Por Yago,

Excitante y esperado modelo por muchos de vosotros, sí, ha llegado el día de los nuevos Noble Kaiser 10 U “Aluminium”. Con un cuerpo totalmente de aluminio, parte también ahora de la nueva y renovada gama de Noble, y de un rojo intenso a medio camino entre el rojo corsa y granate.

https://nobleaudio.com/en/shop/universal/

No solo un espectáculo para la vista, sino también para los oídos.

Hay veces en los que me encuentro escuchando un buen IEM como los ya analizados Noble Savant y pienso para mí mismo…”¿Hasta cuánto es mejorable esto que estoy escuchando?”. Los K10U son un ejemplo perfecto para hacernos ver que sí es posible esa mejora, y que esta compañía parece no tener límites en su intachable crecimiento de estos últimos años; logrado con la ayuda de un gran márketing sí, pero sobre todo gracias a un sonido y calidad, más aun con los nuevos encapsulados de aluminio, que los sitúa como una de las referencias en el sector actual de los iem universales.

Los K10U son unos iem dirigidos al público más exigente, a aquellos que quizás ya tengan un equipo estacionario o no, de nivel, y busquen trasladar ese sonido a su equipo portátil. Por lo que estamos ante un modelo con un precio alto, en concreto 1650$, a lo que habrá que sumarle los impuestos de importación correspondientes, si queremos traerlos a España.

¿Eres de los que prefiere ahorrar unos cuantos días y reservar esa buena botella de vino y quizás algo más cara de lo que te puedes permitir para una ocasión especial? Si la respuesta es sí, y además eres un amante de la música y los auriculares, los Noble K10U encajan en ti, y tú encajas en los que ellos te pueden ofrecer.

El fin de la música debe ser la recreación de una experiencia y emoción. ¿Por qué no poder vivirlo mientras estamos tranquilamente sentados en el parque o paseando por la ciudad?

Los Noble entran en juego aquí, ofreciendo una calidad de sonido (si son debidamente acompañados de un reproductor que no los desmerezca), que sin duda es equiparable a la de equipos estacionarios de varios miles.

De las pocas y más llamativas frases que forman parte del embalaje es “Wizard’s greatest hits”. Lo que nos deja entrever que estamos ante la mejor creación de Noble hasta el momento…¿Suena tentador, verdad?

Packaging y accesorios

En un principio la belleza estética de estos Noble pueden pasar desapercibida, arropada y escondida inicialmente bajo un “packaging” que es compartido por el resto de la gama de Noble. No es que exista nada grave que achacar aquí, pero quizás el consumidor de los tope de gama y tras pagar los 1650$ espere una presentación algo distinta, para diferirse del resto de modelos de la gama, y esto incluye también al cable que es bajo mis manos y ojos, idéntico también.

No obstante todo lo incluido dentro de la sobria y elegante caja negra con relieve de Noble es de utilidad. Sobre todo la nueva Pelican 1010, la mejor forma de proteger cualquier iem por el precio, segura, práctica e incluso resistente al agua. Si bien debo confesar que nunca me he atrevido a comprobarlo con unos auriculares de tal nivel dentro, por lo que pueda pasar.

Os animo a ver de nuevo, a los que quizás aun no lo habéis hecho, mi vídeo “unboxing”

El cable como decía unas líneas más atrás al ser igual al de los Noble Savant y Noble 6 (ya reemplazados en la nueva gama) comparten idénticas características, siendo muy ligero y con cero microfonías. A su vez no tiene memoria y es ciertamente de los más maleables en cuanto a cables de stock se refiere, así que no hay ninguna queja en este apartado. Se hacen cómodos para llevarlos rodeando la parte trasera de nuestras orejas.

Sin embargo y prácticamente desde que llegaron ante la continua tentación del cambio, más aun llevando la típica conexión 2 pin, en casi todas mis escuchas he utilizado un cable custom de cobre, el que observaréis en las consecutivas fotos. En concreto se trata del modelo 5th anniversary No.5 de PW Audio que potencia aun más las cualidades de los K10U.

