Por Yago,

Shure es de las marcas primerizas en el mundo IEM. Los SE 535 representan el segundo tope de gama, tras la llegada de los nuevos SE 846 de cuatro drivers Balanced Armature.

Con los Shure SE500 esta marca introdujo en el mercado los primeros IEM de 3 vías destinados a la comercialización. Después de varios años de evolución, llegaron los SE530 y posteriormente el último representante de esta gama, los Shure SE535, disponibles en color bronce, transparente y  también en rojo (en su versión limitada). La principal diferencia con respecto a sus antecesores es la incorporación del cable reemplazable, algo que viene siendo habitual en los IEM de estas gamas. A parte de esto, Shure ha mejorado la comodidad con pequeñas modificaciones en el diseño de la cápsula, y también ha retocado la respuesta en frecuencia de este auricular, en busca de un mejor sonido y la máxima fidelidad posible.

Construcción y comodidad

Shure destaca por prestar una gran atención en el aspecto del confort en toda su gama de IEM. Como anterior poseedor de los Shure SE 215 con micro-driver dinámico, me esperaba al menos que los SE 535 igualaran la comodidad de los primeros, y la verdad es que no me han defraudado, a pesar de las ligeras mayores dimensiones ya que ahora deben alojar 3 drivers BA, permiten largas horas de escucha sin ninguna molestia.

La construcción es muy similar, la cápsula está realizada en plástico igualmente, y el cable es extraíble pero ha mejorad notablemente en maleabilidad, aspecto que facilita mucho su colocación por detrás de la oreja y mejora la practicidad de uso diaria. El cable tiene una longitud aproximada de 1,6 m y está reforzado con Kevlar para garantizar una mayor durabilidad.

Es en el interior donde realmente existen las diferencias.
Tres driver Balanced Armature con Crossover propio son las principales bazas de ste auricular, que tiene una amplia competencia en el segmento con rivales directos como son los Westone 3/Um3x o Earsonic SM3 entre otros.

¿Qué es lo que
consigue un auricular multi-driver?

Bien pues cada uno de los tres drivers está optimizado para ofrecer el mejor rendimiento, buscando la respuesta más plana y lineal posible.

¿Quién es el encargado de distribuír los distintos rangos de frecuencia para cada driver?

Aquí entra en juego el Crossover diseñado por cada marca, que actúa como “director” manejando el flujo de las distintas frecuencias
destinadas a los drivers. Para ello se usa un circuito de dimensiones ínfimas con resistencias y condensadores además de otros componentes electrónicos que actúan como una especie de “filtraje” de frecuencias, pudiendo atribuír a cada uno de los tres drivers el rango de frecuencias en el que van a trabajar.

Así el primer driver sería el encargado de reproducir las frecuencias más graves, partiendo desde los 18 Hz (cifra mínima que son capaces de reproducir los SE 535) El segundo driver estaría destinado a la reproducción del medio-grave. Y por último el tercer driver trabajará con las frecuencias medias y agudas restantes por abarcar hasta los 19 KHz.

El reparto de frecuencias es una decisión crítica y fundamental tomada por los ingenieros encargados del diseño del auricular, y por otra parte son datos que no son facilitados, para evitar plagios por otras marcas, ya que el propio  funcionamiento del crossover tiene igual o mayor impacto en el sonido final que el nº de drivers. Es por este motivo por el cual un IEM con 3 drivers Balanced Armature puede sonar muy distinto a otro con las mismas características.

Especificaciones
Técnicas:

-Tipo de altavoz: Tres micro-transductores (Balanced
Armature) de alta definición

-Sensibilidad (1 kHz): 119 dB SPL/mW

-Impedancia: 36 Ω

-Rango de frecuencia: 18 Hz – 19 kHz

-Longitud de cable: 162 cm

-Color: Transparente o dorado

 

Sonido

 
 

Antes de meterme en el tema del sonido de lleno debo comentar que esta es mi primera experiencia con un IEM de tres vías, no
obstante he probado una gran variedad de IEMs incluyendo algunos driver dinámicos como los Sennheiser IE8 o los Panasonic HJE-900 y actualmente los Phonak Audeo PFE 022 son mis compañeros habituales, IEM con un solo driver Balanced Armature pero con un gran equilibrio tonal.

 

El equipo empleado para esta valoración consta de:

 

Fuentes:
Netbook Asus/ HTC ONE + HRT MicroStreamer/ Audinst HUD-MX2

Amplificadores: Just Audio AHA-120, FiiO E12.

 

Toda la discografía usada está en formato FLAC hasta 24 bit, he tratado de abarcar la mayor cantidad de géneros musicales posibles para una mejor apreciación.

Lo primero que llama la atención al probar los Shure SE535 con sus tres drivers es la amplitud y la sensación de que el sonido no proviene de esa pequeña cápsula, en determinados momentos consigue hacerte olvidar de que estas escuchando unos IEMs Este aspecto es consecuencia del buen reparto de frecuencias entre los distintos drivers, consiguiendo un IEM que destaca por una respuesta muy equilibrada y un buen balance tonal.

Los Shure SE 535 son unos auriculares con los que tenemos que tener muy en cuenta dos aspectos para realmente disfrutar de sus cualidades técnicas, y es algo que he podido constatar más que con ningún otro IEM que haya probado, estos dos aspectos son:  la fuente y la calidad de los archivos a reproducir.

