5 Ago

Cozoy Astrapi

1172506_10151584910143715_1767719850_o

Por Yago,

El término “audiophile on the go” está cada vez más de moda, bien sea por cuestiones de tiempo y lugar, o simplemente por facilidad, cada vez son más los usuarios que escuchan música desde su móvil, y demandan una calidad mayor. Cuando uno se gasta 150 euros o más en unos IEM o auriculares portables bonitos pero que además suenen bien, quiere sacar lo mejor de ellos ¿cierto?

Por desgracia en Europa sufrimos el síndrome de los Iphone “capados” y muchas son las veces en las que desearíamos unos puntos más de volumen para que nuestros auriculares fueran más desahogados, sobre todo si son orejeros portátiles. Pero no solo los teléfonos de la manzana, muchos son los smartphones del mercado que no están preparados para entregar la suficiente potencia a nuestros auriculares, como para que nos paremos y pensemos “qué bien suena esto…”

El pequeño DAC/Ampli Astrapi entra en juego para ofrecernos una solución práctica y eficiente, sin necesidad de alimentación externa, enchufar y listo.

Cozoy es una marca filial de Shozy, compañía también afincada en Honk Kong y conocida por el DAP Alien, raro por carecer de pantalla y por sus formas angulosas, pero alabado a partes iguales por su calidad de sonido; un concepto simple y efectivo, así como lo es el Astrapi.

http://www.cozoyaudio.com/main/

Raro y bienvenido es también el perfecto inglés y diseño minimalista de la web de Cozoy, todo el marketing que rodea a esta marca es bueno y está bien planificado, perfectamente europeizado; de hecho el embalaje y presentación podría pasar por un producto de Apple, del que sin duda han tomado parte de inspiración.

Dentro encontraremos todo lo necesario para hacer funcionar el Astrapi bien sea directamente conectado al PC/Mac, a nuestro smartphone Android o Iphone, con este último nos olvidaremos del “camera kit”, ya que el cable lightning incluido es todo lo que vamos a necesitar para que funcione a la primera sin problemas, en este punto Cozoy puede presumir de una compatibilidad absoluta, e incluso de una colaboración estrecha con Apple (según el propio director de Cozoy) para obtener cables genuinos.

005

El diseño y construcción son un buen ejercicio de ingeniería en el que prima la ligereza y la portabilidad, hace parecer al HRT MicroStreamer hasta grande y pesado, sabiendo que no lo es. El Astrapi es lo que debería ser, aplicando la lógica, un complemento de audio perfecto para nuestros smartphones, haciendo referencia al tamaño. Si unimos la corta longitud del cable a los apenas 10 g de peso el conjunto es muy llevadero.

Inteligente es la adición de la pinza en la parte trasera para así poderlo enganchar al bolsillo de nuestra camisa o pantalón sin mayor problema, y es que es un producto pensado para llevar “en marcha”, y debo decir que el objetivo está sobradamente cumplido.o

Olvidaros de archivos de alta resolución ya que el Astrapi está limitado a 16 bit/ 44,1 Khz, haciendo un “downsampling” a todo archivo que supere esa tasa de muestreo y profundidad de bit. Alguno puede que lo eche en falta pero sinceramente para una escucha en marcha un buen archivo FLAC en 16 bit se antoja más que suficiente, lo que ofrece por ejemplo TIDAL, el cual se ha vuelto una útil herramienta en las pruebas con mi Iphone 6 Plus 16gb.

¿Hablamos de sonido?

Hasta este punto todo pinta bien, construcción en aluminio, diseño perfectamente ejecutado, diminuto, ligero y fácil de llevar. Pero no es oro todo lo que reluce y siendo un poco exigente el Cozoy Astrapi no es ningún producto milagroso, con un rendimiento con algunos peros.

