Puntuaciones

Sonido 88Ptos
Diseño y construcción 90Ptos
Ajuste e insonorización 70Ptos
Precio-calidad (B-Stock) 96Ptos
TOTAL 86Ptos

230€  (B-Stock)

IMR se encuentra en plena efervescencia en cuanto a lanzamiento de modelos se refiere, raro es el mes que Bob no nos sorprende con otra de sus novedades o creaciones.

En esta review no analizaré los último de lo último, sino que os traigo el que bajo mi punto de vista es el iem con mejor relación calidad/precio de toda su gama, hablando de los precios a los que se pueden conseguir en la sección “B-stock”. Se trata de los R2 Aten; un interesante concepto de iem abierto, con las ventajas e inconvenientes que ello conlleva.

Unos 230€ al cambio tienen la culpa, suponiendo una considerable rebaja frente al PVP oficial de su lanzamiento, de más de 500€.

https://imracoustics.com/collections/b-stock/products/imr-r2-aten-used

El “unboxing” y presentación

Desde los Zenith que analicé hace más de un año las cosas han cambiado, y para bien. La tónica general implementada por Bob en cuanto a presentación ha subido un par de niveles, gracias a la incorporación de un práctico estuche de nylon con el logo de la marca en su exterior, dentro del cual podremos encontrar los distintos filtros y accesorios, firma ya de la marca.

Este cambio es bienvenido y sin duda ayuda a formar una imagen de marca más sólida, ya que anteriormente quizás el producto se percibía que estaba bastante por encima de lo que le rodeaba, con presentaciones bastante más sencillas.

El nuevo estuche no es el más práctico por tamaño, pero realizando un nuevo corte a medida en la espuma interior, incluso deja espacio para añadirle nuestro DAP, para así llevarnos a cualquier parte el equipo portátil íntegro.

El cable también ha sufrido mejoras, dejando a un lado el de acabado con funda gomosa, dando paso a un trenzado a la vista de cobre OFC y 1,4m de longitud. En mi unidad sólo se incluía el cable no balanceado, si bien en posterior revisión se incluye también la versión balanceada con jack de 2,5mm, para aquellos que utilicéis un DAP con este tipo de salida.

Otro apunte a destacar es la terminación a 90º del jack de 3,5mm, algo que no abunda en demasía en el mercado y que muchos usuarios solicitan.

El nivel de atención al detalle en cuanto a accesorios es alto para el PVP oficial de más de 500€, pero el precio “a pagar” por los “B-Stock” es la ausencia del estuche.

Como es costumbre en la marca parte del protagonismo se lo llevan los filtros, con un total de 5 “boquillas acústicas” y filtros, con los que podremos realizar hasta 30 combinaciones distintas, siendo casi imposible no encontrar un perfil sonoro casi a la carta.

El diseño

Como mencionaba al principio de esta review los R2 tienen un planteamiento de diseño abierto, siendo de los pocos del mercado que se decanta por esta opción.

En el lugar de la rueda tipo tornillo que observábamos en el Zenith y el “primogénito” R1, ahora tenemos una rejilla perforada, sujeta por tres anclajes a cada cápsula; y si bien es fácil adivinar que hay un tratamiento en la misma con el uso de espuma, a efectos prácticos podrían considerarse como unos iems abiertos.

Las formas más refinadas y ergonómicas hacen que se obtenga un ajuste más rápido que con los Zenith, los cuales tendrían a sobresalir más hacia el exterior, por el peso de la rueda externa.

La comodidad es alta, pero el aislamiento es bastante limitado, simple y llanamente por su concepto abierto. Así que no es un iem que vea apropiado para exteriores, más bien es un “iem de oficina“; entorno donde podremos darle uso sin problema, ya que a volúmenes de escucha normales tampoco deja escapar el sonido tanto como para que provoque un trastorno a las personas que tenemos más cerca.

Especificaciones
  • Driver Aten confeccionado a medida, incorporando Neodimio con diafragma de Berilio y driver cerámico de alta resolución.
  • 5 boquillas acústicas  + 6 filtros amortiguadores.
  • 2 Pin cable reemplazable (3,5mm y 2,5mm balanceado opcional)
  • Impedancia: 32 Ohm
  • Sensibilidad: 106 +/- 3DB
  • Respuesta en frecuencia: 10 – 50.000Hz
  • 24ct Gold plated 3,5mm Jack
  • Cable OFC con 1,4m de longitud.
  • Estuche rígido.
  • Adaptador a jack 6,5mm
  • Gran selección de tips para ajuste perfecto.
  • Limitado  a 300 unidades

Sonido

Si en la casi la totalidad de reviews aludo a la importancia de la elección de “tips” para el correcto sellado y por consiguiente la calidad de sonido, en los R2 Aten entra la variable de los filtros, para “complicar” más el asunto si cabe.

Para los aficionados al “quita, pon y prueba” con customización extrema estos iems les darán horas de entretenimiento, dada la infinidad de variables y perfiles que podemos conseguir simplemente jugando con la mecánica del sonido y la forma en que las ondas sonoras llegan a nuestro pabellón auditivo, dependiendo del tipo de filtro, densidad y oclusión particular de cada uno.

