Puntuaciones

Sonido 80Ptos
Diseño y construcción 84Ptos
Ajuste e insonorización 80Ptos
Precio-calidad 88Ptos
TOTAL 83Ptos

Si os nombro a ikko, seguro que no os suena. Sobre todo porque es una marca de reciente aparición. Desde Asia y jugando con un precio muy razonable tienen como único producto en su gama estos OH1, unos iems híbridos de 1 driver DD + 1 BA que además cuentan con una más que peculiar apariencia de sus cápsulas. ¿Os recuerdan a una especie de meteorito esculpido quizás?

125€ al cambio por un iem con buenas calidades y especificaciones sobre el papel, que a continuación trataré de desgranar un poco.

El «unboxing» y presentación

Nada especial pero nada que se eche en falta tampoco. La presentación y el «packaging» de estos OH1 es sencillo, simple y efectivo. Me gusta el cierto toque que le da la pegatina con el dibujo de las cápsulas, como si saliera del departamento de diseño, pero por el resto se nota que quieren dejar el papel principal a lo de dentro, que es lo que realmente vende.

Debo puntualizar que la versión que estoy analizando ya viene con el cable revisado. Había una primera, de la que no estoy seguro cuántas unidades llegaron al mercado, pero que padecía de un entrelazado de los cables bastante endeble a partir de la división del y-splitter, cosa que fue solucionada completamente con este nuevo cable, de apariencia bastante más robusta.

En el interior nos encontramos con 4 pares de tips, 3 de ellas dispuestas en un acertado expositor plástico. A la que acompañan obviamente el mencionado cable acabado en conectores 2 pin, y una pequeña funda de símil terciopelo; práctica sí, pero que no es la mejor para proteger a los iems de una caída desde un bolsillo contra el suelo.

Como es de costumbre os dejo de nuevo el vídeo unboxing publicado hace unos días, para que podáis disfrutar en primera persona y desde cero de la experiencia.

Suscríbete al canal de Youtube de Oldnewsound para estar al tanto de las novedades.

El diseño

Hacer una forma así de ergonómica con unas cápsulas de metal no es tarea sencilla. De hecho tampoco lo es mantener el peso en sólo 6g.

Los ikko entran por el ojo con su apariencia y formas llamativas, con un «faceplate» que parece una recreación de la superficie lunar, con sus cráteres.  Las formas de la parte que va en contacto con la concha son muy al estilo custom, estudiadas para que no exista protuberancia alguna que provoque molestias, y fruto del estudio de simulación, tal y como hacía ya InEar con los Stage Diver.

El material que conforma estas cápsulas es aluminio, de grado aeronáutico según declara la marca. En esta franja de precios destaca y mucho por su sensación de calidad, frente a otros modelos que tiran de plástico. Sin mirar la etiqueta pasarían por un producto más premium, un gran punto positivo para ikko.

La construcción en dos piezas de las cápsulas es bastante evidente, si bien las juntas también están trabajadas y no se observan aristas que no estén redondeadas, para beneficiar a la comodidad. Y es que estos OH1 son más que cómodos, comodísimos. Podréis llevarlos durante horas y horas, sin sufrir molestia alguna. En este aspecto también aporta bastante su ligereza.

Es un buen detalle el que los conectores 2 pin hagan un juego casi perfecto de color con las cápsulas al igual que el «y-splitter». A lo que por cierto debo añadir que probablemente son los iems con cable más fácilmente intercambiable que he probado, con un receptor hembra 2 pin que sobresale bastante de las cápsulas y recibe con mucha suavidad la conexión. Estéticamente os podrá gustar más o menos, muchos seguro que preferís que se disimule más con el resto del diseño, pero particularmente no tengo problema en ello, más sabiendo que hay posibilidades de juego de cables.

Las suavizadas formas de la cara interna en las cápsulas facilita no sólo una colocación perfecta, también una alta comodidad. Probablemente de los iems metálicos más cómodos que haya probado hasta hoy.

No obstante tanto por diseño como por su boquilla relativamente ancha hacen que no sea un iem de inserción profunda, más bien la categorizaría como media. En consecuencia a esto no ofrecerá la insonorización del exterior tan extrema como tenemos con otros modelos de cánula más fina, y que se insertan de manera más profunda. Pero dando con la tip adecuada el nivel de aislamiento satisfaría a la gran mayoría de vosotros.

Como decía unas líneas más arriba los 6g de peso por cápsula sorprenden y hace que casi ni se sientan una vez colocados.

Especificaciones

-Sensibilidad: 106 dB/mW
-Respuesta en frecuencia : 20 Hz -40 kHz
-Impedancia: 18 ohms
-Drivers: Balanced armature (Knowles 33518) + driver dinámico 10mm.

Sonido

Los OH1 están afinados sobre un perfil muy seguro, relativamente neutro, con un gran nivel de detalle teniendo en cuenta su configuración, y un grave nada invasivo que se hace notar cuando es necesario.

