Puntuaciones

Sonido 96Ptos
Diseño y construcción 96Ptos
Comodidad 99Ptos
Calidad-precio 85Ptos
TOTAL 94Ptos

Después de tanto iem, es necesario un cambio de aires, con unos auténticos tope de gama de Audio Technica; los nuevos ADX-5000 directos desde el país del sol naciente.

Las moda de lo portátil afecta en parte a un sector insustituible en cuanto a sensaciones, y es el de los orejeros abiertos de alta gama; donde los HD800 eran claros dominadores hasta no hace muchos años, y en parte partícipes de la sana competencia que provocó en otras marcas, todo ello para nuestro deleite como aficionados.

Los ATH ADX5000 fueron lanzados hace poco más de 1 año, y no es tarea fácil encontrar muchas opiniones en la red sobre ellos, así que mi propósito con esta review es el de acercaros un poco más a este fantástico modelo nipón; el cual debo adelantaros que me ha dejado un estupendo sabor de boca.

El «unboxing» y presentación

Si la caja de unos HD800 de Sennheiser es generosa en dimensiones, la de estos ADX5000 lo es aún más. Pero todo ello tiene una simple explicación, y es el maletín donde vienen alojados estos Audio Technica.

El «packaging» general está muy cuidado, a la altura de lo que para su precio de 2.190€ se esperaría; no defraudan. Una gran imagen de los auriculares en alta resolución nos abre el apetito sobre lo que hay dentro.

El maletín de símil piel, se siente muy robusto, y queda lejos de esos que imitan al aluminio, habituales en modelos de gamas más bajas. Directamente es otro nivel de calidad, y se antoja perfecto para protegerlos, bien sea para llevarlos de viaje o simplemente para guardarlos a salvo cuando no los estemos utilizando.

Una vez abierto nos encontramos a los ADX5000 presidiendo la escena, arropados por una tela de raso. Una presentación un tanto minimalista, pero con clase y efectiva.

En cuanto a cables, sólo viene con uno de unos 3m de longitud y jack de 6,3mm. Sorprende que en un mercado cada vez más enfocado a las salidas balanceadas de 4,4mm no se inclinaran por añadir un cable de este tipo, pero estoy seguro que será algo que venderán como extra, para quien tenga un DAP o amplificador que cuente con este tipo de salida.

Si alguno espera más extensión en este apartado debo decirle que no hay más. La marca ha preferido lo poco y bueno, que cantidad. No obstante sí hubiera encontrado útil un cable más corto, para aquellos valientes que se atrevan a enchufar un auricular de 420 Ohm a su reproductor o amplificador portátil.

Por el resto la calidad de todos los elementos que acompañan a los ADX5000 es intachable, y ya simplemente el maletín tiene un coste de fabricación de mención, que en otras marcas podría venderse como accesorio sin extrañarnos.

El diseño

En estos ADX-5000 los claros protagonistas de todo el conjunto son los enormes drivers de 58mm. Si ya los HD800 de Sennheiser impresionaban con sus 5cm de driver los japoneses pasan al siguiente nivel.

La estructura en panel de abeja de las copas es de lo más abierta que os podéis encontrar. Además las y almohadillas son perfectamente circulares. El diseño es sobrio pero elegante, con un toque de clase muy distintivo.

Los drivers forman una especie de sándwich; Audio Technica decidió implementar la tecnología «Core Mount», donde el propio driver y su rígido soporte están suspendidos en una posición con la angulación y separación necesaria como para maximizar el flujo de aire movido, evitando distorsiones y aparición de frecuencias indeseadas.

El diseño de la unidad del driver es un «todo en uno». Diafragma, bobina, deflector e imán se combinan en una sola unidad para reducir las vibraciones no deseadas y ahorrar peso innecesario al retirar tornillos o abrazaderas que hagan el efecto «clamping». Hecho de PPS y fibra de vidrio, el deflector es extremadamente rígido para proporcionar un movimiento estable y controlado del diafragma.