*Respuesta en frecuencia según distintos filtros tomada de la web oficial de IMR

La gran ventaja en el apartado del sonido con estos R2 Aten es que las cápsulas no tienen que lidiar con la problemática de las reflexiones internas, de la misma forma en la que lo hace un iem típico. Gracias a su rejilla que les otorga un diseño abierto, las ondas producidas por el movimiento del driver dinámico encuentran una “escapatoria” natural hacia el exterior, lo que se traduce en un sonido más abierto, menos agobiante y sobre todo de dispersión mucho más natural.

Esta característica es idéntica a la que podríamos hacer en una comparativa de orejero abierto vs. cerrado, donde los primeros tienen una clara ventaja en cuanto a escena, pero es habitual que pierdan impacto en grave. Por contra los R2 Aten no van precisamente cortos de impacto, sobre todo con la “boquilla” negra.

Realmente y para cubrir por completo el sonido de estos iems sería necesario lo equivalente a 30 reviews, cada una basada en las distintas combinaciones posibles de boquilla + filtro que se ofrecen.

Para poneros en situación, y dadas mis preferencias por un sonido más equilibrado pero sin perder un grave con buen impacto, me basaré en la combinación de boquilla roja + filtro para agudos rosa.

El protagonismo del sonido se lo lleva al amplitud de escena y sobre todo la separación estéreo, por encima de la media en esta franja de precios.

Manteniendo el especial dinamismo y contraste sonoro, ya marca de la casa, los R2 Aten proponen un sonido que es capaz de seducir incluso a los más exigentes, sin importar de qué gama de iems vengan, ya que en cierta medida el sonido de estos Aten es único por su concepto abierto.

Para el que parta del modelo Zenith, encontrará una escena con más capas, más elaborada y sobre todo más natural, con una capacidad de aguantar un mayor número de instrumentos a la vez, sin apenas despeinarse.

El grave antepone la pegada y el dinamismo, con un punto “seco”, que lo hace parar rápido, y que por contra quizás no tenga tanta textura como otros modelos de la competencia; esto es algo que achacaría a la falta de apoyo de una cavidad acústica cerrada completamente. Basta con cambiar a la boquilla negra, y la cantidad de frecuencias bajas satisfará incluso a los más “basshead”.

El perfil en “U” de la combinación (roj0 + rosa)  resulta apropiado para todo tipo de música, especialmente he disfrutado en instrumental y acústica, en las cuales las voces no se lleven todo el protagonismos. La rápida respuesta en transitorios, unida a la sensación de amplitud y separación estéreo, hacen que las guitarras cobren vida.

En consonancia con el sonido aireado y rápido de los Aten, los medios hacia los 2 – 3kHz están algo retraídos, quitando parte de peso y cuerpo a las voces masculinas, sobre todo a las más graves. Posiblemente sea en hándicap principal de este modelo, puesto que es algo que con ninguna combinación de filtros he conseguido subsanar, si bien uno es capaz de convivir con ello, sin dejar de disfrutar. No obstante es algo que debéis tener en cuenta si principalmente escucháis música vocal masculina.

El extra énfasis hacia los 11 kHz que otorga el filtro rosa, hace que la parte alta goce de ese sonido “con chispa” y enérgico, acentuando la sensación de claridad y rapidez. En realidad es más una impresión “forzada” por este tipo respuesta intencionada, ya que el agudo de los Aten siendo rápido y con buena extensión, no tiene el refinamiento de otros modelos multidriver BA.

Emparejamiento con DAPs

Con 32 Ohm y unos 106 dB de sensibilidad los Aten son unos iems bastante fáciles de mover, sea cual sea la fuente. Tampoco se ve afectado por amplificadores de impedancias de salida ligeramente superiores a lo que sobre el papel sería lo más adecuado para un iem. Así que no tendréis problemas en enchufarlos a amplificadores estacionarios con  4 o 5Ohm.

En particular encuentro que los R2 Aten agradecen de una fuente ligeramente cálida, que compense en parte la falta de cuerpo en la parte baja de los medios. Así pues todo lo que sean modelos a clase A, como el Lotoo Paw Gold Touch, harán una pareja de baile perfecta. También he apreciado muy buena sinergia con los últimos modelos de Burson Audio, aunque quizás sean un poco “overkill” para mover simplemente unos iems.

Conclusiones

Simplemente por concepto los R2 Aten son unos iems que aconsejo probar a todo el mundo. Su estructura abierta tiene un impacto muy notable en el perfil sonoro, quitándose de encima los problemas como el driver-flex, o las distorsiones por resonancias descontroladas en el interior de las cápsulas.

Su sonido dinámico, natural y enérgico, no deja indiferente en cada escucha. Con una escena y separación estéreo casi de sobresaliente junto con las más de 30 variaciones de perfil sonoro que podemos conseguir, lo convierten en una compra maestra por los poco más de 230€ por los que se pueden conseguir en “B-Stock”.

*Equipo utilizado para la valoración: Burson Playmate, Lotoo PAW Gold Touch.

Compartir:
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...