Puntuaciones

Sonido 70 Ptos
Diseño y construcción 85 Ptos
Ajuste e insonorización 80 Ptos
Calidad/Precio 95 Ptos
TOTAL 82 Ptos

Creo que estos son los primeros auriculares bluetooth que analizo, y es que reconozco que siempre he sido un poco reticente a no usar cables, ya que mis experiencias con estos tipos de auriculares no habían sido del todo buenas, y siempre me ha parecido que los equivalentes en cable suenan mejor.

Pero llegó el día en el que Jays me sugirió que probara su nuevo modelo, el a-Six-Wireless, y viniendo de esta excelente compañía sueca me animé a darles una oportunidad.

Para qué negarlo cada vez parece que el mundo del audio portátil va más en esa dirección a pesar de todo. Hoy en día es más y más común ver a smartphones “capados” del jack de audio, algo que obliga o bien a utilizar incómodos adaptadores o directamente tirar por un modelo con conexión inalámbrica, como estos Jays.

El “unboxing” y presentación

Con la portabilidad en mente, estos iems son muy pequeños, ligeros, cómodos y para añadir la guinda al pastel están hechos con un mimo y calidad de materiales de nivel.

La propia Jays dice que son uno de los auriculares más pequeños del mercado, y no les quito la razón. Su cuerpo es casi igual que el de los q-Jays que analicé hace algún tiempo. Con esa forma cilíndrica similar a una cápsula de vitaminas, y realizada enteramente de aluminio. Los acabados son lujosos, de hecho diría que sobresalen mucho por los 79 euros que se piden. He tenido auriculares que duplican su precio y que no se sienten con esta calidad en la mano.

El minimalismo propio de los suecos está presente en todo el auricular, y es reflejado ya desde los pequeños detalles. Serigrafía, presentación, manuales…todo está mimado al detalle y nada se deja al azar. De esos productos que da gusto desembalar.

Suscríbete al canal de Youtube de Oldnewsound para estar al tanto de las novedades.

El diseño

Acabaría antes puntualizando las cosas que menos me gustan de los a-Six-Wireless, porque casi todo está perfectamente ejecutado.  Por ponerle un “pero” me hubiese gustado que el mando del control remoto, que también aloja la batería y el conector de carga USB, fuese metálico y algo más pequeño, ya que comparado con el diminuto tamaño de las cápsulas quizás desentone un poco.

Por el resto la calidad de construcción no deja de sorprenderme cada vez que pienso en los 79 euros de su coste. Me los imagino en un montón de escenarios sin miedo a que se rompan, y me los llevaría a correr sin problema.

El emparejamiento con el teléfono u otro dispositivo es casi un juego de niños, la conexión solo requiere de un intento y permanece muy estable en todo momento.

En cuanto a comodidad y viendo sus diminutas dimensiones poco hay que decir, es como si no llevaras nada en las orejas. Incluso los veo muy aptos para niños, y para aquellas personas que tengan canales auditivos muy estrechos que por norma general no soporten los iem, deberían probar estos a-Six-Wireless.

La insonorización es bastante buena, si bien las pequeñas rejillas de ventilación para el driver dinámico resten quizás un poco de aislamiento. Que por otro lado resulta perfectamente válido para el uso diario y por la calle, donde tampoco es del todo recomendable ir 100% aislado del mundo exterior, más que nada, por seguridad vial.

Algo que resulta un tanto extraño es que el conjunto de cable y control remoto pese más que los propios iems, y es que al ser tan ligeros esto era de esperar. También debido en parte a que la batería se alberga dentro del propio control remoto, a través del cual también se realiza la carga.

La ergonomía del conjunto es muy buena, con una colocación típica por detrás de la nuca, como esas correas de colores para llevar las gafas colgadas que están tan de moda ahora. El cable además es plano y su cobertura gomosa es al menos inofensiva al tacto con la piel.

Son unos iems muy bien diseñados y pensados para darles uso en movimiento.

Especificaciones

-Driver dinámico 6mm

-Respuesta en frecuencia: 20Hz – 20kHz

-Impedancia: 16 Ohm

-Bluetooth 4.1

-Hasta 12h de autonomía

Sonido

El perfil escogido por Jays para este modelo es muy acertado. Sonido cálido dinámico y con un claro énfasis en las frecuencias graves, al que podemos denominar como todoterreno y amigable sobre todo con la música actual, no tan bien grabada.

No te esperes un sonido fiel y de referencia, espérate más bien un iem con un claro punto de divertimento en su escucha y que además invita a mover la cabeza con el ritmo.

Durante mis pruebas he quedado bastante sorprendido con la claridad de los medios, no suenan velados, aunque sí un punto atrasados para favorecer a un perfil con un ligero toque en “U”. No es el iem más rápido que he probado en esta gama de precios, pero sí de lejos el mejor “wireless” hasta los 100-120 euros.

La escena es tirando a íntima, pero el sonido nunca se vuelve demasiado cerrado ni claustrofóbico, gracias a la rejilla de ventilación las notas parecen difuminarse con mayor naturalidad. El grave a pesar de ser bastante contundente en pegada consigue mantener el tipo con casi todos los estilos musicales, pero obviamente no va a ser ni el más preciso ni el mejor ejecutado, sí muy resultón para esta gama de precios. De hecho me recordó bastante al de los Oriveti Basic, también de driver dinámico.

Hay un solo “pero” que separa a los a-Six Wireless del sobresaliente, y es el hiss. Debido a la alta sensibilidad del driver y al circuito receptor de bluetooth es apreciable de fondo un ligero ruido, típico en muchos auriculares sin cables. Nada que te impida disfrutar de la música pero para los más sibaritas puede que sea algo importante, y quizás me incluya entre ellos. Este es uno de los motivos que aun me mantienen un poco al margen de los auriculares sin cables.

Aun con todo y para mi sorpresa es un iem que encuentro muy disfrutable para llevar por la calle, en los paseos, para correr e incluso para el gimnasio. Es muy fácil de insertar y de dejar reposar en nuestro cuello. Funcionalidad pura.

Conclusiones

Es de reconocer el buen cuidado en el diseño y funcionalidad que ha puesto Jays en estos pequeños inear sin cables. Con un perfil sonoro que agradará a la mayor parte del mercado, de esos que son fáciles de gustar, unidos a una gran duración de la batería los convierten en una elección muy recomendable para los smartphone de hoy en día.

Los 79€ están más que justificados, e incluso pienso que si se vendieran con un 50% de aumento sobre su PVP seguirían gozando de buena relación calidad/precio.

Aunque no incluya la oferta a este modelo quisiera comentaros que del 21 al 31 de Mayo con el código “androidspring” Jays ofrece un 50% de descuento en sus modelos de auriculares para Android con cable.

*Equipo utilizado para la valoración: iBasso DX200, iPhone X, Samsung Galaxy S8.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...