Por Yago,

High Resolution Technologies , más conocida como HRT, es una marca con bastante experiencia y buena fama en su gama de USB DAC, gracias a modelos como el Streamer II/ II+ que siguen siendo aún a día de hoy una de las apuestas más seguras dentro de su precio.

Con la salida del MicroStreamer intentan  hacerse un hueco en el mercado de los DAC/Amplificador por USB,  sacando un producto con dimensiones ínfimas y una construcción muy sólida. Entran en un segmente del mercado en un evidente crecimiento, y que está sufriendo una especie de “Boom” en estos 2 últimos años.

¿Competidores directos?
Audioquest Dragonfly y Meridian Explorer son los primeros que me vienen a la mente, aunque quizás por el rango de precios veo más competencia al primero que al segundo.

PRESENTACIÓN  Y CONSTRUCCIÓN

 

Dentro de una caja de cartón blanca bastante espartana nos encontramos con el MicroStreamer acompañado de los 2 únicos accesorios.

-Cable  Mini USB Monoprice de unos 40 cm de largo.

-Funda de símil terciopelo.

Nada destacable aquí, quizás en este apartado es donde más se recorta para la obtención de un precio competitivo, que es de unos 180 euros para España, primera ventaja sin duda frente a sus rivales.

La máxima expresión en cuanto a portabilidad, es lo que primero atribuiría a las dimensiones del MicroStreamer, realmente sorprendentes las cotas de miniaturización teniendo en cuenta todas sus funciones.

En un pequeño chásis de aluminio ensamblado al sur de California, acoge las funciones de DAC USB, capaz de soportar tasas de 24bit y
96Khz de forma nativa y sin necesidad de drivers adicionales, aparte de una sección de amplificador para auriculares y salida en línea para altavoces u otro amplificador estacionario (ambas salidas son de 3,5mm)

Al igual que el Meridian Explorer vienen con el indicador de la frecuencia de muestreo correspondiente al archivo reproducido en cada momento, mediante el encendido de una serie de LED situados en un dorsal del MicroStreamer. El conjunto es muy sólido y da sensación de seguridad frente a la movilidad diaria, pudiéndolo llevar en el bolsillo de nuestro pantalón o camisa sin apenas notar su presencia.

ESPECIFICACIONES DEL FABRICANTE

SONIDO

En todo el tiempo de pruebas he de decir que el MicroStreamer se ha convertido en el compañero perfecto para lugares como la biblioteca, o incluso haciendo uso de su compatibilidad con Android junto con mi Samsung Galaxy S3 como fuente digital.

Antes de comenzar el análisis de este apartado con mayor profundidad debo mencionar el equipo utilizado para ellos:

-Fuente: Netbook Asus 1225B, Foobar 2000 con plugin ASIO reproduciendo
archivos FLAC (16bit/44.1khz y 24bit/96khz) // Samsung Galaxy S3 i9300

-Cable USB:Forza AudioWorks  Copper  Series Twin USB cable

-Auriculares: Phonak Audeo PFE 022 (filtros
negros), Sennheiser Momentum, Sennheiser HD600 y Hifiman HE400.

 

Bajo un “caparazón” tan pequeño lo primero que sorprende es encontrarse un sonido así de limpio y con una escena tan amplia.

No obstante sus pequeñas dimensiones me llevan a pensar que no sería demasiado adecuado para auriculares con especificaciones exigentes como pueden ser los Sennheiser HD600, y efectivamente con estos, aún llevándolos a volúmenes altos, no consigue la autoridad necesaria para que la escucha me resulte del todo satisfactoria. Pero no nos engañemos, con estas dimensiones, que son aproximadamente la mitad que un Explorer, sería poco menos que un milagro que consiguiera mover auriculares exigentes a un buen nivel.

Me he centrado por lo tanto en auriculares menos exigentes y más apropiados para un uso portátil, como pueden ser mis Phonak Audeo PFE 022 en IEM, o los nuevos Sennheiser Momentum.