Especificaciones
Tipo Driver dinámico, estructura abierta
Diámetro del drive 58mm (x 2)
Respuesta en frecuencia 5 – 50,000Hz
Potencia máx. entrada 1.000mW
Sensibilidad 100dB/mW
Impedancia 420 ohms
Peso 270g (sin cable)
Cable Desconectable (3,0m), 6,3mm bañado en oro
Connector A2DC
Accesorios incluidos Maletín de transporte

No es arriesgado decir que estos ATH ADX5000 son probablemente los auriculares orejeros más cómodos que han pasado por mis orejas. La comodidad es de matrícula de honor, gracias a una estructura que aporta la presión justa sobre el contorno de la cabeza, para que podamos tenerlos encima horas y horas sin percatarnos de ello.

Dentro de esto colabora y mucho la elección de Alcantara para recubrir los pads y diadema, el mismo que podemos encontrar en los asientos o en el forrado de los volantes de los vehículos de alta gama.

Sí, son más cómodos incluso que la serie HD800/S, y su peso está ligeramente por debajo, unos 50g que se notan. Encontrar la posición adecuada es tarea de niños, con unas simples guías metálicas, que marcan un discreto «click» cuando las vamos deslizando. El apoyo de la diadema de Alcantara sobre la parte superior de la cabeza es leve y gentil, sin provocar molestias, incluso después de horas de escucha.

El cable lleva conectores A2DC, un tipo coaxial diseñado para audio. Se aleja un poco de los más común en el mercado, pero tampoco son difíciles de encontrar, y quedan lejos del precio del par de conectores propietarios de los HD800 de Sennheiser, así que no tendréis demasiados impedimentos para jugar un poco con el mundo de los cables custom.

Como nombraba en unas líneas más arriba, habría sido de utilidad que Audio Technica incluyera un cable más corto, para uso portátil, u otro con conector 4,4mm balanceado, que es hacia donde apunta todo el mercado ahora. Parece ser que lo ofrecerán como extra en este caso.

El que viene de serie está forrado en malla téxtil, tiene 3 metros de longitud, y es de poco amigable para un uso portátil, pero transmite buenas sensaciones. La compañía no aporta más información sobre el tipo de material del conductor y no seré yo el atrevido que lo diseccione para obtener más detalles sobre el mismo.

Sonido

Es la propia Audio Technica la que describe a los ADX5000 como «una nueva referencia del audio doméstico«.

El buen hacer japonés, junto con su nivel de perfeccionamiento dan lugar a un auricular extremadamente capaz y polivalente. Hacía tiempo que no tenía tan buenas sensaciones con un abierto, sobre todo comparando prácticamente cada modelo que llegaba al banco de pruebas con los afamados HD800 y HD800s, los cuales dejan el listón muy alto.

He tenido que esperar hasta los ADX5000 para volver a rescatar esas buenas sensaciones de tener un contrincante duro y de mucha altura enfrente.

El sonido de los ADX5000 es resolutivo, nada fatigante y goza de un timbre envidiable, que pocos dinámicos pueden aportar al oyente.

Muchas veces asociamos el sonido de la marca, al típico perfil japonés, de sonido poco denso, más bien ligero, y tendiente a una brillantez de agudos. Pero nada de esto se refleja en los nuevos tope de gama de Audio Technica.

Aunque sí puedan existir similitudes en apariencia con lo ATH-AD2000X, poco o nada tienen que ver. Es un perfil bien diferenciado, donde el salto cualitativo es más grande incluso de lo que el sobrecoste pueda llevar a pensar.

Es complicado encontrar un ejemplo tan perfecto de auricular abierto, como el planteamiento de estos ATH, con todas las ventajas sonoras que conlleva.

Un modelo que ofrece un sonido fuera de nuestra cabeza, con gran amplitud y aire, al que lo pondría incluso por encima de la trimidensionalidad que dan los HD800. Los cuales debido a la más acusada angulación de los drivers con respecto a la cabeza, dejan la presencia de la zona media un paso por detrás, para aumentar la sensación de ese efecto envolvente, con un toque 3D.

Gracias al extra de tamaño de su driver, los ADX5000 no recurren a tal estrategia, y dejan que sea la propia naturaleza física del driver junto con el diseño de las rejillas, la que nos aporte esa sensación de no estar escuchando auriculares. Acercando al oyente a una experiencia más similar a la que obtendría escuchando un buen equipo de altavoces.

