Por Yago,

De Francia no solo llegan buenos vinos y buenos quesos, ahora gracias Earsonics también sabemos que se hacen auriculares inear de nivel.
El S-EM9 es el último flagship de la marca, precedido por el éxito intachable de los Velvet, un tri-driver con una balance tonal y perfil sumamente agradables.
Esta vez y para hacer frente al alto “caballaje” en cuanto a nº de drivers de la competencia, no han escatimado en ello y un total de 9 drivers por cápsula del tipo “balanced armature” son los encargados de dar forma a este modelo.

Earsonics S-EM9, tienda online oficial

Packaging y accesorios

Entre a medio camino entre lo espartano y funcional, el “packaging” de los S-EM9 es casi clavado al que ya pude ver en el modelo Velvet. El negro y un variado surtido de tips del tipo biflange ocupan casi todo el listado de accesorios, que es más bien limitado aunque suficiente. Como detalle la marca incluye una funda plana de cremallera, que si bien no es de una calidad destacable, cumplirá perfectamente su función.
El protagonismo se deja para los auriculares, y un cable que de nuevo se manifiesta como uno de los mejores que se pueden encontrar en un IEM universal de serie, con un trenzado y apariencia muy similar a los Westone, pero en otro nivel de calidad, que en este caso es intachable.

Los conectores MMCX permiten una rotación de 360 grados y son la elección de Earsonic para este modelo. Afortunadamente el soporte “aftermarket” para este tipo de conectores es lo suficientemente elocuente como para no tener miedo ante un posible y futuro cambio por uno mejor, bien sea de cobre, plata, híbrido, o siguiendo la última moda del combinado con oro, sí habéis oído bien, y pronto llegará algún ejemplo a mis manos…

Para los que prefieren ver antes que leer, os dejo el vídeo “unboxing” donde se muestra con detalle todo lo que os encontraréis nada más abrir la caja por primera vez:

La deslocalización industrial en favor de Asia mayoritariamente es algo que está a la orden del día, pero bien cabe destacar que Earsonics que mantiene intocable ante ello, y todos sus auriculares, desde el diseño hasta el ensamblaje se realiza en Francia, donde recientemente han inaugurado un moderno y avanzado laboratorio, signo de que es una compañía en crecimiento.

Las garantías al quedarse dentro de Europa, también será más fáciles de tramitar, lo que da un mayor grado de confianza de cara al consumidor final; algo que siempre es de agradecer.

Ajuste y aislamiento

Puntos claves en cualquier modelo inear. El ajuste y colocación, gracias en parte a unos cantos más redondeados y unas dimensiones que a la vista parecen más compactas, se ha mejorado con respecto a los Velvet.

La subida notoria de calidad se nota sobre todo en los materiales de la cápsula, ahora de un acrílico muy bien acabado, ligeramente brillante.

La compañía francesa incluye un gran número de tips del tipo “biflange” y es que estos iem parecen estar amoldados a ellas, tanto en aislamiento como en sonido y tras varias pruebas son con las que más me han gustado. He probado también las conocidas y bien consideradas SpinFit, pero por razones que desconozco no acababan de proporcionarme el sellado suficiente, aunque esto es algo que variará dependiendo de la morfología de cada uno.

No tiene una colocación de las más directas y rápidas, en mi caso es necesario perder unos segundos (como en casi todos los IEM) para encontrar la correcta posición y sellado. Los S-EM9 resultan muy ligeros y por ello una vez bien colocados se pueden llevar durante horas sin apenas enterarte de que los llevas puestos, ahora bien, es un modelo que tiene a sobresalir un poco y no queda del todo pegado dentro de la concha, algo que también ocurre con modelos como el Angie de JH Audio.

Esto es algo que debéis tener en cuenta, si bien es un iem que en el apartado de aislamiento y ajuste tiene un merecido notable.

Aparte de esto tienen una apariencia discreta y el cable apenas sufre de microfonías, está muy bien logrado y el conjunto no defrauda en este aspecto.

¿Qué conocemos de su interior?

Los diseños híbridos de driver dinámico más “balanced armature” parecen estar de moda y ocupan ya una gran parte del mercado. Pero por otro lado llama la atención que prácticamente todos los modelos “flagship” de las marcas punteras en el mundo del IEM mantengan el diseño multidriver BA. Quizás por fidelidad o quizás por la mayor escena y “grandeza” del sonido final, seguro que habrá razones de peso detrás de ello.

