Puntuaciones

Sonido 90Ptos
Diseño y construcción 90Ptos
Ajuste e insonorización 85Ptos
Precio-calidad 90Ptos
TOTAL 89Ptos

Seguimos con el apogeo de los iems, porque sé que os gustan y el mercado por suerte ayuda a ello. Turno para los Final Audio E5000, interesante propuesta de esta experimentada marca nipona, que se distribuye en España de la mano de Sarte Audio.

Modelo que se sitúa en los 249€ para el mercado español. Un diseño curioso cuanto menos, y un buen driver dinámico de 6,4mm ponen sobre el papel todas las características para que sea un producto atractivo.

Es un placer ver cómo se puede disfrutar igualmente de un buen sonido sin irse a altas cifras de desembolso. La miniaturización y desarrollo en el mundo de los iems hace esto posible, todo en beneficio del consumidor. Si bien es indiscutible el incremento de los precios y calidades en las altas gamas, creo que son las gamas más comedidas las que están brillando en cuanto a lanzamientos, y también en la buscada relación calidad/precio.

El «unboxing» y presentación

Siguiendo el concepto minimalista de Final Audio, el embalaje es muy simple. No obstante ofrece muy buena calidad en puntos claves para un iem.

El primero de ellos sin duda es la calidad de las almohadillas que vienen en 5 tallas distintas, con tecnología de flexión perfectamente estudiada, y dos compuestos de distinta dureza para el tubo interior y la cobertura exterior, lo que facilita mucho el ajuste.

Para ayudar a dar con la cápsula derecha el tubo interior de las mismas almohadillas es de color chillón, como rojo o morado. Probablemente están entre las mejores de serie que he probado, lo que hizo que no necesitase recurrir a mis SpinFit ni siquiera.

Lo segundo es la práctica funda gomosa, alejada de las típicas de tipo téxtil semi-rígidas. Además de proteger muy bien a los iems, no ocupa prácticamente nada, por lo que creo que otras compañías deberían tomar nota de ello. Aunque parezcan detalles pequeños son los que facilitan la convivencia en el uso real con un inear, así que de 10 en este aspecto.

El cable, aparte de ser desconectable con conectores MMCX, es de cobre OFC bañado en plata de alta pureza. Sorprendente para este nivel de precios y que muchos gama alta por encima de las 4 cifras desearían tener. No está a la altura del cable de Acoustune, pero el aplauso es merecido por los 250€ que cuestan estos E5000.

El diseño

Imaginaos dos pequeñas balas de acero inoxidable recubiertas de un bonito acabado espejo; así lucen los E5000, que en primera persona transmiten lujo y calidad de construcción. Existen ciertas partes plásticas, pero en la totalidad son mínimas, y se reducen a las boquillas del tubo final donde se colocan las almohadillas, y el encapsulado que rodea al conector MMCX. El resto es una «virguería» para el nivel de precios en los que nos estamos moviendo. Desde el acabado del jack acodado 90º a la precisión con la que están estampados los logos, que incluso bajo lupa lucen libres de imperfección.

Este diseño tipo «canalphone» podrá ser más o menos de tu agrado, pero en el día a día resultan mucho más rápidos de quitar/poner. Por lo que llevan en mi escritorio desde que llegaron, como ese iem al que da gusto recurrir incluso para unos breves minutos, sin tener que pasar por el proceso de colocación habitual en un modelo de iem con formas anatómicas y descanso sobre la concha.

A pesar de esto Final Audio no deja su uso limitado al cable colgando, también nos incluyen unas guías para el cable que permiten utilizarlo pasando el mismo por detrás de la oreja. Quizás el resultado no sea tan estético como el otro sistema de utilización, pero mejora el ajuste, así que si las escuchas van a ser más largas lo recomendaría sin dudarlo. Para el resto del tiempo me quedo con su «quita y pon» casi instantáneo.

