Puntuaciones

Sonido 89Ptos
Diseño y construcción 88Ptos
Ajuste e insonorización 79Ptos
Precio-calidad 84Ptos
TOTAL 85Ptos

Si os hablo de Tralucent, a no ser que residáis en tierras asiáticas, quizás no os diga u os suene a mucho. Y es que por desgracia no somos de los primeros conocedores en cuanto a diversidad de marcas se refiere. A pesar de ello soy de los que tiene amplitud de miras, y por experiencia, son de esas marcas menos conocidas de primeras, con las que me he llevado mejores sorpresas.

Así pues podríamos decir que los 1+X plus son una de ellas. Un iem híbrido de la compañia fundada en Hong Kong por Gavin Chiu en el año 2.010.

Este modelo fue realizado para conmemorar el décimo aniversario de la marca y tiene un precio de unos 950€ al cambio.

Tralucent es de esas compañías que arriesgan, apostando por iems que tienen en mente la distinción y sobre todo la calidad de sonido. Ya en el 2.019 fueron pioneros con el lanzamiento del modelo tope de gama Ref. GEN 3, el primero en incorporar bicableado en un iem; técnica que si sois aficionados el mundo de los altavoces, os resultará más que común; si bien resulta sorprendente verlo en una cápsula tan pequeña.

Los 1+X no son unos iems tan pretenciosos como los GEN 3, pero sí empacan una cantidad de características interesantes, a la par que distintivas.

El principal “highlight” es quizás la incorporación de 3 drivers con respectivas tecnologías: 1 dinámico + 1 BA + 1 planar.

El “unboxing” y presentación

En un afán de distinción, Tralucent no se ha dejado atrás la presentación de estos iems. En un embalaje donde predomina la sobriedad del negro, se rompe con toques de dorado, lo suficientemente sutiles como para que no caigan en lo extravagante. Confieso que cada vez soy más partidario de la combinación con tonos cobres/dorados, que tan de moda están últimamente en todos los aspectos del diseño.

La marca hongkonesa acompaña con una serigrafía muy cuidada que posee incluso relieves, haciendo más fácil la lectura de las características principales, y aportando una sensación de bastante lujo al usuario.

Como curiosidad en el reverso de la caja, la marca da un énfasis a la respuesta en frecuencia de estos iems, que si bien no buscan ser la referencia absoluta en cuanto a neutralidad, centrándose en la búsqueda de la naturalidad y credibilidad del timbre, detalles que explayaré unas líneas más adelante, dentro del apartado sonoro.

Una vez abierta la caja, el display de accesorios incluidos, tanto por calidad como por diversidad es lo que más llama la atención.

Especial mención requiere la bonita y práctica funda de cuero real, con el logo del modelo estampado. Una mezcla de artesanía y diseño industrial, que además se siente lujosa en las manos.

En un mercado donde abundan las fundas rígidas tipo Pelican, es de agradecer que un fabricante se tome la molestia por incluir algo tan personalizado.

La guinda al pastel la pone una selección de accesorios más que suficientes para el usuario común, entre los que se incluye:

  • 3 pares de almohadillas tipo “foam”
  • 3 pares de almohadillas de silicona.
  • Gamuza de limpieza.
  • Adaptador a 6,3mm.
  • Kit de limpieza (incluyendo toallita con alcohol).
  • Guías para orejas.
  • Cable terminado en jack de 3,5mm.

Quisiera puntualizar que el cable que podéis ver en las fotos no es el de serie; se trata de un cable custom ofrecido por la marca, con aleación de plata y oro. Mis pruebas las he centrado con el mismo, así que el rendimiento pudiera diferir si utilizáis el cable stock.

El diseño

La peculiaridad de estos iems recae sobre todo en sus formas puramente de Custom InEar, que se extienden en parte hacia la canalización final, donde se acoplan las tips. Zona donde en otros modelos de la competencia conseguimos discernir perfectamente la separación, de hecho incluso muchas compañías optan por un cambio de material incluyendo el metal. Ahí los 1 + X plus se desmarcan con un diseño mejor integrado con la cápsula de resina acrílica, siendo una mera extensión de la misma, tal y como vemos en los diseños custom, a medida.

Siguiendo el afán de integración y diseño lo más compacto posible, los 1 + X plus incluyen unas almohadillas como poco peculiares. Son sólidas, muy poco maleables y con formas asimétricas están diseñadas para seguir la curvatura marcada por cada cápsula, y una vez puesta directamente parece que nos encontramos ante un CIEM.

