Por Yago,

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Zach Mehrbach ha conseguido una gran reputación sobre todo al otro lado del charco gracias sus auriculares ZMF que parten de la base de los Fostex T50RP, que podrían denominarse como uno de los modelos planar-magnéticos más populares del mercado, sobre todo si hablamos del mundo profesional.

La modificación y mejora de estos Fostex no es ninguna novedad, y tanto aficionados como profesionales del sector han intentado realizar multitud de cambios buscando ese mejor sonido y comodidad.

Sin ir más lejos no hace mucho que pude analizar los Mad Dog de Mr.Speakers en esta misma página, auriculares que a priori tienen un concepto similar, pero que no llegan tan lejos en las modificaciones y como consecuencia el resultado sonoro final difiere bastante.

Con los ZMF Zach aporta unos cambios más profundos gracias a sus modificaciones, consiguiendo una mejora pasmosa con respecto al modelo de serie sin modificar, tanto que no parecen el mismo auricular.

http://www.zmfheadphones.com/order-the-zmf/zmf-master-model

Adaptándose a los gustos personales de cada uno se incluyen diversas opciones a elegir en la compra, como el color, el tipo de terminación de cable y también las distintas almohadillas. Ahora mismo con los Master Model Zach ya incluye de serie los pads de Alcantara de los Shure SRH1540 (cuando recibí mi unidad esto era una opción con sobrecoste)

Pero antes de estas modificaciones estéticas debemos decidirnos por una de las dos versiones disponibles dentro de la gama Master Model, V1 (la que hoy nos ocupa) y la V2. Esta última versión difiere de la primera ligeramente en sonido con un leve énfasis en la zona de los 100 Hz, otorgándole un perfil algo más bajista y con una mayor pegada.

Mis Master Model V1 viene con un llamativo color granate anaranjado, los Shure Alcantara pads y cable Canare con conexiones mini-XLR a ambas copas, terminado en un jack de 6,3mm.

Una de las modificaciones más destacables aparte de la mejora acústica dentro de la cavidad de las copas es el llamado recableado ZPEX. Se trata de una completa sustitución del cableado y soldado original en el cable que va desde las conexiones al mismo driver, sustituyéndolo por cable y estaño Cardas con alto contenido en plata, además de introducir conexiones directas en cada copa, ya que, el modelo de serie sólo incluía conexión en una de las copas. Recientemente se han incluido diferentes tipos de cableado y estaño extra para que escojamos el que mejor se adapte a nuestras preferencias: cobre OCC, plata pura y plata pura con oro.

http://www.zmfheadphones.com/zpex-rewire-comparison/

¿Qué efectos produce esta importante modificación? Lo primero es un claro aumento de la eficiencia de los auriculares, con una diferencia de entre 3-4 dB de presión sonora a igualdad de recorrido en el pote de volumen comparándolos con el modelo stock y también con los Mad Dog; los ZMF aún requiriendo de un amplificador rinden mejor, sobre todo con equipos portátiles.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

La comodidad y el aislamiento son excelentes. Los pads de Shure de alcántara microperforada me parece todo un acierto para este auricular, se adapta perfectamente a cualquier tamaño de oreja recogiéndola en su interior y evitando el sudor, tiene una muy buena transpiración.

Aparte del apartado estético y de confort hay una repercusión en el resultado sonoro final, normalmente todas las almohadillas de piel o símil piel suelen aportar una mayor cantidad de grave, algo de lo que precisamente estos auriculares van bien servidos por lo que la incorporación de los pads de alcántara perforados ayudan a proporcionar un sonido más aireado, favoreciendo la reproducción de las voces y la separación instrumental.

Zach ha solucionado el nulo acolchamiento de la diadema de serie de los Fostex con una banda de piel rellena de material de amortiguamiento, esto junto con el excelente tacto de los pads los convierten sin duda en uno de los auriculares cerrados que he probado a pesar de su significativo peso.

SONIDO

 

Los ZMF Master Model V1 mantienen la innegable característica de un buen auricular planar-magnético, Zach ha tomado como referencia para el tuning y ajuste del sonido final a los Hifiman HE500, que también he tenido y analicé hace algún tiempo en esta misma página junto con el Burson Soloist SL. Pues bien la similitud de los perfiles de ambos es bastante alta, por lo que creo que ha logrado su propósito satisfactoriamente.

Los V1 tienen una respuesta muy lineal y equilibrada al igual que los HE500, destacando sobre todo la zona media junto con un rendimiento en el grave que si uno escucha antes el modelo base de Fostex cuesta creer que ambos tengan el mismo driver.

