1172506_10151584910143715_1767719850_o

Por Yago,

DUNU es en el mercado actual una de las compañías más activas dentro del mundo de los IEM. Cada vez lanzan más y mejores modelos, dispuestos a competir con marcas de renombre, todo ello bajo un PVP más bajo, con una gran relación calidad-precio.

Los DN-2000J no son otros que la evolución de los exitosos DN-2000 que también he analizado hace ya un tiempo aquí. En un principio pensados y diseñados al gusto del mercado japonés finalmente han decidido lanzar este modelo a nivel mundial, respaldados por las buenas críticas iniciales y confiando en el potencial de este nuevo modelo.

Los 350 euros de PVP para España parecen hacer más que justicia a este nuevo modelo, que como su antecesor rinde por encima de lo que por su precio se espera.

Construcción y diseño

Si algo funciona mejor no tocarlo mucho. Esto han debido pensar los ingenieros y diseñadores de DUNU al crear este nuevo modelo, o más bien “evolución”.

Exteriormente y aparte del nuevo color en acabado plata uno puede pensar… ¿Qué hay de nuevo aquí?. Bien pues afortunadamente hay más cambios y mejoras de lo que a priori puede parecer en un golpe de vista rápido.

Manteniendo el diseño de tipo “canalphone” han hecho las cápsulas más pequeñas, mejorando la comodidad para aquellos usuarios de canal y pabellón auditivo más estrechos. Podemos definir a estos nuevos DN-2000 J como la versión especial y mejorada del primer modelo, no hay un cambio de día y noche, pero tampoco lo necesitaban excepto quizás la incorporación del cable desconectable que DUNU se ha querido guardar para los 5 nuevos modelos recientemente anunciados. El del DN-2000J sigue siendo fijo pero de gran solidez, no es algo que parezca que se vaya a romper en 2 meses desde luego. Aparte el cable ahora es de 4 conductores,lo que facilita la posterior conversión a balanceado si se quisiera y teniendo en cuenta que este proceso anula la garantía.

Intocable permanece el diseño de un doble driver BA Knowles TWFK  más un dinámico (creado por la propia compañía) pero que esta vez es de Titanio, con una respuesta más rápida y precisa, algo que cambiará la respuesta en frecuencia de este auricular.

En cuanto al embalaje tenemos más y mejor. Mejor tipografía y sí, aun más accesorios para dar una de las experiencias “unboxings” más completas y entretenidas al usuario final. La mía la he plasmado en este vídeo en el canal de Youtube de la web, al que por supuesto os anima a suscribiros si aun no lo habéis hecho:

Entre los accesorios a mayores que encontramos con respecto a la anterior versión de estos DUNU, tenemos un “bass ring” que sirve para incrementar la respuesta en la zona del subgrave, ya que tapa el puerto del grave, un protector de goma para la parte trasera de las cápsulas y diversas almohadillas de la marca Comply compatibles con el DN2000-J. Todo lo demás, incluyendo los anillos para incrementar la separación, las guías…es idéntico a lo que venía incluido con los primeros DN2000, que por otro lado no es poco.

Debido a la abundancia de accesorios que también repercuten en el resultado sonoro final es recomendable pasarse el tiempo necesario probando distintas combinaciones, para así encontrar la que más se adapta a nuestros gustos. Los cambios en los extremos, grave y agudos son los más evidentes dependiendo del tipo de almohadilla utlizada y si se usa o no, el “bass ring”.

Una de las mejoras introducidas se encuentran en la maya metálica del filtro, con una apariencia y calidad mucho más duraderas. A su vez en el canal se ha realizado unas marcas circulares que facilitan la fijación de los distintos anillos para aumentar la distancia al canal auditivo. La funda rígida de metal, sigue siendo tan buena y útil como antes.

La comodidad por tanto se ve favorecida por el factor del menor tamaño de las cápsulas y diámetro del canal. Ya con las tips de silicona medianas con las que viene de serie se obtiene un fit muy óptimo, pero en mi caso las Comply T500 fueron el santo grial de la comodidad y ajuste, lo que permite largas sesiones sin molestia alguna, si bien requiere un poco más de paciencia en su colocación y unos segundos de espera hasta que la espuma de las Comply se expanda y haga su correcta función de sellado.

Sonido

Empecemos con una frase clara, los DN2000-J son objetiva y subjetivamente mejores que sus antecesores, por el margen suficiente para que el “upgrade” merezca la pena.

A pesar de que en apariencia no disten mucho, este nuevo lanzamiento de DUNU es un buen paso adelante, que promete y mucho también con respecto a lo que está por llegar, ya que el listón está muy alto.

La combinación del nuevo driver dinámico junto con el rediseñado reparto de frecuencias entre el dual driver TWFK (distinto al del DN-2000), provocan que estemos ante algo más que un lavado de cara, la respuesta no solo es distinta, es mejor.

Si bien no son de exactamente igual perfil, su respuesta hasta la zona media-alta podríamos decir que es bastante similar. Con las tips de silicona de serie los DN-2000J tienen una caída más rápida en la zona del subgrave que el modelo anterior, lo que aporta una sensación de un grave más rápido y preciso en cuanto a pegada, con una menor duración en el tiempo. Ahora bien basta con ponerle el “bass ring” para tapar el puerto del grave, y la respuesta en el subgrave se ve incrementada notablemente. Los DUNU DN-2000J tienen una respuesta admirable en este apartado, difícil de igualar incluso por IEM de más precio.

