Hace tiempo que Mr. Speakers se ha consolidad como uno de esos pequeños fabricantes que llegan a hacer grandes cosas. Actualmente destaca por sus innovación y sus modelos de auriculares compiten de tú a tú con los de las marcas ya más consolidadas a lo largo de los años.

Desde América para el mundo, hoy analizo los nuevos Mr. Speakers AEON Flow en su versión abierta, tras el éxito rotundo de los cerrados.

Inteligente movimiento el de Dan, con un planar bonito, cómodo y fácil de mover, que pone las cosas muy complicadas a todo auricular abierto por debajo de los 1000 euros. ¿Serán estos la mejor elección?

https://www.mrspeakers.com/headphones-14/aeon.html

Diseño y construcción

Ya a primera vista se puede apreciar el cuidado por la ergonomía en estos auriculares y también el innegable parecido con sus hermanos mayores, los Ether. De ellos toma el mismo sistema de la diadema, con el empleo del metal Nitinol, ultraligero y con una gran maleabilidad y efecto memoria. El sistema de suspensión sigue a cargo de un simple trozo de piel, simple, cómodo y sobre todo muy efectivo, algo que otras marcas como AKG ya utilizó hace años en su famoso K701.

En general y a pesar del salto en la reducción de precio los AEON Flow lucen igual de bien que los Ether, ya que los contornos plásticos de las cápsulas están recubiertos de una pintura metalizada que les aporta un look más exclusivo, y hacen que no parezcan ni plástico. No se puede aplicar de igual manera en sus correspondientes versiones cerradas, en donde las copas de fibra de carbono de los Ether C, analizados aquí hace ya algún tiempo, me siguen pareciendo casi una obra maestra y ahí sí que se marcan un poco las distancias, sobre todo para aquellos que os pierda este tipo de materiales.

Las formas cambian las líneas redondas por unas curiosas copas en forma de pétalo, que hasta ahora no había visto en ningún auricular. Estas están diseñadas de manera intencionada para  replicar un poco las formas de la oreja y conseguir un mejor ajuste inferior, justo donde el lóbulo se encuentra con la esquina de la mandíbula, punto crítico donde hay muchos otros modelos de la competencia que no consiguen un buen ajuste.

Gracias a este particular diseño los AEON Flow Open son uno de los auriculares con mejor ajuste que he probado. Me resultan incluso más cómodos que los Ether, y sus menor volumen de las copas hace que no te sientas tan extraño una vez los llevas puestos; digamos que son más discretos también.

En cuanto a accesorios no vamos a echar nada en falta, de hecho la funda rígida es muy similar a la de los Ether, manteniendo esa apariencia un poco de “huevo alien”, pero que resulta práctica y además es de muy buena calidad. Algo de lo que otros fabricantes podrían tomar nota. El único pero que le encuentro es que cada vez que se guardan es obligado retirar el cable, y esta operación ya no es tan práctica.

Las sensaciones de los AEON Flow Open en la mano son las de un auténtico gama alta, poniéndolos al lado de unos Audeze LCD-2 hacen parecer un diseño mucho más arcaico a estos últimos, dando una clara ventaja a los AEON contra este rival directo.

La piel de las almohadillas es sintética, pero luce espectacularmente bien y tiene un tacto agradable, ciertamente no es tan amigable con el sudor como una microfibras y al cabo de un par de horas es normal que nos den un poco de calor, pero nada que impida llevarlos con comodidad durante largos períodos de escucha. Aparte de esto la profundidad es muy generosa, y esto es algo que me gusta, ya que en ningún momento nuestras orejas tocarán con las rejillas del driver. El relleno de las almohadillas tiene efecto memoria, y se adapta al contorno de nuestra cabeza cual sillón anatómico a nuestra espalda en una tarde de domingo relajada.

Una de las particularidades de este auricular es el diafragma del driver, con estructura rectangular que comparte casi al 100% con los AEON cerrados. Ambos con la tecnología patentada “TrueFlow” que presta especial cuidado a la manera con la que el aire es movido y expulsado a través de los imanes debido al movimiento de la fina lámina planar.

Estos AEON Flow open como auriculares abiertos dejan escapar el sonido, pero debido a su tela de filtro final, justo antes de las bonitas rejillas de acero inoxidable formadas por un entramado hexagonal, no dejan salir tanto el sonido como unos Sennheiser HD800 digamos.