 

El DAC que incorpora el HRT lleva una interfaz USB de clase 1, por lo que como mencioné antes no requiere de drivers adicionales. En un principio tuve algún pequeño problema de reproducción usando el Foobar 2000 junto el plugin WASAPI, por lo que me puse en contacto con Kevin del soporte técnico de HRT (gran atención al cliente por cierto) y me sugirió que optara por el plugin
ASIO, ya que en Netbooks (con hardware poco potente) como el mío,  la capacidad de administrar el flujo de datos digitales a través los puertos USB no era la suficiente para una reproducción adecuada, debido a la falta de RAM y capacidad del procesador. No obstante una vez cambié al plugin ASIO no tuve ningún problema más, todo perfecto.

Uno de los primeros discos que utilizo para testar es el de Buena Vista Social Club, en este caso en formato DVD Audio ripeado a 24bit y 96khz. El MicroStreamer lo reproduce sin problema (indicando con su LED los 96Khz, tasa máxima soportada)

 

El sonido con los Momentum es muy limpio y cristalino, a diferencia del Explorer con un sonido más dulce, el MicroStreamer tiene un mayor impacto en la zona grave. Algo sin duda influído por su baja impedancia de salida de tán sólo 0,5 Ohm, por lo que el buen trabajo con los IEM sensibles está también asegurado.

El grave por lo tanto tiene una buena pegada, es rápido y no tiene mucha extensión en el tiempo, algo que agradecen los Momentum, ya que, tienen un grave “relajado” y algo lento  tan característico de algunos modelos de Sennheiser.

 

La transición a la zona media se produce de manera muy lineal, sin énfasis en el medio grave lo que proporciona unos medios muy claros, algo que ayuda sin duda percibir con mayor facilidad el nivel de detalle general, que si bien no es abrumador ni tan bueno como el Explorer llega a unas cotas muy buenas, excelentes por el precio.

Las voces sin duda suenan desde una posición algo adelantada respecto al resto de frecuencias. Escuchando el tema “Summertime” del Melody Gardot se aprecia un buen timbre acompañado de un decay muy agradable en su voz.

Situaría al MicroStreamer ligeramente hacia el lado brillante y neutral dejando a un lado la pegada del grave, que como mencioné anteriormente es bastante destacable y sin duda mayor que la que obtenía con el Meridian Explorer.

Con repecto a la zona aguda goza de buena extensión, y tiende ligeramente al lado brillante, si bien no tiene silbancias ni estridencias, está muy “viva” algo que agradecen mis auriculares portátiles, ya que, tanto los Sennheiser Momentum como los Phonak Audeo (con filtros negros) se caracterizan por un perfil más bien oscuro.

La escena sonora es amplia y desde luego sorprende que provenga de algo tan pequeño. No llega a la profundidad del Meridian Explorer ni quizás a las cotas de refinamiento general, pero estamos de un producto que cuesta la mitad y está orientado a un uso más portátil junto con un trabajo con IEM remarcable.

 

FUNCIÓN COMO DAC

 

Para la función como DAC del MicroStreamer  se destina una salida mediante Jack 3,5mm a 2,25 V fijos. Es por lo tanto ligeramente más potente que la del Meridian Explorer, siguiendo con un perfil parecido a la de su salida de auriculares, es decir sonido limpio, claro y potente.

Haciendo las pruebas con archivos FLAC conectándolo al amplificador estacionario Rein Audio X-Phone y moviendo unos Sennheiser HD800 en ningún momento se echa en falta la potencia y el sonido está libre en todo momento de distorsión. Es evidente que no llega al rendimiento de un DAC estacionario dedicado, pero el resultado es muy gratificante sobre todo viendo de donde proviene el sonido, con tan reducidas dimensiones.

