DSC_0647

 

Por Emilio

 

 

La búsqueda de un DAC a la altura de ciertos equipos es una decisión y momento difícil, por ello su inversión cuesta sudor y lagrimas, y muchas veces no se da con la tecla en la primera adquisición por desgracia. Aun así dentro del mercado existen valores seguros, unos mas conocidos que otros, y de diferentes segmentos, con los cuales, raramente el rendimiento es malo. En este caso dentro de una gama alta, os traemos hoy un gran DAC de la marca italiana M2Tech, el Young DSD, una revisión de su anterior modelo, el Young, que presenta una nueva apariencia pero el mismo tamaño contenido dentro de un bloque de aluminio mecanizado que hace que estéticamente sea una maravilla a los ojos además de a nuestros oídos una vez se pone a trabajar.

 

Antes de continuar este análisis quiero agradecer a Marco y a M2Tech su gran atención y servicio con todas las dudas que se me presentaron acerca del Young y su nueva versión el Young DSD, las cuales atendieron con suma dedicación y rapidez, y haciendo posible esta review de su DAC mas destacado.

 

Desembalaje y Presentación:

 

El Young DSD viene en una caja sencilla de color blanco, con una solapa de recubrimiento deslizable que se retira fácilmente y que tiene grabado en ella “M2Tech”. Una vez retirada esta cubierta, la caja queda a nuestra merced para ser abierta con un cuter o tijera, y así poder encontrarnos con el contenido de esta que viene protegido totalmente por espuma: a primera vista nos encontramos con el manual de uso del DAC de M2Tech. Una vez lo retiramos, destaca como es obvio, el bloque de aluminio del Young DSD ya marca de la casa italiana, y en su lateral en otro compartimento trae su alimentador de red, el mando a distancia para el control del mismo, un cable USB 2.0 para su conexión como DAC. La presentación es sencilla como podéis apreciar pero trae pequeños toques que le dan un acabo Premium al paquete en si como puede ser el mando a distancia, que es sencillo pero aúna todo lo necesario para poder controlar el Young DSD sin tener que levantarte, lo cual es un extra que no muchos rivales de su categoría traen para poder hacerlo. Para algunos no tendrá mas importancia, pero para otros de vosotros será un punto muy a favor.

 

Calidad de Construcción:

 

Este punto del análisis queda a la vista solo con mirarlo, ya que pocos DACs u otros tipos de productos tienen una construcción tan cuidada, artística y elegante como este Young DSD. Es totalmente un producto Premium en este aspecto y como decíamos anteriormente, esta construido sobre un esqueleto externo de aluminio mecanizado y un panel para la pantalla de visualización para mostrar todo lo necesario, pero vayamos por partes.

 

Comencemos con el frontal en color negro mientras el Young esta apagado con cuatro tornillos que sujetan el panel, un pequeño botón de encendido a la izquierda, y a la derecha una rueda multifuncional que cuenta con una pulsación y luego el clásico movimiento circular, mediante el cual podemos movernos por las distintas configuraciones u opciones que nos ofrece M2Tech en este DAC, que no son pocas; además de esto también actúa como control de volumen para el preamplificador que tiene el propio Young. En el panel, una vez encendido podemos ver a la izquierda, cerca del botón de encendido, una luz de encendido en color azul eléctrico que nos indicara cuando se enciende o apaga el Young, y además como no, la pantalla que nos ayuda a movernos y indicarnos la configuración seleccionada con la rueda.

 

DSC_0651

 

En la parte trasera encontramos todo un arsenal de entradas y salidas para sacar el máximo partido de este DAC. Examinando de izquierda a derecha tenemos en primer lugar las salidas balanceadas que también traen unos adaptadores para poder ser usadas con RCA, y luego comenzaría las entradas, una balanceada para el AES/EBU y a continuación en la zona central tenemos la S/PIF 1 y S/PIF 2, y la Óptica. Por ultimo a la derecha de todo podemos encontrar la entrada de USB 2.0 tipo “B” y la conexión de red. Una cosa que siempre da gusto comprobar en este tipo de aparatos de alta gama es su visible buena construcción y sujeción de los diferentes plugs, ya que no bailan en el aire o se ven frágiles, en este caso se ven fuertes y duraderas, algo que es de agradecer cuando se compra algo de calidad contrastada.

