Por Yago.

Cada vez más compañías de reconocido prestigio se adentran en el mercado de los DAC USB.

 

La última en hacerlo ha sido la británica Meridian, fundada en 1977 y conocida por la calidad de sus productos, así como su larga
experiencia en el mundo del audio. 
Meridian nos presenta con el Explorer USB DAC, un dispositivo que coge en la palma de la mano, y promete un gran sonido para nuestros auriculares o altavoces en cualquier PC/Mac, con sólo enchufarlo a un puerto USB.

Ante la curiosidad que me despertó este producto, me puse en contacto con el distribuidor oficial de Meridian para España, Stars Audio Visual  http://www.starsav.com/

En apenas dos días tenía una unidad de prueba en casa, totamente nueva y sellada de fábrica, antes incluso del lanzamiento en España, algo que por otro lado es inminente.

Agradezco enormemente la atención prestada por sus profesionales, ya que, sin ellos no sería posible esta review. Me han facilitado el PVP oficial para España, será de 350 euros IVA incluído.

 
 

PRESENTACIÓN

 

 
 
 

El Meridian Explorer viene en una elegante y sencilla caja negra. Con una clara intención de distinción en el embalaje, para que en ningún momento se nos olvide que estamos ante a un producto de alta gama, no un US DAC cualquiera, ya que, soporta tasas de muestreo de hasta 192 KHz en 24 bit  y de forma nativa.

 

La presentación está cuidada hasta el más mínimo detalle y el Explorer es lo único que vemos, junto con la frase “ Passion for Music”. En el fondo de la caja nos encontramos con el cable mini USB (realmente corto) , el manual de usuario y una pequeña funda de símil terciopelo con dos compartimentos para guardar el Explorer y el cable USB.

 

DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN

 

 

Dimensiones: 102 x 32 x 18mm

Peso: 50g

 

Compacto, ligero y perfectamente acabado.  Con forma semicilíndrica y terminación en aluminio mate, el Meridian Explorer es un compañero perfecto para llevarlo junto con nuestro portátil, en cualquier bolsillo y a cualquier parte.

No llega a las cotas de miniaturización del Audioquest Dragonfly (competidor directo) pero es igualmente de transportable. Así mismo es claramente superior en cuanto a elección de materiales se refiere, optando por el aluminio, dejando en mucha menor medida los plásticos , que sólo están presentes, y con un acabado negro “gloss”, tanto en la parte frontal como
trasera del Meridian Explorer.

Dispone de una pequeña base rectangular con textura gomosa, para asegurar el apoyo en las superficies.

En la parte delantera distinguimos la conexión mini USB de tipo B, que requiere una toma de 5V y unos 500 mA, por lo que se basta para alimentarse con un puerto USB de nuestro portátil/PC.

En la parte posterior tenemos la salida de auriculares (3,5mm) y una salida en línea a 2V fijos para conectar a un previo/amplificador, la cual también hace función de salida digital mediante S/PDIF, en este caso limitada a 96 kHz.

El aluminio goza de una terminación y textura al tacto de alto nivel, todo está muy bien ensamblado y no he podido encontrar ni el más mínimo defecto superficial; la precisión en este aspecto es milimétrica.

En la circuitería interior Meridian no he escatimado en componentes de la mayor calidad, tomando parte de la tecnología que incorpora en algunos de sus productos de gama alta, con bastantes más ceros en el precio. Algunos componentes a destacar son los condensadores Nichicon o el procesador XMOS L1.

Para garantizar la mejor calidad de la señal  lleva incorporada la tecnología de USB Asíncrono, por lo que el propio reloj interno del Meridian Explorer es el que se encarga del flujo de la señal digital enviada por el ordenador. Así mismo está optimizado para soportar una gran variedad de tasas de muestreo, incluyendo las no tan comunes 48 kHz, 88.2 kHz y 176.4 kHz, aparte de las más populares 44.1 kHz, 96 kHz y 192 kHz.

