Puntuaciones

Sonido 98Ptos
Diseño y construcción 98Ptos
Ajuste e insonorización 95Ptos
Precio-calidad 95Ptos
TOTAL 97Ptos

Reconozco que hace ya tiempo que esta review debía estar lista, pero una serie de imprevistos lo impidieron. Muchos de vosotros continuamente me preguntabais cuándo sería el día en el que analizaría este modelo, y por fin hoy ha llegado.

Noble es aun a día de hoy una de las compañías “premium” de iems que más curiosidad y quizás admiración también despierta entre los apasionados del mundo audiófilo portátil. Los Kaiser Encore son el tope de gama junto con los Katana, que analicé hace algún tiempo ya.

La denominación “Kaiser” ya la tenía el modelo de 10 drivers, con el mítico color “rojo caramelo” y plateado; anterior tope de gama.

Por tanto no es demasiado complicado pensar que seguirán la firma sonora de sus predecesores, que tan buenos resultados y acogida tuvo entre el público más selecto. Y es que sustituir a un iem tan exitoso no se antoja tarea fácil, pero ya de primeras debo deciros que el trabajo es de sobresaliente, superando en todos aquellos aspectos mejorables a los K10.

El “unboxing” y presentación

Desde la última remodelación del embalaje Noble ha ganado muchos enteros en cuanto a sensación de estar ante un producto especial desde un primer momento. Detalles como la pequeña funda metálica circular que podéis ver en la primera foto o mismo la incorporación de la funda Pelican 1010 contribuyen a dar un aire más lujoso y completo.

Creo que el usuario no le puede pedir más salvo quizás un par de Comply o tips de alguna marca reconocida y especialista. Pero aquí ya entran en juego las alianzas y acuerdos que quiera hacer cada marca y considero que la variedad es suficiente como para encontrar la que mejor se nos adapte.

Desde las imágenes impresas en la caja hasta la forma de presentar la variedad de las almohadillas desprenden ya un aire “premium”.

Para experimentar al experiencia “unboxing” desde cero tal y como haríais vosotros en casa tras recibir el paquete os animo a darle al play al vídeo que les hice algún tiempo ya.

Suscríbete al canal de Youtube de Oldnewsound para estar al tanto de las novedades.

El diseño

Hablar de lujo y diseño es hablar de Noble, son pocos los iems que aguantan tan bien el tipo y sin mostrar defectos superficiales incluso en planos macro.

El nivel de tolerancia es tan bajo que bajo lupa es complicado ver alguna imperfección. Esto evidentemente se paga y tiene un coste de producción bastante más alto que una cápsula de resina plástica, o simplemente con baños cromados no tan perfectos. Es la diferencia entre lo bueno y lo excelente.

Si tuviera que apostar por un iem para escuchar durante la próxima década probablemente serían estos Kaiser Encore, sobre todo por la robustez y confianza que transmiten en cuanto a calidad de construcción; están hechos para durar.

No hay grandes diferencias salvo en el color entre los nuevos Kaiser Encore, K10, o incluso los Katana. Sí se aprecia una ligera remodelación en las formas, que contribuyen a un mejor ajuste y comodidad; recuerdo que los K10 tendían a sobresalir más de las orejas una vez puestos, y en parte esto se ha mitigado con el nuevo modelo.

Si bien me gustaría puntualizar que esta construcción íntegra en aluminio mecanizado tiene un precio a pagar, y es el peso. No serán tan ligeros como los modelos de la competencia que optan por resinas plásticas, léase Earsonics por ejemplo, pero tampoco llegan a ser incómodos para nada.

De hecho sus formas están tan bien conseguidas que es uno de los modelos con los que más cómodo me encuentro una vez puestos. Esto quizás pueda variar con otros usuarios, pero tras contrastarlo con 3 o 4 conocidos que poseen este iem de Noble la opinión era coincidente entre todos. La comodidad es alta.

Resultan además uno de los iems más “fotogénicos”, ¿verdad?

Existen iems de inserción profunda y de inserción media, los Kaiser Encore estarían dentro de este último grupo. Esto es algo que se puede intuir sin ni siquiera colocártelos por la longitud del canal metálico final, encargado de guiar el sonido hacia nuestro canal auditivo y finalmente tímpano. Para los usuarios que sientan esa especie de agobio con los modelos que se insertan bastante más adentro, los Noble serán una de las opciones que más les recomendaría dentro de la gama alta, puesto que no son muy intrusivos, consiguiendo un equilibrio bastante bueno entre comodidad y aislamiento.