La textura, naturalidad e impacto característica de los auriculares planar-magnéticos está muy presente en estos ZMF, aportando uno de los mejores graves que he escuchado en un auricular cerrado, podría decir incluso sin pillarme los dedos que el mejor.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En comparación directa con unos Mad Dog estos ZMF Master Model V1 consiguen una respuesta mucho más precisa, dando como resultado un grave igualmente potente y con pegada pero con mayor naturalidad y una mejor claridad al reproducir las distintas notas de un contrabajo. Esta fantástica respuesta me hace preguntarme si unos Audeze LCD-XC (que multiplican por 5 el precio) podrían mejorar significativamente el rendimiento de los ZMF en términos de grave, de momento y a falta de probarlos es algo que me cuesta creer, y sobre todo que el gran sobreprecio merecería la pena.

Otro de los aspectos importantes y cualidad que no todos los planarmagnéticos tienen sobre todo en comparación con un driver dinámico es la fidelidad tímbrica, algo de que los ZMF pueden presumir, sobre todo si tenemos en cuanto que no deja de tratarse de un auricular cerrado. Si bien no llega al timbre fabuloso de mis Sennheiser HD600 se le acerca mucho, pudiendo decir que está por lo menos a la par que los Hifiman HE500.

Gran parte de esto es debido a la buena elección de materiales acústicos de relleno en el interior de las copas, manteniendo al margen reverberaciones extrañas, ofreciendo siempre un decay muy natural y progresivo en las voces e instrumentos.

Los medios se sitúan en un plano ligeramente adelantado, algo menos que en el caso de los HE500, pero eso no quita que cualquier tema vocal sea muy disfrutable con este auricular, sobre todo gracias a ese timbre tan bien logrado. Existe un muy ligero énfasis en el medio-grave que no enturbia para nada el resto de frecuencias y ayuda a aportar mayor cuerpo a las voces, volviendo el sonido más lleno y con un toque cálido.

Balance tonal y transiciones son muy correctas en este auricular, no destaca por la rapidez de un driver dinámico de alto nivel como el de los HD800, pero sí consigue un mejor ataque de notas que los Mad Dog de Mr.Speakers, al lado de los cuales resalta como un auricular más neutro y más correcto desde un punto de vista puramente audiófilo.

Acompañando al conjunto sonoro los agudos responden muy bien incluso ante las no tan buenas grabaciones, y no he apreciado ninguna aspereza ni estridencia. En general tienen buena extensión y si bien no logran la extensión natural de un auricular abierto, me parece excelentes para un auricular de este tipo (cerrado).

La escena es más bien reducida, la situaría a la par de unos Focal Spirit Classic y destaca por una gran coherencia y perfecta ubicación espacial de los instrumentos, tanto es así que casi no echo de menos a un auricular abierto cuando los escucho.

 

Amplificación

A pesar de dejarse escuchar de manera bastante satisfactoria desde reproductores potentes como el Ibasso DX90 o un FiiO X3, los ZMF donde realmente brillan es con amplificación estacionaria. Este driver aguanta una gran potencia de entrada, 3 W, por lo que mi Violectric V100 con 2,2 W bajo una carga de 50 Ohm (justo la impedancia de este auricular) directamente los hace volar, sacando lo mejor de ellos en cada momento. Dinámica, pegada, precisión y timbre, este combo lo tiene todo y me cuesta creer que pueda defraudar a alguien; el rendimiento es tal que en ocasiones me ha hecho pensar “sería perfectamente feliz con esto y nada más”, puede haber auriculares más resolutivos, más neutros o con un mayor nivel de detalle pero los ZMF son musicales y no veo que hagan nada mal, te hacen disfrutar con tu música, enfrentándose a rivales de mayor precio sin ningún tipo de complejo.

 

CONCLUSIONES

 

Veo a los ZMF Master Model V1 como un auricular sobresaliente dentro de su gama de precios e incluso en gamas superiores. Tanto si buscas tu primera incursión en el mundo de los auriculares planar-magnéticos, como si buscas un auricular cerrado definitivo y sin que el precio se dispare estos auriculares deberían estar en lo más alto de tu lista.

Se pueden adquirir directamente a través de su web con un precio base de 349 usd. Se realizan envíos internacionales sin problema, no obstante y ante cualquier duda o solicitud de otras opciones/extras para vuestro modelo en concreto podéis poneros en contacto con Zach y él aclarará vuestras dudas.

http://www.zmfheadphones.com/order-the-zmf/zmf-master-model

 

Agradecimientos a Zach por su magnífica atención en todo momento, gran amante de la música y de los auriculares aparte de un buen profesional.

 

Gracias por vuestra lectura,

Yago.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...