Puntuaciones

Sonido 93Ptos
Diseño y construcción 94Ptos
Ajuste e insonorización 88Ptos
Precio-calidad 87Ptos
TOTAL 91Ptos

Son cada vez más el número de colaboraciones entre fabricantes. La que tienen Astell&Kern y Jerry Harvey Audio no es nueva, y su éxito ya ha quedado demostrado.

Último modelo en añadirse a la «Full Metal Jacket Siren Series», en el que podemos ver implementada la patente Freqphase, así como el nuevo diseño del borne por el que sale el sonido.

Estos Diana se sitúan en la gama por encima del modelo Michelle, y justo por debajo de los Rossie.

El precio también va acorde a esta situación y es de 699$, que muy posiblemente hará un cambio directo a euros, cuando llegue a Europa, algo que está a punto.

El «unboxing» y presentación

Es un placer ver el cuidado de los packaging que tienen todos los productos de Astell&Kern, directamente diría que son referente en el sector. Todo está muy bien pensado, siguiendo una línea moderna pero simplista a la vez.

Como principal novedad, para mi sorpresa, se incluye con los Diana una funda de Van nuys, una de las marcas más cotizadas en cuanto a fundas para el audio portátil en toda Asia en general. Sólo tenéis que echar un breve vistazo a esta búsqueda de Ebay, para ver que los precios no son precisamente baratos.

Para ver paso a paso cómo son los accesorios y el desempaquetado en primera persona, os animo a darle al play al vídeo que realicé hace unos días, si es que aún no lo habéis hecho.

Suscríbete al canal de Youtube de Oldnewsound para estar al tanto de las novedades.

En un resumen rápido lo que nos incluye Astell&Kern como accesorios con estos Diana es:

-Cable adaptador a de jack hembra 2,5mm a jack 3,5mm macho.

-Funda de transporte Van Nuys.

-4 pares de tips de distintos tamaños.

El diseño

Los Diana entran por el ojo, son unos iems llamativos por su rojo sangre, y que en combinación con el aluminio pulido de la parte interior de las cápsulas hacen que el conjunto no pierda clase.

Las dimensiones de sus cápsulas son generosas, pero lejos de lo voluminosas que resultan las de los Angie o Layla desde luego.

En esta ocasión Jerry Harvey le ha dado unas formas más cuadradas, que en parte me recuerdan a algún modelo de Earsonics que ha pasado por esta web. Con todo se ha mejorado y mucho la ergonomía. Recuerdo que con los Layla puestos tendían a sobresalir hacia afuera, y costaba tener un buen ajuste de primeras.

Los Diana solventan este tema con un tubo de inserción más largo, y una parte interior de las cápsulas, la que va en contacto con la oreja, más ergonómica y plana.

En mi caso, que me categoría como oreja de tamaño normal, estándar digamos, me he encontrado muy cómodo con ellos puestos. Casi más de lo que a primer vistazo pueda parecer, debido a sus dimensiones tirando a generosas. Así que por eso no os tenéis que preocupar.

El cable es por supuesto reemplazable, y viene de serie con terminación 2,5mm balanceada, algo que deja entrever su clara intención de uso con los reproductores de Astell&Kern. Está compuesto por 8 conductores que combinan el cobre OCC 7N  bañado en plata y plata pura 4N. Con esta calidad no veo motivo por el cuál se deba hacer un upgrade del mismo.

Especificaciones

-Aislamiento: -26dB
-Impedancia: 18 ohms
-Drivers: 3 Balanced armature drivers (1 graves, 1 medios, 1 agudos), 3-way crossover.

Sonido

El perfil de los Diana es muy fácil de gustar, y son de esos iems que disfrutas desde el primer momento. En esta ocasión han optado por un perfil centrado en medios, con bastante densidad en graves, sobre todo teniendo en cuenta que no es un dinámico, y agudos con caída progresiva, manteniendo lejos cualquier tipo de estridencia, aunque la grabación no sea todo lo buena que debiera.

Este modelo goza de una magnífica coherencia, por el empleo de la patente Freqphase™, de Jerry Harvey. Explicada en el siguiente vídeo por él mismo. En resumidas cuentas se trata de ajustar la longitud de cada tubo que guía el sonido a la salida de cada driver BA, para que todas las frecuencias lleguen exactamente en el mismo tiempo, con una diferencia de sólo 1 centésima de ms. Esto es clave en los diseños multidriver, y explica el por qué muchos ejemplos del «chifi», nunca llegan a sonar con coherencia adecuada, existiendo graves desfases entre cada uno de los drivers.