Evidentemente no van a ofrecer el aislamiento extremo que tienen otros modelos con inserción más profunda, pero aun así la insonorización es muy buena y apta para casi cualquier tipo de ambiente.

Para incrementar el aislamiento se pueden optar por unas Comply que tengan el diámetro tubular adecuado, pero considero que quitan parte de la claridad y transparencia que pueden dar los Kaiser Encore, restándoles un poco de cualidades sonoras. Sin duda los prefiero con las tips normales que vienen de serie.

Si aun así queréis dar un pasito más allá, la opción de los Customs es la mejor, ya que Noble crea un modelo específicamente para tus orejas, con sus formas y cavidades por muy extrañas que sean.

Especificaciones

-10 drivers BA
-Cápsulas de aluminio mecanizado, con cable 2 pin reemplazable
-Alta sensibilidad para su uso con todo tipo de dispositivos
-Ensamblados y pareados a mano en California

Como veis la información acerca de las especificaciones técnicas que proporciona Noble es un tanto escueta, algo que no es nuevo.

La mayor diferencia está en el desarrollo de los drivers dentro de la propia compañía. La impedancia media se sitúa en torno a los 30 Ohm, cifra muy acertada para no pecar de iems excesivamente dependientes en cuanto a su respuesta de la capacidad de corriente suministrada bajo cargas pequeñas que tiene nuestro DAP o ampli en cuestión.

Mismamente desde mi Iphone X (a través de el famoso dongle) este modelo se puede disfrutar y mucho, pero con este tipo de iems de altos vuelos se antoja muy recomendable “darles de comer” con la mejor fuente posible; y a los pocos segundos de enchufarlos a un Lotoo Paw Gold por ejemplo, las diferencias son bastante perceptibles.

Sonido

La propia Noble describe a estos Kaiser Encore como una evolución partiendo del sonido de los K10, manteniendo esa esencia de musicalidad, pero con una mayor claridad y presencia de la zona media, con más escena. Tras probarlos concienzudamente durante bastantes semanas no podría estar más de acuerdo con esta descripción.

Parte de la clave del rotundo éxito de los primeros K10 estaba en que pese a su gran capacidad técnica, con 10 drivers BA, consiguieron mantener un perfil que resultaba muy natural en timbre, destacable sobre todo para no tratarse de un modelo con tecnología de driver dinámico, y que a su vez ofrecía un sonido musical, nada fatigante.

No obstante se alejaba un poco de lo neutro, con una respuesta un tanto en “U” que situaba a los medios ligeramente por detrás, y esto aportaba una gran sensación de profundidad.

Con el lanzamiento de los Noble Katana, la marca americana supo demostrar de que eran capaces de hacer un auténtico ejercicio de precisión y neutralidad, de hecho fueron unos de los iems con mejor puntuación, sin dudo uno de mis grandes favoritos hasta ahora, por su excelencia en conjunto.

Los Kaiser Encore caen en un punto a medio camino entre los antiguos K10 y los Katana, algo así como una versión vitaminada de los primeros.

Primeramente he de confesar que el perfil de estos iems es probablemente el perfecto para quien busque un iem de altas prestaciones con ese punto de musicalidad, y que también se amolda cual guante a mis gustos personales en el sonido. Estamos ante un modelo top, así como lo refleja su precio, sus prestaciones son tales que no te harán echar de menos ningún orejero.

El grave sigue estando presente, si bien ahora es más refinado por así decirlo. Con una textura y peso muy logrados calma un poco el impacto del medio-grave de los K10, para dar paso a una respuesta un punto más calmada en esta gama de frecuencias. Añadiendo una mayor precisión y facilidad para percibir las notas del bajo.

La proyección, peso y timbre de la zona media es de matrícula, eso sí no llega a ofrecer la transparencia de los Katana, que optan por un perfil más neutro y receptivo a mostrar más diferencias cuanto mejor sea la grabación. Las voces son suaves y cálidas en su justa medida, con una presencia y aire formidables.

Por otro lado los Kaiser Encore casan mejor que los Katana con casi cualquier estilo musical,  sin exigir tanto a la calidad del álbum, incluso los he llegado a disfrutar mucho con música más comercial, rap, dance, rock e incluso pop. Estos iems pueden con todo.

Los agudos van más a la par con los K10 que con los Katana, su control es excelente y están un punto más recortados, pero siguen manteniendo la magnífica extensión, algo que junto con la mayor profundidad de escena ayuda a dar una sensación más holográfica y tridimesional. Al contrario que con los Katana no es necesario prestar tanta atención a la grabación, son menos exigentes y se dejan disfrutar más, y teniendo en cuenta que cada vez son más las horas que pasamos escuchando música en “streaming” más bien esto es una ventaja en los tiempos que corren.

