Por Yago,

Muchos de vosotros como buenos fan del mundo iem me pedís cada vez más y más reviews acerca de este tipo de auriculares, pues bien hoy os traigo uno de los representantes con mejor fama de estos últimos 6-8 meses, se trata de los Oriolus en su versión mkII, con un éxito en Asia fuera de precedentes, que provoca incluso listas de espera ya que la producción no es capaz en muchos momentos de equiparar la demanda.

http://www.musicaacoustics.com/#!product/prd1/4257098365/oriolus-%282nd-generation%29-mk2

Alguno puede que se sienta un poco perdido a priori respecto a dónde conseguir este modelo. En Musicaacoustics son especialistas en marcas asiáticas, incluso hasta de las menos comunes, y Dimitri es ya un personaje conocido dentro de la comunidad, se nota que aparte de vendedor es un entusiasta como yo. Así que a través de él en particular he adquirido esta unidad que voy a analizar.

Musicaacoustics tiene almacén dentro de Europa, si bien no con tanta diversidad de stock como en el de Japón, uno también se garantiza esquivar las temibles tasas aduaneras, que en España son muy altas y el bolsillo lo agradece.

Con lo que nos ahorramos podríamos comprar a posteriori un cable custom, o directamente optar por la versión del Oriouls que de serie incorpora el PW Audio nº5, un modelo muy recomendable dentro de su franja de precios y que pude probar con anterioridad. Así que aprovecho para comentar que otra review de un cable de esta marca está cocinándose en el horno…

Y otro híbrido más por favor, es la costumbre de estos últimos dos años por parte de una gran mayoría de fabricantes, sobre todo asiáticos.

Nombremos las especificaciones:

  • Drivers: 3 Balanced armature + 1 driver dinámico
  • Sensibilidad: 114 dB/mW
  • Impedancia: 16 Ω
  • Cable: ~1.2m

Packaging y accesorios

Hay rumores, o no tan rumores, que hablan de un equipo de ex ingenieros y diseñadores de Ibasso que se lanzaron para crear este modelo. No pongo la mano en el fuego por ello, pero si es así, mi enhorabuena por esta primera criatura.

Son discretos, simples, y aunque tengan ciertos toques dorados hasta los veo apropiados para los gustos occidentales.

En el embalaje no hay nada que sea muy especial, salvando una caja circular metálica, que se antoja de excelente calidad. El cable eso sí, parece provenir directamente de una compañía “aftermarket” especializada. Tiene un bonito trenzado de cobre, con conector acodado de Oyaide y unas terminaciones en 2 pin recubiertas de un cuerpo metálico dorado. Para ser un cable de stock lo denominaría como destacable, si bien no es todo lo flexible que me gustaría.

Ajuste

De formas redondeadas, algo amorfas y dimensiones generosas, estos Oriolus puede que no tengan el mejor fit en orejas “XS”. Caen hacia el lado voluminoso y se adaptan bien a mis orejas estándar pero antes de la compra recomendaría a aquellos usuarios con orejas pequeñas o muy pequeñas que los probaran por si acaso, para ir sobre seguro.

Si tuviera que jugármela creo que los chicos de Oriolus han tomado cierta inspiración de la gama StageDiver, ya que tanto el acabado como en parte el “shape” general de estos intraauriculares recuerda bastante a los alemanes. Punto nada malo ya que en temas de comfort son uno de los reyes en el sector, así que ¿Por qué no inspirarse en los mejores?

La correcta elección de las siliconas es crucial para lograr un ajuste apropiado y evitar que las cápsulas tiendan a salirse de nuestros pabellones auditivos. En mi caso siempre suelo confiar en las SpinFit por norma general. Si estas no terminaran de funcionar y busco un plus de aislamiento, las comply son el camino a seguir.

Una vez bien asegurados y con la guía correctamente pasada por detrás de las orejas, única forma de ponerse estos iem, siento que podría irme a correr sin miedo a que se me cayeran, sin embargo nunca he sido de salir a trotar con 1000 euros en las orejas, pero quizás otra persona no tenga problema en este sentido.

El aislamiento es bueno, pero no de notable. Con las comply mejora la insonorización pero creo que no acaban de encajar bien con el perfil de este auricular, apagando un poco el sonido para mi gusto. Buen nivel para ir por la calle cómodo, pero no para un metro muy ruidoso, donde algún sonido se colará de manera inevitable.

