Puntuaciones

Sonido 95Ptos
Diseño y construcción 90Ptos
Ajuste e insonorización 83Ptos
Precio-calidad 85Ptos
TOTAL 88Ptos

Cupón descuento 30%

OLDNEWSOUND

*Aplicar durante el “checkout” casilla “discount code”.

*Válido durante 2 semanas a partir de la fecha de publicación de esta review.

Los R1 de IMR Acoustics, agitaron el mercado de los iems, y supusieron un verdadero trampolín para que esta marca se expandiera entre el mundo audiófilo del audio portátil. Sobre todo por sus generosos descuentos en las unidades “B-stock”, ayudado también por el cupón especial para los seguidores de Oldnewsound que os pude traer.

Los Zenith que hoy os traigo, son nada más y nada menos que una lógica evolución y mejora de los R1, con todo lo bueno que ya tenía el anterior modelo pero ahora con una vuelta de tuerca.

R1 ZENITH

El PVP oficial sigue manteniéndose en las 500 libras (unos 580 euros al cambio), y como no podía ser de otra manera hablé con Bob, dueño de la compañía, para traeros en forma de cupón, un descuento del 30% que será válido durante 2 semanas (ver columna de la izquierda destacada).

El “unboxing” y presentación

El “packaging” de los nuevos Zenith sigue mucho las líneas de los R1, aquí no hay sorpresas. IMR sigue optando por una caja bastante discreta y sobria, con un buen número de accesorios eso sí. Entre los que destacaría los nuevos cables revisados y mejorados, tanto con terminación de 3,5mm como el modelo balanceado con jack de 2,5mm, perfecto para vuestros DAP con este tipo de salida.

Una de las quejas más extendidas, la cual también señalé en mi review de los R1, era que los cables resultaban algo toscos, y faltos de maleabilidad. Me alegra reportar que en los Zenith este tema se subsana casi en su totalidad, y si bien no es el mejor cable que me he encontrado en un iem de gama media/alta, no tendréis problema ninguno con ellos, ya que cumplen muy bien su función y los conectores metálicos transmiten una buena sensación de durabilidad.

Por si alguno de vosotros os lo habéis perdido, os dejo por aquí el unboxing realizado hace algunas semanas, para que podáis ver todo en detalle.

Suscríbete al canal de Youtube de Oldnewsound para estar al tanto de las novedades.

El diseño

Los Zenith dejan paso a un diseño más maduro, pero de formas muy similares. Si no encontrabais del todo cómodos los R1, lamento comunicaros que no creo que cambien mucho las sensaciones con el nuevo modelo. Hay más cambios en la parte exterior de las cápsulas, que en la interior (la que está en contact con la concha de la oreja). Así que a efectos prácticos el ajuste ha mejorado poco. Si bien en mi caso y escogiendo bien las tips adecuadas, consigo un aislamiento y comodidad más que aceptables.

La rosca para abrir y cerrar el reciento acústico es ahora bastante más fina y tiende a sobresalir más, es innegable el tremendo parecido con los modelos de Acoustune. El funcionamiento de esta rosca es ahora más preciso, y no tiene el cierto juego que presentaba en los R1.

El baño cromado también se nota de mucha mejor calidad, está más cuidado y bajo lupa las superficies resultan bastante más uniformes. Uno de los principales motivos por los que aparecieron tantas unidades “B-stock” de los R1, era precisamente el cromado, los defectos en el proceso no hacían posible venderlos como unidades nuevas al 100%. Con los Zenith se ha revisado en profundidad este proceso, y el número de descartes es muchísimo más bajo.

Uno de los aspectos extraños en los R1 era la orientación del conector 2pin, en posición horizontal, sin estar alineada con las cápsulas. En los Zenith Bob ha escuchado el “feedback” de la comunidad de usuarios y ha realizado los cambios pertinentes para colocarlo todo en una posición más natural, lo que mejora considerablemente la comodidad del cable cuando lo pasamos por encima de la oreja, sin que tienda a sobresalir hacia afuera. Tal y como ocurría con el primer modelo.

Como compañía relativamente pequeña, esta es una de las principales ventajas. Un contacto más estrecho con los clientes, que permite atender de manera más rápida y precisa ante las sugerencias y demandas.

En resumidas cuentas la apariencia y sensaciones de los Zenith están ahora perfectamente a la altura de lo que su precio refleja. Transmiten bastante lujo, y sus cápsulas metálicas se desmarcan de gran parte de la competencia, apoyadas por el toque de color que da la tuerca dorada.

Quisiera puntualizar que el cable que veis en las fotos no es el de serie de los Zenith. Los he estado utilizando con el Tri-Copper de Plussound, un punto de “sin sentido” teniendo en cuenta que cuesta casi lo mismo que estos iems, pero con el cual he notado una mejoría notable del rendimiento igualmente, con respecto al cable de serie. Como podéis intuir es otro de los puntos que ha cambiado, ahora es posible utilizar estos IMR con una variedad mucho más amplia de cables, debido a la ausencia de la protuberancia en el interior del socket 2 pin de las cápsulas.

Los filtros

Al igual que los R1, tenemos una amplia variedad de filtros para tunear el sonido a nuestro gusto, o incluso para ir variándolo según el género musical que vayamos a escuchar con los Zenith.

