Por Yago,

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Recientemente he podido disfrutar durante unos días (1 semana para ser concretos) de los nuevos Focal Spirit Classic gracias al distribuidor oficial para España Focal, Chemison. Gracias por el préstamo.

Debido al rodaje previo que quise darles a estos auriculares de unas 80 horas, el tiempo de escucha no fue todo lo extendido que sería necesario para una review al completo; así pues mis comentarios podrían denominarse más bien como un acercamiento, que todo sea dicho ha sido bastante provechoso.

En términos de presentación y contrucción, Focal ha hecho un magnífico trabajo con estos Spirit Classic, máximos exponentes de la gama, precedidos por los recién lanzados Spirit Professional y el modelo base con mayor orientación portátil, los Spirit One.

Todos estos modelos guardan una estructura y una similitud innegable, no obstante los Classic tienen varios elementos diferenciadores. Ya partiendo de unas copas ligeramente más grandes se opta por la utilización de piel auténtica tanto en los pads como en la diadema, generosamente acolchada y con el nombre del modelo grabado, punto que la aporta un look de mucha clase.

Atendiendo a los 299 euros del PVP y comparándolos con la competencia los niveles de calidad en cuanto acabados del Spirit Classic están bastante por encima de la media, incluso lado a lado con auriculares de mayor precio siguen quedando por delante, algo de lo que muchos deberían tomar nota.

La combinación de metal, plástico (en menor medida)  y piel está muy bien equilibrada, tanto que realmente se puede decir que los materiales plásticos pasan casi desapercibidos, gracias en parte al acabado en símil metálico que tienen.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El tamaño para albergar toda la oreja es más que generoso y pienso que ningún usuario a pesar de tener un tamaño mayor al de la media no tendría ningún tipo de problema al usar los Spirit Classic. Aunque se pueda clasificar como un auricular más bien pesado, una vez puestos y gracias a las almohadillas y banda acolchada con “memory foam” resultan bastante cómodos.

En cuanto accesorios Focal no he escatimado en detalle y se incluyen dos cables (son desconectables) uno con control remoto para dispositivos portátiles tales como los del mundo Apple, aunque también funciona con Android. El segundo cable tiene un grosor considerablemente mayor, es más pesado y sobre todo, mucho más largo, con unos 3 metros está claramente orientado al uso en casa.

Para su transporte se incluye una bolsa de símil terciopelo con el logo de la marca, me ha parecido suficiente y que cumple su función puesto que otro tipo de funda más dura no encajaría tan bien con el uso de estos auriculares, no obstante alguno puede que la eche en falta.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Especificaciones técnicas:

  • Tipo de auricular:  cerrado circumaural
  • Impedancia:  32 Ohm
  • Sensibilidad:  102 dB SPL/ 1 mW 1 kHz
  • THD:  <0,3% / 1kHz  / 100 dB SPL
  • Respuesta en frecuencia:  5 Hz – 22 kHz
  • Driver:  40mm Mylar/Titanio
  • Peso:  310 g

 

EL SONIDO

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Como tope de gama y auricular cerrado, Focal tenía un trabajo algo comprometido a la hora de desarrollar este auricular, pero el resultado es muy bueno, creo que están aprendiendo muy rápido a hacer las cosas bien dentro del mundo del auricular.

A pesar de tener una estructura totalmente cerrada, los Spirit Classic consiguen un sonido aireado, lleno de matices y sobre todo muy fácil de escuchar. Me es difícil imaginar a alguien que no le agrade el sonido resultante en una primera escucha, excepto a aquellos “basshead” o amantes del perfil en V, características que por otro lado se alejan del término fidelidad, no es el caso de estos auriculares.

Equilibrio, dulzura y precisión en todo el rango de frecuencias, con una zona media ligeramente adelantada, y con un innegable parecido a la de la serie HD6X0 de Sennheiser. Sin una mínima amplificación y aunque sean relativamente fáciles de mover desde un reproductor con cierta potencia (un Ipod no les sacaría el 100% del rendimiento) puede que el grave resulte calmado, que no ligero. No obstante desde el primer instante que lo conectamos a un amplificador portátil o incluso estacionario podemos apreciar la buena capacidad de escala de estos Focal, aspecto muy positivo en un auricular de esta gama y con pretensiones de uso más estacionarias que portátiles.

Bajo una mínima amplificación (con casi cualquier amplificador portátil o reproductores del tipo FiiO X3) el grave se vuelve más redondo y parece que le cuesta bajar menos, el conjunto es más contundente con una mejor proyección vocal e incluso mejora la definición en la parte alta, siempre suave y muy progresiva a pesar de llegar bastante arriba.

Si bien el tiempo de convivencia con ellos ha sido breve, hay muchos aspectos positivos en los Focal Spirit Classic, tantos que han llegado a la lista de mis 3 auriculares cerrados favoritos. Bravo por Focal.

 

Gracias por vuestra lectura,

Yago.

 

 

 

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...