Puntuaciones

Sonido 97Ptos
Diseño y construcción 98Ptos
Ajuste e insonorización 90Ptos
Precio-calidad 97Ptos
TOTAL 96Ptos

1.149€

Tras analizar los HS1670SS y HS1650CU Acoustune nos sorprende con el lanzamiento de un nuevo “flagship”, los HS1695TI, de tirada limitada y un acabado dorado cuanto menos llamativo.

Partiendo de la misma cápsula,  o al menos en cuanto a formas y diseño externo, este modelo alberga más novedades de lo que a primer golpe de vista pueda parecer, como los nuevos conectores propietarios “PentaconnEar” y el nuevo cable.

En cuanto al precio ha sufrido como era lógico una pequeña subida, desde los 799 € de los HS1670SS hasta los 1.149 €.

El “unboxing” y presentación

Siendo un modelo de la misma “familia” que el HS1670SS y el HS1650CU tal y como era esperado comparte un embalaje y accesorios idénticos.

He de puntualizar que mi unidad de pruebas llegó simplemente en el pequeño maletín de aluminio, así que ante la falta de una caja final por así decirlo, no puedo hablar en primera persona de la misma, si bien según el reportaje fotográfico aportado por la propia marca, la caja exterior acompaña con las tonalidades doradas, características de este nuevo modelo edición limitada.

El conjunto de la presentación sigue destilando lujo y es muy complicado encontrarle alguna pega, ya que incluso se incluye una funda de símil piel más compacta para el transporte y protección de estos iems en nuestro día a día.

La variedad de almohadillas está asegurada, siendo además de una calidad reseñable, obtendremos 3 tipos de tallas (S, M, L) y modelos, para que cada uno probando encuentre la que mejor se el adapte.

Como buena costumbre Acoustune vuelve a plantarse como la compañía que mejor cable de serie incluye con sus últimos modelos de auriculares, y es que en el caso de estos 1695Ti han ido incluso más allá, con un nuevo y rediseñado ARC71, más flexible que los anteriores y con mejores prestaciones, además de incluir el nuevo sistema de conectores “PentaconnEar” del que hablaré de manera un poco más extensa unas líneas más abajo.

Dada la igualdad del  “packaging” os animo a que repaséis el vídeo unboxing que publiqué en su día para sus hermanos de gama aquí.

El diseño

Desde sus inicios, Acoustune se ha distinguido por su innegable influencia del diseño industrial en sus modelos de iem. Las combinación de curvas y superposición de volúmenes con esa especie de cabeza de tornillo central, incluso nos hacen recordar a ciertos toques de la estética “steampunk”.

Un aire “fresco” y de calidad a raudales en sus cápsulas, que ha sido imitado por varias compañías de manera posterior.

Teniendo en cuenta el arraigo del minimalismo en la cultura japonesa, sorprende gratamente ver una ejecución de este tipo, a la que si sumamos su acabado en dorado, convierten a los HS1695Ti en un iem auténticamente “gira-cabezas” allá por dónde paséis con ellos puestos. Y es que en más de una de mis visitas a bibliotecas públicas algún usuario que tenía al lado me ha preguntado por ellos con gran curiosidad. Así que amantes de lo discreto, este quizás no sea vuestro iem.

Uno de los cambios más importantes está en el empleo de los nuevos conectores “PentaconnEar”, que vienen a revolucionar el mercado del audio portátil, tal y como lo está haciendo el jack balanceado de 4,4mm Pentaconn.

Estos nuevos conectores se encuentran de igual manera en el cable, incorporando el rediseñado ARC71 acabado en jack acodado a 90º de 3,5mm y compuesto de filamentos de cobre OFC bañado en plata, con 8 núcleos.

Es en las conexiones, donde más es susceptible de degradarse la señal de audio, y el nuevo sistema “PentaconnEar“, a diferencia del MMCX, maximiza la superficie de contacto entre el conector hembra y macho, con un pin más estrecho y de inserción más segura. De paso sea dicho durante mis pruebas he apreciado una rotación menos “libre” que en los MMCX tradicionales, dando una mayor seguridad, y signo desde luego de la mayor presión de contacto entre las superficies. Estos conectores ofrecen una demostrada menor impedancia, y reducción de pérdida/degradación en la señal.

En la review de los HS1670SS hablaba de su cámara acústica en acero inoxidable, y la influencia que esta elección de material tenía en el sonido. Pues bien, en el caso de los HS1695Ti que hoy nos ocupan, Acoustune ha escogido el Titanio, como metal para recubrir esa cámara de resonancia en el interior de cada cápsula, donde “rebota” el aire movido por los drivers, con una resonancia particular definida por la estructura y rugosidad superficial de este metal.

Especificaciones

-Driver: 4ª Gen. Driver Dinámico de 10mm Myrinx con diseño avanzado en cámara acústica.
-Impedancia: 24 ohms
-Materiales: Aluminio (exterior de las cápsulas) y Titanio (cámara acústica interna).

