Por Yago,

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El mercado de los DAC/Ampli con función de lectura DSD está en auje, Yulong lo sabe y el D200 es un modelo que viene a sumarse a la lista pero con un precio para nada disparatado y con soporte para este formato de forma nativa.

Podríamos denominar al D200 DSD como una versión abaratada del DA8, de hecho es el modelo que se toma como base, que también tuve el gusto de analizar hace algún tiempo aquí. Ambas versiones soportan hasta tasas de 32bit/ 384 kHz y ofrecen soporte para DSD; ambos aparatos también están basados en sendos chip Sabre aunque distintos modelos, en el caso del D200 se ha optado por el ESS9016 en lugar del ESS9018.

Así pues el D200 a prácticamente igualdad en cuanto a funciones se presenta como una alternativa ideal para aquellos que buscan toda la funcionalidad de su hermano mayor, el DA8, pero a un precio más comedido.

Link del fabricante: http://yulongaudio.com/en/product_detail.asp?pid=37

 

CONSTRUCCIÓN Y FUNCIONES

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Es en el conjunto del chásis donde quizás se puedan apreciar un mayor número de diferencias contra el Yulong DA8, que con un peso mayor presentaba una mayor solidez a la vista, gracias a la utilización de paneles de aluminio con un grosor considerable en todas  y cada una de las caras. El D200 se conforma con reservar la placa de aluminio de mayor grosor únicamente para el frontal del DAC donde también se ubica la botonera y una pequeña pantalla LED monocolor, todo sea dicho con un nivel intuitivo mayor y alguna de las funciones accesible directamente en la botonera, mientras que en el DA8 casi todo se controlaba navegando por el menú de la pantalla.

En esta pantalla podemos visualizar la tasa de muestreo del archivo y el tipo de entrada digital utilizada durante la reproducción; después de apenas unos segundos la pantalla reduce el brillo al mínimo y no molesta para nada a la vista (al igual que el discreto punto de luz de la botonera) si estamos realizando nuestras escuchas con luz tenue; punto que a veces pasa más por alto pero que tiene su importancia ya que en otros aparatos el brillo excesivo de los LED resulta cuanto menos molesto.

En cuanto a los pies de apoyo se ha optado por una versión gomosa más sencilla, mientras que el DA8 incorporaba unos algo más elaborados, no obstante el D200 es perfectamente estable en todas las superficies en las que lo he colocado. En general el nivel de contrucción es muy bueno, incluidas las conexiones traseras, muy sólidas en los clicks y salvando la ausencia de panel de aluminio grueso en la parte trasera estamos ante un producto casi al nivel de acabados del DA8 y que se destaca de manera notable frente a otros rivales de su misma gama de precios e incluso superiores.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las conexiones USB, S/PDIF, óptica y AES están aseguradas, las salidas analógicas tanto en balanceado como en SE (mediante RCA) ponen la guinda al pastel en el apartado de conectividad, es un aparato realmente completo en este aspecto.

Una función extra curiosa e implementada por la marca de manera intencionada es la posibilidad de conectar en balanceado directamente unos auriculares a sendas salidas XLR traseras, ya que con la función de previo y la impedancia relativamente baja (la marca la sitúa por debajo de 47 Ohm pero es un dato que no me han sabido concretar) permite controlar el volumen de las salidas desde el propio mando de volumen del panel frontal. Así cuando nuestro auricular requiere de una dosis extra de voltaje o simplemente queremos comprobar su rendimiento en modo balanceado tenemos esta posibilidad a nuestro alcance. Existen varios modelos de auriculares que escalan muy bien ante una amplificación en modo balanceado, sin ir más lejos mis Sennheiser HD600 se benefician y mucho con esta salida.

Siempre y cuando no queramos activar la funcion de previo basta con pulsar durante 2 segundos el mando del volumen y esta función quedará deshabilitada, apareciendo el mensaje “Amplifier off” en la pantalla del frontal.

La circuitería interna gira en torno al chip Sabre ESS9016, escogiéndose el operacional OP275 como salida y un par de OPA1632 como buffer y preamplificador.

En cuanto a la parte de amplificación para auriculares se trata de un diseño en clase A, que proporciona una buena cantidad de corriente y potencia; de hecho los datos que declara la marca para esta última son clavados a los que ofrece el modelo DA8:  600Ω:70mw    300Ω:150mw  150Ω:280mw  32Ω:1W

Con estas cifras de potencia la parte de amplificación es sobradamente es capaz de mover muchos auriculares orejeros del mercado con cierta autoridad sin problema, de hecho es más solvente que muchos amplificadores dedicados hasta la franja de unos 200 euros por la salida SE, ya no digamos utilizando la salida balanceada por la que se pone a la altura de amplificadores de un mayor nivel,gracias a un mayor nivel de detalle en la zona grave y una mejor dinámica general; prefiriéndolo en algún tema aislado a mi Violectric V100 por el toque cálido que aporta, si bien en términos generales este último es un ampli que está varios escalones por encima, sobre todo por potencia y dinámica.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

*Esquema resumen de los componentes principales del circuito:

