Puntuaciones

Sonido 93 Ptos
Diseño y construcción 88 Ptos
Ajuste e insonorización 88 Ptos
Calidad/Precio 85 Ptos
TOTAL 88 Ptos

Hay compañías que prefieren centrarse en pocos modelos, bien distinguidos. Otras como Earsonics sin duda ofrecen una de las gamas más completas de iems del mercado, con multitud de opciones, para todos los gustos y bolsillos.

Estos S-EM6 V2 vienen para sustituir a su primera versión, que ya llevaba un buen tiempo a la venta y pedía una renovación.

Por suerte este lavado de cara ha sido tan profundo que perfectamente podríamos estar hablando de otro modelo.

Lleva 6 drivers BA por lado, y su precio para quien tenga curiosidad ya de primeras no es digamos barato, rozando prácticamente los 1.000€.

El “unboxing” y presentación

Confieso que ya hace tiempo que subí el unboxing, y os pido disculpas en la demora de esta review por ello. Pero nunca es tarde para recordarlo y como siempre aquí os dejo la experiencia “unboxing” plasmada en vídeo.

La remodelación de los S-EM6 V2 llega también a su presentación, volviéndola un poco más “premium”, así uno no se siente decepcionado después de dejarse la buena suma de dinero en su adquisición.

No hay nada que eche en falta, y el cable de serie de todos los Earsonics me sigue pareciendo a día de hoy de los mejores, no por tener un llamativo trenzado sin funda, más bien por su ergonomía y sensaciones en la mano. Se nota que está hecho para durar.

Suscríbete al canal de Youtube de Oldnewsound para estar al tanto de las novedades.

El diseño

En un mercado donde cada vez son más los iems con cápsulas metálicas y llamativas estos S-EM6 V2 pasan muy desapercibidos. Lo más destacable es simplemente en gran número seis que hace referencia al modelo, pero nada más.

Su acabo sobrio no es obstante contrario a su calidad, es un iem que opta por lo funcional y sus cápsulas están realizadas en resina plástica rematadas con un acabado brillo. Su apariencia recuerda a un canto rodado de un río, sin aparentes uniones en su superficie y con formas bastante más redondeadas que en los S-EM9 o ES5. De hecho entre estos tres modelos los S-EM6 se llevan la ligera ventaja en cuando a comodidad.

Eso sí, los más exigentes puede que vean un poco de decepción en no ver materiales más selectos cuando hablamos de esta gama de iems. Otras marcas como Noble saben bien de lo que estoy puntualizando, y aunque particularmente priorizo la calidad de sonido y el ajuste, entiendo perfectamente al usuario que busque también una apariencia más sofisticada.

Todo tiene su parte positiva, y es que ante el amigo de lo ajeno y para una persona que no entienda mucho de este mundillo, estoy seguro de que escogería antes llevarse los KZ ZS6 solo por su apariencia, aunque en realidad cuesten 33 veces menos.

Algo que particularmente destacaría en este nuevo modelo es que es bastante más compacto a su predecesor, lo que sin duda favorece tanto al ajuste como a la comodidad. La tecnología evoluciona y Earsonics es una de las compañías que más esfuerzos pone en desarrollar una perfecta arquitectura interna, referente a la ubicación de los distintos componentes, para así aprovechar el volumen de la manera más eficiente. Sigue habiendo 6 drivers, pero su tamaño no dista mucho de un iem con solo 3.

El canal final donde van enganchadas las tips también es bastante más corto. Como es de costumbre con esta marca francesa, los biflange son las que mejor se adaptan a este iem, tanto por sonido como por ajuste. Como dije en anteriores reviews parece que diseñan siempre con estas tips en mente.

La insonorización es de notable, y comparable a la que ofrecen los ES5, si bien encuentro que quizás las biflange no son las que mejor vayan en este apartado para obtener el máximo aislamiento.

Especificaciones

-Sensibilidad: 112 dB/mW
-Respuesta en frecuencia : 10 Hz -22 kHz
-Impedancia: 30 ohms
-Drivers: 6 balanced armature drivers (2 graves, 2 medios, 2 agudos), 3-way passive crossover.

Sonido

Lo más normal es pensar que un sustituto de modelo parta de las bases del anterior y trate de mejorarlo en todo, pero con los S-EM6 V2 mi intuición antes de probarlos no podría estar más equivocada. Son unos iems completamente distintos en cuanto a sonido.

Earsonics ha optado porque este fuera su mayor representante del sonido fiel, y sin colorear. El máximo exponente de la neutralidad.

De hecho, puede que se juegue en primer puesto de uno de los 3 iems más neutros que he podido probar hasta ahora. Así que partiendo de esta base puede que quede descartado o en vuestra lista, sin medias tintas.

Imagino que para los fans de su primera versión que compraran este nuevo sustituto un poco a ciegas el chasco debió ser monumental, porque casi ninguna de las características de calidez, lentitud y permisividad del primer modelo están presentes en este. Más bien se situarían en lados opuestos de la mesa.

