Tras los ES3 llegan los ES5. Misma gama, apariencia similar y un salto importante en el precio. Rozando los 1000 euros la marca francesa nos ofrece un 5 drivers, con 1 dedicado a las frecuencias graves, 2 para medios y otros dos para los agudos.

Pertenecen a la serie “Music”, como los ES2, ES3, S-EM6 V2 y S-EM9. Entre ellos hay ya algún conocido en esta web. La review de los S-EM9 fue ya publicada hace tiempo y la podéis encontrar aquí, al igual que la de los ES3. En cuanto a los S-EM6 V2 digamos que su review está en el horno tras el vídeo “unboxing”.

Por lo tanto y tras todas estas experiencias digamos que la serie “Music” de Earsonics es bastante familiar para mi, lo que me ayuda a dar una opinión desde una perspectiva más global.

Sé que no es la primera vez que lo menciono, pero en un mercado que parece luchar por ver quién es capaz de poner más drivers en una cápsula, la importancia de la implementación es crucial para el sonido final, y aquí Earsonics lo hace muy bien. Así que si alguno piensa que 5 drivers son pocos para el precio creo que antes debería escucharlos.

http://www.earsonics.com/in-ear-monitors/en/es5/

El “unboxing” y presentación

La presentación sí ha sufrido una renovación y ahora la experiencia “unboxing” es mucho más grata con una caja que presenta a los iems cual joya al abrirla, y en general una elección de cartones y serigrafía bastante superior en calidad. Perfectamente a la par con el precio de venta de estos iems. La funda no obstante sigue siendo un poco blanda y quizás eche en falta que se lancen a por una del estilo Pelican con el logo de Earsonics impreso, la cual ofrecería una mayor protección.

En cuanto a la estética puede gustarte o no la discreción implícita en casi todos los diseños de Earsonics, pero particularmente creo que tiene las pinceladas necesarias como para que luzca un poco más especial que los ES3 y en general creo que han acertado en este apartado.

El diseño

La organización interna lo es todo en estos ES5, con una patente denominada como EVS® (ergonomic versatile shell), que se caracteriza por incluir numeroso huecos diseñados en forma y tamaño para acoger a todas las piezas que forman parte del iem, drivers, crossover, socket del conector 2pin, filtros, cables… Así se garantiza un perfecto ajuste y posición de cada pieza dentro de la cápsula, sin tener que utilizar ningún tipo de pegamento como se puede ver en otros modelos. Algo que también facilita una reparación a posteriori.

La ligera translucidez de las carcasas deja entrever todo su interior, y observar todo tan bien posicionado y organizado es algo muy satisfactorio, y que transmite calidad y buen hacer.

Son igual de cómodos que los ES3, y tampoco encuentro grandes diferencias en cuanto al ajuste. Las tips del tipo bi-flange siguen siendo las que mejor encajan con estos iems, ya que el tubo es fino y cuando utilizo las Spinfit u otras similares no consigo obtener un buen sellado.

El mejor aislamiento se obtiene con las tips de espuma tipo Comply, con las cuales llega al notable. Las que se incluyen de serie no están mal, pero no igualan la calidad de las auténticas. Si bien con las bi-flange no es malo el aislamiento sí es más rápido el ajuste que con las Comply, algo en lo que ayuda la inclinación natural del canal final para una más cómoda inserción. Una vez bien puestos y gracias a la ligereza de estos ES5 es como si no llevaras nada puesto.

Las especificaciones

-Sensibilidad: 117 dB/mW
-Respuesta en frecuencias: 10 Hz -20 kHz
-Impedancia: 33 ohms
-Driver: 5 drivers con 3 way correcto de impedancia.

El sonido

Los ES5 parten de los ES3 como firma de sonido. Esa musicalidad seguirá igualmente presente, al igual que el timbre tan natural característico de sus hermanos pequeños, y que no es tan fácil de encontrar en iems con arquitectura de drivers “balanced armature”.