Otro apartado en los que las telas de filtraje tienen gran impacto es en el sonido, ya que de serie vienen instaladas con unas blancas, pero Mr.Speakers incluye distintos filtros para que simplemente coloquemos a nuestro gusto justo en el interior de las copas, haciendo de intermediario entre el driver y nuestras orejas. Básicamente estas telas de filtro afectan a las frecuencias agudas, y jugando un poco con ellas incluso superponiéndolas podremos matizar la respuesta de estos auriculares a nuestros gustos, o al tipo de música que estemos reproduciendo en ese momento.

Sonido

Los AEON Flow Open son ese auricular al que hace ya tiempo que estaba esperando. Como fan declarado de los Sennheiser HD600, a los cuales reconozco que aun echo de menos, siempre quise ver parte de ese sonido reflejado en algún planar, y el momento por fin ha llegado.

Quizás no sean tan neutros como los alemanes, pero dejando a un lado esto, en el resto de apartados es como una súper versión de los mismos. No obstante este es un auricular en el que se nota que han priorizado la escucha, o lo que es lo mismo el afino “a oído”.

En términos generales la respuesta de estos AEN Flow es suave, progresiva, neutra y muy fácil de escuchar durante horas y horas. Sí es innegable el énfasis del medio-grave, o la evidente caída de los agudos para limar cualquier aspereza, pero esto no importa cuando el resultado es tan coherente y apetecible.

Es un auricular bien edulcorado, sin excesos. Si alguna vez has deseado tener una pizca del grave de los Audeze LCD-2 en tus Sennheiser HD600/650 creo que este es un auricular que debería ser de los primeros en tu lista.

Con unos medios menos densos que los Audeze, y más transparentes que en los Focal Elear, los AEON realizan un papel formidable en la gama sub-1000 euros reproduciendo pistas vocales, además de contar con la rapidez innata de un diseño planarmagnético. No tienen el aire de unos auriculares tan abiertos como los HD800 de Sennheiser, pero a cambio el conjunto de filtros tanta exterior como del interior de las copas hacen que la sensación de profundidad y suavidad se vea incrementada, dando como resultado una escucha placentera y libre de fatiga.

En cuanto a nivel resolutivo se llevan por bastante mi reconocimiento frente a rivales como los Focal Elear, o los mismo Audeze LCD-2, frente a los cuales los AEON Flow suenan más transparentes y con un mejor nivel de claridad. Es como si carecieran de velo pese a tener esa suavidad y profundidad en su respuesta, un equilibrio complicado de conseguir.

En un sector donde hasta los audiófilos de pura cepa se dejan seducir por los DAP de altas prestaciones, estos Mr. Speakers AOEN Flow Open tienen mucho que decir, y es que probablemente sean de los abiertos que más he disfrutado directamente conectados a un reproductor, y no solo de altos vuelos como el Lotoo Paw Gold, ya que también rinden muy bien con otros más modestos como el ATC-Hifi HDA-DP10.

Así que si quieres un auricular abierto, con un gran sonido y solo para mover desde dispositivos a baterías, bien sea con un DAC/ampli portátil o un DAP deberías tener a estos AEON muy en cuenta.

Algo que sí que me ha sorprendido es que la mejora en el sonido conectándolos a un ampli estacionario no es tan grande como en los ETHER C, los cuales requerían bastante más potencia para rendir al 100% y no sonar tan finos y algo carentes de grave. Debo reconocer que a pesar de las diferencias de precio escogería a estos AEON Flow por encima de la gama ETHER, ya que ofrecen un rendimiento mucho más accesible desde cualquier fuente, y un perfil que particularmente me parece más acertado y fácil de gustar.

En resumidas cuentas este es un modelo de auricular en el que prima la musicalidad sobre la neutralidad, la suavidad sobre la precisión, hecho para disfrutar largas sesiones.

Conclusiones

Hacía ya bastantes meses que no cruzaba por mi puerta un orejero que me impactara de esta manera. Ocupado por un gran número de iems últimamente reconozco que había perdido un poco el hábito de escucha con los orejeros, pero estos Mr.Speakers AEON Flow han conseguido que no solo los escuche durante el tiempo de pruebas, también en mis ratos de escuchas por placer.

Con un precio de 699$ en USA y unos 899 euros para el mercado europeo creo que ofrecen un espléndido valor por el coste. Convirtiéndose en mi recomendación número uno de auricular abierto hasta los 1000 euros. Simplemente son así de buenos. La gama Ether tiene un rudo enemigo en casa…

Puntuaciones

Sonido 93 Ptos
Diseño y construcción 90 Ptos
Calidad-precio 94 Ptos
TOTAL 92 Ptos
Compartir:
Yago
Autor Yago
Lo reconozco, me encantan los auriculares...