XDuuo es una de las mejores representantes del «chifi». Artículos asequibles para audiófilos con presupuestos comedidos, pero que no quieren dejar de tener una cierta calidad.

El XP-2 lo podréis encontrar en Xtenik, con envío internacional; y se trata de un útil DAC/Ampli portátil, de reducidas dimensiones y que además incorpora la funcionalidad Bluetooth.

Menos de 100€ tienen la culpa, algo que sin duda resultará atractivo sobre todo para los que miren más el bolsillo.

https://www.xtenik.com/product/xduoo-xp-2/

El «unboxing» y presentación

Han quedado atrás las espartanas presentaciones de muchos de los productos del hifi sub-100€. El XDuuo XP-2 es muestra inequívoca de ello, y viene acompañado de una presentación más que buena, además de una variedad de accesorios suficiente, para que no tengamos que preocuparnos de más.

Entre los cables proporcionados están el de carga por USB, un USB-OTG y USB-Lightning para aquellos smartphones de la manzana. Y es que este XP-2 está pensado para usar «on the go».

Lamentablemente no tenemos funda, ni siquiera de las de símil terciopelo. Hubiera sido el detalle que pusiera la guinda a un empaquetado brillante para el precio.

Como extra también trae un cable analógico de 3,5mm en ambos extremos, para ser uso y disfrute de la entrada/salida analógica. De esta manera se abren las puertas a mayores posibilidades de uso con este pequeño DAC/Ampli, ya sea como unidad todo en uno, o DAC que suple de una correcta salida analógica a un amplificador más potente si fuera necesario.

El diseño

Existen muchos cacharros de este estilo, que son lanzados con la etiqueta de «portátil», que luego no cumplen tales expectativas, bien por su corta duración de batería en uso real, o simplemente por un tamaño demasiado abultado o pesado. El XP-2 es todo lo contrario, ligero, compacto y más fácil de llevar con nosotros que muchos de los smartphones que se pueden ver por las calles, y más con el apogeo de las pantallas de más de 6″, a las que no hace mucho se llamaban directamente «phablet».

El diseño de tipo ladrillo de este XP-2 recuerda mucho al mítico iPhone 4, con el cual comparte unas medidas similares también. Y nadie puede negar que hoy en día sería un móvil de los que se categorizarían como muy pequeños.

Su chasis es fundamentalmente aluminio, rematado con una pintura negra mate. En general el nivel de calidad de construcción es alto, y los conectores se sienten bien fijos, no dan la sensación de que cogerán holgura fácilmente.

Los interruptores de generoso tamaño se agradecen, en una era donde parece que los pulsadores táctiles tienden a destronarlos. En un uso portátil es imprescindible tener un control «a ciegas» del aparato, ya que muchas veces lo tendremos en un bolsillo, y este XP-2 es perfecto para ello.

La rueda del volumen en una esquina del frontal se encuentra amparada por un rebaje en el chasis, para evitar giros fortuitos. También presenta una resistencia de giro tirando a dura.

Para evitar confusiones todos los botones/interruptores están debidamente nombrados, si bien en la parte trasera es complicado distinguir el puerto de carga y el del receptor de la señal digital USB, por la elección de colores en las letras, visibles sólo en ciertos ángulos. Así que antes de ponerlo a cargar aseguraos de que está conectado al USB adecuado, para no llevaros sorpresas.

Especificaciones

-DAC: AKM AK4452
-Versión Bluetooth : 5.0, soporte AAC, SBC, aptX
-Potencia de salida: 245mW (32 ohm de carga)
-Bitrate soportado (máx.): 24bit (192kHz)
-THD+N : 0,008% a 1 kHz
-Ganancia ajustable: +3dB / +9dB
-Respuesta en frecuencia: 10Hz – 100kHz (+/-0,5dB)
-Capacidad batería : 3,7V 1800mAh
-Duración batería: Aux in: 15h; Bluetooth: 12h; USB: 8h
-Peso: 115g

Sonido

Una vez enchufado el tema es coser y cantar si tienes un Mac, o como en mi caso un «Hackintosh», ya que te libras de la instalación de drivers. Mis pruebas las he centrado con la conexión por USB, en su funcionalidad como DAC/Amplificador de auriculares. Pero he intentado también situarlo en todos los entornos posibles, incluso haciendo uso de la entrada Bluetooth, aunque sigo sin ser muy fan de todo lo inalámbrico, básicamente porque aún no se ha conseguido igualar la calidad.

