DSC_0223

Anteriormente tuvimos la oportunidad de ver por Old & New Sound DACs con grandes pretensiones pero con un detalle en común para la mayoría, y era su carácter estacionario y poco movible a la hora de buscar algo simple y realmente compacto. Muchos pueden preferir un DAC que además de un sonido increíble, nos aporte un diseño atractivo, aunque su tamaño aumente considerablemente. Pero no todo el mundo busca esto y para ellos hoy traemos una review que dará una vuelta de tuerca en este aspecto, con un DAC compacto, potente y de diseño bastante cuidado, además de soporte para 32bits y 384kHz. ¿Suena tentador verdad? Pues continuad leyendo y disfrutad.

 

Antes de comenzar y como siempre, agradecimientos a la marca KingRex por cederme esta unidad para poder realizar esta review, y también a Yvonne que se encargo de tratarme con la mejor atención y detalle posible para resolver todas mis dudas respecto de este pequeño gran DAC que estamos a punto de conocer.

 

Desembalaje y Presentación:

 

El KingRex UD384 viene en una pequeña y alargada caja azul de cartón en la mirando sus diferentes caras encontraremos cosas interesantes, como por ejemplo en la delantera de la solapa para poder abrir la caja vemos la colocación y funcionalidad de un DAC, en este caso el UD384 con sus diferentes entradas y salidas. Una vez abrimos la caja nos topamos con el protagonista de esta review salvaguardado en una bolsa de burbuja y acompañado de un cable de red para su uso, un cable USB 2.0 “High Speed”, un USB con los Drivers necesarios para su uso e instalación en Windows (para Mac no son necesarios, simplemente conectar y disfrutar), unos pequeños pies de goma y la tarjeta de garantía por parte de la marca. Presentación sencilla pero bien conseguida y con detalles curiosos como hemos dicho.

 

Calidad de Construcción:

 

En este aspecto, pocos DACs de su nivel tienen un tamaño tan ajustado y compacto como este a la vez que un acabado tan bien cuidado y resistente. Se ve muy sólido, pero vayamos por partes como siempre.

 

DSC_0228

 

En el frontal delantero podemos encontrar las salidas, en este caso un SPDIF, y los también clásicos RCA, con unos plugs muy muy bien sujetos y de calidad, lo cual se agradece ya que no se hunden ni nada por el estilo, ya que van atornillados sobre el panel del frontal, lo que es de agradecer para poder alargar la vida útil de estos. Este y el panel trasero van atornillados por dos tornillos de cabeza hexagonal a la carcasa de aluminio principal.

 

En la parte posterior del UD384 encontramos las entradas: primeramente la toma de red de 7.5V, luego un LED de información de que el DAC esta activo y conectado a la corriente y por ultimo la entrada de USB, que en este caso es de tipo B.

 

En la carcasa de aluminio que da cuerpo a este DAC podemos encontrar grabado el logo de la marca y además el modelo UD384 en colores rojos y blancos, aportando un toque de diferenciación. Mientras que por el dorso de este, encontraremos datos referentes al propio KingRex, además de su numero de serie. El tacto de la carcasa de aluminio es perfecto, suave y bien pulido, sin lugar a dudas de muy buena calidad.

 

Datos Técnicos:

 

Entrada: USB *1

Salida Analógica: RCA *1

Salida Digital: SPDIF *1

Muestreo soportado: 44.1Khz, 48Khz, 88.2Khz, 96Khz, 176.4Khz, 192Khz, & 384Khz

Limitación SPDIF: 24bit/192Khz

Resolucion: 16 / 24 /32bits

Mac OS : No necesita drivers

Windows: Instalar drivers incluidos

Requisitos de potencia: 7.5V/250mA

Dimensiones: 110 x 82 x 24mm

 

Calidad de Sonido:

 

Llegamos a la parte más importante como siempre de la review, el sonido de este UD384. Para acompañarlo correctamente utilizaremos un equipo completo para sacar su máximo rendimiento tanto a nivel portable como estacionario: como fuentes los ya conocidos en mis análisis, MacBook Pro 13 con Audirvana y un Asus N53S con Foobar2000. Como amplificadores tendrá un Burson Soloist SL en el caso estacionario y en el apartado portable tendremos dos, el Cypher Labs Picollo y el Heir Audio Rendition 1, dos pequeños que darán guerra próximamente en Old & New Sound. Para finalizar la presentación de equipo tendremos como auriculares los AKG K812 y K550, Grado SRT99is y los Philips M1.