Sonido

Es sorprendente lo distinto que puede llegar a sonar un driver prácticamente idéntico con modificaciones en cámara de resonancia, cableado y conectores. En estos HS1695Ti Acoustune sigue utilizando el driver Myrinx de 4ª generación, que ya vimos en los HS1670SS, pero el resultado sonoro difiere bastante al de sus hermanos de gama.

Este dorado y llamativo nuevo modelo de la marca japonesa, es uno de los iems dinámicos más coherentes y mejor ejecutados del mercado. Los HS1670SS con su perfil endiabladamente rápido en transitorios y con un punto “afilado” en la parte alta, reproducían la música de manera muy precisa, con un ligero toque en “V”, enfatizado por un medio-grave algo subido ya de serie, sin sonar nunca inflado o difuso.

Los HS1695Ti abandonan parte de ese toque de agresividad que tenía el modelo con cámara de resonancia en acero inoxidable, para dejar paso a un perfil en el que ya desde primeras escuchas uno aprecia cómo ha ganado en capas y elaboración en cuanto a la manera de presentar el sonido.

El grave de los HS1695Ti es extremadamente rico en textura, como buen dinámico, y ha ganado en información sobre todo en el subgrave, con respecto a los HS1670SS. La sensación es de que ha dejado a un lado la “patada” del medio-grave, para centrarse en ofrecer al oyente una pegada algo menos rápida pero más compacta, dejando que se extienda un poco más en el tiempo, con mayor resolución.

El decay de las frecuencias más bajas es el punto estrella del grave, gracias al buen “tuning” del driver y el apoyo del Titanio en la cámara acústica, el resultado es tan natural que compite de tú a tú con aquellos auriculares orejeros cerrados más destacados en esta gama de frecuencias.

El protagonismo de toda pieza musical es en la mayor parte de los géneros musicales la zona media, y estos iems logran un formidable papel aquí. Es cierto que debido al balance tonal elegido por Acoustune en los HS1695Ti pueda parecer (engañosamente) que han perdido un ápice de resolución y claridad con respecto a los HS1670SS, pero a cambio, han ganado en presencia y ahora se presentan de manera más directa y frontal, algo que es muy de valorar para géneros como el jazz vocal, pop e incluso clásica.

El sonido es más “grande” y en cada escucha el “palco” representado es más amplio y profundo,  siendo más sencillo aislar cada instrumento en el espacio, tanto que está al nivel de muchos multidriver BA que lo superan, y por bastante, en precio.

El equilibrio entre claridad/resolución y naturalidad del timbre está escogido de manera exquisita, sin caer demasiado hacia un lado u otro.

Y es que esta coherencia y naturalidad, que sólo pueden ofrecer los mejores driver dinámicos, son el “highlight” de estos nuevos Acoustune. La respuesta general es muy progresiva, sin cortes, picos ni énfasis que distraigan al oyente de lo importante, la música.

Los agudos acompañan a esta idea planteada por Acoustune, con un pico hacia los 5kHz de menor énfasis que en los HS1670SS, resultando menos afilados en la parte alta, jugando con un empaste del medio-agudo más sutil y de respuesta más progresiva, desde luego más amigable con el oído para largas escuchas.

Moviéndonos a los términos de escena sonora, y gracias al nuevo perfil, consiguen aumentar la sensación de profundidad, si bien esta no está tan bien ejecutada como su amplitud, en estos aspectos un iem con diseño híbrido puede que saque ventaja; pero de nuevo quisiera achacar a la naturalidad y el timbre fidedigno de un driver dinámico como el Myrinx incorporado en los HS1695Ti, estando esto, bajo mi punto de vista, por encima de una escena que suena exageradamente amplia o distante, e incluso por encima de la capacidad técnica del auricular, de las cuales los HS1695Ti tampoco van nada “cojos”.

La separación instrumental como mencioné unas líneas más atrás, es simplemente excelente, soberbia diría si tenemos en cuenta que sólo contamos con un simple driver dinámico.

Conclusiones

No es la primera vez que escucháis la frase de “a los drivers dinámicos aún les queda mucha guerra que dar”, y después de tener en casa unas cuantas semanas estos nuevos HS1695Ti de Acoustune, no puedo más que reafirmarme en ella.

Si buscáis un modelo de driver dinámico y valoráis la naturalidad, coherencia y timbre por encima de todo en un iem, éstos serían probablemente de mis primeras recomendaciones hasta los 1.300€, otro de esos modelos con los que uno podría convivir como único en su colección.

Es complicado y más en los tiempos que corren encontrar un iem de gama alta que justifique su precio de la manera en que lo hacen estos Acoustune, desde la calidad de embalaje accesorios y cable, hasta su sonido.

Si no necesitáis un aislamiento extremo y escucháis todo tipo de música, los HS1695Ti son unos magníficos iems dinámicos; de esos modelos que pasan de manera más discreta por un mercado repleto de modelos híbridos, pero que marcan a quien lo escuchan, todo ello con el “made in Japan” para nuestra tranquilidad y garantía de calidad.

*Equipo utilizado para la valoración: Lotoo PAW6000, iFi xDSD,  iFi Micro iDSD BL.

Compartir:
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...