 

Datos Técnicos:

 

Caracteristicas

 

Calidad de Sonido:

 

Sobre el papel analizar la diferencia entre DACs suele ser una de las pruebas o análisis mas difíciles, debido a que su notoriedad en el sonido final es menor. Esto no quiere decir que no se hagan diferenciar y notar su aporte en la conjunción final de sonido que podemos obtener en nuestro equipo y aquí el Young DSD sabe marcar en gran medida la diferencia. Vamos a poder ver a continuación su rendimiento y funcionamiento acompañándolo de dos fuentes como serán un Asus N53S y Foobar2000 con Wasapi, y por otro lado un MacBook Pro 13 con Audirvana, conteniendo la música en FLAC y AAC a 400kpbs respectivamente. Ademas como interconexiones con el amplificador, un Burson Soloist SL, utilizaremos unos cables Oberon RCA de cobre puro bañados en oro de 24k y por ultimo como auriculares tendremos una gran gama a nuestra disposición de escucha: Philips Fidelio M1, Brainwavz HM9, Grado SRT99is, AKG K550, Focal Spirit Professional, Sennheiser HD800 y por ultimo los AKG K812. Como veis tendremos un poco de todas las gamas para saber que detalles o aportaciones es capaz de hacer el Young DSD con cada uno de ellos, aunque el análisis lo hagamos en conjunto.

 

DSC_0657

 

DETALLE Y DEFINICIÓN:

La cristalinidad y detalle que tiene el M2Tech esta fuera de lugar, aporta mucha claridad a las voces e instrumentos, aportando naturalidad sin llegar a la frialdad. En este apartado, me ha gustado mucho comprobar como auriculares de perfil frio, gracias al Young DSD conseguían controlar mucho mejor esa aspereza o falta de calidez que tienen la voz o instrumentos en realidad. El macrodetalle de la música es amplio y muy bueno, ayudando como veremos a continuación a poder situar bien todo en el escenario, pero también en este caso la parte mas importante de este punto, el microdetalle. En este caso escuchar la articulación de voces, colocación de labios, rasgadura de cuerdas o el soplido de un músico para hacer sonar su instrumento de viendo, son cosas a las que te acostumbras rápidamente a oir en el M2Tech, ya que difícilmente se le escapa nada y mas si estamos hablando de música en acústico. Por si fuera poco, acompaña ese gran detalle, de una magnifica definición donde todo suena en su sitio y como tiene que sonar, nada estará fuera de lugar. Pocos DACs he escuchado como este sinceramente, magnifico en este aspecto.

 

AMPLITUD DE ESCENA:

En este aspecto, el Young DSD presenta una escena podríamos decir tan cuadrada y bien articulada como lo es su armazón de aluminio sobre el cual se asienta. Y me explico: no es una escena excesivamente amplia si imagináis precisamente el tamaño contenido del aparato como si fuera una habitación o sala, por lo que tiene una escena intima y uniforme que nos da eso si, gracias a la forma tan regular que tiene una gran y fácil colocación de los instrumentos y voces dentro de la sala. Lo que mas llama la atención en este caso es su facilidad mas que para dar amplitud, es para separar y delimitar perfectamente el perfil de actuación de voces e instrumentos dentro de la escena, me ha dejado encantado en este aspecto, ya que con grandes auriculares de gran  escena como son los HD800 y los K812, la sensación espacial y de colocación toma una nueva dimensión aportándole un plus a ambos auriculares que los hace mucho mas polivalentes, dejándolos con mucha escena cuando es necesario por el estilo de música, y en otros recortándola algo para hacerla mas intima o cerrada. Lo que nunca desaparecerá es esa sensación de sala o habitación cuadrada de la que hablamos desde un principio por supuesto.