Los primeros S-EM6 era unos iems con un sonido muy “denso”, con mucho cuerpo en la zona grave y en general no sonaban para nada a driver “BA”, en una cata a ciegas muchos serían los que lo colocarían como un híbrido o un iem de driver dinámico. Su suavidad y recorte intencionado de agudos era muy obvio y en general era un modelo extremadamente agradable de escuchar con todo tipo de géneros durante horas y horas.

En el caso de los V2 resulta chocante tan radicalmente, ya que ahora los denominaría como un iem muy neutro, que a veces roza incluso lo “clínico”. Con una gran capacidad técnica y mucha más resolución que en su primera versión eso sí. Pero que ya va enfocado hacia un público más concreto y que busca sobre todo la transparencia y detalle.

El grave es preciso pero bastante comedido en cuanto a pegada, no es el típico iem en el que siempre se siente que acompañan para dar más musicalidad, más bien solo salen cuando es necesario, algo que favorece a captar mejor los detalles y matices de las voces e instrumentos, pero que por otro lado no los hacen muy recomendables para dance, electrónica e incluso la gran mayoría de música actual. Tenderán a sonar demasiado finos y algo sosos.

De hecho y a pesar de que casi siempre suelo escapar de las ecualizaciones me he encontrado subiendo un par de “dB” en la zona de los 100 Hz, para conseguir una respuesta más adecuada para la música que escucho. El medio-grave tampoco sufre apenas coloración alguna, y esto da como resultado un sonido que es muy aireado pero que en ciertos géneros se echa en falta cuerpo en la música.

Los medios son de lo más favorecido en este nuevo perfil sonoro elegido por Earsonics. Ya desde las primeras escuchas es fácil dejarse impresionar por la transparencia, dinamismo y claridad de las voces, que parecen tener un ligero eco para dar una mayor escena y profundidad. Con pistas únicamente vocales estos iems brillan con luz propia, y poco tienen que envidiarle a unos Noble Katana en este apartado, tanto por timbre como por capacidad de proyección.

El problema para los usuarios de la anterior versión es que los medios en este nuevo modelo son completamente distintos, y hacen parecer oscuros y velados a los V1. Están más enfocados en aportar una sensación de aire y máxima resolución, que peso y cuerpo. Y esto hace que uno tenga la sensación de que las voces masculinas más graves queden un tanto finas de más, favoreciendo mucho más a las femeninas.

Esto se habría solucionado casi por completo con un poco más de acentuación del medio-grave, la suficiente como parar darnos ese extra de cuerpo en los medios, que a veces es muy bienvenido. No obstante el target de Earsonics era la “neutralidad y delicadeza” y chocaría en contra de estos principios buscados.

Por otro lado si unimos esta capacidad de resolución junto con su extremo agudo, los convierte en un iem casi perfecto para clásica. La parte alta de las frecuencias está sin duda bastante presente en estos iems, y no opta por el recorte obvio que tenían los V1, directamente han puesto toda la carne en el asador.

Manejar esta extensión sin caer en estridencias o asperezas no es tarea fácil, y debo decir que me ha sorprendido la manera en la que Earsonics ha abordado este tema. Ya que puede que estemos hablando de uno de los 4 o 5 iems con mejores agudos que he probado. De hecho sin ser tan dinámicos como en los S-EM9 sí ofrecen un punto de mayor delicadeza y sensación de aire.

La articulación es de sobresaliente al igual que el detalle. Simplemente diría que son muy difíciles de mejorar y harán las delicias de todos aquellos que disfruten con todos los matices de las teclas del piano y golpes de platillo.

Con este perfil no es difícil pensar que no será el iem con mayor sensación de profundidad en la escena representada, pero creo que tampoco lo necesita. Ya que quizás son aspectos poco compatibles y  se prioriza más la amplitud y altura, que por otro lado están muy bien compenetradas, dando bastante realismo.

Conclusiones

Los S-EM6 V2 suponen una revolución en cuanto al cambio con respecto a su anterior versión. Creo que Earsonics ya tenía ocupado el puesto de sonido más cálido y permisivo con recientes modelos como los ES3, y a cambio han buscado cubrir el nicho de auricular neutro y muy detallado; donde los S-EM6 V2 entran de pleno.

Sin ser un tope de gama sí tiene muchas de las capacidades que se le pueden exigir a estos. Si eres amante de la música clásica, o buscas en general un iem que coloree lo menos posible, con una gran transparencia, claridad y detalle en su sonido (sin resultar aburrido), deberías tener muy en cuenta a este modelo, ya que es probable que te den lo que busques e incluso los prefieras a varios de los top de otras compañías.

Hay ciertos detalles como la excesiva discreción en su apariencia, así como el no empleo de materiales más “premium” que pueden ser mejorables, pero me consta que es uno de los apartados en los que Earsonics está trabajando más duro para el futuro más cercano.

Por el resto son unos iems muy cómodos y ligeros, y que además se convierten por precio en una alternativa “barata” a los Noble Katana. Durante mis pruebas he encontrado similitudes entre ambos y creo que están dirigidos a un sector de público muy similar.

*Equipo utilizado para la valoración: iBasso DX200, Lotoo Paw Gold Titanium.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...