Por Yago,

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El mercado de los auriculares portátiles, tanto por motivos de imagen o moda como por el incremento de la preocupación desde cierta parte del público por una buena calidad de sonido, está en continuo crecimiento.

Sennheiser es consciente de ello y tras el lanzamiento de los Momentum “Over-Ear” con un gran éxito en el mercado han continuado dando soporte a este modelo, sacando un nuevo color negro combinado con acentos en rojo así como una versión más pequeña. Se trata de los “On-Ear” que tal y como se describe en su denominación las almohadillas de alcántara pasan a descansar sobre nuestras orejas en vez de rodearlas, caso de los Momentum Over-Ear.

La idea que nos plantea la marca alemana con estos dos modelos es una acertada manera de dirigirse a un público quizás ligeramente distinto, sobre todo atendiendo al perfil sonoro, y también adaptarse a las distintas necesidades.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Presentación y calidad de construcción

 

Ambos modelos parten de un diseño de base muy similar, con un mismo tipo de diadema en metal, muy ligera y con la la misma integración de las copas en el propio con deslizamiento para el correcto ajuste. Los materiales en ambos tienen una terminación y calidad al tacto exquisita, la precisión y el empeño por aunar diseño y calidad de acabados es palpable desde cualquier ángulo.

En el caso de los Momentun Over-Ear se opta por la piel sintética (aunque bastante real en apariencia) y en los pequeños On-Ear la alcántara es la elección tanto para el recubrimiento del arco de diadema como para las almohadillas, el tacto es tan agradable y la capacidad de anti-sudoración creo que debería servir a Sennheiser de guía para incluir también este material en los Over-Ear, ya que los niveles de comodidad son mayores, no obstante hasta el tipo de material utilizado tiene un impacto tanto en sonido como en aislamiento, así que estoy seguro que la elección de la piel sintética no es algo realizado al azar sin un estudio previo.

Poniéndolos lado a lado es evidente la reducción del volumen en las copas de los On-Ear que se notan bastante más ligeros y portátiles tanto a la vista como en el uso del día a día. Esto no quiere decir que que los Momentum más grandes no sean perfectamente aptos para el uso en cualquier lugar, ya que, incluso ofrecen un mayor nivel de aislamiento. Sí creo que los On-Ear llevan un marcado carácter portátil, y quizás en los Over-Ear también se pensara un uso estacionario, en casa o como auricular de oficina, algo que también es patente en el perfil sonoro de ambos, que ya adelanto es bastante distinto aun guardando ciertas similitudes.

*Foto Sennheiser Momentun On-Ear (Ivory)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

*Foto Momentum Over-Ear negrosOLYMPUS DIGITAL CAMERA

En el apartado de comodidad ambos consiguen muy buena nota, si bien a priori un diseño Over-Ear (rodeando la oreja) puede tener ciertas ventajas gracias a que no hay tanto contacto ni roces. Sennheiser ha realizado un fantástico trabajo consiguiendo equilibrio excelente entre presión, acolchado y tacto de las almohadillas de alcántara en los On-Ear. Puede que sea uno de los modelos supraaurales cómodos del mercado.

Como anterior propietario de unos Sennheiser Momentum en marrón una de las mejoras patentes en la nueva edición negra, y seguramente también en las marrones de últimas hornadas, es el ligero incremento de la cavidad donde se aloja la oreja, buena noticia seguro para aquellos con un tamaño superior al de la media y que tocaban con la almohadilla, bien por la zona de arriba o de abajo de la oreja.

Ambos modelos vienen bien servidos en cuanto a accesorios, incluyendo dos tipos de cable, uno de ellos con control remoto para dispositivos, y unas fundas de transporte de muy buena calidad, más voluminosa obviamente en el Momentum Ove-Ear.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Sonido

 

Como mencionaba unas líneas más atrás, a pesar de ser modelos con casi idéntica denominación y una estética muy parecida difieren en perfil sonoro, el pequeño Momentum On-Ear se presenta en líneas generales en un auricular menos preciso pero más divertido.

Especificaciones técnicas Momentum Over-Ear

  • Tipo Auriculares de tamaño completo circumaural
  • Respuesta a frecuencias 16 – 22,000Hz
  • Diseño acústico Acústica cerrada (sellada) para atenuar el sonido de fondo. Sin pérdidas de sonido
  • Impedancia 18 Ohmios
  • Control de volumen Si
  • Longitud de cable Cable 1: Cable 1: cable de 1,4 m para iPod y iPhone con mando inteligente y micrófono integrados
  • Cable 2: cable de 1,4 m cable para ordenadores, teléfonos, reproductores de música y cualquier dispositivo con una salida para auriculares
  • Clavijas de conexión Cable 1: clavija giratoria de 3,5 mm
  • Cable 2: clavija recta de 3,5 mm
  • Nivel de presión de sonido 110 dB
  • Peso 190 gramos aproximadamente

