Por Yago,

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Varios son ya los modelos de German Maestro que he podido analizar y hoy os quiero traer uno más, los nuevos GMP 435 S en su edición de color blanco.

¿Qué aportan de nuevo estos auriculares a la gama?

Normalmente los auriculares abiertos de calidad o pretensiones audiófilas tiende a llevar asociado un driver con alta impedancia lo que obliga al uso de un amplificador dedicado para exprimir bien su rendimiento, este modelo apuesta por otra filosofía y muchos usuarios lo agradecerán.

Estos GMP 435 S podrían denominarse como los homólogos a los GMP 400 pero con una sensibilidad mucho mayor, de hecho son de los auriculares más eficientes que han pasado por mis manos.

La construcción es prácticamente idéntica, compartiéndola también con el modelo cerrado GMP 450 PRO, destacando el nuevo color blanco opcional. El resto incluyendo la original sustentación de las copas con sus sistema patentado “cardamatic” y la banda para el ajuste en la diadema es más de lo mismo, algo que viendo el fantástico resultado en cuanto a la comodidad no tenía por qué variar.

Ligereza extrema y comodidad son exactamente las palabras que mejor describirían a estos auriculares una vez colocados sobre nuestras orejas. Los usuarios de gafas creo que encontrarán en este modelo uno de los más adecuados, prácticamente no te enteras de que los llevas puestos sea cual sea el nº de horas seguidas, un gran punto a favor y que no todas las marcas cuidan tanto como German Maestro.

El perfil sonoro cambia según el tipo de almohadilla utilizada (son intercambiables) y de serie vienen puestas las de polipiel con poco espesor; son bastante planas reduciendo significativamente la distancia de la oreja al driver en comparación con el resto de almohadillas. Personalmente y dado que con mi unidad venían incluidas opté por las de tipo velour que consiguen realzar la zona media y aportan una mayor suavidad en la zona alta.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para conseguir esta ligereza los materiales plásticos son mayoritarios en toda la estructura del auricular, algo que quizás le otorgue una apariencia más común y menos sofisticada que otros modelos de la competencia pero la calidad del mismo está fuera de duda, pareciendo adecuados incluso para uso en entornos profesionales donde este auricular podría dar la talla de sobra frente al “trote” diario. Recordemos que esta marca alemana también fabrica el popular 8.35 d más que visto por mucho de vosotros seguramente en museos, radios y demás espacios, mostrándose como uno de los auriculares más indestructibles del mercado.

 

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

-Respuesta de frecuencia: 20 a 27.000 Hz
-Impedancia nominal: 35 Ohm
-Estructura acústica: Abierta
-Almohadillas: cuero sintético, circumaural
-Presión en el oído : ~ 3 N
-Peso w / o cable: 240 g
-Conector: Estéreo-Multi-Jack de 3,5 / 6,3 mm
-Cable con parte en espiral de 3 m de largo.

 

SONIDO

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Al incluir un driver de una sensibilidad mucho mayor y una impedancia de sólo 35 Ohm (frente a los 300 Ohm GMP 400) el perfil del auricular cambia. A pesar de que el perfil sonoro del GMP 400 es gran parte de la inspiración para este modelo existen bastante diferencias entre ambos. Menos refinamiento en favor de un mayor grado de diversión y facilidad para moverlos es el punto clave de este auricular.

No tiene la gran transparencia y microdetalle en la zona media de sus hermanos mayores de 300 Ohm, pero a cambio obtenemos un sonido más cálido y “amigable” con todo tipo de géneros, gracias a la dosis extra de grave de los GMP 435 S. Optan por un sonido más cañero, con una mayor pegada en la zona del grave que incluso parece que baja con más facilidad y ya no precisa de un buen amplificador para sonar como deben, caso de los GMP 400 tremendamente exigentes en cuanto a potencia para ser dinámicos.

Si algo destaca sobre todo es el buen equilibrio y en balance tonal de los GMP 435 S, que a pesar de perder ciertas capacidades técnicas y capacidad de escala, son incluso más disfrutables que los otros dos modelos que ya pude probar. Ya sea desde en un smartphone, un amplificador portátil o un buen reproductor estos auriculares suenan perfectamente altos, claros y plenos, con una buena dinámica en todo momento, algo que refleja la gran eficiencia de los drivers incorporados. Esto es un gran plus para todo aquel que quiera un buen auricular abierto para todo tipo de música pero que no esté dispuesto a comprar un amplificador dedicado, aquí los GMP 435 S brillan y se desmarcan frente a otros rivales.

En general podría situarlos al nivel de la gama HD6X0 de Sennheiser, con una escena más reducida y directa muestran también gran parte de la fidelidad tímbrica que obtengo con mis HD600, sobre todo en cuanto a timbre de guitarras. No tiene la capacidad de escala de los modelos de Sennheiser pero a cambio ofrecen un sonido con más chispa con un ataque inicial de las notas más rápido, en líneas generales me parecen unos auriculares más aptos para Rock/Indie que los HD6X0 algo que es de elogiar sin duda.

Los medios están adelantados y gozan de un mayor peso y cuerpo que en los GMP 400, perdiendo parte de la claridad. Al contrario de estos últimos se favorece más a la reproducción de voces masculinas que femeninas, donde el modelo de 300 Ohm era una auténtica delicia con ellas.

Por tanto las claves de este auricular se encuentran en su fantástico balance tonal y su gran eficiencia, que los hace aptos para escuchas desde casi cualquier dispositivo, siendo también bastante permisivo con malas grabaciones, algo que los amantes de Spotify deben tener muy en cuenta.

Sus agudos gozando de una excelente extensión no resultan incisivos pero tienden ligeramente al lado brillante situándose en un punto intermedio entre los Sennheiser HD600 y los Beyerdynamic DT880 Premium 250 Ohm que ahora mismo tengo por casa. Igualmente aquí no consiguen igualar a los GMP400 en cuanto a refinamiento y pueden resultar en una comparación directa situados un escalón por debajo en cuanto a control, no obstante me han parecido muy correctos.

La escena relativamente reducida y la cercanía con la que se reproduce el sonido puede que no favorezcan tanto al género de música clásica, donde quizás se eche en falta un mayor grado de profundidad, sobre todo cuando se trata de grandes masas orquestrales, donde tanto altura como profundidad en la escena se vuelven casi imprescindibles para poder crear una imagen lo más parecida a la realidad posible. No obstante con música barroca con pocos instrumentos se desenvuelven muy bien, aunque no sea un género prioritario en mis preferencias musicales.

 

CONCLUSIONES

Presentando una buena alternativa a las marcas más conocidas German Maestro ha creado un modelo de auricular abierto, con un sonido dinámico, preciso y divertido que se adapta a casa todo tipo de géneros sin ningún problema y sobre todo con una eficiencia extrema que facilita su uso diario conectado prácticamente a cualquier fuente. Si buscas una alternativa a la gama HD6X0 de Sennheiser o incluso a los AKG K701 y no es tu intención desembolsar dinero en un amplificador dedicado esta puede que sea una de las primeras opciones en tu lista.

Tienen un precio de 225 euros y se pueden comprar directamente en la web de German Maestro, tienen tienda online y pago por Paypal:

http://www.german-maestro-shop.de/epages/61902279.sf/en_GB/?ObjectPath=/Shops/61902279/Products/%22GMP%20435%20S%20-%20White%20Edition%22

Agradecimientos especiales a T. Philipp de German Maestro por su estupenda atención y su confianza.

 

Saludos a todos y gracias por vuestra lectura,

Yago.

 

Compartir:
Yago
Autor Yago

Lo reconozco, me encantan los auriculares…