Aunque en términos generales de balance tonal y tímbrica ambos contengan en mismo ADN, el nuevo modelo es más rápido, enérgico y detallado, muy detallado. Con un medio-grave menos acentuado es más fácil distinguir y captar los distintos detalles y matices, así como los rasgueos de guitarra y notas más graves en un contrabajo. Se parte desde un grave más enfatizado y un sonido más cálido para dar paso a una respuesta más natural y progresiva, con un nivel de precisión que también es más alto en el DN-2000J, algo que se presenta como un reto hablando de un diseño híbrido de este tipo, donde hay que jugar con el resultado final, afinando el “mix” que proporcionan drivers de distinto tipo de tecnología.

Y es que la “J” final en un momento fue puesta para hacer referencia al mercado Japonés, país afortunado en el que solo se iban a comercializar en primera instancia. La cultura oriental dista bastante de la occidental, y esto afecta también a los gustos en cuanto a perfil sonoro se refiere. Por esas zonas el sonido neutro con una zona aguda algo pronunciada es el mejor bienvenido y apreciado por los consumidores nipones y de Asia en general. El logo “high resolution audio” del que disponen los DN-2000J son aparte una carta de presentación muy valorada en esas tierras, y que cada vez está más de moda. Personalmente creo que el logo que atiende más a cuestiones de márketing (iniciadas por Sony) pero esto no quita que los DN-2000J sean capaces de reproducir frecuencias que es muy probable no seamos capaces de oír.

Las voces y toda la zona media van un paso más allá. Son ahora ligeramente más presentes, corrigiendo el cierto deje nasal que podían tener a veces en los DN-2000, gracias a unos medios-altos más acentuados, parte clave en cuanto a transmitir una sensación de mayor detalle, rapidez y espacialidad en un auricular.

Si tus gustos están en el lado cálido y dulce puede que en ciertas partes los notes algo subidos de más, y aunque nunca llegan a molestar esto va implícito en el nuevo perfil y es algo intencionado por parte de DUNU. Afortunadamente y aprovechando la multitud de accesorios que tienen estos auriculares hay dos aliados claves que logran disminuir el énfasis en los 5 y 7KHz respectivamente; estos son el anillo de separación plateado y las queridas Comply T-500. En general este tipo de almohadillas endulzan y suavizan la respuesta del auricular, haciendo que la transición entre los medios y los agudos sea más progresiva, consiguiendo limar los pequeños picos en la respuesta.

Por otra parte muchos preferirán el extra de chispa y energía que aporta este tipo de respuesta, volviéndose un auricular que no solo resulta resolutivo, también es divertido y excitante de escuchar, aunque no llegue al nivel de refinamiento y perfecta linealidad que tienen los Noble 6.

Este tipo de perfil choca con los Aurisonics ASG-2.5 otro IEM universal de mayor precio pero con un concepto de diseño dinámico + 2 drivers BA muy similar; en contra de los DUNU los Aurisonics resultan mucho más cálidos y lentos en transiciones, con una caída más anticipada en el agudo; pero a cambio resultan más permisivos con malas grabaciones.

Al igual que en los DN-2000 los “J” siguen teniendo un perfil en “U”. Unos medio-altos más claros y presentes no son suficientes para que podamos llamarlos “mid-centric”. Puede que para los más fans de los primeros DN-2000 la menor acentuación y presencia del medio-grave en este último modelo provoque una cierta pérdida de cuerpo en las voces, sobre todo masculinas. Y es cierto que han disminuido en peso, en favor de una mayor resolución y detalle, es un peaje casi obligado y algo que los usuarios deben tener en cuenta ya que se encontrarán con un perfil más brillante.

Percusiones y guitarras son representadas con una tímbrica excelente, sobre todo las primeras donde los DN-2000J consiguen unos niveles de realismo y de pegada casi física, a los que pocos IEM multidriver BA pueden llegar. Los Noble 6 que recientemente he analizado logran superar ampliamente a los DUNU en todos los apartados, pero también estamos hablando de un modelo que casi triplica el precio; así que el ratio rendimiento-precio del modelo asiático es poco menos que admirable, con el que muchos estarán más que satisfechos.

Es en los instrumentos de viento donde quizás los DUNU no tengan su punto fuerte, y pueden llegar a sonar algo finos y con un timbre metálico. Pero por el resto han cumplido mis expectativas, que dado el buen nivel alcanzado por su antecesor no eran nada bajas.

Amplificación

Con una impedancia que apenas logra llegar a los  8 Ohm de media los DN-2000J son junto con los Shure SE846 de los IEM más exigentes con la fuente en cuanto a demanda de corriente, para alcanzar una respuesta adecuada y para la que fueron diseñados.

No sólo una impedancia de salida lo más cercana a cero es requerida, aparte nuestra fuente debe hacer frente a los cambios de impedancia, que varía según la frecuencia, y mandar una señal de corriente lo suficientemente potente como para suplir las necesidades del auricular en todo momento, con suficiente reserva para dicha variabilidad de la impedancia. Es por ello que quizás los DN-2000J no son el IEM ideal para enchufar a cualquier fuente o smartphone que carezca de unos estándares de calidad mínimos. Por suerte cada vez son más y mejores los DAP disponibles en el mercado, que cumplen estos requisitos necesarios.

Conclusiones

DUNU sigue subiendo el listón, despejando las dudas ante incluso los más escépticos. Los DN-2000J son unos universales que rinden a un nivel sorprendentemente alto, incluso por el precio, y tras haberlos probado en profundidad una compra que recomendaría con los ojos cerrados. Detallados, con pegada y una respuesta en grave asombrosa para un IEM. Aun costando 100 euros más seguirían siendo una buena compra, y esto dice mucho de ellos.

Pocos son los detalles mejorables en este modelo, aparte del cable no reemplazable, y no puedo estar más impaciente ante la llegada de los nuevos lanzamientos.

Agradecimientos especiales a DUNU, por hacer posible esta review.

Un saludo y hasta la próxima review, más pronto que tarde,

Yago.

Comparte:
Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...