Puntuaciones

Sonido 96Ptos
Diseño y construcción 96Ptos
Ajuste e insonorización 88Ptos
Precio-calidad 85Ptos
TOTAL 91Ptos

De tierras asiáticas llega otra grata sorpresa al banco de pruebas; SoftEars fue fundada en el 2017, aplicando sus mejores técnicas de artesanía y desarrollo para implementar las últimas tecnologías en sus iem.

Los Cerberus son uno de los dos “flagship” de la marca, ese modelo que hace de carta de presentación, y plasma con gusto la interpretación de un tope de gama con musicalidad intrínseca en su planteamiento; un tri-híbrido que combina las tecnologías dinámica, balanced armature y electrostática.

El precio para este modelo es de 2.099€, y ya los podéis conseguir directamente a través de la tienda online del distribuidor oficial de la marca para Europa, 83db, con envíos realizados desde Alemania y total garantía:

https://boutique.83db.eu/products/softears-cerberus-2est-4ba-1dd-high-end-hifi-iem

*De forma excepcional y como límite finales de la semana que viene, están ofreciendo con un gran descuento (599€ en lugar de 729€) el modelo RSV, con 5 drivers BA:

https://boutique.83db.eu/products/rsv-reference-sound-5-5ba-linear-high-end-iem

El “unboxing” y presentación

Con un cierto aire sueco, la forma en la que los Cerberus vienen presentados es estilosa y simplista por igual. Creo que es uno de los “flagship” con menos alardes y voluminosidad en el embalaje que ha pasado por mis manos.

Porque muchas veces “menos es más”, los Cerberus vienen simplemente acompañados de una funda circular en símil a piel de color verde oliva, rodeados de una bonita costura y el logo de la marca estampado.

Dentro de la caja encontraremos 3 pares de tips en tallas S / M / L, una tarjeta metálica que acredite la autenticidad y garantía del modelo, así como dos pequeñas bolsas de símil terciopelo, donde vienen perfectamente protegidas cada una de las cápsulas. Garantizando que su trabajado acabado “gloss” no se vea perjudicado en el trayecto a nuestra casa.

¿Podría esperarse algo más? Ciertamente y mirando el precio podríamos decir que algún usuario puede encontrar demasiado espartana la presentación, si bien no puedo decir que esté exenta de calidad. Me consta que la marca está realizando una actualización y mejora del “packaging” para los Turii, el iem dinámico de la compañía, así que es muy probable que esto se extienda también tanto al Cerberus como el RS10.

El diseño

Es algo habitual que las compañías con más ganas de despuntar empiecen a lo grande; éste es el caso de SoftEars, que como carta de presentación ofrece el Cerberus y el RS10, dos iems universales de altas prestaciones, que no pueden ser más diferentes en su concepto. Os adelanto que podréis ver también la review de los RS10 muy pronto por la web.

Los Cerberus son unos iems tan vistoso como voluminosos, algo casi obligatorio, teniendo en cuenta la cantidad de drivers de distinta tecnología que albergan en el interior de cada cápsula, realizadas en resina (tipo “Micarta) con lijado y pulido final totalmente a mano.

Las cápsulas son de tipo unibody, en las cuales es casi imposible discernir cualquier tipo de división con el “faceplate”, gracias a las habilidades en la ejecución del pulido y abrillantado. En cada una de ellas existe un puerto para alivio del aumento de la presión interna, cuando el driver dinámico para la parte de los graves entra en juego.

La vistosidad y perfección en el acabado de los Cerberus es simplemente excepcional, mire por donde se mire. Estos iems ganan muchos enteros cuando los expones a la luz, ya que esos trazos dorados cobran brillo y absoluto protagonismo cuando la reciben directamente, llenando de matices y reflejos a estos iems; simplemente un espectáculo visual. Como único “pero”, y para aportar una mayor coherencia al juego de tonalidades, habría estado bien un logo de la marca en dorado en lugar de plateado, empastando mejor en las cápsulas, a juego con la resina.

De plata y con 1,2m es el cable ofrecido de serie, en el cual destacaría sobre todo la flexibilidad y ausencia de microfonías frente al roce con tejidos de nuestra ropa. Es un cable bien ejecutado, y que sin ser el mejor, está a un nivel más que correcto en el conjunto.

El conector de estos iems es el de 2 pin, sin hendidura en el mismo, para garantizar la máxima compatibilidad con los cables custom. En algunas fotos de esta review, los podréis ver acompañados del nuevo PlusSound Exo Series Copper +, que acompaña de manera excelente al perfil de estos iems.