Según la frecuencia del archivo que estamos reproduciendo,se iluminarán 1,2 o 3 de los LED blancos que se encuentran en la carcasa del Meridian.

1 LED iluminado, archivos de 44.1/48 kHz

2 LED iluminados para los 88.2/ 96 kHz

3 LED iluminados cuando reproducimos pistas en 176.4 o 192 kHz.

Si sois usuarios de Mac no tendréis que hacer nada más que enchufar el Explorer a un puerto USB y listo, no requiere instalación de ningún driver.

Por otro lado para usuarios de Windows se requiere la instalación de driver, algo que lleva menos de 2 min y está disponible directamente a través de la web de Meridian, http://www.meridian-audio.com/en/collections/products/explorer-1000/4/support/

SONIDO

 

Para esta valoración he conectado el Meridian Explorer a mi Netbook Asus 1225B, usando Foobar 2000 como reproductor y el plugin Wasapi 3.0 en “push mode”.

Todos los discos que he usado para el test están en formato FLAC, normalmente a 16 bit y 44.1 kHz pero también lo alguno de 24 bit a 96 kHz e incluso a 192 kHz. Todos estos formatos los ha reproducido sin ningún tipo de problema.

Alguna muestra de ellos:

 

-Buena Vista Social Club- Buena Vista Social Club (dvd audio 24 bit 96kHz)

-B&W- Audiophile Collection Vol.2

-Melody Gardot- The Absence

-Stevie Wonder- Innervisions (24bit  96kHz)

-Patrick Watson- Adventures in your own back yard

-Dire Straits- On Every Streets

-Kings of Convenience- Declaration of Dependence

-Dvorak- Symphony Nº8

-Yo Yo Ma- Soul of the Tango

 

Como DAC + amplificador de auriculares

 

 

Meridian declara 130mW a 16Ω, con esta cifra y a pesar de no parecer muy llamativa es capaz de mover desde iems con alta sensibilidad a orejeros con cierto requerimiento de potencia. De hecho, los dos auriculares que más he escuchado y disfrutado durante mis pruebas han sido los Sennheiser HD650 y los Hifiman HE-400. El control de volumen se integra con el de Windows, algo de lo que a pesar de no estar acostumbrado, no me ha supuesto ningún tipo de problema, y ahora lo encuentro hasta práctico en cierta medida.

Lo primero que llama la atención con el Meridian Explorer es la escena y el tratamiento de los agudos (de los que hablaré un poco más adelante), realmente sorprende por la profundidad, parece que el sonido provenga de un amplificador estacionario de muchas mayores dimensiones.

Hay una gran coherencia entre los distintos planos sonoros, todo está en su sitio y muy bien definido, el resultado refleja un gran trabajo en este aspecto.

El sonido vienen proyectado desde el fondo de la habitación para situarnos, sorprendiendo en lo profundo y en altura, los dos canales parecen fundirse en uno solo en algunos momentos, por lo tanto el efecto estéreo de la imagen está conseguido de una manera más natural y conjunta, tratando de imitar más a una escucha con altavoces que con auriculares.

La proyección del sonido tiene un origen profundo en la escena, pero todo está pensado para llegar a la imagen central, que es representada de una forma realista y muy creíble, ya sea con los Hifiman HE-400, los Sennheiser HD650 o incluso los Phonak Audeo PFE  022 (aunque se note en menor medida que en los orejeros)

Los Hifiman se ven muy favorecidos por este plus de profundidad, ya que, la imagen central es quizás uno de los puntos no tan buenos en estos auriculares. Por otro lado con los HD650 obtengo una escucha muy placentera, advierto una sinergia realmente destacable con el Meridian Explorer. Desconozco si han utilizado este auricular para el desarrollo del producto pero no me sorprendería nada que hubiera sido así.