Mentiría si dijera que baso mis pruebas en escuchas de discos demo, típicos que hacen sonar bien casi cualquier sistema. De hecho considero que las pruebas con música “más real” son necesarias para poner mejor en contexto al usuario final, que por seguro utilizará sus iems para todo tipo de estilos.

En el tema “Closure” del último álbum de Maroon 5, los Kaiser Encore consiguen transmitir muy bien la pegada del grave que acompaña siempre el fondo de la canción, con un ataque formidable para tratarse de una configuración BA.

A pesar de parecer una composición simple en primeras instancias es un tema que te ayuda a desgranar muy bien los detalles por la zona alta y los medios, está lleno de matices y sobre todo los 8 min finales instrumentales a cargo de la banda (lo mejor del tema para mi gusto) resultan adictivos con estos iems.

La separación instrumental es simplemente excepcional, con un posicionamiento perfecto, cada uno parece sonar en su propio palco, pero a su vez en perfecta conexión con el conjunto.

Esta es de las características que más valoro en un iem de altas prestaciones, y es sin duda lo que marca diferencias y los acerca al rendimiento de muchos auriculares orejeros de gama alta.

Consigue acercar el saxo desde un plano un poco alejado y en el fondo de primeras, para llevarlo a un plano central y casi protagonista por unos segundos, con todo el abanico de matices posible. Esa sensación de “mover” los instrumentos por el plano de manera tan natural nunca la había sentido de tal manera con un iem.

Para probar un tema un poco más dance, me pongo “In the night”, de lo último de Claptone. Aguanta el ritmo del tema sin mostrar ningún síntoma de quedarse atrás, la coherencia de la escena es perfecta y además muestra esa sensación de eco intencionada en las voces que en ese tema son más secundarias.

Con esto quiero decir que los Kaiser Encore no requieren de los típicos temas audiófilos que todos podemos llegar a conocer para sacar su mejor lado. Es un iem que brilla también con la música real, haciendo que el usuario sienta que está escuchando algo especial, sin tener que recurrir a ediciones especiales de mastering japoneses.

Evidentemente darán su máximo rendimiento cuanto más cuidada esté la grabación, pero se pueden escuchar y disfrutar como un enano en el día a día.

Algunas breves comparaciones…

-Noble Kaiser Encore vs. Noble Katana: quizás sea un poco repetirme, pero en estas líneas intentaré resumir de la mejor manera las diferencias entre estos iems. Los Kaiser Encore son para aquellos que encuentren el perfil de los Katana demasiado neutro para sus gustos musicales. Los Encore tienen más cantidad de grave y su perfil está más suavizado en todo el rango de frencuencias, con la ventaja de no sufrir un bajón apreciable de claridad y capacidad de detalle.

-Noble Kaiser Encore vs. 64 Audio U12: claro ejemplo de que no siempre más es mejor. A pesar de contar con 2 drivers a mayores encuentro el nivel de claridad y transparencia de los U12 bastante inferior a los Kaiser Encore. Sí es un iem que tiene bastante más cuerpo y también es más cálido que los Noble, pero resultan algo lentos en comparación. Es como comparar la rapidez de unos Sennheiser HD650 contra la de unos HD800.

-Noble Kaiser Encore vs. Earsonics S-EM9: los franceses son unos tope de gama endiabladamente rápidos, tanto que a veces cuesta creer que son un multidriver BA. El planteamiento de su sonido es bastante más agresivo que el de los Noble, los cuales son más agradables para largas escuchas y suenan un poco más relajados. El nivel de detalle no es muy dispar entre ambos, pero los Encore definen mejor los extremos, con menos efusividad y mayor delicadeza. Para música vocal los americanos son más recomedables, por su mejor presencia y peso en las voces, mientras que el Rock&Roll está mejor asegurado con los S-EM9.

Conclusiones

Irse a por este modelo es hacer una apuesta sobre seguro. En la mayor parte de los aspectos sonoros están en lo más alto, sin perder ese punto de musicalidad que ya estaba tan presente a los K10.

Sé que lo dije en su día con los Katana, pero hoy tengo que volver a decirlo, junto a ellos los Kaiser Encore son los mejores iems universales multidriver que he probado, así de simple. Un trono compartido por dos aspirantes de una misma compañía. Bien por Noble.

*Equipo utilizado para la valoración: iBasso DX200, iBasso DX150, Lotoo Paw Gold Titanium, Iphone X + dongle

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...