1172506_10151584910143715_1767719850_o

Por Yago,

Fundada en 2011 por el ingeniero de sonido Dale Lott, Aurisonics es una compañía amercicana dedicada a la producción de IEM y afincada en Nashville, una de las ciudades con mayor tradición musical del mundo, desde tiempos pasados cuando los colonos pisaron por primera vez dichas tierras.

Los modelos, ASG-2.5 y Rockets (que también serán analizados pronto), son probablemente los mejores ejemplos para reflejar las principales características de las cuales la marca presume, cápsulas obtenidas por impresión en 3D, grado militar de construcción y un sonido rico y musical.

http://aurisonics.com/

Recuerdo los comienzos de la marca en este mundo, hace unos 4 años navegando por la red cuando lanzaron el primer modelo universal de un único driver dinámico, el ASG-1, del que todo el mundo hablaba bien tras escucharlos y los situaba como un IEM cómodo, con un sonido musical y muy disfrutable con un punto adictivo, algo de lo que en parte el mercado carecía.

Y es que el ASG-1 podría denominarse como el modelo base para toda la gama ASG de Aurisonics, que sigue mateniendo el gran driver dinámico de 14,2 mm y además en el caso del ASG-2.5 añade dos driver a mayores del tipo “balance armature”, dando como resultado el cada vez más común diseño híbrido, que aúna lo mejor de cada tecnología.

Así el ASG-2.5 es actualmente el tope de gama entre los modelo universales que ofrece la compañía americana. Partiendo de la base de los 699 dólares para los acabados el rojo y negro, para el que lo desee también se puede optar por unos acabados algo más exclusivos y distintivos, esto es algo que solo afecta al terminado de la cápsula y no a nivel de hardware ya que la configuración de los drivers sigue siendo idéntica. El acabado de Níquel cepillado está disponible por 899 dólares, y para el que quiera ir aun más allá y le guste llamar un poco la atención por 1.099 dólares Aurisonics te envía los ASG-2.5 con un baño de oro de 24 quilates, reluciente y pulido a más no poder, y que ahora que lo pienso no encajaría nada mal con mi nuevo Galaxy S6 Edge Gold Platinum…Pero eso ya es otra historia.

En rojo intenso casi cereza está acabada la unidad que he recibido, y creo que lucen realmente bien, incluso se permiten ser bastante llamativos a la vista.

Más de uno de vosotros sabrá que en OldNewSound nos gustan los “unboxings” tanto que tenemos un canal en Youtube dedicado a ellos. Los Aurisonics ASG-2.5 no iban a ser menos y también tienen un vídeo para mostraros un poco más de cerca la experiencia que se tiene nada más abrirlos por primera vez:

Un vídeo vale más que mil palabras, pero como se puede observar los ASG-2.5 no vienen precisamente cortos de accesorios. Entre lo más destacable la funda rígida tipo Otterbox, que soportará salpicaduras de agua, para garantizar la máxima seguridad mientras no utilizamos los IEM.

Otro de los utensilios que quizás os haya llamado la atención es el pequeño destornillador que no tiene otra finalidad que controlar el puerto de graves incluido en este modelo. Pudiendo así variar la cantidad de abertura del puerto, y en consecuencia el grave.

Detalles como la forma del filtro que evita que se cuele cualquier tipo de cera o suciedad, así como el cable desconectable con la típica conexión de 2 pin, son puntos que nos hacen una mejor convivencia diaria con este IEM. Nada especial con el cable, se trata de uno casi genérico que podemos ver en otras muchas otras marcas dedicadas a este tipo de productos, pero funciona bien, es maleable y sobre todo parece duradero y nada caro de sustituir, para evitar sustos futuros.

Las cápsulas de los ASG-2.5, a medio camino con el diseño de un Custom IEM,  son el resultado de la toma de cientos de impresiones de distintos tipos de pabellones auditivos. Los chicos de Aurisonics han realizado una “media” que se adaptara lo máximo posible a todo tipo de características. Algo que inevitablemente me ha hecho pensar en la gama Stage Diver, si bien Aurisonics presume de ser pionera en el uso de impresoras 3D, así que dejaremos este honor para ellos.

¿Comodidad?

No soy muy de poner notas numéricas pero en una escala del 0 al 10 los situaría en un 8. La cápsula es muy ergonómica y carece de aristas decantándose por las formas redondeadas. El punto importante para conseguir una buena comodidad e insonorización es como en todos los IEM la elección del tip adecuado primero, y la orientación de la cápsula una vez colocada en nuestro pabellón auditivo. Con los ASG-2.5 la correcta elección de la almohadilla cobra especial importancia, ya que el sonido puede variar de manera notable también.

