros, webs y demás sitios dedicados al mundo del audio con respecto a este punto debido a la baja impedancia que tienen estos auriculares. Por datos técnicos son fácilmente movibles y por tanto rinden fácil a buen nivel, pero una vez probados uno se da cuenta de que si bien son capaces de rendir a un gran nivel sin una fuente con demasiadas pretensiones, si es verdad que cuanto mejor control ejerza sobre los K812 su compañero de trabajo, mejores serán los resultados y disfrute. Y me explico: estos AKG lo hacen a la perfección con reproductores portátiles estilo iPod, iPad o mismo móviles con Android con un buen chip de sonido, y ya no digamos con un Astell&Kern AK120, pero si se nota que pueden dar mas aun y sobre todo que tienen un poco de falta de control en los agudos como mencionábamos antes. Sin embargo, cuando se conectan a un amplificador como el Soloist SL de Burson, la cosa cambia y la sinergia, control y precisión de todas sus frecuencias es increíble y difícil de igualar, por tanto si van bien con reproductores portátiles o equipos de poca potencia, pero agradecen y escalan bastante según el equipo va mejorando.

 

DSC_0438

 

K812 Vs. HD800:

La pregunta e incógnita desde que ambos están en el campo de batalla, ¿Quien es mejor? ¿Por cual me decido si ambos tienen un perfil similar? ¿Se justifica el mayor precio de los AKG?
Vayamos por partes: si es verdad que ambos tienen un perfil similar hablando a grandes rasgos del carácter general del auricular, pero los matices hacen que se diferencien mucho mas de lo que podamos pensar y ahí es donde entra el punto de elección entre uno y otro. Los HD800 tienen una mayor escena y con esto, una voz un poco más retrasada, no siendo tan directos además de un grave mas profundo y puede que su grado de escalamiento según el equipo sea mayor, pero también repercute en que exigen mucho mas para ser disfrutadles. Por ultimo y para mí un punto a su favor, el cable de los HD800 va ambos drivers. Por otro lado tenemos los K812 que son unos auriculares con una mayor claridad y precisión debido a que son mas directos y presentan una mayor naturalidad y separación instrumental, la cual puede que sea la mejor que he podido escuchar hasta la fecha. Además son fácilmente disfrutables con cualquier equipo gracias a su baja impedancia, aunque por la contra escalaran algo menos según el equipo. Para gustos colores y según esto, cada uno tendrá que decidir cual le viene mejor además de por su diseño totalmente opuesto, los HD800 totalmente futuristas, mientras que los K812 son el restyling o  modernización de una estética clásica.

 

Opinión Personal:

 

Poco queda que decir después de tanto hablado… Pero como conclusión final se puede decir que AKG ha hecho un buen trabajo con su nuevo flagship. Algunos dirán que se queda corto debido al tiempo que tuvo para mejorar y estudiar a su rival Sennheiser, pero no cabe duda que son unos auriculares High End por todos los lados y si eres amante de la marca AKG te gustaran segurísimo estos K812.

 

Agradecer nuevamente a Andrés y a Neotecnica que hiciera posible esta review, y muchas gracias a todos nuestros lectores y seguidores por visitarnos una vez más. Este verano vienen reviews muy interesantes asíque no os perdáis ninguna de ellas. Por ultimo recordaros a todos que cualquier duda o pregunta que tengáis será resuelta con la mayor brevedad y detalle posible y de ser necesario, de manera personalizada.

 

Muchas gracias a todos y un saludo!

 

 

Emilio

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...