Sorprende una respuesta lineal desde la parte baja, hacia los 40-50Hz, en la que no se marcan en exceso, pero sí están presentes y se reproducen de manera «compacta» y precisa. Una extensión de grave más que buena teniendo en cuenta su configuración de «sólo» 1BA + 1DD; presentando características más propias de la primera tecnología que de la segunda, debido a que se centra más en el control que en la pegada, con un rápido decay que no se mantiene demasiado en el tiempo.

Las cualidades del driver dinámico no se dejan notar tanto en el grave, más bien en la zona media, donde nos encontramos con una presencia y proyección vocal excelente, aunque algo carente de peso en la transición con los medios-graves. Sobre todo en una comparación algo injusta, por la ligera diferencia de precio, pero necesaria con los Oriolus Finschi recientemente analizados en al web.

Los medios son por tanto la parte estrella de estos iems, de tonalidad muy creíble y transparencia de sobresaliente en esta franja de precios, es capaz de sacar ventaja contra otros modelos que sólo tiran de la configuración con un único driver dinámico. El empaste de ambas tecnologías es a su vez perfecto en estos ikko OH1, dando la sensación de que no existen zonas apreciables de saltos o «desemparejamiento» entre ambos drivers.

Las voces suenan con detalle y la delicadeza necesaria, pero debido a la falta de peso en el medio-grave quizás se eche en falta más cuerpo con las masculinas. Por el contrario el papel con voces femeninas es intachable para el precio de este iem, al que encuentro como esa opción perfecta de primer iem de calidad, para un usuario que parta de todos los genéricos que nos pueden venir con nuestros smartphones o tablets.

La escucha es muy fluida en todo el rango de frecuencias, con un tuning nada arisco, que permite largas escuchas.

Con un ligero énfasis, pensado y más que acertado hacia los 4khz, los agudos parecen sonar más detallados quizás de lo que realmente son. Esta es la parte donde quizás menos me convenza, ya que es donde encuentro un punto de menos claridad y precisión, comparándolos con los medios y graves.

En temas de referencia, y que siempre uso para pruebas, se muestra algo de grano en la parte alta. No es nada exagerado, pero está ahí. Por otra parte y teniendo en cuenta lo impecable del resto del conjunto para los 125€ que cuestan, no se les puede achacar nada. De la manera que hablo ya es hilando fino, y comparándolo con otros modelos muy buenos de hasta 200€.

La escena es superior a la de cualquier otro modelo de doble BA que haya probado, e incluso a algunos triple BA consagrados de no hace muchos años. De notable amplitud y suficiente profundidad acompaña muy bien al perfil, que tira a ligero. Así que nunca os encontraréis con la sensación de «encapotamiento» de la que pecan otros modelos de la competencia en este precio. Gran punto para estos ikko.

Algunas comparativas

vs. iBasso IT01 (1ª versión, no «s»)

Los iBasso IT01 aún forman parte de mi recomendación diaria, cuando muchos me hacéis consultas por privado. Son un gran ejemplo de apuesta segura en la franja de los 100€. Por 25€ más los ikko claramente tienen una construcción mejor, o al menos más exclusiva tanto por elección del aluminio como por la originalidad de sus cápsulas. El cable es superior en los iBasso. En cuanto a sonido la principal ventaja de la configuración híbrido de los OH1 es que tienden a sonar más holgados y menos «saturados» cuando se les exige mucho, sobre todo con clásica. El nivel de claridad está un punto por encima, así como la de precisión en medios. Pero en los extremos, sobre todo en agudos, me seguiría quedando con los IT01.

Si priorizáis la construcción los ikko son mejor elección, pero por sonido no veo las cosas tan claras.

vs. Oriolus Finschi

Sin discusión una de las sorpresas más gratas que me he llevado últimamente. Los Oriolus llevan una configuración muy similar, con un 1DD + 1BA, y resultan mejores en todo, salvo en claridad vocal, donde los OH1 siguen estando ligeramente por encima.

El sonido de ambos es bastante distinto. Mientras que en los Finschi nos encontramos con un sonido de mucho más cuerpo y peso, a su lado los OH1 suenan mucho más finos y ligeros. La pegada del dinámico en los Oriolus es superior, y se hace notar más. Es un iem que suena más grande, con más potencia y autoridad, y en general convence más en todos los sentidos. Con una diferencia de precio más que justificada.

Conclusiones

Si estáis en busca de un primer iem de calidad, o simplemente no queréis pasar la barrera de los 150€ como presupuesto, los ikko OH1 ofrecen todo lo que deberían y más por su precio.

Un diseño que sin duda llama la atención allá por donde pase, acompañado de un perfil equilibrado y natural, que hará las delicias de cualquier usuario medio, sin más preocupaciones por la elección de fuente, porque además son sencillos de mover directamente desde vuestro smartphone.

Todo un logro para tratarse del primer modelo de esta compañía, y que desde luego hacen que tenga altas expectativas por su siguiente lanzamiento.

*Equipo utilizado para la valoración: xDuoo XP-2, Burson Playmate, iFi xDSD, A&Futura SE100.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...