Las capacidades técnicas de este iems están eso sí muy por encima de los ES3 bajo mi punto de vista. Tanto que pueden plantarse frente a diseños de 6 o más drivers sin mayor complejo.

Da la sensación de que han cogido los ES3 y le han puesto más de todo. Hasta el punto que se asemeja a un cruce a medio camino de los S-EM9, de los cuales hereda ese punto de dinamismo y sonido enérgico, guardando un buen grado de calidez.

El perfil general sí es ligeramente más en “V” que los ES3, los cuales estaban bastante centrados en los medios. Esto hace que los ES5 suenan aireados, y con una escena bastante más amplia y sobre todo con mayor sensación de altura sin llegar a las cotas de los S-EM9.

El grave es uno de los apartados que sin duda brilla en este iem, tanto por ejecución como por presencia. Gozando de un perfecto equilibrio entre ambos puntos muestra sin problema una gran información en el subgrave, y se siente que baja mucho más que en los ES3. El leve énfasis del medio-grave, menor que en lo ES3, incrementa la sensación de claridad y precisión de las frecuencias bajas. Y con piezas exclusivamente de percusión es capaz de reproducir con rapidez y contundencia los distintos golpeos, situándolos muy bien además en el espacio, con una recreación creíble.

De todos los que he experimentado, creo que los ES5 son el iem más todoterreno de la casa. El dial de los Velvet V2 aporta también mucho juego, pero en términos de tal y como viene de serie y sin mayor complicaciones los ES5 se muestran como la mejor elección dentro de Earsonics para aquellos que quieran un modelo que sin ser especialista en nada, rinde muy bien con todo.

Los medios suenan muy bien proyectados, con menos densidad y peso que los ES3, haciendo que en un mano a mano los ES5 se muestren con varios niveles de detalle por encima, y con una representación bastante más espaciada y con más aire. Pasando de una reproducción intimista como lo era en los ES3, a un iem en el cual las voces parecen estar llegando desde un altavoz más grande, con mayor definición.

Esto le permite contar con una mayor capacidad para resolver música más saturada de voces e instrumentos simultáneos en las frecuencias medias, sin apenas pestañear.

El empaste con la zona aguda es también de destacar, gracias al correcto reparto de frecuencias, con una transición muy lineal y en la que no se nota en ningún momento el salto, dando la sensación de no ser un diseño multidriver. No tiene el cierto roll-off de agudos que mostraba los ES3, y a cambio tiene una buena presencia casi hasta el extremo, con unos agudos claros y controlados en todo momento, sin caer en estridencias y algo más domados que los S-EM9, los cuales tienen un perfil extremadamente dinámico.

En cuanto a la facilidad para moverlos siguen la senda marcada en general por Earsonics. Con una impedancia de 33 Ohm y alta sensibilidad se dejan querer ya desde un smartphone, y no resultan muy exigentes con la fuente, a pesar de que por precio y rendimiento estamos ante unos auténticos gama alta ya en el mundo de los iems.

Por lo tanto esto será una buena noticia, ya que cualquier usuario que tenga un dap decente en especificaciones, e incluso con un buen móvil puede disfrutar sobradamente las virtudes de este iem de Earsonics.

En mis pruebas confié como es habitual en el Lotoo Paw Gold, pero también llegué a utilizarlos con mi Samsung Galaxy S8, y el iPhone 7 + dongle sin queja en su rendimiento.

Conclusiones

Los ES5 representan una magnífica ejecución de Earsonics. Su construcción interna si cabe más cuidada aun que la externa refleja la pasión e ímpetu de esta compañía francesa por superarse cada día.

El excelente rendimiento con todo tipo de géneros unidos a su buen timbre y el grado de musicalidad lo convierten en una opción muy a tener en cuenta hasta los 1000 euros; sin duda el iem más versátil de Earsonics hasta la fecha. Bravo.

Puntuaciones

Sonido 94 Ptos
Diseño y construcción 90 Ptos
Ajuste e insonorización 87 Ptos
Precio-calidad 89 Ptos
TOTAL 90 Ptos
Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...