Son considerablemente críticos con la grabación, es decir, si vas a utilizar estos auriculares con Spotify  o servidores de música parecido con calidades de archivo en torno básicas (mp3 en torno a 128kpbs) no te los recomendaría, porque probablemente no estarías aprovechando ni el 60% de su potencial.

Cuando utilizamos archivos sin pérdidas y los conectamos a una fuente solvente es cuando realmente nos harán disfrutar, es algo que hay que tener muy en cuenta y probablemente un peaje al que no todo el mundo le será fácil aceptar.

 

Teniendo en cuenta esto pasemos a describir su perfil sonoro más en detalles. Los Shure SE 535 mencionan entre sus cualidades unos graves potentes, pues bien creo que esta descripción no sería la más acertada, como mencioné un poco más arriba es un auricular con una respuesta muy equilibrada y lineal, por lo que no tiende a destacar una frecuencia en particular sobre la otra.

La zona del subgrave tiene una ligera caída y está poco presente, dejando el trabajo a la zona del medio-grave  que aporta cuerpo y peso a las voces. Si alguien busca una gran pegada y autoridad en el grave debería buscar otro auricular. Los Shure SE 535 son bastante comedidos en este aspecto, no obstante nunca he sentido que se quedaban cortos para el tipo de música que yo escucho,
sí he echado un poco en falta una mayor cantidad de subgrave para que las piezas de contrabajo sonaran más reales.

La transición a la zona media se realiza de una manera muy suave, y muy lograda, dando la sensación de que el sonido proviene de un solo altavoz, no hay separaciones ni saltos, todo se reproduce de una forma extremadamente natural. La zona media es el punto fuerte de Shure, y no lo iba a ser menos con este auricular.

Claridad, proyección y calidez son las palabras que vienen a mi mente cada vez que escucho pistas vocales con estos IEMs. Las voces cobran protagonismo en cada canción, situándose en un plano más adelantado al resto de frecuencias, sonando muy cercanas en todo momento y sobre todo con una muy buena focalización.

En muchos momentos he podido apreciar las similitudes en la zona media con unos de mis auriculares orejeros de referencia, los Sennheiser HD600. De hecho son los IEM que más parecidos a este auricular de todos los que haya probado, guardan un perfil sonoro bastante similar, aspecto muy positivo bajo mi punto de vista.

El nivel que alcanza en la reproducción de la zona media está a un nivel tan alto que supera a muchos orejeros portátiles que he podido probar, incluyendo los Sennheiser Momentum, auriculares que no cogean en este specto precisamente.

La sensación de control está muy presente en todo momento, esto es algo que claramente ha sido planificado en el diseño de los Shure SE 535, y tiene por supuesto sus plus y sus contras. Este “control” es apreciable sobre todo en la zona aguda, la cual a pesar de tener una buena extensión y mucha suavidad, se ve ligeramente recortada en busca de tapar o evitar las posibles estridencias, que pueden aparecer sobre todo a volúmenes altos de escucha.

Esto una falta viveza en la reproducción de guitarras eléctricas y en general con los instrumentos de cuerdas se echa en falta ese pequeño empujón por arriba que termina de redondear un buen punteo de guitarra, restando parte de naturalidad en su timbre.

La escena es amplia y profunda, otro de los puntos fuertes de este auricular. En pistas de clásica y BSO es un aspecto muy importante, y en el que los Shure SE 535 cumplen con nota.

La capacidad de resolver pasajes complicados, con gran abundancia instrumental y bruscos cambios en la rítmica es realmente buena en estos auriculares y uno de las principales ventajas de la construcción multi-driver.

 

Hablemos un poco de sinergias

 

Debido al perfil ligeramente cálido y lento de los Shure SE 535 agradecen de un ampli transparente y rápido, con poca coloración en el
medio-grave con una zona aguda viva y alegre, para compensarlos. Entre las opciones que he podido probar el Audinst HUD-MX2 es el ampli que más me ha gustado emparejado con los Shure, seguido del HRT MicroStreamer, ambos amplificadores consiguen extraer el 100% de estos auriculares si cuidamos también los archivos reproducidos.

Pero alguno se preguntará, ¿son equiparables a orejeros con calidad contrastada?

A esta pregunta respondería que no, es muy difícil que un IEM logre el mismo nivel de reproducción que un orejero de referencia, sobre todo por cuestiones puramente físicas (dimensiones de los drivers, limitaciones de espacio de la propia cápsula…) No obstante si ofrecen una escucha muy gratificante y que no le tiene que envidiar nada a muchos modelos portátiles que circulan por el mercado.

 

Para concluír

Con un PVP oficial de unos 400 euros no son unos IEMs baratos, pero si alguien busca unos auriculares con una respuesta muy
equilibrada en toda la gama de frecuencias y la máxima expresión en voces dentro del mundo IEM universal debería tener muy en cuenta esta opción, la garantía y seguridad que ofrece el servicio post-venta de Shure es otra buena aportación para los Shure SE 535.

Agradecimientos especiales, al departamento de Marketing de Earpro.

 

 

Gracias a todos por vuestra lectura, como siempre un placer,

Yago.

Compartir:
Yago
Autor Yago

Lo reconozco, me encantan los auriculares…