Los S-EM9 de Earsonics entran dentro de los multidriver de muy altas prestaciones, y tal como podemos deducir en la numeración de su nombre, cada cápsula aloja 9 drivers bajo un diseño de triple “crossover”.

1 driver para las frecuencias más graves, 4 para medios y medio-grave y por último 4 más para los agudos. Lo que parece más que suficiente para tener todo el rango de frecuencias perfectamente cubierto.

Algo que llama la atención es la alta sensibilidad de este modelo, que unido a la impedancia de 38,5 Ohm los convierte en un iem muy fácil de mover, e incluso permisivo en cierta medida con las impedancias de salida de los amplificadores y fuentes a la que los enchufemos.

Sonido

Los S-EM9 no rompen con el perfil sonoro de Earsonics, siguen teniendo las características propias de la compañía francesa, pero todo ha sido elevado y mejorado al detalle, en todos y cada uno de los aspectos.

Es un iem muy preciso y dinámico, que es capaz de marcar e individualizar muy bien cada nota de instrumento, con una definición de altura, sin duda al nivel de los mejores. Por otro lado su perfil con una “V” muy ligera es fácil que nos sorprenda ya de primeras escuchas, no hay que quedarse mucho tiempo deleitando para tener esa sensación de “wow”. Así que si sois de esos que se dejan llevar por primeras impresiones, los S-EM9 tienen muchas papeletas si buscáis un iem definitivo.

Este es el claro ejemplo de que se puede tener tanto diversión como precisión, y no necesariamente se tiene por qué pisar ambas características. Estos Earsonics invitan a mover el pie, con un sonido claro, rápido y con el suficiente cuerpo en el medio-grave como para no echar en falta una mayor plenitud y peso en las voces masculinas.

Parecen sentirse como pez en el agua ante grandes cambios de dinámica y altos contrastes, donde sus rápidas transiciones las abordan sin ningún problema.

¿Es un iem completamente neutro? La respuesta sería no, pero también creo que ningún modelo de estas gamas busca serlo, y en general los “tuning” de sonido se intenta aderezar con ciertos toques de musicalidad.

A pesar del mencionado y ligero perfil en “V” es debido mencionar que en este caso los S-EM9 tienen una zona media bastante más adelantada que los Velvet, lo que permite disfrutar mucho más con pistas vocales. La capacidad resolutiva del este auricular es muy buena y la suficiente como para trasladar y “chivar” los defectos de las grabaciones, no al nivel de los HD800, pero sí tendremos que preocuparnos de reproducir buen material ya que no son capaces de digerirlo como los Noble K10U que ahora tengo en el banco de pruebas, que en un mano a mano tienen un perfil algo más dulce con unas voces mejor humanizadas.

Los S-EM9 juegan muy bien en las frecuencias extremas, tanto las frecuencias más graves como los agudos de los platillos están perfectamente marcados, con precisión casi quirúrjica pero sin llegar a fatigar. Quizás una de las claves en este aspecto es la ligera caída en la zona de los 9 kHz justo antes de volver a subir, evitando en cierta medida que los agudos suenen pasados, de hecho a pesar de tener una presencia considerable en ningún momento me han llegado a molestar, aportando una claridad y transparencia al sonido digna de mención.

Por lo tanto hablamos de un auricular con un sonido enérgico, extremadamente dinámico y con un alto nivel resolutivo.

La escena no destaca por amplitud, si no más bien por altura y profundidad. Con un sonido más frontal y directo y sin ser el modelo con mayor escena que he probado, sí es de los que mejor equilibrio encuentran en el plano tridimensional. La ubicación y proyección de los instrumentos en el espacio se realiza de manera sobresaliente, algo que provoca que no eche en falta una mayor amplitud. Consiguen rodearte de música, y meterte en ella.

Conclusiones

Los S-EM9 son unos IEM con un sonido en el que el término audiófilo y enérgico son perfectamente compatibles. Nos muestran la música de una manera fresca, con gran capacidad dinámica y un perfil que ya desde primeras escuchas es fácil de degustar e incluso con un punto adictivo.

Esa ligera tendencia a la exageración de cada nota es lo que convierte a estos IEM en una de las opciones más llamativas y rítmicas dentro del mercado actual, con el propósito principal del disfrute en todo momento.

Gracias a todos y hasta la próxima review, más pronto que tarde,

Yago.

Sonido 94Ptos
Diseño y construcción 89Ptos
Ajuste e insonorización 85Ptos
TOTAL 90Ptos

*Equipo utilizado: Astell&Kern AK320, Chord Mojo, cable USB Curious.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...