Por Yago,

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los Chord&Major 6’13 Ballad son los últimos en llegar a la gama de IEM de esta marca taiwanesa. Siendo los más caros de los cuatro modelos existentes (alrededor de los 239$ en MP4Nation actualmente) comparte prácticamente la misma calidad de construcción y detalle presente en los otros modelos.

http://en.chord-m.com/products/sample

En esta ocasión la apariencia es más discreta con un tono de madera bastante más claro y los apliques metálicos recubiertos de un acabado totalmente mate, convirtiéndolos en unos auriculares realmente bonitos a primera vista aunque menos llamativos que el modelo Classical con los toques en dorado.

Chord&Major sigue apostando por afinar cada modelo a un tipo de música, en este caso el término “Ballad” de los Major 6 hace referencia a la música vocal en general donde estos IEM consiguen brillar como explicaré más adelante.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Presentación y ergonomía

 

La presentación sigue siendo lujosa que el resto de modelos de la marca, caja de madera muy elegante con logo de la marca grabado. La sensación al abrirlos sigue siendo igual de placentera para la vista, todo está muy cuidado y desprende cierto estilo minimalista.

*Misma presentación que el resto de la gama así que aludo a mi anterior descripción en mi última review para los otros tres modelos de gama

Una vez abierta la caja podemos ver perfectamente protegidos y presentados a los IEM, encajados en una base de espuma dura y protagonistas en todo momento. Como accesorios se incluyen dos pares de almohadillas extra, aparte de las medianas que vienen preinstaladas, un pequeño pincel para la limpieza, y una funda de tipo velour con el logo de la marca. Quizás alguien eche en falta una mayor variedad de almohadillas no obstante creo que con las incluidas se abarca bastante, en mi caso las medianas que vienen por defecto se ajustan perfectamente a mis necesidades.

La longitud del cable, que no intercambiable, es más bien corta, alrededor de 1,20 m y la terminación del jack 3,5mm es lo suficientemente larga como para utilizarlo sin problemas con dispositivos portátiles con fundas o carcasas, eso sí no cuenta con control remoto, algo que por otra parte agradezco ya que suele empeorar la calidad de la señal que circula a través del cable.

El aislamiento de este tipo de iems y al tratarse de un modelo que carece de forma ergonómica en la cápsula, no llega a ser tan alto como el que nos pueda proporcionar una cápsula tipo Westone, pero creo que cumple bien y desde luego mejor que otros modelos de similar forma. Los veo apropiados para la mayoría de actividades cotidianas pero no para entornos donde se necesite un aislamiento muy extremo, ya que una vez suena la música (aunque sea a un volumen muy bajo) se consiguen unos buenos niveles de aislamiento.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Especificaciones técnicas

  • Respuesta en frecuencia: 20Hz-20KHz
  • Sensibilidad: 98 dB
  • Impedancia nominal: 30Ω
  • Máx. potencia de entrada: 8mW

 

Sonido

 

La siguiente gráfica proporcionada por la marca (donde faltan los dB indicados en la eje de ordenadas) muestra cómo han potenciado el rango desde los 500Hz hasta los 4 kHz sobre todo con una subida y bajada progresiva, todo ello orientado a dar una mayor presencia y protagonismo a las voces y el rango de frecuencias medias en general, haciendo al auricular mucho más eficiente frente a esas frecuencias concretas.

ballad-frequency

 

Tras muchas pruebas y reajustes jugando con filtros, distintos tipos de membranas en el altavoz con diferentes durezas así como probando varios materiales de tratamiento acústico (fundamentalmente algodón comprimido) para el interior de las pequeñas cápsulas hasta dar con el resultado adecuado.

En el siguiente enlace de la página oficial de Chord&Major se explica bastante bien el proceso y las bases que intentan seguir de cara al tuning de cada auricular.

http://en.chord-m.com/news/779

Con esto quiero decir que no se trata de un trabajo sencillo ni de un simple cambio de nombre o la adición de un poco más de grave en este modelo o en el otro; el perfil y la respuesta en frecuencia cambia en todos los modelos de forma significativa.

Los Major 6 se caracterizan por una zona media adelantada y aireada que parece provenir de un auricular totalmente abierto debido a la fantástica proyección y articulación de voces e instrumentos, buscando el mayor realismo en voces, y vaya si lo consiguen.

Jugando con la ventaja de tener un driver dinámico, lo que repercute en una gran credibilidad timbrica contra la mayoría de los Balanced Armature, estos pequeños IEM podrían competir de tú a tú con auriculares de varios drivers (como puede ser el caso de los Shure SE535 o incluso SE846) refiriéndome exclusivamente al rendimiento con música vocal, dentro de la cual metería al pop/balada, jazz vocal e incluso ópera.