Al carecer de control de volumen analógico, al igual que el HRT MicroStreamer, este se realiza de manera digital, mediante 16 pasos con un incremento de 3dB en cada uno, lo que resulta excesivo para la mayoría de auriculares del tipo in-ear, sin hablar de los Custom IEM más sensibles como mis Vision Ears VE6-Xcontrol con los que incluso el volumen más bajo resulta demasiado alto, lo que imposibilita una buena escucha.

Dejando a un lado el rendimiento con IEM, sobre todo de alta sensibililidad y drivers del tipo BA, el Cozoy Astrapi es un buen aliado cuando necesitamos un extra de volumen para nuestros orejeros portátiles, con los que quizás un Iphone europeo capado o muchos otros móviles con poca potencia de salida se vean bastante justos. En estos casos el Astrapi sí logra un mejor rendimiento, que si bien sobre el papel y en términos objetivos de distorsión, separación de canales…no logre superar a un Iphone 6 sí consigue aportar una sensación de mayor dinámica y punch, sensación provocada por la mayor cantidad de volumen disponible, y un perfil que para mi sorpresa resulta más neutral que el del Iphone 6 Plus, el cual si soy sincero suena algo apagado con ciertos auriculares de serie, algo que no siento con el Iphone 6 “a secas”.

El sonido del Astrapi es rápido y enérgico, con un decay rápido y un grave que se centra más en pegar rápido que en lograr una extensión destacable. Todas las características generales hacen que el perfil caiga más en el lado brillante que en el cálido, con ligeras estridencias si el auricular usado no es el adecuado por perfil, se lleva mejor con los que tienen un sonido más lento y cálido.

Lado a lado con el MicroStreamer de HRT este ofrece un resultado mejor trabajado y con un nivel de refinamiento mayor, el grave también suena más lleno y no tiene problemas con los in-ear o auriculares de baja impedancia y alta sensibilidad, de hecho en este plano el MicroStreamer da una buena lección al Astrapi. No tanto así utilizando orejeros portátiles de media impedancia como pueden ser los Master & Dynamic MH40, el rendimiento con ambos es bueno, pero afinando el MicroStreamer sigue siendo superior, con una escena más creíble y un mayor nivel de detalle.

Con in-ear de driver dinámico algo más duros de mover el resultado se torna mucho mejor, los Chord & Major Jazz suenan más plenos con el Astrapi y con un mayor margen de volumen, ya que el Iphone 6 Plus (capado) tiene problemas de volumen con ellos con una grabación de alto rango dinámico.

009

No obstante su tamaño y sus funciones resultan tan prácticas que los peros en cuanto sonido parecen algo mitigados. ¿Quién no ha estado en una fiesta y ha querido conectar su Iphone al equipo de música para poner esa canción que nos gusta tanto?

En ese tipo de situaciones el Astrapi se vuelve un producto muy adecuado, la salida en línea se obtiene situando al máximo los pasos de volumen, puede que no sea la manera más correcta pero el resultado es bueno y sobre todo muy potente, perfecto para esas situaciones que surgen y en las que no prima tanto la fidelidad como lo práctico.

Conclusiones

El Cozoy Astrapi es un pequeño DAC/ampli construido de manera sobresaliente, con una funcionalidad de matrícula y un tamaño con el que pocos pueden rivalizar. Por otro lado los peros cuando se conectan IEM de baja impedancia y alta sensibilidad recortan el adjetivo a “bueno”. Si buscas algo práctico, ligero y en cierto punto bastante “Applelizado” para tus orejeros portátiles, el Astrapi es una buena opción en torno a los 100 euros, no requiere del “camera kit”, es enchufar y listo.

Si por contra tu plan es utilizarlo con un móvil Android o tu portátil existen opciones con mejor rendimiento como el MicroStreamer, que sigue siendo a día de hoy el rival a batir.

008

Agradecimientos a Cozoy por hacer posible esta review.

Saludos a todos y nos vemos en la próxima review, más pronto que tarde.

Yago.

Yago

Yago

Lo reconozco, me encantan los auriculares...

More Posts - Website

Comparte: