Puntuaciones

Sonido 89Ptos
Diseño y construcción 85Ptos
Ajuste e insonorización 89Ptos
Precio-calidad 96Ptos
TOTAL 90Ptos

En Japón como en toda Asia en general hay una gran tradición y pasión por el audio personal. Son muchas las compañías punteras del país del sol naciente, pero lamentablemente no todas llegan a darse a conocer en tierras europeas.

Oriolus es ya una marca conocida por esta web, hace unos años que analicé el que en su momento era el iem tope de gama, los MK2. Ahora este puesto de «flagship» queda reemplazado por los Mellianus, que llevan nada más y nada menos que 10 drivers BA en cada cápsula.

Los Finschi, protagonistas de la review de hoy, pertenecen a una gama mucho más asequible, y se sitúa como el modelo más barato de Oriolus. Un modelo de entrada más que interesante con arquitectura híbrida, tan de moda últimamente.

Os los podéis comprar en Xtenik, a un precio tan apetecible como 185$ (unos 160 euros al cambio):

https://www.xtenik.com/product/oriolus-finschi-hybrid-headphone/

El «unboxing» y presentación

No es tan habitual ver un empaque de este calibre en un iem que no llega a 200 euros, los Oriolus no podrían venir más completos, y sonrojan a iems que triplican su precio en su manera de presentarse.

Desde los gráficos de la caja exterior hasta la práctica funda rígida plana, muy similar a las Otterbox, y que se distingue por un perfil mucho más plano que la típica Pelican 1010, algo que facilita llevarlos en el bolsillo de una chaqueta perfectamente protegidos dentro de esta carcasa.

El detalle del sujeta-cables en piel vuelta es reflejo del cuidado y cierto minimalismo japonés puesto en estos Finschi. A poco que os guste la cultura japonesa también sabréis que tienen una gran pasión por el mundo de las pieles y maderas de alta calidad.

El conjunto se suple con una notable variedad de tips, todas de buena calidad.

Os animo a visualizar el vídeo unboxing publicado en el canal, algo que plasma mejor lo que os podréis encontrar que mis palabras si cabe.

Suscríbete al canal de Youtube de Oldnewsound para estar al tanto de las novedades.

El diseño

Poniendo cara a cara los Finschi contra los MK2 se hace una tarea complicada el distinguirlos, son prácticamente iguales tanto por formas como por elección de acabado negro, con los justos toques dorados para que no caiga en los ostentoso.

Me atrevería a decir que las formas están incluso más trabajadas en este nuevo modelo de entrada desde un punto de vista de ergonomía. Con una sección de apoyo en la concha de la oreja algo más pronunciada, para asegurar el ajuste.

Esto se traslada a que resulten unos iems espectacularmente cómodos, y que además ofrecen un gran nivel de aislamiento.

El material de las cápsulas en sí es resina plástica, pero tiene un acabado con bastante clase. Se dejan entrever ligeramente los componentes internos, gracias a la terminación semi-translúcida. En persona ganan enteros y debo decir que las letras doradas les dan un toque distintivo y bastante premium.

Entre los puntos que llaman la atención es la existencia de un puerto de graves, tal y como ocurría en los MK2, lo que ayuda a controlar las resonancias en el interior de las cápsulas, al moverse el driver dinámico de 10mm, aliviando la presión interna por así decirlo de forma resumida.

Sin llegar a ser tan tipo custom como la serie Stage Diver SDX, los Finschi toman unas formas parecidas, algo que facilita mucho su colocación y comodidad.

Dudo mucho que alguien tenga problemas de ajuste con estos iems, en este apartado cumplen con creces, tanto que los pondría como referencia en la gama de precios en la que se mueven. Se pueden llevar durante horas y horas, sin apenas sentirlos.

El aislamiento es muy bueno, no tengáis reparos por el puerto de graves ya que en mis pruebas no he notado que interfiera en la insonorización. Se encuentra parcialmente tapado por una serie de filtros, que impiden que el sonido de fuera se cuele de alguna manera.

Destacaría la solidez de los conectores en general, tanto los 2 pin como el jack acodado a 90º de 3,5mm. La apariencia es probable que no sea tan llamativa como el cable de unos iBasso IT01, pero en nivel de calidad está por lo menos a la par, e incluso me atrevería a decir que el jack se nota mejor construido. Punto importante ya que es una de las partes que más sufren de un iem.

Especificaciones
  • Driver: Knowles balanced armature + driver dinámico de 10mm
  • Sensibilidad: 112db
  • Impedancia: 18Ω
  • Respuesta en frecuencia: 10Hz-40KHz
  • Conector: 2pin 0.78mm
  • Longitud cable: 120cm

Sonido

Trayendo una estética muy similar a sus hermanos mayores, los mK2, el sonido también refleja estos parecidos estéticos. Y es que el perfil de base sigue la misma senda que se caracteriza por la suavidad, cierto punto de calidez y en general a lo que podemos llamar musicalidad.

Leyendo el este primer párrafo y considerando unos gustos por el sonido ultra-detallado con un extremos agudo presente, no es difícil pensar que estos Finschi no os van a dar lo que buscáis. Su planteamiento es distinto, pero muy acertado.

En un principio mi intención era analizar el Forsteni, que viene a ser el siguiente modelo de Oriolus en la gama, con 2 driver BA en lugar de uno, más el dinámico. Pero Steven de Xtenik, tienda online que hace posible esta review, me recomendó encarecidamente los Finschi, por su facilidad de encontrar pareja para moverlos.

Y nada más lejos de la realidad pude comprobar durante mis pruebas que estos Oriolus son tremendamente agradecidos sea cual sea la fuente a la que están conectados, es decir, su rendimiento permanece constante e invariable.

Muchos de vosotros me consultáis por privado qué reproductor casaría bien con «X» iem, o cuál sería el más apropiado. Pues me gustaría reportaros que con los Finschi esto apenas tiene importancia. Son muy fáciles de mover y se muestran libres de «hiss», incluso conectándolos a fuentes donde otros modelos híbridos de la competencia presentan este problema de manera clara.

Los mk2 tenían un grave muy profundo, típico de driver dinámico, el cual se encargaba de abordar esta gama de frecuencias. Los Finschi mantienen un nivel de profundidad más que bueno, sin llegar al punto de los mk2, pero sin duda superior al que puede ofrecer por ejemplo un iBasso IT01.

Su pegada cae hacia el lado equilibrado, y no resulta tan seca como en otros modelos dinámicos, extendiéndose un poco más tanto en el tiempo como en su interacción con los medios, algo que ayuda a dotar de un gran cuerpo a las voces. No obstante no se llega a mostrar lento o perezoso cuando la canción lo exige. Guarda un buen equilibrio y me es complicado pensar en otro modelo de la competencia, teniendo en cuenta la barrera de los 200 euros, que sea tan satisfactorio como este en el apartado del grave.

Los medios son el plato principal de los Finschi. La naturalidad y credibilidad de lo que está sonando es algo que valoro mucho; en parte porque debido a mi trabajo suelo encontrame a menudo rodeado de música en directo, y esto te hace ser más crítico en este apartado.

Por lo tanto es una gran noticia saber que un iem de entrada puede llegar a resultar tan creíble en cuanto a timbre de voces e instrumentos. Sin llegar a lo que os pueden ofrecen los iems de referencia del mercado debo deciros que han superado mis expectativas, con un sonido dulce, algo edulcorado pero con un gran balance tonal.

El plano en el que están situados los medios es bastante cercano, a lo que podría denominar un iem con una escena algo íntima, pero con más amplitud que profundidad. Sorprendentemente caso contrario a los mk2, con los cuales era justo al revés.

El nivel de claridad, peso y proyección de las voces es fantástico en esta gama de precios. Suponiendo un buen paso adelante respecto a esos inear que están como referencia sobre los 100 euros. Léase iBasso IT01 o Oriveti Basic.

La respuesta en agudos está muy bien pensada. Tienen el énfasis correcto en el medio-agudo como para hacernos sentir más aire en el sonido. La parte final está notablemente «redondeada» con una caída muy agradable que mantiene al lado las estridencias, pero al mismo tiempo no «encapota» el sonido como ocurre con otros modelos.

En líneas generales las capacidades técnicas y de posicionamiento en escena de estos Finschi están por encima de su precio, y es de esos modelos casi obligados de probar antes de dar el salto por encima de los 300 o 400 euros, ya que puede que para muchos este rendimiento ya sea más que suficiente.

La coherencia además es muy satisfactoria, y resulta creíble la manera en la que coloca y muestra los diferentes instrumentos y voces en el espacio.

Conclusiones

Sorpresas como estas que exceden tus expectativas es un gusto recibirlas. Los Finschi son sin duda un modelo estrella en la franja de los 150 hasta los 250 euros. No están muy lejos de los Oriveti New Primacy, que tanto éxito tuvieron. Suponen un salto más que justificado con respecto a esos modelos ya asentados de la franja de los 100 euros.

Teniendo en cuenta esto y el «packaging» general Oriolus se ha lucido, con un iem apto para cualquier tipo de usuario, siempre que no busque ninguno de los extremos, «basshead» o «treble-head».

Son una apuesta segura, y que estarán desde luego presentes en mis recomendaciones diarias para alguien que busque un iem que cumple con nota en todos los apartados, sin que supere los 200 euros. Bravo por Oriolus.

*Equipo utilizado para la valoración: xDuoo XP-2, Burson Playmate, iFi xDSD.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...