Especificaciones técnicas Momentum Over-Ear

  • Impedancia de 18 Ω
  • Respuesta de frecuencia 16-22,000 Hz
  • Nivel de presión sonora (SPL) 112 dB (1 kHz / 1 Vrms)
  • THD, distorsión armónica total <0.5% (1 kHz, 100 dB SPL)
  • La presión de contacto de aprox. 3.2 N
  • Acoplamiento al oido supra-aural
  • Jack cable 1: 3,5 mm de perfil bajo conector acodado
  • Jack conector de cable 2: 3,5 mm conector recto
  • Longitud del cable Cable 1: Cable de 1,4 m para iPod ® / iPhone ® con micrófono y control remoto integrado
  • Longitud del cable Cable 2: 1,4 m de cable teléfonos, reproductores de música y cualquier dispositivo con una salida de auriculares
  • Transductor dinámico, cerrado
  • Peso 160 g (incluyendo a control remoto)
  • Capacidad de carga 200 mW

 

Equipo utilizado para el análisis: 

-Fuentes: Henry Audio 128 DAC/ HTC One + HRT MicroStreamer/ Iphone 5S/ Leckerton Audio UHA760

-Amplificadores: Yulong Audio A28 Sabre, Violectric V100.

-Archivos en FLAC y mp3 (128-320 kbps) de todo tipo de géneros musicales.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El Momentum Over-Ear tiene un perfil muy equilibrado, con un sonido característico de Sennheiser, y que resultará familiar a los poseedores de los HD650 sobre todo, ya que se podría considerar como la versión portátil de este mismo salvando las diferencias técnicas y capacidad de escala de los HD650.

Goza por tanto de un sonido centrado en la zona media, que se encuentra bastante adelantada ofreciendo un timbre de voces muy correcto y un perfil tirando hacia el lado cálido y de sonido ligeramente oscuros, algo que provoca un leve recorte en agudos, tratando siempre de priorizar la suavidad en la respuesta.

Música acústica, jazz y piezas vocales son el punto fuerte de este auricular, donde se expone como uno de las mejores elecciones si nuestros gustos van orientados hacia estos géneros. Por otro lado la escena reducida en cuanto a anchura (ya que goza de una excelente profundidad) y la ligera lentitud del grave no los convierten en el compañero ideal para música electrónica; en la cual los On-Ear se defienden mejor sorprendentemente debido a la mayor cantidad de impacto en el grave junto con la mayor rapidez del sonido. El nivel de aislamiento proporcionado por ambos es muy bueno, si bien en la versión Over-Ear es mayor y destaca de manera clara siendo uno de los auriculares con mejor nota en este punto del mercado actual.

Los pequeños On-Ear apuestan por un sonido menos refinado pero quizás más impactante en una primera escucha. Sorprende la cantidad de grave extra que se le ha otorgado a este modelo, convirtiéndolos en un auricular prácticamente apto para los “Bass head” incluso aguantan bien una ecualización. El perfil del On-Ear es claramente en V, si bien las voces no llegan a sonar del todo retraidas basta una breve comparativa con sus hermanos mayores para constatar este hecho.

A cambio podría definir al sonido de los On-Ear como más “amigable” en el sentido que es mucho más permisivo con grabaciones de no muy buena calidad (videoclips, Spotify, mp3 a bajo bitrate) convirtiéndolos en una apuesta más segura si pretendemos un uso más desenfadado y no disponemos de un equipo en estacionario en casa con amplificador dedicado. Con el ligero aumento de la sensibilidad seremos capaces de alimentarlos desde cualquier fuente, los Momentum Over-Ear también son fáciles de mover, no obstante sí se puede apreciar una mejoría conforme mejoramos el equipo al que los conectamos.

¿Cuál escoger?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Esto es algo que depende de nuestras necesidades y gustos personales. Probablemente el público más joven, incluyendo de forma destacada al sector femenino (cada vez más interesado en el mundo de los auriculares) encontrará aparte de un sonido de calidad y divertido una gran variedad de colores: negro, marrón, crema (Ivory), azul, rosa, verde y rojo, para escoger el que mejor se adapte a su estilo. La calidad de construcción, el precio de 199 euros PVP oficial y la garantía de Sennheiser son aspectos muy a tener en cuenta y que lo convierten en una compra bastante segura.

Si tenemos prioridad por un sonido más fiel y equilibrado, con unas voces creíbles y bien proyectadas y no somos tanto de música cañera creo que en los Momentum Over-Ear encontraremos un fantástico auricular para cualquier ocasión, con posibilidad incluso de enchufarlos a nuestro equipo de casa y notar esa mejoría gracias a la mejor capacidad de escala de este modelo. No es un auricular tan portátil como el On-Ear pero a cambio puede resultar más cómodo para algunos aparte del mejor sonido. El precio también es mayor situándose en los 299 euros de PVP.

 

*Agradecimientos especiales a Cristina por hacer posible esta review y también a Magnetron como distribuidor oficial de Sennheiser para España por su buen servicio y profesionalidad, toda una garantía.                 http://www.magnetron.es/productos_sennheiser_style-expresion.htm

 

Gracias a todos por vuestra lectura,

Yago.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...