El sonido de estos Diana, en cierta manera me han recordado a la primera versión de los Earsonics S-EM6, con ese perfil oscuro y muy denso, con ciertas reminiscencias al mítico HD650 de Sennheiser. Los Diana no obstante ofrecen un obvio upgrade en cuanto a claridad y resolución, siendo unos iems que nunca llegan a resultar oscuros, simplemente tienen ese punto cálido que se agradece para todo tipo de música.

Vocalmente brillan por una proyección y cuerpo de matrícula en este rango de precios. A la par de uno de mis iems dinámicos favoritos por debajo de los 900 euros, los Acoustune HS1650CU. Las grandes voces masculinas suenan muy realistas y plenas.

De lo que pecan bastantes iems de pérfil cálido y denso es de un grave algo lento en respuesta, incapaz de mantener el ritmo de una canción más exigente en cuanto a base rítmica. Por suerte los Diana tienen incluso más subgrave que medio-grave, ambos muy bien controlados, y con un impacto notable para tratarse un modelo con arquitectura BA. Reconociendo que la «patada» del grave de un buen dinámico sigue resultando más realista y natural, los Diana no se ensombrecen para nada, y para ser un triple driver podrían sonrojar a bastantes modelos de la competencia, de más de 5 y 6 drivers.

Otro de los platos fuertes de este iems es la escena, perfectamente equilibrada entre anchura, profundidad y altura, dando al oyente esa sensación de estar rodeado en todo momento por la música.

El nivel de refinamiento general es también mayor del que me podía esperar, sobre todo teniendo en cuenta del tipo de perfil de auricular, y de que «sólo» lleva 3 drivers. Una muestra más aquí de que importa más el «cómo» que el «cuántos», en lo que se refiere a los «balanced armature».

Mantener unos agudos en los que no se eche en falta la articulación y a la vez con una intencionada caída progresiva no es nada fácil. Quizás aquí entre en juego el nuevo borne final de las cápsulas, que a su vez actúa como una especie de cámara de resonancia; tras el cual hay un arduo estudio por parte de Jerry Harvey.

Aguantan una respuesta bastante plana hasta los 8kHz, donde presentan una ligera caída para «redondear» el sonido. Frecuencia a partir de la cual cumplen de libro el típico «roll-off».

En cuanto a timbre y naturalidad los Diana juegan en las ligas altas, tanto que si alguien los probara sin saber su configuración interna, habría bastantes posibilidades de que los confundiera con un iem dinámico. En este apartado están muy a la par con los Earsonics ES5. El modelo francés y de competencia bastante directa es muy del estilo en perfil sonoro, con unos medios menos frontales y densos que los Diana, pero a cambio algo más de aire en la escena. Tendría serias dificultades no obstante para decantarme por uno de ellos, si bien en construcción los Diana son ganadores indiscutibles por el empleo del aluminio, que da unas sensaciones más premium sin duda.

Los Diana tragan con cualquier tipo de género musical si rechistar, gracias a su perfil. Pero particularmente he disfrutado con música vocal, rock sureño, pop e incluso algo de country, aunque no sea muy fan del género reconozco el excelente papel cuando lo reproduce.

Si buscas hasta el último ápice de micro-detalle en agudos, y alta transparencia, ahí los Diana no te van a dar lo que esperas. Esto se hace quizás notar más en clásica, que sin resultar para nada malos, no están a la altura de los mejores. A cambio resulta un iem tremendamente todoterreno.

Conclusiones

Jerry Harvey hace patente su larga experiencia en su última colaboración con Astell&Kern. Los Diana son de los mejores triple-driver del mercado, con una construcción lujosa y un producto pulido, desde el principio al final.

Si buscas un iem todoterreno, con un gran desempeño en su parte vocal, impacto y naturalidad, deberían estar de los primeros en tu lista. Desde luego llegan para superar las ya altas expectativas que tenía en ellos, algo que no ocurre todos los días.

Equipo utilizado para la valoración:

Astell&Futura SE100, iFi xDSD.

*Agradecimientos especiales a Astell&Kern, por hacer posible esta review y seguir confiando en mi criterio.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...