Sonido

Se torna un poco difícil describir exactamente el perfil de los Oriolus, al ser un diseño híbrido se pueden apreciar características propias de cada tecnología. Es un iem que parece encontrarse cómodo a volúmenes tirando a altos. Puede que esta frase diga bastante de su perfil, zona aguda con buena energía pero con una progresiva caída que evita cualquier estridencia, incluso a altos niveles de presión sonora.

El balance tonal está muy conseguido, y me recuerda en parte al que pude escuchar en los Focal Elear, por hacer una referencia a un modelo orejero, salvando obviamente las distancias. Es un perfil que se decanta por la energía y el cuerpo, antes que la precisión y los pequeños detalles.

No es que los Oriolus no gocen de un buen nivel resolutivo, ya que tienen la capacidad técnica como para enfrentarse a multidriver 8 o más vías sin complejos, pero tienen un planteamiento más musical y menos analista otros tope de gama con tecnología BA.

Presenta la música con un gran contraste, y una dinámica acentuada por ese driver dinámico encargado de las frecuencias graves y del medio-grave, imprimiendo un toque de diversión y de versatilidad del que modelos como los Earsonic S-EM9 adolecen en parte, debido a su mayor criticismo con la calidad de grabaciones o equipo al que están enchufados.

Por lo que este es un iem que trata de manera muy lógica y acertada el compromiso entre musicalidad y detalle.

Las frecuencias graves presentan un gran “slam”, con un golpeo enérgico y rápido en una primera instancia, seguido de una perduración en el tiempo propia de un buen driver dinámico. No tienen la velocidad ni respuesta en transitorios de los Noble K10U, pero a cambio juegan con una interpretación casi perfecta de la proyección inicial de una voz masculina grave, como la de Gregory Porter, dando una sensación de realismo absoluto en cuanto a timbre en este aspecto.

Los Oriolus se pueden catalogar como un iem algo centrado en medios, y con ese perfil que parece muy difícil de defraudar a alguien. Voces cargadas de cuerpo, cálidas y bien texturizadas, acompañadas de una gran sensación de profundidad, bien articuladas y sobre todo creíbles.

Suben y bajan con una facilidad sorprendente, mostrando una gran coherencia entre ambas tecnologías, lo que refleja un arduo trabajo en los filtros de paso de frecuencia.

Los agudos son tan políticamente correctos, que cuesta achacarles algo. Para un usuario que como yo, es algo sensible a estridencias y sibilancias, los Oriolus son una apuesta segura con su perfil amigable y cálido en la parte alta. No tienen una acusada caída como para denominarlos como recortados, pero sí después de escuchar unos Noble K10U durante un par de meses y casi a diario, uno se da cuenta de que no llegan a la resolución ni a mostrar el ápice de detalle en los platillos o triángulos que los americanos tienen. Pero quizás sin venir de un modelo de tanta referencia y transparencia, hasta me hubiera costado encontrar estas puntillas.

La escena sonora acompaña muy bien al perfil cálido del auricular. No representa el palco tan amplio de los Noble K10U, pero sí tiene una escena bien recreada en el plano 3D, que tiende a aportar un sonido más íntimo y envolvente al oyente. Aunque escuchando clásica uno echa en falta un plus más de amplitud.

Conclusiones

Las expectativas eran altas con estos Oriolus, y tras mi experiencia con ellos no me han defraudado en absoluto. No tienen la rapidez ni contundencia de los Earsonic S-EM9, ni las escena y detalle de los Noble K10U pero a cambio tienen un perfil muy agradable, que casa bien con prácticamente todos los géneros musicales, y un grave con mucha textura y profundidad.

Si le sumamos la facilidad para moverlos desde cualquier fuente hacen que reúnan las características suficientes como para convertirlos en una de las opciones más recomendadas en la franja de los 1000 para quien busque un iem con una estupendo equilibrio entre diversión, calidez y detalle.

Gracias a todos y hasta la próxima review, más pronto que tarde,

Yago.

Sonido 91Ptos
Diseño y construcción 84Ptos
Ajuste e insonorización 82Ptos
TOTAL 86Ptos
Compartir:
Yago
Autor Yago

Lo reconozco, me encantan los auriculares…