Si ya sois poseedores de los R1 o los habéis escuchado lamento deciros que el efecto de los filtros no es idéntico en los Zenith, por lo que tendréis que volver a valorar con cuál os quedáis.

Entre el negro, cobre, naranja, rosa y azul la decisión está complicada, y para estilos de música más comerciales me quedo con el de cobre, aconsejado por el propio Bob. Explicaré con más detalle el perfil que aportan los filtros en los Zenith unas líneas más adelante.

Especificaciones
  • Gen II 14mm driver featuring uprated Neodymium motors with beryllium diaphragm + Piezo Ceramic driver
  • Gen II IMR adjustable porting system
  • 5 Audio filters
  • 2 Pin detachable cable (3.5mm and 2.5mm balanced)
  • Impedance: 32 Ohm
  • Sensitivity: 108 +/- 3DB
  • Frequency response: 14 – 40000Hz
  • 24ct Gold plated 3.5mm Jack
  • 1.4M length OFC cable

Sonido

Es muy evidente que los Zenith parten de los R1. No obstante la evolución en casi todos los aspectos resulta muy clara también.

En su momento los R1 irrumpieron en el mercado con fuerza, ensalzando las cualidades de lo que puede ser un buen iem con driver dinámico. Su sonido con rápidas transiciones, excelente claridad y unos contrastes propios de algunos orejeros más bien, hizo que se convirtieran en la elección de muchos usuarios, escogiéndolos incluso por encima de iems de más precio.

Por suerte estos nuevos Zenith no pierden para nada la esencia de los R1, y esa mejora en el plano constructivo se traslada también al apartado sonoro.

Centraré mis impresiones generales con la utilización del filtro rosa, que bajo mi criterio es el que guarda mejor equilibrio, sin quedarse demasiado plano, tal y como ocurre con el filtro azul.

 El grave es igual de preciso, de pegada muy rápida y más información en el subgrave de la que nos aportaban los R1. No obstante da la sensación de que pierde ligeramente esa contundencia que te hacía casi temblar las muelas, con una pegada algo más comedida, que por otro lado no echo en falta ya que no me considero un “basshead”.

El punto de mejora principal está en los medios. Los R1 eran la clara representación de una auricular en “V”, que sacrificaba la posición adelantada de las voces en el plano sonoro, para resultar más rápido y con una sensación de mayor escena y “aire”. Los Zenith ganan en realismo y presencia con las voces, de manera muy clara. Haciendo que aumente su versatilidad en este aspecto sin ensalzar tanto la parte instrumental y de acompañamiento como hacían los R1.

Ahora optan por un planteamiento distinto, con un peso más considerable de los medios, que mejora la imagen central, que aparecía algo difusa en los R1.

Permiten disfrutar en mayor medida las partes vocales, sobre todo de voces masculinas.

En cuanto a los agudos se muestran un poco más calmados y con mejor control. Se proyectan de manera menos “afilada”, algo que a muchos usarios les gustaba en los R1, porque daban esa sensación de extensión y un sonido resolutivo. A cambio estos Zenith no considero que tengan menos información en la parte más alta del espectro de frecuencias, pero sí la transmiten de una manera más controlada y refinada.

En consonancia con lo que describo va la escena. Al mejorar los medios mejora la sensación en la parte central de la escena, aquella por así decirlo que percibiríamos sentados en las filas centrales de un auditorio, sin estar muy alejados del escenario. Por aquí los Zenith ganan más realismo, ya que existe un mayor equilibrio entre altura, anchura y profundidad.

Por contra creo que no suenan tan amplios como lo hacían los R1, pero lo perdido es casi insignificante y el resto de mejoras compensan esto sobradamente.

En cuanto a timbre no son la referencia en su precio, y es uno de esos puntos en los cuales podrían mejorar un poco.

Los filtros de cobre a los que antes no encontraba casaran demasiado bien en los R1 con mis gustos, cambian las tornas cuando los empleo en los Zenith. Adecuados sobre todo para esos géneros que no tienen la grabación tan cuidada, o incluso música actual. Ofrecen un perfil más cálido y desenfadado, con un mayor peso de medio-grave y un agudo con la típica caída progresiva. 

Por eso puntualizaba más arriba que si tenías un filtro de referencia con los R1, puede que ya no lo sea en los Zenith, debido sobre todo a las ligeras diferencias de perfil entre ambos.

Conclusiones

Si los R1 supusieron una especie de revolución, los Zenith son la evolución de la misma. Un iem que mejora en casi todos los aspectos al anterior, con un sonido de mucha altura, capaz de ofrecer características propias de auriculares orejeros y una versatilidad total gracias a los cinco tipos de filtros.

El nivel de entusiasmo se ve no obstante un poco reducido porque realmente no hay una gran sorpresa, han mejorado un auricular que ya de por sí era muy bueno, puliendo aquellos aspectos más criticados quizás. Pero esto no les quita mérito.

Para quien no venga de los R1 y ni siquiera los haya probado, estos Zenith son una de las apuestas más claras en el rango de iems por debajo de los 1000 euros.

No puedo estar más expectante ante los nuevos modelos de IMR que están por llegar…

 

Gracias a todos y hasta la próxima review, más pronto que tarde.

*Equipo utilizado para la valoración: Astell&Kern SE100, Burson Playmate, iFi xDSD.

Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...