El grave es para mi sorpresa bastante prominente, si tenemos en cuenta que no existe barrera alguna al sonido, ni recinto que lo ayude con la acústica. Acostumbrados a perfiles más analíticos o fríos en las gamas altas, es un gusto encontrarse un auricular abierto que baje así de bien, dejando a un lado las dificultades que tenían otros modelos de la marca para aportar suficiente información o pegada en el subgrave; estos ADX5000 llevan uno de los graves más ricos en detalle y elaborados de todos los auriculares dinámicos abiertos que he podido probar.

Allí donde los HD800S inclinan más su pegada a partir en la franja de los 100 hasta los 250Hz, los ATH no se arrugan por debajo de los 80Hz, logrando mantener una respuesta bastante estable incluso hasta frecuencias cercanas a los 30Hz. La cual es más bien propia de un auricular cerrado, con soporte de un recinto trabajado que apoye a la reproducción de estos tonos. Todo un logro para un auricular abierto.

Esto queda bien reflejado en el comparativa de análisis de respuesta en frecuencia, realizado por la web https://reference-audio-analyzer.pro. Como muestra esta comparativa con los rivales directos de Sennheiser:

ADX5000 vs. HD800 vs. HD800s

La transparencia y claridad de este modelo se aprecia en todo el espectro, pero especialmente en la zona media. Donde con una leve caída del medio grave consigue intensificar la proyección de las voces, y la rapidez apreciada. Sonando más dinámicos y con mejor presencia en los medios que rivales de su franja de precios o similar.

Es todo un disfrute darle al play a cualquier pista vocal, sea de voz masculina o femenina, rasgada o dulcificada, los ADX5000 consiguen plasmar como pocos la voz de tu cantante favorito, con un timbre que además resulta extremadamente creíble, y más si los acompañamos de un amplificador a válvulas.

Los 420 Ohm que en medidas reales son incluso cercanos a los 500 Ohm de media en todo el espectro, conforman una base perfecta para jugar con amplificadores de salidas de alta impedancia.

Pero esto no significa que no acepten una gran variedad de amplificadores; su alta sensibilidad los hace aptos incluso para modelos a baterías, como el potente Bakoon HPA-21, con el cual y tal como he experimentado recientemente en pruebas con un amigo, vuelan conectados a la salida de voltaje.

Otra de las gratas experiencias de escucha que he tenido durante mis pruebas, ha sido con el iFi micro iDSD Black Label, que se quedará en mi escritorio como compañero recurrente gracias a un préstamo de larga duración por parte de la marca.

El modo power «normal» es suficiente como para alimentarlos, y el efecto XBass+ sienta muy bien como refuerzo para un «punch» extra en ese medio-grave, ligeramente tamizado de serie. Al que recurro para la música más actual o aquellas voces  o temas que agradezcan de un extra de cuerpo, como el «Don’t Talk» de Melody Gardot, en calidad master. Por lo general es un auricular que gracias a sus bajísimos niveles de distorsión, acepta bien la ecualización.

La sensación en cada escucha es que nada interrumpe el sonido que sale de los drivers y lo que reciben nuestras orejas, no hay filtros.

En consonancia con el perfil general del auricular, los agudos siguen la línea de resolución, claridad y transparencia. A los que situaría con un mayor de brillantez en ciertos momentos que los HD800s, pero sin llegar a los niveles de los HD800.

Un término intermedio, con características similares a ambos, y extremadamente bien elegido, que sigue de mejor manera la curva «Harman», que cada vez más fabricantes toman en consideración para el desarrollo y afino de sus auriculares.

La precisión punto a punto de la parte aguda es de auténtica referencia, con unos platillos precisos, realistas y unas «S» perfiladas al extremo, sin caer en lo agresivo; apartado en el que no todos los modelos de la gama alta pueden presumir.

Conclusiones

Los Audio Technica llegan al mercado de la gama alta aportando exclusividad y frescura. Con un sonido que efectivamente es de referencia en varios aspectos, sin quedarse solo en una mera frase para el márquetin.

Cómodos como pocos, capaces de brillar con casi cualquier género, son una elección muy a tener en cuenta para quien busque un auricular perfectamente definitivo. El cual satisfaría incluso a los más sibaritas, entre los que para desgracia de mi bolsillo, me incluyo…

*Equipo utilizado para la valoración: iFi micro iDSD BL, Aune S6 Pro, Bakoon HPA-21.

Agradecimientos especiales a Carles de Audio Technica, por confiar en mi web y hacer posible esta review.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...