Agradece sin duda los archivos en alta resolución, un mp3 a 320 kpbs no va a sonar mal del todo, pero el MicroStreamer nos ofrece una buena capacidad de escala cuanto mayor sea la calidad del archivo, y es algo que no debemos desaprovechar.

 

Un punto importante de susceptible mejora en el MicroStreamer está en el cable USB.  El Monoprice que trae de serie hace un trabajo aceptable, pero usando un cable de mayor calidad se obtiene un mejor resultado final.

En este caso he utilizado el Forza AudioWorks Copper Series Twin USB cable, marca con la que ya tuve experiencia anteriormente.

A continuación os voy a hablar un poco sobre este cable y a mencionar las mejoras que he podido apreciar utilizándolo.

En cuanto a construcción Matthew (único miembro de la Forza AudioWorks) realiza los cables adaptándolos a las necesidades de cada uno, en mi caso he optado por una longitud más bien corta, de unos 25 cm, adecuándose a mis necesidades portátiles.

Esta marca polaca está realmente concienciada con el medio ambiente, y para los embalajes utiliza materiales 100% reciclados, cartón y algodón ecológico biodegradable.

Los materiales utilizados para el cable son cobre FAW Cryo 7N OCC con aislamiento del PE, todas las soldaduras con estaño Cardas (sin plomo). Dispone de una conexión a tierra por separado tanto para la línea de la señal digital como para la línea de alimentación. Esta configuración junto con el trenzado del cable ayuda a la reducción de ruidos no deseados en la señal.  El cable está recubierto por una malla de Nylon.

¿Qué cambios he podido apreciar con este cable de mayor calidad?

Más bien puedo hablar de matices, no de un cambio del día a la noche en el resultado final. El sonido en términos generales es más refinado, y percibo un mayor control en los extremos, sobre todo en la zona aguda, aportándole mayor suavidad. Las voces ganan un poco en calidez y por así decirlo el sonido resulta un poco menos digital a mis oídos. En la parte del grave aparte de un mejor control se consigue una mejor textura en cuanto a voces masculinas.

¿Merece la pena la inversión?

Eso es cuestión de cada uno, pero bajo mi punto de vista la mejora en el resultado final ha sido cuanto menos interesante y mayor de la que me esperaba (confieso que era un poco escéptico en la influencia de los cables digitales antes de probar el resultado por mí mismo)

Tiene un precio de 69 euros  + envío para la versión de 0,5 m. Viene con 2 años de garantía (tarjeta con fecha de compra incluída) y se puede adquirir poniéndose en contacto con Matthew a través de su web http://www.forzaaudioworks.com/

En unos días tendrá una nueva página disponible para poder realizar las compras a través de la propia web.

 

CONCLUSIONES FINALES

 

HRT ha entrado de lleno en la lucha por el mercado de los USB DAC, con una apuesta bien pensada y muy funcional.

Lo recomendaría para aquellos que busquen un producto fiable, relativamente asequible, con unas dimensiones realmente reducidas y una relación calidad/precio difícil de batir.

Los auriculares de baja impedancia y los IEMS son los compañeros de viaje perfectos para el MicroStreamer, que junto con un precio de unos 180 euros parte con ventaja ante sus principales rivales.

Se puede adquirir en diversas tiendas web y físicas, en el siguiente enlace de Sound -Pixel (distribuidor oficial de HRT para España) podréis encontrar la tienda autorizada más cercana a vuestro lugar de residencia para adquirirlo

http://www.sound-pixel.com/stores

Así mismo comentaros que para la gente de Vigo y alrededores, la tienda HD Systems es vendedor autorizado de HRT también  http://hdsystems.es/

Agradecimientos especiales  a
Gustavo Roales de Sound Pixel y también a Manuel de HD Systems que han hecho posible esta review y me han ofrecido su atención y profesionalidad en todo momento.

 

Gracias a todos por vuestra lectura,

Yago.

Compartir:
Yago
Autor Yago

Lo reconozco, me encantan los auriculares…