Sé que hay partidarios y retractores del uso de cables “aftermarket” incluso hay muchos usuarios reticentes a la creencia de la mejora en el sonido, quizás porque no han hecho ninguna prueba remarcable, o sí la han hecho pero con un iem o auricular que no tiene la capacidad técnica como para reflejar esos cambio o matices para la mejora. Afortunadamente estos Noble K10U tienen las cualidades necesarias como para agradecer y transmitir esas mejoras del cable, lo que aporta un punto de diversión y entretenimiento a posteriori, para los que como a mi, nos gustan este tipo de pruebas y experimentos.

Ajuste y aislamiento

Estaréis de acuerdo que sin un buen fit es prácticamente inalcanzable un buen sonido en el mundo de los iem. Afortunadamente los chicos de Noble han realizado no solo una nueva y preciosa cápsula de aluminio mecanizado, sino que también la han diseñado con un “shape” extremadamente agradable y adecuado para los pabellones auditivos.

A pesar de tratarse de un iem realizado en dos piezas, el alineado es tal que es casi indistinguible al tacto y la vista la unión entre las dos piezas, plateada y rojo intensa. Esto juega en el beneficio de un buen ajuste y tacto agradable, gracias a que no existe ninguna arista, ni siquiera superficie acentuada en contacto con nuestras orejas. El ajuste es rápido y seguro, ayudado también por el reducido tamaño de los K10U, tanto que cuesta creer que alberguen los 10 drivers en su interior, todo un logro de la miniaturización desde luego.

En mi caso y a pesar de contar con las famosas SpinFit por casa, he preferido las tips de silicona con anillo azul que vienen de serie, el tamaño mediano es el perfecto para mis necesidades, y el equilibrio entre comodidad y aislamiento es más que notable. Creo que ningún usuario tendrá problema en este aspecto, ya que siempre se podrá contar con las Comply a mayores.

Sonido

La musicalidad a la que me refería en mi review de los Savant está muy presente también en los K10U, porque un iem flagship no tiene que estar reñido con este término. Noble lo manifiesta en una de las mejores, por no decir la mejor, interpretación del buen sonido que he podido escuchar saliendo de un iem. Son así de buenos.

Uno de los puntos que me gusta recalcar y tras multitud de pruebas de distintos iem y de todo tipo de gamas, es que más vale una buena implementación que un alto número de componentes, y esto es algo que también extiendo a todo producto de audio.

Pero…¿Y si Noble no solo cuenta con la capacidad de una excelente implementación sino que también nos da 10 drivers por lado del tipo “balanced armature”? Pues que tiene todas las papeletas para ser el rey de la fiesta.

Dentro de los universales de gama alta diría que existen dos clases independientemente del perfil. Los que reproducen el sonido de manera en la que tú eres el espectador del concierto, y los que te hacen formar parte del mismo, casi dentro del escenario rodeado de tu intérprete musical favorito y sus acompañantes. Los Noble K10U se situarían en estos últimos, con una capacidad inmersiva en la música difícil de superar.

En un principio parece complicado situar el perfil de los K10U en el lado cálido o analítico, simplemente porque no están en ninguno de los dos puntos exactamente. Bajo un análisis de perspectiva global estos Noble se caracterizan por un sonido muy equilibrado, lineal, y con un balance tonal excelente.

Si bien acotando las gamas de frecuencias es algo más sencillo catalogar el perfil de este auricular. La zona de los graves y medios cae ligeramente hacia el lado cálido y natural, mientras que los agudos muestran características de extensión y precisión más propias de un iem con un punto analítico, pero que nunca llega a resultar brillante. Alcanzando así en su conjunto, un perfecto equilibrio.

Atendiendo a los graves estos muestran un gran poderío en la zona más baja, tanto que el combo con el Lotoo Paw Gold los convierte en la pareja portátil que más información de sub-grave me ha aportado hasta la fecha. No hablo de pegada aparente, que es más que suficiente, hablo de detalles, extensión y articulación, uno de los puntos más complicados de conseguir con un iem, y más bajo la tecnología multidriver BA. Una ejecución perfecta.

El medio-grave se muestra más ligero que el sub-grave, rápido en transitorios y con el punto de ataque justo como para no robar protagonismo al sub-grave, ni entorpecer o enmascarar a la espectacular zona media de los K10U, que junto con la calidad del sub-grave es para mí el plato fuerte.

Hay bastantes ocasiones en las que una zona media muy adelantada se confunde con unos buenos medios. Los Noble K10U no tienen los medios más presentes en cuanto a la posición en el plano, pero sí probablemente uno de los mejores ejecutados. Tanto por timbre, como por equilibrio y delicadeza, así como por la sensación de aire y espacio que son capaces de recrear. No resultan ni demasiado densos ni demasiado finos, están en el punto justo entre naturalidad y precisión, por lo que nunca se echa en falta el cuerpo o el peso de las voces. No obstante encuentro pequeñas diferencias a favor de este último término con el cable custom de cobre.

El timbre y el realismo alcanzado con los punteos de guitarra o en los silencios donde solo se escucha la respiración del cantante son asombrosos, y no requieren de un primer plano para ser perfectamente audibles. De hecho los K10 se caracterizan por una respuesta en frecuencia ligeramente en “U”.

La parte más alta goza de las mismas características de extensión, claridad y transparencia que ya apuntaba en el sub-grave, pero es el empaste con los medio-altos lo que hace más especial a este iem. Este punto es por así decirlo el ejercicio que en un examen final el profesor exigente te pondría para nota, si lo bordas llevas la matrícula, y los Noble salen victoriosos.

Mantener esta coherencia en dicha transición, es una ardua tarea con 10 drivers. La transición está tan bien ejecutada que casi pasa desapercibida, en un ejercicio de naturalidad. Por lo que el oyente tiene la sensación de estar escuchando a un único y gran driver, muy bien afinado, sin ningún tipo de valle o división.

En comparaciones directas se muestran con una mayor precisión y mejor extendidos que los S-EM9 de Earsonics, llegando hasta el final de una manera más progresiva y con una caída final muy escalonada y casi inapreciable, con el punto justo para mantener las sibilancias a raya.

Pasando a la escena aquí se impone el realismo antes que una exageración de la tridimensionalidad. Acuño de nuevo a las primeras líneas en las que describía el sonido de los K10U, como un iem más bien inmersivo, que ayuda a que el oyente se sienta casi dentro de lo que está escuchando. La sensación de separación y posicionamiento es de sobresaliente, con un ligero predominio de la amplitud y profundidad, frente a la altura de la imagen representada.

Pero para todas estas cualidades precisan no obstante de una fuente que esté a la altura para poder salir a relucir. En este caso me he encontrado con unos iem que requieren una entrega de corriente constante y bastante abundante para dar lo que realmente pueden. Si planeas utilizarlos con tu smartphone y este no tiene una salida de auriculares suficientemente buena, puede que estés perdiéndote la mitad de la fiesta.

En mi caso he encontrado al Lotoo Paw Gold el compañero ideal de los Noble K10U, que también se dejan querer por el Astell&Kern AK320. Si bien es con el representante chino con el que mejores cotas de subgrave y naturalidad se alcanza, frente a la mayor tridimensionalidad de escena que ofrecen con el DAP coreano. Con esto no quiero decir que si no tenéis uno de estos dos reproductores no podréis disfrutar de los Noble K10U, pero sí hay que tener en cuenta que es un apartado importante para obtener lo mejor de estos increíbles iem.

Conclusiones

Tras todas estas líneas es realmente complicado decir para mí algo en contra de los Noble K10U, ya que es un modelo que lo tiene todo, desde una estética y calidad de construcción top a un sonido que es digno de referencia en el mercado.

Hacía tiempo que no pasaba tanto tiempo con unos iem puestos, y no solo en mis tiempos de prueba, ya que los K10U se han convertido en mi principal elección también para esos momentos de disfrute personal, provocando incluso que apenas encienda mi equipo estacionario de auriculares, a la cabeza del cual están unos Sennheiser HD800S a los que no considero nada parcos.

Los Noble K10U hacen que no los eche de menos, provocando una amplia sonrisa en mi cara todas y cada una de las veces que le doy al “play”.

¿Merecen los 1650$ de precio oficial? No siempre es fácil decirlo, pero en este caso y bajo mi punto de vista, la respuesta es un rotundo sí.

No sé por qué pero el rojo me parece ahora más sexy que nunca…Bravo, bravísimo por Noble.

Gracias a todos y hasta la próxima review, más pronto que tarde,

Yago.

Sonido 96Ptos
Diseño y construcción 97Ptos
Ajuste e insonorización 92Ptos
TOTAL 95Ptos
Comparte:
Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...