Especificaciones

-Sensibilidad: 104 dB/mW
-Respuesta en frecuencia : 10 Hz – 80 kHz
-Impedancia: 5 ohms
-Drivers: 1 (DD), 4 (BA), 2 (EST-Sonion) 3-way crossover.

La comodidad

Los Cerberus son unos iems voluminosos, que sin llegar al tamaño de los primeros Campfire Audio Solaris, se hacen notar cada vez que los ponemos, y por ello, no poseen una inserción muy profunda. No obstante, y pese a todo, su ergonomía y estudiadas formas curvilíneas, permite un nivel alto de comodidad.

Como con cualquier iem se hace importante conseguir un buen sellado, y con este modelo cobra si cabe mayor prioridad, ya que sirve como apoyo para la sujeción. En mi caso las tips de talla M fueron las perfectas desde el primer minuto.

Tanto el puerto de alivio en cada cápsula como la inserción poco profunda de estos iems, hacen que su nivel de aislamiento sea bastante mediocre, así pues no es un modelo que recomendaría para entornos demasiado ruidosos; los llevaría dando una vuelta por el parque, pero quizás no en el autobús.

El sonido

Estos Cerberus no sólo destacan en el apartado visual y constructivo, y es que su sonido es igualmente formidable. Poco a poco son más los fabricantes que se alejan de la búsqueda por el último ápice de detalle o resolución, centrándose en la música, lo verdaderamente importante, y esta filosofía es la que parece haber seguido SoftEars para su creación.

Su equilibrada y dulcificada respuesta los convierte unos iems que te “atrapan” desde la primera escucha. De gran coherencia, suavidad y perfecta sensación de estereofonía, los Cerberus son probablemente los iems híbridos de sonido más natural que han pasado por el banco de pruebas hasta ahora.

La parte baja está enfatizada desde muy abajo y hasta el entorno de los 100Hz, creando un sonido con cuerpo y peso, donde el subgrave se hace notar, si bien se acerca más a iem de pegada calmada, sin un grave muy seco, sí acentúa la dinámica general, con una base rítmica muy bien matizada y posicionada con respecto al resto de frecuencias. Un iem tonalmente diseñado con mucha elegancia y gusto.

La sensación que se aporta al oyente es de iem con sonido “grande”, donde uno es capaz de discernir entre capas, con una cohesión en la escena sobresaliente. Extremadamente dinámico pero sin ápice de agresividad; un sonido que prioriza el matiz, sobre la precisión, la musicalidad sobre la transparencia.

El aire melódico del perfil elegido da paso a unos medios que están a cargo del cuarteto formado por los drivers BA, con cierto apoyo del dinámico, algo que no es complicado de distinguir con las voces masculinas más graves. Aquí igualmente invita a subir el volumen más o más, no hay signos de distorsión incluso a volúmenes muy altos (nada recomendables por otro lado), las voces se posicionan en el plano central, con cercanía y excelente tímbrica para que uno se las crea en todo momento.

Los 5 Ohm de impedancia exigen una fuente muy competente para estos iems, que sólo sacarán la mejor dinámica con DAPs de fondo con el mayor silencio posible, de esta manera, los contrastes se verán mucho más favorecidos, uno de los puntos fuertes en los Cerberus.

Sin romper la harmonía del perfil, con una conexión de principio a fin, y que no se ve interferida por los 2 drives EST de la compañía “Sonion”, encargados de las frecuencias altas. Un agudo innegablemente al estilo “planar”, controlado en extensión y de buena transparencia, acompaña a ese perfil nada agresivo, matizando lo justo y “redondeando” el detalle final, que si bien nos impide obtener ese punto máximo de resolución, que por otro lado nunca he llegado a echar en falta con este iem.

La recreación holográfica de la imagen, así como la sensación de aire en todo momento, es de lo que más se disfruta con los Cerberus. Un modelo con mucha facilidad para representar e interpretar el sonido desde su propia forma, y que no olvida la dinámica manteniendo la dulzura.

Conclusiones

Con un coste de 2.099€ los Cerberus no son unos iems precisamente baratos, en una franja donde la competencia es feroz. Sin embargo, el gusto que ha tenido SoftEars para perfilar el sonido de estos iems, hacen que destaquen por cualidades propias.

De estética vistosa y calidad de construcción intachable, son para aquellos que valoren más la naturalidad, musicalidad y escena, sobre el detalle. Un modelo que invita a escucharlo horas y horas, sin fatiga alguna incluso a volúmenes altos. Y esto es algo que quizás no es fácil de encontrar en los representantes de las gamas altas. Simplemente un gama alta para disfrutar de la música.

Equipo utilizado para la valoración: Lotoo PAW1, Lotoo PAW6000, XI Audio Broadway S.

Translate »