Es un auténtico placer poder disfrutar de los HD650 de una manera más que correcta con algo que apenas tienen el largo de un bolígrafo. El rendimiento general supera a varios amplificadores estacionarios con los que he usado los Sennheiser, algo de mérito sin duda. Los acordeones del disco Soul of the Tango de Yo Yo Ma, aparecen proyectados de adelante hacia atrás, con un timbre y una dinámica excelente.

El fondo es prácticamente la negrura absoluta, no se aprecian hiss ni fuidos de fondo incluso con iems.

En cuanto a los medios tienen un punto cálido y aparecen adelantados muy ligeramente, la articulación de la voz de Melody Gardot ha llegado a emocionarme en alguna escucha. La limpieza y claridad en el sonido está presente en todo momento, con un muy buen nivel de detalle tanto en términos generales como en el micro detalle cuando es preciso. Y digo esto porque el Meridian Explorer me ha hecho disfrutar también de alguna grabación en mp3 320 kpbs, e incluso escuchando música desde Spotify  por lo que a pesar de soportar altas tasas de muestreo no se muestra crítico en exceso con la calidad del archivo.

Los graves tienden a destacar por el impacto y la definición, llegan bastante abajo, tienen una buena textura y no se extienden demasiado en el tiempo, son precisos y desaparecen en el momento preciso para dar paso al protagonismo del resto de las frecuencias.

En cuanto a los agudos, qué decir de ellos, son bajo mi punto de vista, perfectos, tanto en extensión como en claridad. Ofrecen una gran cantidad de información sin caer ni en silbancias, asperezas o “frialdad” en el sonido. Hablando de potencia, quizás no llegue a moverapropiadamente unos auriculares muy ineficientes como los Hifiman HE-6 pero estoy seguro que la gran mayoría encontrará el volumen más que suficiente para todo tipo de auriculares.

Para poneros un ejemplo con los Sennheiser HD650 utilizo un55-60% del volumen total disponible, y suelo escuchar a volúmenes más bien altos. Con los Hifiman HE-400, con algo más de necesidad de potencia, establezco un nivel de volumen en torno al 65-70% por encima de esto ya me resultan volúmenes perjudiciales. No obstante requiriendo el 100% del volumen no se aprecia ningún tipo de distorsión o incoherencia en el sonido, el sonido es fuerte y extremadamente limpio.

Algo que por otro lado es bastante común en los DACalimentados por USB y con sección de amplificador para auriculares, al demandar altos volúmenes aparecen ciertas distorsiones. Afortunadamente con el Meridian Explorer no sufro nada de eso.

 

 

Rendimiento como DAC

 

Para la valoración del Meridian Explorer, he utilizado su salida en línea fija a 2V conectado a un varios amplificadores estacionarios. Me ha sorprendido gratamente el papel del Meridian como DAC también superando en algunos aspectos tanto al ODAC de JDS Labs como al Yulong D100 II ambos con una gran reputación dentro de sus categorías.

Manteniendo un perfil detallado y una escena amplia y profunda, la sección del DAC del Meridian destaca por su fluidez y neutralidad,
aporta un punto de “carnosidad”  a las voces que es de agradecer, y guarda en todo momento un nivel de detalle a la
altura.

Estaría situado en un punto intermedio entre la neutralidad y cierta frialdad del ODAC y la calidez del Yulong D100II. Por lo tanto este apartado lo supera, y con nota.

 

 

CONCLUSIONES FINALES

 

 

A pesar de ser la primera incursión de Meridian en el mundo de los DAC  portátiles por USB, ha demostrado con creces que es capaz de hacer un producto redondo al primer intento.

Con una sección de amplificador brillante en conjunto, unido al refinamiento y detalle de la parte del DAC, y siendo de los pocos DAC
portátiles (si no el único) que soporta tasas de 192 kHz de forma nativa, sitúan al Explorer como un verdadero rival a batir dentro de su categoría, un producto sin duda brillante.

 

Gracias a todos por vuestra lectura,

Yago.
 
 
 
Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...