Esto me lleva a puntualizar algo importante, y es que en mi caso con la talla intermedia de tips consigo un buen sellado y ajuste, si bien entiendo que este tipo de tips no son tan polivalentes como las típicas que podemos ver en casi cualquier iem, pudiendo ocasionar problemas a algunos usuarios.

En cuanto al “look” final de cada cápsula, los colores elegidos han sido el negro brillo con ciertos toques de dorado. Y es que los asiáticos tienen mucha predilección por estas tonalidades; gustos que poco a poco se van introduciendo en los mercados europeos.

Debo decir que la combinación es acertada, y da un toque premium al conjunto, saliéndose un poco de la normal. Como punto positivo cada cápsula lleva el número de serie del iem grabado; y es que este modelo tiene una tirada bastante pequeña, así que no será fácil encontrar a algún otro audiófilo que los tenga.

¿Cómo son por dentro?

Tralucent se siente orgullosa de la construcción 100% a mano y así lo expresa en su página oficial. También hacen alarde de la ausencia de canalizaciones internas que guíen el sonido partiendo desde cada driver; por contra optan por un diseño coaxial (compartiendo un mismo eje), donde el recinto está estudiado para recibir de las distintas reverberaciones de los drivers: dinámico, planar-magnético y “balanced armature”.

Como inteligente añadido en cada cápsula encontramos una orificio para alivio de la presión interna, por el aire movido cuando entran en acción el driver dinámico y planar-magéntico.

Especificaciones

-Sensibilidad: 118 dB/mW
-Respuesta en frecuencia : 5 Hz – 32 kHz
-Impedancia: 28 Ω
-Drivers: 6 balanced armature drivers (2 graves, 2 medios, 2 agudos), 3-way passive crossover.

Sonido

La disposición coaxial de los distintos drivers en estos 1 + X, da como resultado un sonido muy bien empastado y con gran coherencia, sin notar saltos ni diferencias en cuanto entran en juego cada una de las tecnologías de altavoz.

Probablemente lo mencionado en las líneas anteriores sea la principal baza con la que relucen estos Tralucent (valga la rima).

Los ingenieros encargados del diseño y afinado final tenían como meta crear unos iems musicales, con buena capacidad técnica y sobre todo de timbre natural; y lo han conseguido.

No es un iem que brille especialmente en ninguna categoría específica, y su respuesta en frecuencia sigue el patrón marcado por la curva de Harman, con un énfasis puesto en extremos, para dotar de mayor cuerpo en grave y una sensación de claridad y definición en la parte alta.

El grave ofrece una buena presencia y pegada, se muestra perfectamente compacto en todo momento, si bien no tiene la rapidez de un iem con un sólo DD u otro multidriver BA. Transformándose en una base “que acompaña” más que en una “que marca”, refiriéndome a ese grave poderoso y seco, propio de los auriculares planar.

La posición de los medios es ligeramente frontal, con muy buena densidad, gracias en parte al apoyo que ofrece la parte del medio-grave, ligeramente elevada. Aquí siento que han priorizado la textura y dulzura de las voces, frente a los tecnicismos y matices. Es un iem que cuando uno lo escucha tiene la sensación de que todo se acaba “redondeando” para resultar lo más agradable posible al oído, por lo que resulta una opción muy recomendada para escuchas largas, con ausencia de estridencias ni una definición extrema que requiera una alta atención. Es un iem hecho para disfrutar de la música, sin más.

En la parte más alta del espectro de frecuencia nos encontramos con unas notas bien definidas y con buena sensación de aire, si bien aquí es donde quizás se nota más el perfil cálido y algo oscuro de estos iems. A partir de los 9kHz la información ya es muy escasa, con un recorte claro a la par que inteligente, para desterrar cualquier tipo de alteración a una escucha relajada. De nuevo nos encontramos con unos agudos más “redondeados” que marcados.

La gran sensación de profundidad eclipsa a toda otra característica en cuanto a escena sonora, y es de esos iems que consigue esa sensación de “inmersión” y sonido grande, gracias a ello. La relación entre anchura y altura es lo suficientemente correcta como para que produzco un desequilibrio en el conjunto.

Conclusiones

Los 1 + X de Tralucent son unos iems con características peculiares, a la par que bien diseñados y orientados hacia la musicalidad. Con una fidelidad tímbrica muy lograda para ser un híbrido, junto con su gran sensación de profundidad y capacidad de escala en cuanto a mejor sea el equipo que lo rodea, lo convierte en una opción muy válida y recomendable para todo aquel que busque salirse un poco de la norma, optando por uno de los iems más raros y exclusivos del mercado.

Equipo utilizado para la valoración: Lotoo PAW S1, Lotoo PAW 6000, XI Audio Broadway S.

Translate »