La relación entre el ancho y longitud de las boquillas permiten una inserción de nivel medio, que  junto con el cuidado diseño de las almohadillas propias de Final Audio les otorgaría un nivel de aislamiento más que bueno, notable. No tendréis problema para utilizarlos por la calle, pero tampoco esperéis el mejor aislamiento del mercado, algo que queda reservado para los iems de formas anatómicas.

Especificaciones
  • Driver: Dinámico de 6,4mm
  • Impedancia: 14 Ohm
  • Sensibilidad: 93 dB
  • Cápsulas: acero inoxidable (acabo espejo) con cámara de resonancia.
  • Peso: 24g
  • Longitud cable: 1,2m

Sonido

Llevado quizás por la influencia en mi pasada experiencia con otros japoneses, los Acoustune HS1650CU y HS1670SS (sobre todo por estos últimos), esperaba un perfil distinto al que tienen los E5000.

Cuando sobre el papel uno lee cápsulas de acero inoxidable, cable de cobre bañado en plata, y en general viniendo del país nipón me sorprendió encontrarme con esta musicalidad.

Los E5000 son unos iems pensados para disfrutar la música, más que centrarse en sus detalles o tecnicismos. Tienen un sonido al que denominaría como suave, natural y «texturizado», con un excelente nivel de profundidad.

No obstante resulta un iem bastante rápido y con un nivel de precisión admirable para tratarse de un driver de 6,4mm; diámetro que en el mercado actual resulta casi hasta pequeño.

Final ha buscado un equilibrio en toda la gama de frecuencias, intentando dar con un balance tonal que case bien con todo tipo de géneros, sin olvidar la musicalidad.

Son lo opuesto al sonido seco y muy aireado para dar mayor sensación de detalle, a costa de perder ese peso y calidez necesario para que las notas suenen con mayor autoridad. Por lo tanto quizás se aleje un poco de una respuesta audiófila de libro; pero escuchando el resultado conseguido me alegro que se hayan decantado por este camino.

Los medios están situados ligeramente en un plano atrasado, algo que favorece a la escena. Suenan con peso y realismo, perfectamente definidos sobre todo en el medio-grave. Con voces femeninas este perfil provoca que se eche en falta quizás una pizca de énfasis en la transición con los agudos, para incrementar la presencia, a lo que los ingleses llaman «sparkling treble». Pero todo esto se lo permiten pasar por alto, gracias al adictivo resultado.

Con una fuente lo suficientemente potente, ya que sus 93dB de sensibilidad invitan a darles un punto de amplificación extra, consiguen sacar un grave vibrante en pegada, plenamente satisfactoria, sin llegar a niveles «basshead».

No es ni el grave más preciso ni el que llega más abajo, pero está ejecutado de una manera muy convincente y realista para el oyente. En algunos momentos el sonido de los E5000 me ha recordado a un buen equipo de monitores, bien afinado; que aun contando con sus ciertas limitaciones técnicas son extremadamente agradables de escuchar.

No es que estos Final vayan cojos en algo, simplemente son ese tipo de iem que sin llegar a ser el mejor en algún aspecto delimitado, valorándolo todo ofrecen una receta de las más apetecibles en esta gama. Un ejercicio de conjunto por así decirlo.

Su escena pesar de no ser muy grande sí está magníficamente equilibrada en los 3 ejes imaginarios. La sensación es que crean un espacio muy bien acotado en tu cabeza, donde su perfil musical te hace «meterte en la música».

Conclusiones

Enfrentándolos con cualquier otro modelo de esta gama de precios, los Final E5000 consiguen hacerse un hueco propio y merecido, con una propuesta de iem excelente en todo su conjunto.

Su construcción top junto con su interpretación del sonido los convierte en todo un caramelo por los 249€ que cuestan. Aparte de esto son de esos iems que te hacen replantear el para qué se necesita más…

 

Gracias a todos y nos vemos en la próxima review, más pronto que tarde.

*Equipo utilizado para la valoración:  Astell&Futura SE100, Burson Playmate.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...