El XDuuo XP-2 es un cacharro extremadamente amigable en el uso diario. Venir de un xDSD puede que tenga que ver, ya que su combinación de luces/pulsaciones para acceder por ejemplo al intercambio de entradas disponibles hace que el simple interruptor del XP-2 parezca un juego de niños.

Con el código de colores: rojo, amarillo y verde, se indica respectivamente que estamos optando por las entradas: USB, analógica o Bluetooth. El emparejamiento por esta última es rápido y efectivo, pero de relativo corto alcance, ya que a partir de unos 3 o 4 m ya se empieza a cortar la señal.

El sonido y potencia de este XDuuo me ha recordado a otro gran representante portátil que probé en su día, el FiiO E12. Más que por potencia, donde el E12 sacaba algo de ventaja, por perfil sonoro.

Con el chip DAC AKM consigue un buen equilibrio entre detalle y calidez, justo para que «trague» con música de todo tipo, incluso la actual que no está bien grabada. No es que el impacto de la amplificación esté al mismo nivel de lo que aportan unos auriculares, pero sí que colabora bastante en el resultado final, sobre todo con auriculares o iems lo suficientemente transparentes y resolutivos, como para mostrarlo.

La potencia en ganancia baja es más que suficiente para todos los iems que he podido enchufarle, incluyendo auriculares de impedancias medias, con sensibilidad no demasiado baja. No tiene problema en mover unos Focal Elear, ATH MSR-7 o unos Audeze EL-8 con suficiente autoridad, y si no estáis contentos con el resultado siempre tenéis la opción de subir la ganancia; algo que no recomendaría a no ser que fuera estrictamente necesario.

El perfil ciertamente musical del XP-2 casa con todo tipo de auriculares, pero especialmente con aquellos que tienden a resultar algo brillantes en la parte alta, o los que agradezcan de un énfasis en el medio-grave.

Me hubiera gustado que tuviera un poco más de juego para escuchas a volúmenes bajos, donde quizás una ganancia algo menos elevada resultaría más apropiada para iems de alta sensibilidad, como los Oriveti OH300. El balance entre canales es muy correcto, y es fácil conseguir un punto de escucha en el que nos sintamos cómodos.

No es ni el ampli más resolutivo, ni el más dinámico, y comparándolo contra modelos mucho más caros como el xDSD carece de la amplitud y separación de este último. Pero por los 100€ realiza su papel a las mil maravillas, con un conjunto muy apetecible, apropiado sobre todo para una primera incursión en los DAC/Ampli a baterías.

El bajo ruido de fondo hace que sin problema lo pueda recomendar para utilizarlo en exclusiva con iems, si son dinámicos mejor. No moverá correctamente ni unos HD800 ni unos HD600, pero para la gran mayoría de orejeros será suficiente, si adecuamos nuestras expectativas a lo que puede ofrecer un aparato portátil, y sin necesidad de estar enchufado a la red.

Para los aficionados a lo inalámbrico, deciros que la calidad no es equitativa a la que obtendréis haciendo uso del USB, o mismamente de la entrada analógica. La pérdida de definición y claridad es más que obvia, incluso con iems o auriculares de no muy alta gama. Pero teniendo en cuenta esto, no es tan mala como en otros aparatos que han podido pasar por la mesa de pruebas, y encuentro atractiva esta opción para esos días en los que queréis salir a pasear con el móvil en un bolsillo, el XP-2 en otro y vuestra «playlist» de Spotify favorita. En general en todos esos momentos en los que no tengáis el nivel de exigencia o el oído alerta.

Conclusiones

Las empresas chinas tienen cada vez más en cuenta las últimas necesidades del sector, y son de las primeras en adaptarse para lanzar productos como el XP-2. Un «todo en uno» muy interesante por el precio que cuesta, al que le acompaña una calidad destacada.

No seré yo el que os cuente que rivaliza sin problemas con un Chord Mojo o un iFi xDSD, porque no es así. Pero tampoco se arruga en exceso frente a ellos, sobre todo si vuestros iems o auriculares son de gamas bajas, con los que esa mejora en la fuente no es tan evidente o audible.

Si os movéis en esta gama de precios colocaría a este XP-2 xDuoo de los primeros en la lista, tanto para escuchar música en casa como en movimiento. Un gran acierto.

*Equipo utilizado para la valoración: Oriveti OH300, ikko OH1, Oriolus Finschi, Focal Elear, iFi xDSD.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...