Sonido

La musicalidad y el divertimento son dos características principales de debida mención para describir el sonido de los ASG-2.5. La presencia del gran driver dinámico de 14,2 mm es innegable. Así como con otros in-ear de diseño híbrido la presencia de los drivers “balance armature” a mayores es bastante evidente por perfil sonoro, en el caso de estos Aurisonics no es así. Y todo esto tiene un por qué; mientras en otro tipo de configuraciones de un driver dinámico + 2 BA se realiza un reparto más o menos equitativo de toda la gama de frecuencias, dejando normalmente el grave y medio-grave para el dinámico, los ingenieros de Aurisonics han decidido otorgarle un mayor protagonismo al gran driver dinámico, dejando al par extra de “BA” como dos tweeters encargados más bien de las frecuencias altas.

El resultado es un IEM universal con diseño híbrido que a la hora de la verdad no suena como tal, tomando esto como un punto positivo ya que uno de los puntos críticos en este tipo de esquemas es el conseguir una coherencia entre los distintos tipos de tecnologías, para dar un sonido lo más natural posible, y Aurisonics lo ha logrado.

En la posición más bajista juega casi en la liga de auriculares un poco “basshead”, creo que no defraudaría a los aficionados del grave potente y amantes de música electrónica, dance o house. En líneas generales es un auricular que va bien con todo, con un carácter todoterreno. Perfil quizás buscado por Aurisonics para facilitarnos las cosas y escuchar todo tipo de música con un único IEM.

No lo llamaría un auricular neutro pero sí con un buen balance de frecuencias, incluso en la posición con más grave no se olvida de la zona media, que se muestra medio paso por detrás del medio-grave pero tampoco se podría catalogar como retraídos. De hecho siguen la estela de la representación de las voces de los Sennheiser HD650, con una tonalidad cálida y “melosa” y un buen empaste entre el medio grave y los medios, lo que los convierte en un auricular en los que las voces, sobre todo masculinas y con potencia, suenan muy agradables y plenas. En ciertos aspectos también me han recordado a los Dunu DN2000, pero con una mejor conexión e interpretación de las voces graves, algo que en parte puede ser debido al mayor protagonismo del driver dinámico en los ASG-2.5

En este IEM de Aurisonics se nota una cierta predilección por la tonalidad grave y la musicalidad. Con ellos te puedes pasar horas sin sentir apenas fatiga, haciendo más agradables incluso las malas grabaciones, característica con la que se juega con ventaja en el mundo de “streaming” en el que vivimos, donde un gran porcentaje de los que habitualmente escucha música a diario, lo hará desde el Spotify o algún servicio similar. S

Son capaces de sacar muy buen sonido con cuidadas grabaciones a la vez que rendir bien con archivos mp3. Esto es lo que más destacaría de los ASG-2.5, su versatilidad, en la que va incluida la facilidad para moverlos desde cualquier fuente, bien sea tu smartphone o tu reproductor dedicado.

No obstante y como todo quizás los ASG-2.5 no se ajusten a todo tipo de gustos. La tonalidad cálida de este IEM se caracteriza también por un agudo muy suave y que sufre de una caída progresiva, no tan acusada como en los Rockets de los que unas líneas más adelante hablaré, pero el “roll-off” está ahí, y hace que en ciertos momentos se eche un poco en falta ese punto extra de “chispa” o viveza en el sonido.

El detalle y la claridad no es un problema ya que a pesar de esta caída progresiva se consigue mantener, pero para aquellos usuarios que busquen el microdetalle, transparencia y perderse en absolutamente cada matiz y siseo los ASG-2.5 quizás no es la mejor opción. Se centran más en ofrecer un buen conjunto, con musicalidad y sobre todo fáciles de escuchar, con un sonido que llena y que envuelve, con una gran amplitud de escena.

Conclusiones

Si buscas un IEM todoterreno, que vaya bien con todo aunque no sea sobresaliente en algo concreto, con un perfil cálido y agudo suave,progresivo, pero sin perder un buen nivel de detalle, los ASG-2.5 de Aurisonics son una opción a tener muy en cuenta dentro de los universales con diseño híbrido del mercado,y al menos hasta ahora el que mejor colocación y comodidad ofrece. Esta marca siempre está en constante evolución y mejora en todos aquellos aspectos susceptibles de ello; estoy seguro de que la nueva gama Bravo tendrá bastante que decir, ojalá pronto tenga la oportunidad de probarlos.

 Agradecimientos al equipo de Aurisonics, por su buena atención y por hacer posible esta review.

Un saludo a todos y hasta la próxima review, más pronto que tarde,

Yago.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...