La australiana Burson se distingue por una labor loable de hacer todo en casa. Con diseños discretos propios que incluso sirven como upgrade para los circuitos de otras compañías.

El V6 es uno de los operacionales discretos que ofrece Burson, y parte como una evolución de los exitosos V5. Un operacional es básicamente un amplificador de señal con dos entradas y una salida, alimentado por continua. El estándar habitual de la industria es la utilización de los operacionales integrados, que sin duda ofrecen un costo de fabricación mucho más bajo y su aplicación resulta más sencilla debido sobre todo al compacto tamaño.

Sin embargo en la búsqueda de la máxima calidad los diseños discretos siguen imponiéndose en muchos casos hoy en día en este mundo tan digital y miniaturizado.

Tras unos 12 años de desarrollo, y seis generaciones distintas de diseños, los V6 son los operacionales más perfectos y precisos que ha creado Burson hasta ahora. Auténticos referentes en el mercado.

El diseño de estos operacionales tan poco habituales está unido a un precio bastante más elevado, debido a la calidad de los distintos componentes elegidos, así como a la mayor dificultad de manufactura. En concreto para el model V6 Vivid el precio unitario es de 70$, unos 65€ al cambio.

En el caso del Playmate tenemos la opción de montarlos por pareja, bien para la parte encargada de amplificar nuestros auriculares, o bien para las salidas de previo analógicas. En este caso gracias a Burson recibí dos parejas del modelo V6 Vivid, por lo que puede disfrutar del «upgrade» total, que eleva a un nivel completamente distinto al pequeño PlayMate.

Hay dos opciones con diferentes perfiles de sonido que podéis elegir dentro de los V6, el «Classic» y el «Vivid». En la siguiente gráfica Burson trata de plasmar un poco las características de cada uno, de manera subjetiva:

Sustituirlos es casi un juego de niños. Simplemente se trata de abrir la tapa para retirar los 4 NE5532 que vienen en el modelo básico del Playmate, y en el lugar de ellos colocar los nuevos V6.

Para ello en el propio manual se incluye un gráfico muy ilustrativo, para que no tengáis pérdida.

Una nota importante es que estos operacionales discretos son compatibles no sólo con productos de la propia Burson Audio, sino que los podéis emplear para hacer un upgrade rápido y directo de cualquier otro amplificador que tenga la opción de operacionales colocados en zócalos sin soldar.

El listado de compatibilidad que aporta Burson es el siguiente (*muy importante verificar de si el modelo que reemplazamos es simple o dual):

Dual Op-amps: 
AD823, AD823AN, AD8066, AD8620, AD712, AD827, C4570, JRC4556AD, JRC4580, JRC5532, JRC5532D, JRC5534, LF353, LM4562, LME49860, LM833N, MUSES8920, NE5532, NEC4520, NEC4570, NJM2068D, NJM2114, NJM2214D, NJM4558, NJM4558D, NJM4560, NJM5532, NJM4558P, OP275, OPA1612, OPA2277PA, OPA2132, OPA2134, OPA2604, JRC4558, RC4558D, RC4558P, TL052, TL072, MUSES01, MUSES02, MUSES8820, MUSES8920, BA15532.

Single Op-amps: 
NE5534, LT1122, TL071, OPA134, OPA627, AD811, AD829, AD844, OPA604, AD8610, AD711, AD797, LME49990, LME49710

Al tratarse de un diseño discreto la elección de los semiconductores está mucho más cuidada, y se optan por condensadores WIMA, resistencias de alta precisión japonesas TKD y transistores de efecto campos «matcheado» en entrada y salida. Así como un encapsulado específico y estudiado para disipar mejor el calor.

La temperatura es algo a lo que quizás no se le preste demasiada importancia pero es totalmente clave para la correcta amplificación de la señal y funcionamiento de los semiconductores, dentro de su zona de trabajo, sin alteraciones.

En el siguiente enlace podréis encontrar con más detalle algunas especificaciones y guías que da Burson para tener en cuenta en el «opamp rolling».

De serie los V6 vienen con un zócalo DIP8 extra acoplado, que deberemos retirar para que nos permita cerrar la tapa del Playmate correctamente.

Sonido

Una vez colocados los 4 V6 «Vivid» las diferencias son bastante claras, sobre todo con auriculares orejeros.

De serie el Playmate se muestra como un producto sumamente equilibrado, con un sonido muy correcto y al que no se le puede achacar nada, pero con los nuevos operacionales todo cobra más textura y profundidad.

Uno de los puntos que debo mencionar es que cuando se utilizan iems o customs el ruido de fondo se eleva ligeramente, por lo que deduzco que están más enfocados a orejeros más exigentes en general.

Es por ello que centré mis pruebas utilizando los Focal Elear, que un buen compañero me prestó durante 2 semanas para el test.

El nivel de precisión y transparencia es superior, comparado con los operacionales de serie da la sensación de que todos los instrumentos y distintos sonidos están mejor marcados, controlados y acentuados cuando se requiere. Lo que ayuda a una mejor percepción de la dinámica en general.

Prestando atención a los extremos este operacional muestra bastante más información, sobre todo en el extremo agudo, donde tiene más extensión, y no parece caer tan prematuramente como los operacionales de serie del Playmate.

Si ya de por sí el Playmate es un excelente aparato con los V6 eleva su rendimiento a un nuevo nivel, que lo hace competir fácilmente con DAC/Amplificadores con un PVP muy superior. Sin ir más lejos no tendría problema en escoger este conjunto por encima del Mytek Brooklyn para la escucha con auriculares, sin duda alguna.

Conclusiones

Sea cual sea tu amplificador o DAC, los operacionales V6 de Burson son un rotundo «upgrade», rápido y directo. Antes de cambiar de modelo daría sin duda una oportunidad previamente al simple «opamp rolling» que nos propone la marca australiana, los resultados pueden llegar a ser sorprendentes.

Con una calidad incuestionable están tan seguros de ello que además ofrecen garantía de por vida.

*Equipo utilizado para la valoración: Burson Playmate, iKKO OH-1, Oriolus Finschi, Vision Ears VE-6 Xcontrol, Focal Elear.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...