Para acercaros un poco más mis impresiones sonoras sobre estos auriculares nombraré sólo algunas de las canciones de referencia que más he disfrutado con estos IEM:

  • “Going to a town”- George Michael (álbum “Symphonica”)
  • “She is a lady” – The Persuasions (álbum “A Capella Soul”)
  • “God Bless The Child” – Gregory Porter (álbum “Be Good”)
  • “Sea Fog” – Keane (álbum “Strangeland”)
  • “Heal” – Tom Odell (álbum “Long Way Down”)

DSC_0112

Como podéis ver en todas estas canciones la presencia vocal es protagonista indudable, donde los Major 6 se encuentran más cómodos y para lo que fueron diseñados. Una de las cosas que más sorprende escuchando este IEM es el realismo en el decay vocal conseguido, se nota un gran trabajo detrás manteniendo siempre a raya las resonancias y control del pequeño driver para lograr un resultado de cal calibre, por hacer una comparación directa con algún orejero que tengo puede que sea, junto con los SE846 de Shure (con los filtros de serie), el IEM con mejor calidad vocal que ha pasado por mis manos.

Este perfecto decay va acompañado de una muy buena fidelidad tímbrica que texturiza muy bien los “siseos” de las voces tanto masculinas como femeninas, con una gran aireación del medio-agudo que ayuda a incrementar la sensación de espacialidad y la separación instrumental.

No son unos IEM aptos para “basshead” ni lo pretenden ser, tienen la cantidad de grave justa, de hecho son los que menos grave tienen de toda la gama Chord&Major. Quizás este sea el punto que los limita más de cara a usarlos con otros estilos. Algo parecido al caso de los Classical, IEM magníficos en su género como los son los Major 6, pero que de alguna manera están tan optimizados para ir mejor con un estilo de música que con el resto, y sobre todo estilos opuestos se pueden ver superados por otros rivales, ya que no consiguen brillar tanto fuera del género musical para el que fueron diseñados.

Hablando con Yoko manager de ventas de la marca me comentaba que trataron de lograr el mejor equilibrio del grave junto con las voces, tratando de que no quedara en un plano tan relegado ni que influyera en la claridad de la zona media, entendiendo esto creo que el trabajo está muy bien desarrollado y lo han logrado.

El grave es seco, discreto y con una extensión correcta pero limitada en el tiempo, todo ello focalizado a dar protagonismo absoluto a la zona media. Logra una cantidad de subgrave  algo inferior a la de los Classical y similar pegada del medio-grave. No son los IEM más adecuados en piezas de contrabajo o música electrónica pero suplen las carencias en otros estilos con su excelente papel en cuanto a música vocal.

La voz de George Michael o Gregory Porter, llega, transmite y emociona, a pesar de no tener una gran cantidad de grave el cuerpo en las voces no se ve mermado; así mismo se puede percibir un cierto toque cálido que acompaña siempre y juega un gran papel en cuanto a conseguir una mayor naturalidad.

El transiente desde el medio-grave, pasando por los medios y la zona medio-aguda es al igual que en los Classical uno de los puntos fuertes de este auricular, jugando un papel muy importante en la percepción correcta del timbre en las voces, realmente estamos ante un IEM sobresaliente para aquellos que busquen la mayor aireación, claridad y naturalidad con sus cantantes favoritos.

No es tan rítmico ni impactante como los Major 8 Rock, pero a cambio tiene mucha mayor transparencia general y es bastante más preciso cuando la grabación lo requiere.

Para todos aquellos que busquen un “upgrade” directo desde los Hifiman RE-400 esta me parece la opción más clara, ya que de alguna u otra manera tienen un perfil que a mí me resulta bastante similar, contando con una escena más abierta en los Chord&Major y mejorando casi todos los puntos de los pequeños Hifiman, incluido por supuesto el apartado de construcción.

Con una alta eficiencia diría que son los más fáciles de mover de toda la gama, no obstante los 30 Ohm de impedancia de este IEM invitan a probar la amplificación extra, en mi caso los enchufaba la mayor parte del tiempo a mi ya contrastado HRT MicroStreamer formando una pareja excelente, no obstante cuando buscaba un sonido más abierto y un mayor impacto del grave optaba por el Leckerton UHA-6S Mkii, compañía que se caracteriza por ofrecer de los mejores amplificadores portátiles para IEM, pudiendo apreciar una clara mejora general, aunque no drástica.

 

Conclusiones

 

Para todo aquel que busque un IEM con un rendimiento excelente con música vocal, los Chord&Major 6 Ballad son una opción realmente a tener en cuenta, tanto por realismo, naturalidad, exclusividad y construcción. Es una opción segura que se sale un poco de lo común, de una marca que creo, tiene mucho que decir en el sector.

 

Gracias a Yoko de Chord&Major por su cercanía y excelente profesionalidad.

 

Nos vemos en la siguiente review, un placer contar con vuestra lectura,

Yago.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir:
Yago
Autor Yago

Lo reconozco, me encantan los auriculares…