 

DSC_0236

 

DETALLE  Y DEFINICIÓN:

Tiene una gran relación en este aspecto, ya que une ambas de una forma natural y muy bien cuidada. Diría que destaca un poco más la definición en este caso que el detalle, pero me ha parecido que ambas cosas brilla notablemente, sobre todo si volvemos a mirar su tamaño. Las voces e instrumentos están muy muy bien articuladas y consiguen un desempeño natural increíble que viene dado un por toque calido por parte del UD384. Con temas vocales va realmente bien y la verdad es que me ha dejado muy satisfecho en este aspecto donde es sorprendente el nivel que llega a alcanzar al lado del Burson. Dinámica y timbre fuera de todo lugar, con un notable alto, dando lugar a un timbre suave y melódico y unas transiciones limpias y fuera de ornamentos que compliquen la música.

 

AMPLITUD DE ESCENA:

Buena sensación de espacio la que transmite el KingRex, con una buena colocación instrumental dentro de ella y una separación entre los mismos totalmente palpable y diferenciable. Es una escena que tiende a ser mas profunda que ancha eso si, pero no influye para nada en el rendimiento musical de la escena, sacando por completo todo el partido que se puede de cada canción. Existe además aire suficiente, con lo cual no se siente en ningún momento que un instrumento o voz se ahogue.

 

FRECUENCIAS:

Con un toque calido y natural que aporta el UD384, las voces e instrumentos se vuelven tremendamente agradables, haciéndolo muy recomendable para escuchas largas y relajadas, pero también para temas más cañeros donde se requiere una buena rapidez entre frecuencias y transiciones, para no perder la dinámica y ritmo de la música. Controla perfectamente los graves con un toque de presencia que los hace muy alegres y divertidos, enaltece los medios, concediéndoles un gran protagonismo y dulzura, y suaviza los agudos para controlarlos con gran maestría y haciendo que su brillo sea positivo y no negativo.

 

DSC_0234

 

RENDIMIENTO:

El rendimiento es simplemente increíble. La verdad que su tamaño puede llevar a engaño y parecer que por precio tiene unas pretensiones que buscan la portabilidad, en detrimento de la calidad de sonido, pero nada que ver en este caso. KingRex demuestra que un tamaño compacto se puede contener todo un gran DAC y que no hacen falta grandes alardes para conseguir algo que funcione a las mil maravillas. Va bien tanto con amplificadores portátiles como estacionarios de altos vuelos que requieren un compañero de nivel a su lado. Sin duda este KingRex UD384 lo es.

 

Opinión Personal:

 

Pocos DACs encontraras en el mercado con este tamaño, diseño y rendimiento, a mi particularmente me ha dejado alucinado y puedo decir que es uno de los tres mejores DACs que he probado hasta la actualidad. No es barato pero tampoco tiene un precio desmedido para su nivel de resolución y muestreo y por si fuera poco su tamaño contenido. Si buscas algo de calidad en este aspecto el UD384 es tu DAC sin duda alguna.

 

Una vez más agradecer a KingRex y Yvonne su atención y servicio. A vosotros espero que hayáis disfrutado de la review, y que si tenéis dudas como siempre serán atendidas, por favor hacerlas llegar en forma de comentario o correo electrónico. Esperamos veros pronto de vuelta y muchas gracias por vuestras visitas y lecturas.

Compartir:
Yago
Autor Yago

Lo reconozco, me encantan los auriculares…