2024

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

  • USB Input format support: PCM 16-32bit 44.1Khz 48Khz 88.2Khz 96Khz 176.4Khz 192Khz 352.8Khz 384Khz 。DSD64, DSD128
  • Operating system support: Mac OSX, Linux with UAC2 compliant, Kernel.KS/Wasapi/WDM/ASIO Drivers for MS Windows from XP to Win8 32-64bit.
  • Inputs: Optical, Coaxial, AES/EBU: 16-24Bit, 44.1-192KHZ
  • SNR: -125dB.
  • Dynamic Range: >122dB.
  • THD+N: 0.0005% (This is our test equipment’s lowest resolution)
  • Frequency Response: 20-30KHz-0.2dB
  • Crosstalk -130dB
  • Full Balanced Output level:4.2V
  • Headphone amplifier output power: 600Ω:70mw,  300Ω:150mw,  150Ω : 280mw,  32Ω:1W
  • Power consumption: <30W.
  • size: 250*180*45mm.
  • Net Weight: 1.6Kg

 

SONIDO

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El Yulong D200 posee el típico perfil cálido y analógico de la marca, con una marcada suavidad en toda la gama de frecuencias, una zona aguda suave y extendida, aunque con un ligero paso atrás en cuanto a precisión si lo comparamos con el DA8.

Aun pudiéndose apreciar este perfil sí hay un claro intento de optar por una mayor neutralidad por parte de Yulong, sobre todo si nos centramos en la parte del DAC exclusivamente, aunque por consiguiente este cierto mayor grado de neutralidad también queda reflejado en la parte de amplificación para auriculares.

El Sabre ESS9016 quizás tenga algo que ver en el perfil final, desapareciendo parte de la acentuación en la zona del medio grave que volvía la zona media en el DA8 más llena y dulce. Ahora se da paso a un sonido más plano con una reproducción del grave más lineal y equilibrado y que tiende ligeramente más a agudos que su hermano mayor.

El grave está muy bien definido pero pierde algo de impacto sobre todo en la zona del subgrave con respecto al DA8, que goza de la mejor reproducción de grave que he escuchado en un DAC nunca, tanto por naturalidad como por impacto.

Las diferencias aun con todo en ambos modelos son más bien pequeñas, y en términos generales el sonido como DAC es prácticamente igual al DA8 salvo en detalles y matices, algo que habla muy bien del D200, digamos a un 85%  todo bajo un precio de prácticamente la mitad.

Con el D200 tenemos un DAC con una excelente conectividad y que tanto por nivel de detalle como de dinámica y resolución puede ser un modelo perfectamente definitivo si no nos obsesionamos con la búsqueda de la perfección. Más allá del precio este DAC refleja una calidad mayor a lo que el precio pueda dar a pensar, un producto con este empaque conectividad y sonido, bajo una marca de renombre costaría fácilmente 2-3 veces más.

Es en la salida de auriculares de 6,3 mm en la que el carácter y las diferencias del D200 quedan más patentes versus el modelo DA8. Gracias a una presentación del sonido más viva, transparente y dinámica incluso parece que es ligeramente más potente, casando mejor que el DA8 con auriculares oscuros y lentos, como los Sennheiser HD650, que agradecen y mucho un sonido más rápido y con más “chispa”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A costa de cierta pérdida de profundidad de escena se gana en amplitud, a esto le acompaña una buena recreación de la imagen estéreo. En general recomendaría esta parte de amplificación dedicada para auriculares con un perfil tirando a cálido, con auriculares más fríos o analíticos el sonido puede resultar algo brillante y no tan disfrutable, aunque como en todo hay una excepción y en mi caso la pude comprobar con los Ultrasone Signature Pro, a pesar de que estos auriculares son más bien neutros y fríos (sobre todo en la zona aguda) el emparejamiento de ambos resultó ser una combinación fantástica con una gran sinergia y una escena excelente para tratarse de unos auriculares cerrados, el Yulong D200 conseguía potenciar este aspecto de los Ultrasone.

Para auriculares más exigentes sobre todo planarmagnéticos como los Hifiman HE500 el D200 cumple pero está lejos de sacar el 100% del rendimiento de este modelo, por lo que lo recomendaría más de cara a un uso con auriculares dinámicos de impedancia media, donde el amplificador saca más su potencial.

Cuenta con una impedancia de salida de en torno a 5 Ohm, por lo que la utilización de IEM balanced armature está algo limitada sobre todo si estos tienen muy baja impedancia. No obstante creo que Yulong no los ha tenido en mente a la hora de diseñar el D200, sólo hay que atender a la salida de 6,3mm para darnos cuenta de que está más pensado para orejeros.

 

CONCLUSIONES

El Yulong D200 es otro gran producto de esta compañía que aúna en un sólo producto DAC, amplificador y previo con salidas balanceadas; todo ello acercándose mucho al nivel del DA8, que dobla el precio, así que se convierte en una clara alternativa para alguien que busque todas las funciones y conectividad de un DAC de altura a un precio de gama media.

Se puede adquirir por un precio ligeramente superior a los 500 euros más gastos de envío.

 

Agradecimientos especiales a Yulong Audio por seguir confiando en mi trabajo y por hacer esta review posible.

Gracias a todos por vuestra lectura y hasta la próxima review,

Yago.

 

 

 

 

Comparte:
Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...