 

FRECUENCIAS:

El Young DSD podríamos decir que tiene un perfil bastante analítico, con un pequeño toque de calidez muy leve, pero en menor medida que su antecesor el Young. Los graves consigue controlarlos de manera brillante dejándolos siempre en su medida correcta, y haciendo que auriculares que tienen mucho, lo rebajen o suavicen para aportar un golpe mas delicado en esta frecuencia, mientras que en auriculares con menos presencia de estos lo que consigue es un poquito darle ese mínimo protagonismo que necesitan para que la música no quede coja de una frecuencia. Vayamos ahora con los medios, frecuencia que el M2Tech sabe sacarle todo el jugo y que hara las delicias de todos nosotros con una suavidad y detalle fuera de todo lugar y consiguiendo aportarnos una claridad y naturalidad de la algún auricular podría carecer. Por ultimo los agudos, es un caso que me ha sorprendido gratamente. En este caso contaba para la review con tres auriculares donde los agudos podían ser punto de inflexión sobre el rendimiento final del Young DSD, y para mi sorpresa ha respondido a la perfección: estoy hablando en este caso de los K550, K812 y HD800, que gracias al buen hacer que consigue el M2Tech, los agudos llegan muy alto pero difícilmente llegan a molestar al oyente, suavizándolos y haciendo de ellos que sean lo que todos queremos, que sea una frecuencia alegre y no precisamente lo que suele ocurrir a veces, la peor de nuestras pesadillas para los oídos.

 

 

Preamplificador y Interfaz:

 

En este caso tenemos el placer de contar con un DAC con preamplificador y una pequeña pantalla que nos muestra la configuración que seleccionemos asíque vamos a hablar un poco de ambas cosas. El preamplificador es un aparato que sirve para controlar el volumen o potencia que deseamos transmitir al amplificador desde el DAC; si el amplificador que utilizamos es un amplificador de auriculares es menos necesario, pero en el caso de ser un amplificador de cajas, se torna una característica muy interesante a la vez que importante. El volumen del preamplificador se controla desde la rueda grande frontal, y este aparece entre otras cosas en la pequeña pantalla para que tengamos una referencia. La verdad, va muy fluido y suave y no creo distorsiones ni interferencias en el trabajo del amplificador en ningún momento.

 

DSC_0654

 

Por otro lado tenemos el software y la interfaz de Young DSD que es sencilla y clara, sin muchos alardes pero que hará que desde el primer momento la entiendas sin problema alguno. Para encenderla basta con una corta pulsación en el pequeño botón plateado, mientras que para apagar la pulsación debe ser larga. Arriba nos muestra los dBs de volumen que tiene el preamplificador y debajo nos muestra la entrada de audio que tenemos seleccionada y que puedes ir variando si pulsas la rueda de volumen hacia dentro y luego la giras para ir moviéndote por las distintas entradas que vimos en el apartado de “Construcción”. Además M2Tech saca alguna actualización de software de vez en cuando lo cual hará que nuestro Young DSD vaya mejorando con el paso del tiempo y no se quede estancado, algo que es de agradecer por parte de la marca italiana.

 

Opinión Personal:

 

Cierto es que pagar por un DAC el precio que tiene este M2Tech Young DSD no es ninguna broma, pero tampoco lo es su versatilidad, funcionalidad y calidad de sonido. Si buscas algo bueno, duradero y que te sirva para tu equipo de música en casa donde manejas cajas, amplificador de auriculares o alguna cosa mas y quieres tener todo centralizado en un aparato, el Young DSD, al final se convertirá en una de las decisiones mas sensatas y mejores que te puedas llevar a casa sin ninguna duda. Además no solo es bueno sonoramente hablando, el diseño cuidado, minimalista y de calidad que presenta en aluminio lo convertirá en un bonito aparato para lucir en nuestro salón o sala de escuchas, según cada uno. Yo después de probarlo he quedado encantado con el y la verdad que si muchos dudabais en comprarlo, la cosa es fácil: si se adapta a ti, es un producto de diez.

 

Por ultimo y para despedirme quiero volver a agradecer a Marco y M2Tech que me hayan proporcionado esta unidad del Young DSD para poder hacer la prueba y análisis en Old & New Sound, la cual he disfrutado un montón y me ha hecho darme cuenta que a veces lo caro a primera vista, no sale tan caro a largo plazo. Nada mas por mi parte, como siempre cualquier duda que tengáis sobre este fantástico M2Tech Young DSD, será atendida con la mayor brevedad, tanto si lo hacéis en los comentarios a final de review, como por correo electrónico de manera mas personal e individualizada. Quedo a vuestra disposición amigos, muchas gracias por vuestras visitas y lecturas y hasta la próxima review.

 

Un saludo.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...